www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.14.0/js
4477051
Para todos los públicos Atención Obras - Rozalén, Albert Boadella, Lucía Carballal y más - ver ahora
Transcripción completa

para cantar sin prejuicios y defender con su música

causas que considera justas.

Para ello la música es doblemente poderosa

si se dicen cosas.

Cuando el río suena, Rozalem llega.

Hoy, en "¡Atención Obras!", Rozalén.

Un par de piezas de música religiosa.

Se atreve con todo.

-El Palau de la Música le ha encargado un réquiem.

Suma y sigue de un músico total.

-¿Dónde ha puesto el foco nuestro colaborador?

-Las exposiciones, además del festival "Latitudes",

son las propuestas ganadoras de esta semana.

-No madre y dos hijas viajan a Estados Unidos

-Una madre y dos hijas viajan a Estados Unidos

en busca del padre que las abandonó.

-Nos hace viajar al pasado.

-Albert Bobadilla estrena "El pintor",

una crítica a la industrialización del arte.

Cantante de sentimientos, Rozalén es una mujer de conciencia, feminista

y defensora de las minorías,

que ha dado con la fórmula mágica para triunfar en la música.

María Rozalén, bienvenida.

Muchas gracias.

Se me llena la boca con tu nombre.

Qué contenta.

Somos como grupis.

No ha sido fácil tenerte aquí.

Estás colgando el cartel en todos lados.

¿Me puedes contar la fórmula mágica?

He notado algo muy bestia.

Si supiera la fórmula, pero no lo sé.

He sido más valiente que nunca.

He contado todo lo que tenía que contar.

No sé, muchas fragilidades, muchos secretos.

Al final, eso también une a la gente.

Las fragilidades de uno.

Así que no sé.

Cuando uno es honesto, las cosas fluyen.

¿Qué pasa cuando el río suena?

Algo pasa.

Le puse esa frase porque como toca determinados temas

que han sido muy tabú en casa

o en el pueblo donde yo me he criado,

pues una cosa del qué dirá la gente.

Estás de gira con este disco que te está dando muchas alegrías.

Estamos felices porque nos has dejado ir contigo.

Nos fuimos de concierto con ella, y ojo, que esto no es fácil.

Podemos resumirlo con tres conceptos: trabajo, buen rollo

y mucho talento.

Era necesario respirar para mirar alrededor.

Paseo por La Habana y un café frente al malecón.

Paramos un poquito.

Cuesta un poquito remontar.

Te lo voy a decir

antes de que sea tarde.

Muy tarde para que puedas...

Este es el músico que más tiempo lleva conmigo.

Yo tenía 16 años.

Yo iba con mi guitarra y él iba con el cajón.

Es el mayor tocanarices del grupo.

Ismael, cuando se le va cayendo el pelo a cada uno,

él se entusiasma.

Por la mañana estamos viajando un montón de horas.

Durante el concierto es un poco caos.

A mí se me cierra el estómago antes de cantar.

A algunos de los músicos también.

El momento de más nervios, al menos a mí me pasa,

antes de salir, los cinco minutos antes,

de repente cuando tienes esa sensación de tener algo

en el estómago.

Una vez que salgo, a media canción, cuando ves la gente y todo,

es como si te crecieran unas alas en la espalda y te vienes arriba.

Es cuando más a gusto me siento.

Beatriz sabe todos los secretos.

Ella hace la traducción más emocional, más visual.

-Que me explique lo que quiere contar en cada canción.

Eso hace que llegue mejor.

-Qué guay, ¿eh?

(Música)

(CANTA)

Bueno, pues os voy a dejar

porque llega nuestro momento de concentración

para darlo todo en nuestro primer concierto del año.

Os voy a cerrar sutilmente la puerta.

Muchas gracias.

Hay un monstruo gris en la cocina

que lo rompe todo, que no para de gritar.

No da miedo la palabra feminismo,

porque eso significa igualdad.

El machismo es lo que mata.

Por eso quería empezar de esa manera.

No hay tiempo para odiar a nadie,

ahora sé reír.

Y las cosas importantes arriba, y las que no lo son tanto abajo.

Bienvenidos a este río de canciones.

Aquí tienes un techo, un plato en la mesa,

esta será tu casa, Miguel.

Aquí tienes tu cama.

Yo estoy muy emocionada hoy.

Eres la que más me gusta del mundo. No lo puedo evitar.

Te quiero desde los principios.

Yo presumo mucho de que viniste a verme cuando no me conocía nadie.

Me emociona mucho verlo.

¿Cómo te ves?

Tengo un equipazo. Son tantas emociones, tantos temas...

En el concierto estamos ahí, pero estamos recibiendo todo el rato.

Tú siempre dices que las cosas que importan van primero,

por eso abres los conciertos con una actuación

contra la violencia machista. Siempre has sido feminista.

¿Qué pasa con eso?

Es que me parece lo normal, lo que todo el mundo debería ser.

Estudié psicología,

y fui alumna interna de psicología del género.

¿Acabaste la carrera?

Sí.

En tus canciones está esa profundización en ti misma.

Eso está en tus canciones y nos llega al alma.

Yo le canto a la mujer.

No sé si viene por mi familia,

que las mujeres son muy importantes en mi casa. Es un matriarcado total.

Las mujeres en tu casa son mucha mujer.

Para comértela con patatas a su abuela.

Para comértela con patatas a tu abuela.

Totalmente.

Hay temas del disco que son historias de tu casa.

¿Quién era Justo?

Justo era mi tío abuelo.

El hermano mayor de nuestra abuela,

nuestro desaparecido de la guerra civil española.

Le enviaron a la guerra y nunca regresó.

Entrevisté a mi abuela.

Me relacionaba mucho con él.

Él cantaba.

Encuentro su registro en una fosa común en Arganda del Rey.

Me dio el final de la canción.

Entonces, mi abuela ha sido capaz

de llevarle una flor a su hermano.

Por eso tengo la responsabilidad de contarlo.

Cuando nos lo trajimos a Madrid,

y estuvimos casi dos horas en esa cementerio,

que al final era muy Almodóvar,

porque mi abuela decía: "Este cementerio está muy bonito,

no hay ni un matojo ni nada". Y lo feliz que estaba.

"Si no curas la herida, duele, supura, no guarda paz".

La importancia de cerrar los duelos.

En psicología aprendí mucha teoría.

Estás en un momento muy concreto.

Te has atrevido a hablar de cosas muy íntimas.

De cosas secretas de tu familia.

Te abres en canal y cuentas que fuiste fruto de un amor prohibido.

¿El amor se puede prohibir?

Se ve que sí.

Mi padre fue sacerdote 10 años.

Parece una novela. Esta es tu realidad.

Mis padres lo pasaron fatal.

Por eso no me han hablado nunca de esto.

¿Nunca te habló tu padre de esto?

Nunca, nunca.

¿Quién te lo ha contado?

Mi abuela, que está en una edad que lo cascada todo.

A mis conciertos viene gente que mi padre ha bautizado,

ha casado.

Fueron muchos años de sacerdote.

En un pueblo tan pequeño, y a finales de los 70,

las habladurías y todo lo que criticaron a mi madre.

¿Has pedido permiso para hablar de esto?

A mi padre le tuve que pedir permiso, pero creo que es bueno.

Vamos a escucharos.

De repente, sin saberlo, sienten.

Paraíso sin serpiente,

no lo busques, que no quedan.

Esa foto, ¿qué?

Ay, sí.

-Ay, sí. La comunión.

-¿Este es mi padre haciendo la comunión?

-Sí.

Aquello no se veía bien.

-Pero eso no estaba tampoco mal, ¿no?

-Era la circunstancia.

Tu abuela es muy grande.

Te pareces a tu abuela.

Tengo mezcla.

Y tu madre quitándose la lágrima.

A mi madre le cuesta mucho hablar de eso.

Es que es su gran historia.

¿Tu abuela sabe que es viral?

Cada vez que va al hospital,

vienen un montón de médicos y enfermeras diciendo:

"La abuela de Rozalén".

Esa abuela va a salir al escenario y se va a caer el concierto entero.

A la que te tienes que llevar de gira esa tu madre.

A la que te tienes que llevar de gira es a tu madre.

De ella te viene cantar.

Totalmente.

No debía de quererte.

No debía de quererte.

Y sin embargo, te quiero.

Mi madre es la verdadera artista de la casa.

Ella canta.

La he sacado a cantar, claro, en varios lugares.

¿Tu familia no alucina de que cantes con ese desparpajo?

Me daba mucha vergüenza.

Era supertímida de cría.

Pero una vez me desmelené, y mira.

Me han educado en libertad, en poder contar lo que yo pienso.

Te vamos a proponer un espectáculo musical.

A ver qué te parece.

Siempre genuino y a contracorriente, Albert Boadella dice que Picasso

era mala gente, y que su Guernica es poco más que un grafiti.

(Música)

Dalí, Josep Pla, Jordi Pujol, Juan Carlos I...

-Yo me siento bien con los retratos.

-A Boadella no le gusta Picasso.

Su lista de agravios es corta y contundentes.

-Picasso ha hecho casi 60.000 obras.

En el momento en que se descompone todo,

hay un caos psíquico

en el cual la moral personal y colectiva

también se descomponen.

Él se decide en un momento por la gloria,

por el oro y por la fama.

-Le cuesta francamente poco hablar de Pablo Picasso,

pero hacer una ópera con cuerpo de baile y orquesta en otra cosa.

-La cabeza hay un momento en que se desordena un poco.

Ha supuesto, sobre todo, una concentración durante mucho tiempo.

He hecho más de 100 dibujos de cada una de las situaciones.

Están dibujadas en un cuaderno.

-Lo primero que hace es pintarlo.

Le pinta como un mujeriego machista que maltrata a las mujeres

y que disfruta de la adulación femenina.

Para que no haya dudas, Boadella dibuja

y montado una hipérbole marca de la casa.

Será el mismísimo demonio quien inspire la revolución artística.

-En este caso, estoy más de acuerdo con Mefistófeles que con Picasso.

-Puede llamar la atención que la ópera se suma

a una partitura musical que simpatiza poco con la melodía.

-Es como si el libreto viviera.

-Su escena favorita es esta.

Velázquez y el pintor se encuentran en el más allá

y acaban a grito limpio.

Cierra su espectáculo gritando que Picasso fecundó al grafitero.

Nos ha quedado claro, con Picasso no está de acuerdo.

¿Qué te ha parecido, compañera?

Lo pone bonito.

Me parece supervaliente.

¿Te parece falta de respeto o valentía?

Comentar está bien. Para opinar somos libres.

Me parece arriesgado. Pero me apetece verlo.

Aunque soy fan de Picasso.

Yo nunca he ido a una ópera. Lo tengo pendiente.

Me encantaría participar,

pero no llegaría a cantar de esa manera.

Me parece complicadísimo.

Pero bueno, no voy a decir nunca de este agua no beberé.

A ti no te da miedo nada.

Cantas con un rapero, con un flamenco, con Raphael...

Musicalmente te atreves con todo.

Para eso está la música.

Yo antes tenía muchos prejuicios,

pero conforme pasa el tiempo...

Lo único que hace es enriquecer.

Yo he flipado de poder cantar con mi rapero favorito.

Con Raphael, que es Raphael.

La mezcla siempre tira para bien, nunca para mal.

De un poco de esto va la pregunta que te dejo el invitado

de la semana pasada.

Venga.

-Sé que has cantado con Sabina, con Estopa, con Víctor Manuel,

pero me gustaría saber con qué cantante te gustaría cantar

y que aún no lo hayas hecho, esté vivo o muerto.

-Qué guay.

He cantado ya con muchos que me gustaría.

Voy a tirar la casa por la ventana.

Me encantaría con Drexler, con Silvio Rodríguez...

Tira la caña, tirar la caña.

Con Luz Casal moriría también.

Para nosotros el acústico que nos regalaste es el dueto

que más nos gusta.

(RAPEA)

Ay, este fantástico acústico con tu gran amigo.

Lleva más de 600.000 visualizaciones en poco más de un año.

Es brutal.

Él es un ser de luz.

Soy muy fan del rap,

pero estoy cantando con los raperos que me gustan.

Y los buenos.

Es normal que todo el mundo quiera cantar contigo,

porque quieran contar contigo en el gran campanazo musical

de la temporada, "Operación Triunfo".

Escribiste una de las canciones para Eurovisión.

Esa niña es muy especial.

-Me encanta.

-Yo lo reconozco.

No veo mucho la tele. No seguía mucho el programa.

Ni Eurovisión y tal.

De repente me empieza a llover por todos lados

que hay una niña que canta que te mueres.

Y me proponen hacer una canción.

Estuvimos 200 y pico compositores mandando canciones.

¿A ti te hubiera gustado pasar por una historia como la de "OT",

o te gusta ir poco a poco llegando a algún lugar?

Cuando uno crece de a poquito y canta para 20 mucho tiempo,

quizás aprendes cosas que a mí me asusta...

No sé de qué manera protegerles,

pero ha sido muy positivo lo que ha pasado.

Ojalá se rodeen bien.

¿Es verdad que para tu primer disco tuviste que pedir un préstamo?

A través de mi padre. No era tanto dinero.

Ahora los discos cuesta más.

Cuando llegué a Madrid,

había unas semanas que tuve que tragarme el orgullo y decirle:

"Papá, 50 E para terminar las dos semanas del mes que me quedan".

En Murcia, pagaba un alquiler más pequeño, y en Madrid todo subía.

Y me costaba.

Mi padre, de primeras, no quería que yo me dedicara a esto,

pero me facilitó todo.

Yo ese dinero lo recupere en un mes.

Yo he tenido mucha suerte.

Es importante hacer cosas que sirvan.

Por eso colaboras con la asociación contra el cáncer,

con causas ecologistas, con los afectados por la hipoteca.

¿No te puedes escapar de ese compromiso?

Para mí tiene que ir unido.

Los artistas que más me gustan son los comprometidos y coherentes.

Y fíjate que es difícil ser coherente.

Es que no me entra otra cosa en la cabeza.

Conmigo es algo que resaltan siempre,

cuando es algo que no se debería aplaudir.

Yo vengo de la psicología social.

Mis verdaderas vocaciones son esas.

Me parece que si el día a día puede ser intentando ser feliz

y hacer felices a los demás, es lo que debe de ser.

Si hablamos de compromiso, hay que hablar de Beatriz Romero.

Va a tu lado.

Más que traducir, baila tus canciones con signos,

que es una cosa maravillosa esa chica.

Soy consciente de que lo que me está ocurriendo

mucha culpa la tiene Beatriz.

Ella y yo nos conocimos en un curso de cooperación.

Nos hicimos fans mutuas.

A ella le gustaban mis canciones

y yo alucinaba con su lengua de signos.

Entonces, de repente, un día dijimos:

"¿Por qué no hacemos esto para un concierto accesible?".

El primero fue para el Sáhara en Albacete.

Hicimos cuatro canciones.

Me di cuenta de lo que provocó eso.

Era evidente que me la tenía que poner al lado.

Eres un pedazo de ser humano, una artistaza.

Te vamos a seguir muy de cerca.

Muchas gracias.

A (Música)

(Música)

(Música)

¿Qué hace una familia del barrio madrileño de textual

¿Qué hace una familia del barrio madrileño de Tetuán formado

por una madre, sus dos hijas y el novio de una de sus hijas

haciendo acampada en un bosque de Minnesota?

Los actores de "Una vida americana"

han hecho su propio viaje psicológico.

-Es una cosa que no me imaginaba cómo lo iba a hacer.

-Es que parece un homeless.

-"Una vida americana" fluye con cuatro personajes en escena.

Entre ellos, Paloma,

en la búsqueda del padre estadounidense que las abandonó,

y de su cultura, una sombra agigantada.

-Esa obsesión por la figura del padre.

¿Tan terrible es?

-Un texto con pinceladas autobiográficas.

-Tiene que ver con el hecho de que mi madre tuvo una relación

con un hombre de Estados Unidos durante toda mi infancia.

A partir de ahí, el resto es ficción.

-¿A qué hora se supone que vienes?

-Lo has preguntado 100 veces.

-Me hago un lío con tanto planning.

-Habla de la necesidad a viajar al pasado,

pero al mismo tiempo, la inutilidad del dolor.

-Los personajes enfrentan de maneras muy distintas a ese viaje.

La hija mayor busca reencontrarse con algo que quedó por resolver,

un pasado truncado.

A medida que la obra avanza,

se dan cuenta de que lo que tienen que resolver

son sus relaciones personales.

-Cristina vuelve al teatro como la madre que acepta

el reto de viajar al pasado.

Utiliza el humor para encarar el drama.

-Hay gente que se gasta el dinero en ropa.

-Asume los conflictos emocionales.

-Es gotelé.

-Un musgo cada vez más espeso.

-Gotelé sucio. A mí tampoco me gusta.

-La novedad del novio judío de su hija mayor.

-Es imposible renegar de ello.

-La indefinición de su hija menor.

-Debes esforzarte un poco con el género neutro.

Para ella es importante.

-Yo creo que no habría hecho este viaje.

Lo he hecho por mi hija.

Paloma es un personaje que ha callado mucho,

y aquí se va a encontrar con que tiene que explicar mucho.

Es muy doloroso para ella enfrentarse a eso,

verbalizarlo incluso.

-¡No se lo he contado!

¡Lo habías espantado, mamá!

-Preguntarse qué hubiera sido mejor,

o qué te imaginas tú que hubiera sido.

-Ya te dije que me encontró por Facebook.

-La obra parte del realismo.

Lo que pasa es que luego se despega de distintas maneras.

Algo que Víctor también ha recogido en la escenificación.

-¿Podéis acabar con la mierda de road movie que os habéis montado?

-¡Yo necesito descansar!

(Música)

(Música)

(Música)

Hola, Chema, ¿qué tal? ¿Qué me traes?

Dos exposiciones y un festival realmente interesantes.

La primera es la exposición que se va a inaugurar pasado mañana

de Gabriel Collado, que ya era hora, porque es el gran maestro

al que todos hemos seguidos,

el gran creador de la fotografía en España.

Era un hombre aficionado.

Hacía las fotos porque le salían del corazón.

Las hacía con una técnica muy cuidada, muy específica

y con una generosidad tremenda.

Es el hombre de los espacios vacíos,

el hombre de los silencios en las fotografías.

Un señor está sujetando el ramo de la novia, ¿no?

Este tipo de momentos parados donde teóricamente no sucede nada

es lo que le da magia a sus imágenes.

Revolucionó la fotografía española de esa generación.

Estas imágenes donde él encuadraba perfectamente.

Por imágenes como esta, tan absolutamente simples aparentemente,

pero llenas de una atmósfera.

Él tuvo una vida fotográfica bastante larga.

Estuvo dos décadas especialmente activo.

Estuvo hasta última hora haciendo fotografías muy interesantes.

Como un trabajo que hizo para el museo Thyssen, que fue espectacular.

Vamos a ver más imágenes de su trabajo.

(Música)

Además, una vez hemos hablado del blanco y negro

como una declaración de intenciones.

Me parece que no es cualquier blanco y negro.

Es un blanco y negro que él decidió.

En aquella época la técnica fotográfica era muy decisiva

a la hora de implantar unos estilos.

Él era exquisito en el laboratorio.

Además, era generoso, era un hombre tremendamente abierto

en regalar su oficio, su sabiduría.

Siguiente propuesta.

Es una exposición que ya ha pasado por Barcelona

y que ahora llega a Granada.

Michaels es el antifotógrafo de la actualidad,

o el antifotógrafo del realismo.

Prefiere hacer fotografías de pensamientos, que no de realidades.

Tiene que revolucionar el lenguaje.

Divide la acción en una serie de acciones, casi un pequeño telefilme,

pero con la intención de contar sentimientos.

Dice que no le interesaba la realidad. Y exploró formas.

Nos lleva a ese mundo de querer contar algo más

de lo que simplemente se ve.

Hizo a lo que le llevó ese afán por innovar.

Vamos a ver más imágenes de su trabajo.

(Música)

Chema, ¿qué significa que un fotógrafo como él

diga que no llevaba la cámara encima

porque la cámara estaba en su cabeza?

Una realidad como un castillo.

Hay un dicho de que muchas veces se aprende más fotografía

leyendo libros que yendo con una cámara en la mano.

Siguiente propuesta.

Vamos con el festival.

Novena edición que se celebra en Huelva.

Ha hecho una mirada muy especial sobre fotografía europea.

Ha elegido una serie de fotógrafos.

Comenzaba con esta imagen de un fotógrafo

que nunca ha expuesto.

Un fotógrafo de la antigua República Democrática Alemana.

Durante los años 60,

hizo unas fotografías muy íntimas, muy sentidas, muy especiales.

Una forma de ver tremendamente empática.

Unas fotografías que le costaron tenerse que esconder

durante mucho tiempo.

Por vez primera llegan a España.

Junto a él, otros creadores que tampoco habían venido.

Este es un holandés que hace este tipo de fotografías.

Se fotografía a sí mismo y luego pinta la fotografía.

Con pintura al aceite.

Hace solo una copia original.

Todo son ideas con sentido del humor

y una teatralización muy en boga.

Fotografías hechas por fotógrafos el 21 de agosto de 68,

cuando las tropas del pacto de Varsovia invadieron Checoslovaquia.

Han estado desaparecidas

porque los propios fotógrafos no las podían enseñar a nadie.

(Música)

Chema, respecto a las fotos de la primavera de prada,

siempre me ha llamado la atención en el fotoperiodismo

la valentía de estar ahí.

Y no moverte de ahí para poder captar la imagen.

Es importante tenerlo siempre en cuenta.

Muchas gracias, Chema.

Muchas gracias, Chema.

Gracias, Cayetana.

-Había una vez un pobre emperador a quien nadie quería.

Que tú no sabes nada.

La hacienda tiene un interés fundamental.

Pareces de mal humor.

-Será porque he hecho morir a tu hijo.

(Música)

Tiene este año el honor de ser el compositor residente

del Palau de la Música.

Sus musicales le dieron mucha notoriedad en su día,

y desde entonces ha compuesto bandas sonoras, piezas para piano,

piezas para orquesta, incluso un par de piezas

de música religiosa.

Es pleno siglo XXI, el director del Palau de la Música

le encarga un réquiem.

(Música)

El réquiem viene de un encargo.

Primero, del encargo iba de parte del auditorio de Girona.

Su director artístico coincidió que es también el del Palau,

y cuando fue el elegido para esta temporada,

pensó que estaría bien aunar fuerzas.

Yo creo que Víctor pensó que un compositor como yo,

que normalmente mi música se asocia a música feliz, entretenida

o emotiva, podía ser un reto que podía afrontar

y que podía ser interesante el resultado.

Tengo que decir que no soy una persona practicante

ni muy religiosa,

pero tengo una educación católica y he crecido donde he crecido.

Al ser músico, tienes una relación con el mundo espiritual muy próxima.

Me he asesorado en la liturgia actual.

Hay unos números nuevos.

-Existían muchos precedentes.

Pero ha querido darle otro enfoque.

-He intentado que el réquiem significara un poco

un agradecimiento a la vida.

Si la muerte viene tras una vida plena,

es una mirada a todo lo que has tenido.

Y es la última etapa de esta vida.

-El réquiem es un encargo más

de los muchos que debe ejecutar en esta temporada

del Palau de la Música en la que le han nombrado residente.

-Es un lugar emblemático.

El marco arquitectónico lo encuentro maravilloso.

Para mí es uno de los grandes arquitectos del modernismo.

-En un entorno como el del Palau de la Música,

el encargo tenía que ser de altura.

También para los intérpretes.

-Es verdad que para el coro no he hecho nada,

pero he tenido experiencias con un coro extraordinario

y que es muy dúctil.

Como ya hemos hecho muchas colaboraciones,

me entienden a la perfección.

Al principio, les costó.

Me hicieron un meme en el que comparaban la dificultad

que representaba.

Pero después todos me han dicho que, una vez que has entrado,

es muy natural de cantar.

Estoy encantado y muy feliz.

(Música)

De la programación de La 2 para los próximos días

os recomendamos "El viaje del samurai".

¿Sabéis por qué hay gente que se apellida Japón?

Este documental nos lo cuenta.

A muchos de aquellos japoneses les cautivó tanto el lugar

que decidieron asentarse allí.

Durante todo este año, La 2 va a ir emitiendo contenidos

así de chulos para celebrar las relaciones diplomáticas

entre España y Japón.

Era, sin lugar a dudas, una estampa insólita

en la Sevilla del siglo XVII.

El domingo, la premiada "10.000 km".

Aprovechamos para felicitarle por su Goya como actor revelación.

Es una reflexión sobre el amor y las relaciones a distancia.

Los planes de pareja son siempre dedos.

--de dos.

(Música)

(Música)

¿Os apetece ir al teatro este finde

y no tenéis claro qué ver?

Nos ha llamado la atención un montaje de la brasileña.

"Si ellas fuesen a Moscú" se estrena este fin de semana en Madrid.

(Música)

Establecer un orden, su orden, sus moldes, sus normas,

para luego romperlos una y otra vez.

Huye del cautiverio de la disciplina

y crece con la experimentación conceptual

y la exploración formal.

Cerámicas del artista que proclamó aquello

de: "Hay que asesinar la pintura".

Ahora, dentro música, por favor.

(Música)

Ellos son Dead Bronco,

Ellos son Dead Bronco,

un grupo que aunque sea de Getxo

colaría si te dicen que son de Alabama.

Tiene nuevo disco. Sale este viernes.

Han probado un nuevo sonido.

Tocan con instrumentos tradicionales, acústicos,

pero con un tratamiento eléctrico, con distorsiones.

Una propuesta sonora que ya escucháis lo bien que suena.

Con ellos os dejamos hasta el próximo miércoles.

Nos vamos, pero nos vemos.

(Música)

  • Atención Obras - 14/02/18

Atención Obras - Rozalén, Albert Boadella, Lucía Carballal y más

14 feb 2018

La cantante Rozalén hace una pausa en la gira de su último disco para visitar '¡Atención Obras!'. Además, la oferta escénica de la semana del programa de La 2 incluye el montaje de Albert Boadella sobre Picasso y la obra 'Una Vida Americana', de Lucía Carballal. El espacio cultural que presenta Cayetana Guillén Cuervo se completa con las recomendaciones fotográficas de Chema Conesa.

ver más sobre "Atención Obras - Rozalén, Albert Boadella, Lucía Carballal y más" ver menos sobre "Atención Obras - Rozalén, Albert Boadella, Lucía Carballal y más"
Programas completos (221)
Clips

Los últimos 1.806 programas de Atención obras

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios