www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
4436567
Para todos los públicos Atención Obras - Silvia Marsó, Los hermanos Forman, Núria Graham, Benjamín Prado y mucho más - ver ahora
Transcripción completa

Hay días en nuestra vida de los que,

sin esperarlo, tomamos decisiones que nos cambian

a todos para siempre. Y es que nos hacen ser quienes somos.

-Teatro sobre mujeres.

-Estos días puedes ver la obra de "Emilia".

Una mujer contracorriente.

-¿Qué haríamos sin Benjamín Prado?

Los ayuda a leer entre las novedades literarias.

-Son historias ambientadas en la Alemania nazi.

-Componía con su guitarra.

A los 17 sacó su primer disco.

A los 21 llega el segundo.

-Estuvimos con ella y su banda en el auditorio de Barcelona.

-La compañía teatral de los hijos del cineasta checo

se instala en las naves del matadero de Madrid.

-Se instala en un lejano oeste lleno de magia.

-Silvia Marsó en el plató

de "¡Atención obras!" para hablarnos de su musical

"24 horas en la vida de una mujer".

Lo produce ella sola lleva meses llenando salas por el país.

Bienvenida, Silvia.

-Gracias, Caye.

Una gira con los teatros llenos. No te quejarás.

-No me quejo.

Eres una mujer independiente y echada para adelante.

Yo que sé lo que es producir teatro,

¿no había un monólogo?

Música en directo, un equipo de actores.

-Muy complejo.

Cayó en mis manos esta novela y me enamoré.

Entre que la estaban haciendo en París,

en un teatro y en versión musical.

Y me fui a verlo.

Cuando acabó la función me quedé traspuesta. No podía reaccionar.

Y dije que lo que tenía que hacer.

Hacía tiempo que no abordaba es el teatro musical. ¿Tenías ganas?

-Siempre he cantado en el escenario.

Yo quería hacerlo más difícil.

Es un musical sesudo.

No es cualquier cosa.

Es una reflexión. Una obra adaptada de un austríaco.

Felipe, mi compañero, se ha criado en Alemania...

Lo dice genial.

Me gusta como espectadora, como productora...

Debería decantarme por la comedia fácil, pero para eso...

Producir es difícil y conlleva muchos riesgos.

Si no es por algo que aporte al espectador,

poner un granito de arena,

piensa que cuando se ha estrenado la obra era el aniversario del autor.

Mi grano de arena ha sido que en su 75 aniversario

se ha estrenado su espectáculo en castellano.

Ha sido como mi aportación a este escritor

al que mucha mayoría sigue desde siempre.

Es un genio de la literatura universal.

Vamos a ver una parte, Silvia, para que sepan de qué hablamos.

(Música)

Voy a buscar un hotel.

-No necesito un hotel.

Te has equivocado de cliente.

-¿Por quién me tomas?

-Son de aquí, vete.

-Sé que lo ha perdido todo. Está usted a punto de...

Has visto la tortura de mi alma.

Acabo de perder...

(SUSURRA)

Puede salvarle, pude salvarme.

Parece que es ella la que le rescata a él, pero también él la rescata a

ella.

-Como decía el director, que es un místico,

decía que, de alguna manera,

ellos descubren el sentido de sus vidas a través del encuentro.

Son dos seres vacíos, perdidos.

Y ya está pasando una depresión profunda

porque ha perdido a su marido,

no tiene objetivos en la vida. Decide huir y viajar.

Se encuentra a este joven ludópata...

Te ponen el abismo en un momento determinado y tienes dos opciones,

o tirarte al vacío.

Esas aguas te recogen y te llevan a otro sitio,

o te quedas en el abismo.

Es muy profunda la obra,

pero pasan muchas cosas.

Pasa por muchos estados.

Lo que no han vivido ninguno lo pasan en 24 horas.

El deseo, la generosidad, el altruismo, la ilusión.

Hay esa reflexión de cómo el ser humano

a veces tiene que escuchar más lo que siente y arriesgar más.

Las señales, los trenes que pasan por delante.

A veces las vemos...

-La rutina, la hipoteca, el qué dirán,

la familia, el estatus, la cobardía...

Ese texto tocó un tema que es un tema contemporáneo.

La relación de una mujer madura con un chico joven. No nos hemos movido.

Eso sigue surgiendo.

Por eso de que su mujer se lleve tantos años...

La igualdad no se ha dado.

-Buen día, señora, ¿qué desea?

-Habitación 24.

Gracias a la vida que empieza de nuevo hoy.

La fiebre devora mi interior.

El dinero.

Le seguí al fin del mundo sin dudarlo ni un segundo.

Destruyendo así mi honor,

yo pedía la razón.

Siento que vuelvo a revivir.

Una mujer que es capaz de sacrificar todo lo que tiene.

Por esa pasión. ¿Es valiente, inconsciente, o no puede más?

-Creo que es...

Tiene un punto de generosidad.

Sabe que salvándole a él

apartándolo de la ludpoatía y de ese pozo donde está metido.

Ella es capaz de renunciar. Decide renunciar.

¿Alguna vez te has vuelto loca y has decidido deshacer tu vida?

-Cuando vi esta obra y decidí producir la sola.

Me produjo lo que el autor, a través de su novela,

quería producir en el lector.

Rechacé todas las ofertas que tenía para ese año de todo

y para los siguientes dos años.

Me lancé.

Ahora que te has ido porque peneras,

¿qué has sido capaz de hacer por amor?

-Por amor a mi hijo, por supuesto...

Mis parejas o me lo han puesto tan difícil.

No he tenido que renunciar a nada.

Pero por amor a mi hijo he renunciado a muchas cosas.

Por estar con él, mantenerle en una vida más estable.

Caminos, decisiones que nos cambia la vida.

-Voy a ponerte en un pequeño aprieto.

Te voy a preguntas sobre lo imprevisible.

¿Algún momento en tu vida en que lo imprevisible

cambió tu destino para siempre?

Un momento que te hizo cambiar el rumbo y el destino.

Algo que recuerdes. Donde cogiste el tren.

Cuando me surgió la oportunidad, por casualidad,

de venir a Madrid a trabajar hace muchos años en "Un, dos, tres".

Yo acompañaba a una amiga a un casting y me vio.

Me presentaron.

Tú eres Silvia Marsó. Me han hablado de ti.

Estaba haciendo teatro y presentaba un programa.

Yo cantaba también con una orquesta de Barcelona.

Buscaba gente joven que supiera cantar, bailar e interpretar.

Era muy joven. Fue el primer avión que tomé. Me cambió la vida.

Te surgió la oportunidad de presentar

y te ofrecieron dinero pero no lo hiciste.

Es otro de los momentos de abismo.

Ese sí que fue un momento de decisión propia.

No que el destino me pusieran una situación.

Se me ofreció en una cadena privada que empezaba en los años 90.

Un contrato blindado con unas cifras espectaculares.

Que tenía poca edad. Era veinteañera.

Decidí no hacerlo y me fui a hacer "En festival de Mérida".

Hacer ese pequeño papel me suponía crecer como actriz

y no despistar al público.

Que la gente supiera que era actriz.

Hubiera sido muy popular, famosa y rica.

Pero yo sentía que no era mi camino.

Dije que no a ese contrato millonario.

Muchos decían que estaba loca pero jamás me he arrepentido.

No te ha ido mal, ¿no?

-Cuatro décadas de carrera han dado para mucho.

-Silvia Marsó lo tiene todo.

Lo peor que le puede pasar a uno de sus personajes es que sea plano.

O que diga lo que piensa.

O que no cante.

La descubrimos en los años 80.

Se nos apareció en la tele.

Lo suyo era la actuación.

Hasta lágrimas hubo un día cuando Mario Gómez Ken

dejaba de ser la hoja de cálculo para venirse al teatro.

-Seguro que tendrás mucho éxito.

-Un personaje de una mujer compleja atrapada

en el lenguaje de las contradicciones humanas.

-Ojalá fuera yo.

¿Has visto alguien en apuros?

-Me encantó.

Comedia y drama saltan.

No se negocian los textos.

-¿No les da vergüenza?

En mi casa con su mujer a 2 m.

-¿Y dónde la mete?

-Produce textos donde vemos

a mujeres revelarse sin éxito contra el paso del tiempo.

-Las brujas son feas y yo soy guapa.

-Su penúltima propuesta...

Amiga. ¿Cómo te has visto?

He muerto de amor con "Un, dos, tres".

-Éramos unas crías.

A los 14 años te matrículas en el instituto de teatro.

Eran finales de los 70, tus padres eran ajenos a este entorno.

¿Te apoyaron?

-No.

Les pareció que era un capricho.

Pero ser un cuenta que me lo tomaba en serio. Era mi destino.

Desde que vi "El espíritu de la colmena",

fue la película que me marcó.

No entendí el mensaje profundo de la película político,

pero entendí que pasaba algo...

La vi con 10 u 11 años y decidí ser actriz.

Me costó.

Tuve que convencer a mi familia. Lo logré.

No he hecho otra cosa en mi vida.

¿En qué momento se convierte en la Marsó?

-El Instituto organizó una clase magistral con Marcel Marsó

para que los alumnos donde yo me había matriculado,

estaban todos mis compañeros...

Todos fueron en autocar y a mí no me dejaron porque era menor.

Me quedé en Barcelona. Y lo dije.

Si alguna vez era actriz me llamaré Silvia Marsó.

Tuve que hacer un espectáculo infantil en el Instituto del teatro.

Era para niños.

Y preguntaron que cómo no nos ponían. Y yo dije que Silvia Marsó.

Desde entonces.

¿Qué queda de aquella niña?

-La ilusión. No la pierdo.

Te voy a presentar a alguien tan entusiasta.

Hemos conocido a un mago tan enrollado

que deja que se noten los trucos.

Lo más grande es que hemos hecho un viaje con él en el tiempo.

Mirad qué chulada.

-Se define como alguien de la vieja escuela porque,

aunque es el director, le gusta poner los focos con sus manos.

Prefiere la magia a la tecnología.

Uno de los hijos del cineasta.

Recorren Europa creando mundos fantásticos

donde montan sus espectáculos.

¿Se puede ser más majo?

Y cómo lo viví cómo lo expresa.

También tiene ilusión.

Ilusión, vocación....

-No me lo pierdo.

¿Eres una nostálgica optimista?

-Síi. La nostalgia produce ternura. Es un motor para vivir.

Para crear.

La Marsó siempre sonríe. Pero habrá momentos malos.

-Reciente...

He tenido muchos momentos malos. No he tenido nada vida fácil.

Siempre has estado con tu madre.

Siempre te recuerdo pendiente de tu madre.

Mucho. En esos momentos era sacarla de un pozo.

La vida la llevó a un pozo emocional.

Para mí lo importante era sacarla.

A lo mejor eso me ha dad, las dificultades en mi infancia...

Y padre es ludópata. Lo fue siempre.

No es algo que haya compartido. No hay un homenaje directo.

Pero sí lo hay interior.

Los compañeros fuimos a la asociación

de Madrid para que nos dieran una charla

de por qué un ser humano cae y no puede salir.

El ludópatas no puede salir nunca.

Esta novela es muy completa, con muchos temas.

Es algo que me toca porque mi infancia estuvo

marcada por esa incertidumbre de la ludopatia de mi padre.

El público te quiere.

Tienes club de fans.

Llevas reinventándote mucho tiempo.

¿Hay alguna clave que puedes explicar?

Has gestionado un festival de hip hop. ¿Cuál es la clave?

Querer aportar y hacerlo más difícil.

Más difícil y en tu propia vida.

Arriesgar.

Hay que aportar y arriesgar.

"Señores, tengo una idea, una idea, miren lo que les traigo".

Algo importante que no hayan visto.

Gracias, compañera.

Gracias, cariño.

Te quiero.

(Música)

A veces ocurre que,

mientras uno no sabe qué hacer con su vida, otros lo tienen más claro.

Es el caso de Nuria Graham.

Con 20 años ha publicado dos discos con nota.

Delicia sonora con la que está haciendo gira por el país.

La hemos pillado en Barcelona.

(Música)

A mí me gustaría empezar...

Algo del último disco seguro.

Me siento identificada.

(HABLA EN INGLÉS)

No lo explico muy bien, pero...

El momento más emocionante es cuando te levantas por la mañana.

Estos momentos...

Es muy divertido. Me gusta mucho. Muchos nervios de los buenos.

No me gusta la figura de...

Somos todos uno. Todos hacemos la misma faena.

Porque no puedo cargar todos los amplis,

pero hago todo lo que puedo.

Llevo cuatro guitarras. Lleva afinaciones diferentes.

He llevado todo lo que tenía para ir cómoda.

Suerte que no me encuentren, sino sería técnicamente imposible.

A veces estoy inspirada en pruebas de sonido y probamos cosas.

Estar ocupada me va muy bien.

Es curioso.

Hay una Nuria que soy yo, otra es más misteriosa.

No quiere decir que sea diferente.

No es rollo Hannah Montana. Es algo más misterioso.

Creo que le pasa a todo el mundo.

Son canciones con las que quiero entenderme y auto perdonarme.

Esto es verdad. Es curioso.

Después de tener una conversación de más de media hora...

Es curioso ver el resultado final.

En este caso, me encanta.

Con este disco he cerrado una etapa de conflicto con mi misma.

-Tiene una idea muy clara de lo que quiere hacer.

Aún estaba en proceso experimental.

Nos lo tomamos como probar cosas.

Buscar caminos donde se sintiera más cómoda.

En este último disco,

tenía claro hacia dónde ir y qué buscar.

-Buscaba cosas con el flow lento.

Me gusta algo más medio.

Que te hace mover cuando lo tocas. Es algo que ha salido natural.

Antes hacía cosas más ruidosas. Había un punto más rockero.

Tenía ganas de hacer algo con los mínimos elementos posibles.

No sé. Era la idea que tenía en la cabeza.

(Música)

Benjamín Prado. Amigo y compañero. Bienvenido.

Me estoy comiendo las uñas porque me entra ansiedad.

-Un clásico. Es un tema que no se agota.

Tres historias que tienen como foco, de alguna manera, la Alemania nazi.

El momento más terrible del mundo occidental, sin duda.

"La bailarina de Auschwitz".

Es una superviviente del campo.

Es una mujer que ayuda a los demás.

Decide contar su historia.

Es su primer libro y lo escribe en los 88 años.

Es una historia impresionante.

Es una historia de una niña que recuerdo una foto.

Su madre, su hermana en un campo de concentración.

Se les acercó un individuo.

Las separan y dice que deje de llorar.

-Era el médico de la muerte.

-Vive aterrorizada.

Si hubiera dicho que era su hermana, lo hubiera salvado.

Ella se salva porque cuando preguntan los jerarcas nazis

que quién sabe hacer algo, tocar algo, ella era la bailarina y baila.

Por eso se salva y cuenta la historia. Es desgarradora.

¿Sabes lo que pasa con la literatura autobiográfica?

Consigue que una historia que ha afectado,

cuando la cámara del escritor como en "Terciopelo azul"...

Pasa lo mismo.

Cuando nos acercamos a un ser humano,

empatizamos y nos llega a las entrañas.

¿Sabes cómo cierra su historia?

¿Sabes cómo ha tenido esa sonrisa?

Me gustan las historias de superación.

Siguiente propuesta.

No trata la novela del nazismo.

Es una resurrección en Madame Bovary.

Buscando las mezclas de novela,

ensayo y biografía sobre ese personaje...

Quiere recuperar al hombre que desde la mirada

a este cuadro que se ve en la portada del libro,

llora el suicidio.

Era un escritor que sobrevivió.

Escapó del primer campo de concentración.

Fue también y tuvo una experiencia terrible.

Fue uno de los liberados.

Terminó...

Este es su último libro.

Está escrito con esa manera

que tenían los antiguos autores.

Como Madame Bovary,

y se han escrito tantas cosas, por lo original que tiene,

me parece maravillosa.

Ha estado Silvia Marsó.

Hemos hablado de este autor. Acabó suicidándose.

Tanto horror no se puede esconder en un rincón.

Hay gente capaz de poder con ello.

Todo eso tiene que ver

con la última novela de la que vamos a hablar.

Una escritora joven, es su debut.

Cuenta eso.

Una mujer llamada Paulina Hoffmann. Es la abuela de la protagonista.

Llevaba una vida rota en muchos trocitos.

Es un despiste general bastante notable.

Cuando recibe un regalo en el testamento de su abuela,

una alemana que vive en Madrid.

Tenía un piso en Berlín.

Es una mujer que tiene una amiga que se llama Ana. Es alemana.

Ana y sus padres son judíos.

Cuando llega el horror,

a las niñas las prohiben que estén juntas. Las separan.

Lo último que ve Paulina,

es como pasa por la calle abrazada a su muñeca favorita y mira al suelo,

porque no se atreve a mirarla a la cara a su amiga.

La historia se construye en esos dos planos.

Entendemos cómo la madre de Paulina, Julia,

la salva de su hija. Lo de los nazis.

Lo que vino después.

Violan a 750 000 mujeres niñas.

Es una cosa terrorífica.

La busca un protector oficial ruso.

Que la proteja de las violaciones en masa como la que de una vecina.

Trae a su hija a España.

No era un paraíso. Era la España de la dictadura.

Es una novela impresionante, está bien contada.

Parece mentira que se ha el debut de Carmen Romero.

Está bien ensamblado todo.

Es difícil leer sin que te vengan las lágrimas.

Un monográfico del holocausto.

Gracias.

(Música)

Teatro sobre mujeres escrito,

dirigido e interpretado por mujeres.

El teatro del barrio en Madrid programa la obra "Emilia".

Noelia es autora del texto.

"Mujeres que se atreven".

Rechazaron los académicos su ingreso en la institución.

Para llegar a Emilia hay que hacerlo sin prejuicios.

Pilar nos ayuda.

-Era una mujer coqueta. Se vestía...

Parece que lleva un reloj de cuco en la cabeza.

Me admira la autoestima tan bien puesta que tenía esta mujer.

-Detrás de la máscara está la intelectual

con ambiciones que trató de tú a tú a sus colegas.

Algo impensable ni siquiera para una mujer

de clase alta hace siglo y medio.

-Yo soy Emilia, soy feliz de mi casa.

Pero escribiendo.

También soy feliz dando conferencias, así es como soy feliz.

-Fue una sorpresa completa.

Las dos sabíamos lo que sabe todo el mundo. Nada.

Una mujer con hombre.

Se sabía que era público.

Tomó la decisión de separarse de su marido y hacerse independiente.

-Escritora de éxito, catedrática y consejera.

Vetada en la academia por ser mujer.

-Les digo que la mujer tiene un destino propio.

Su primera obligación es,

en todo momento, para consigo misma.

-No se presentó nunca en la academia.

Lo hizo de otra manera.

-Me hizo una advertencia.

"Los hombres somos todos egoístas.

Si algo que las mujeres no pueden hacer...".

-No era progresista.

Era conservadora, católica, creyente, monárquica.

-Cada conquista del varón

en las libertades políticas ahonda el abismo

que les separa de la mujer.

-Era sólida profesional.

Era mucho mejor que muchos de los académicos.

-Las ideas no son como los hijos. Se puede evitar su concepción.

No hay quien las contenga.

-Crispaba un poco el ambiente.

Llegaba y decía las verdades.

Incomodaba.

-Amores con Benito Pérez Galdós...

-Debería deletrearte a ti solo.

Hay mil corrientes en el pensamiento.

Solo contigo desahogo.

Tú has sido mi gran amor. Yo te veo, ratoncito mío. Y ardo.

-Benito estaba con ella y con 13.

Ella decía que vivía ese historia,

y fuera que hiciese lo que quisiera.

-Con mi cariño se la entregó a mi amigo el poeta,

quien, para mi sorpresa, grita ¡viva nuestra reina!

-Desde la mujer de su casa,

la intelectual mundial, y esa niña a la que la gusta ser princesa.

(Música)

Es primera recomendación dedicada especialmente a los más noctámbulos.

En "Metrópolis",

dedicado a Paloma, una de las grandes.

Transparencia y uso de cajas de luz,

son señas de identidad de este trabajo.

Aprovechando las exposiciones,

"Metrópolis" recorre sus 40 años de carrera.

(Música)

El viernes nuestros compañeros de "Historia de nuestro cine",

han probado el debut de Salazar.

La película nos sumerge del ir y venir de cinco mujeres

que sortean las piedras que se encuentran en la vida.

Familia, amor, carrera...

-Si tanto te interesa cómo salimos.

No te has enterado de nada.

-No he oído a Araceli.

-Sal y di que se vaya.

(Música)

Ahora os hablamos de una iniciativa

de mujeres maduras que nos encanta.

La coreógrafa lleva investigando con cuerpos.

Estrenó un espectáculo donde participaban mujeres

entre 70 y 80 años.

Siguiendo aquella estela, estrena "Las muchísimas".

Explora sus cuerpos a través de la danza.

Nos parece una preciosidad, porque somos muchas.

Todas. Todos pasaremos por ahí.

Ojalá lo hagamos con tanta entrega y tanta belleza.

Más mujeres a las que ver y escuchar.

Una de las figuras emergentes.

Se estrena su texto protagonizado por Cristina Marcos.

Dirige Víctor Sánchez.

Una joven vieja con su madre su hermana Estados Unidos

para reencontrarse con su padre.

Les prometió una vida americana como pero acababa abandonándolas.

Entramos sobre la inutilidad del dolor,

pero también una comedia de la melancolía.

Bienvenido a la familia.

A lo mejor no lo has entendido.

Soledad Sevilla, premio nacional de artes plásticas.

La luz y el tiempo son los ejes fundamentales de su obra.

La podemos conocer de cerca en Fuenlabrada, Madrid.

"Espacios de la mirada"

recoge unas series pictóricas

y las inclusiones en el mundo de la instalación.

Extracción para buscar la realidad de las tramas de luz y color.

Exposición recomendable que puedes visitar a partir del 1 de febrero.

Ahora un pequeño momento musical nostálgico.

Un temazo del segundo disco de los británicos.

(Música)

Fijaos en el batería.

El que fue batería.

Él compuso la canción.

Se ha lanzado a su carrera en solitario y suena así.

(Música)

Su primer álbum como solista

ha escrito y grabado en el estudio este mismo en el viernes.

Con este vídeo os dejamos en buena compañía.

Nos vamos, pero nos vemos.

(Música)

  • Atención Obras - 24/01/18

Atención Obras - Silvia Marsó, los hermanos Forman, Núria Graham, Benjamín Prado y mucho más

24 ene 2018

Silvia Marsó se sienta en el plató para hablar con Cayetana Guillén Cuervo de días decisivos en la vida y decisiones que lo cambian todo, el tema de su nueva obra. Silvia Marsó es la protagonista de '24 Horas en la vida de una mujer', el musical con el que está llenando salas por todo el país. La actriz también habla de otros momentos significativos de sus casi cuatro décadas de trayectoria.

Los hermanos Forman han dejado colarse entre bastidores a un equipo del programa para conocer los trucos de su último montaje, 'Deadtown', un original espectáculo de cine mudo en tres dimensiones que viaja al lejano Oeste. Hijos del cineasta Milos Forman, son una de las apuestas más originales de la escena checa y desde hace 25 años pasean por medio mundo su filosofía nómada y su original poética.

'¡Atención Obras!' acompañará además a la artista Núria Graham en la gira de su último trabajo 'Does it ring a bell?' en el que propone un sugerente viaje del indie-folk a la psicodelia. Con veintiún años, la catalana ha publicado ya dos discos y es una de las artistas más prometedoras del momento.

En este repaso a lo más destacado de la agenda cultural se hablará también de teatro sobre mujeres, escrito, dirigido e interpretado por mujeres. Eso es lo que propone Teatro del Barrio con la obra 'Emilia', un monólogo que coloca a la escritora Emilia Pardo Bazán frente a los académicos de la Lengua que rechazaron su ingreso en la institución.

Y de nuevo en clave literaria, esta semana visitará '¡Atención Obras!Benjamín Prado. El escritor recomendará lecturas para los próximos días.

ver más sobre "Atención Obras - Silvia Marsó, los hermanos Forman, Núria Graham, Benjamín Prado y mucho más" ver menos sobre "Atención Obras - Silvia Marsó, los hermanos Forman, Núria Graham, Benjamín Prado y mucho más"
Programas completos (204)
Clips

Los últimos 1.726 programas de Atención obras

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios