www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5041658
Para todos los públicos Atención obras - Nathalie Poza, Freedonia y más - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

Su talento creció entre

las tablas hasta fundar el admirado Animalario de teatro.

Su capacidad transformadora llegó a la pantalla y se llevó el Goya.

Hoy en "¡Atención obras!",

una actriz tan creíble como irreconocible

en su último personaje.

Soy la vida de un rey al que no puedo dar hijos en un reino hostil.

Pensáis que no voy a luchar por mi futuro.

(Música)

Coge el puto teléfono.

Nathalie Poza, bienvenida. Bien hallada.

Un placer tenerte aquí. Qué ganas tenía de venir.

Gracias por estar aquí.

Impulsiva, transparente, sin filtros,

y con una confesa inseguridad que contradicen los muchos premios

y el talento con mayúsculas.

Me pareció oportuno empezar esta conversación

recordándote que eres una de las actrices más admiradas

y queridas de este país. Quiero preguntarte cómo te suena.

Me emociona.

Sobre todo, que me lo digas tú, que hemos trabajado juntas.

Ayer un periodista me preguntaba por esa inseguridad

que en "70 binladens" no me puedo imaginar salir con esa contundencia.

Nos pasa a todos la inseguridad de hacerlo mal

y quieres llegar y dar la nota,

en elegir bien lo que quieres contar

y contar la historia

para la que te eligen para llegar bien al espectador.

Creo que eso es lo que nos mantiene el vértigo siempre intacto

antes de un proyecto. A mí me pasa siempre.

Llegas al cine después de una sólida carrera teatral,

y llegas para quedarte.

Cada vez que haces algo,

nos dejas con la boca abierta,

como con esta película de grandes interpretaciones dirigida

por Koldo Serra. Vamos a veros.

Necesito esos 35.000 como el aire.

Si no los tengo para mañana,

no volveré a ver a mi hija en mucho tiempo.

¡Que nadie se mueva! Todo el mundo quieto.

-Por lo visto, un fulano ha salido de la sucursal

y se ha liado a tiros.

-Soy una de las redes, hablar en nombre de los rehenes.

Es clave que sea puntual, que apunte palabra por palabra.

A las 4:00.

-Hazme una transcripción completa.

-Binladens, así es como llamáis a los billetes de 500, ¿no?

No tenía que salir con rehenes, hostias.

Solo quiero 70 míseros binladens de un botín de 400.000.

-¡Que se vaya ya!

(Música)

Es tu turno.

Me dan ganas de aplaudir. El tráiler es muy bueno.

Y la peli también. Me ha encantado.

Eso te lo dejo a ti. La recomiendo sin pudor.

Es un subidón de adrenalina potente.

Me gusta especialmente la pareja que construyes con Hugo Silva.

Hacéis una simbiosis, un trabajo maravilloso.

Habéis tenido que tener muchísima complicidad.

Os conozco los dos y he trabajado con vosotros,

me puedo imaginar esa construcción. Quiero que me hables de esa pareja.

Es curioso porque no hubo prácticamente ensayos,

algo queda más vértigo todavía. ¿De verdad?

--que da

No, hubo un ensayo muy decisivo,

que fue el plano secuencia de entrada del banco.

Estuvimos prácticamente un día entero

y fue la primera llegada al rodaje.

Con todo y sin maquillaje, sin vestuario,

con una recortada de juguete. Muy difícil.

Pero es verdad, lo dice Hugo,

que para nosotros fue como un ejercicio de shock.

Había que entrar a saco. ¡Madre mía!

Dices que no te sientes mí a gusto en tu piel,

pero feliz con tus personajes.

En este personaje estás irreconocible, vamos a verlo.

Que somos ricos.

Espera, espera.

Tranquilo, tío.

-Puedo contestar por vosotros.

-¿Qué dices?

-Quiero decir que...

-Espera, espera, espera. Deja que hable.

-Si contestáis vosotros,

lo primero que hará la pasma será grabar vuestra voz.

Después enviará la grabación a todos los penales del país.

Os terminará poniendo nombre y apellidos.

Nadie puede camuflar su voz.

¿Qué te ha aportado este personaje?

Lo más placentero es darse el permiso de ser violento,

maleducado, invasivo,

que es lo que te produce rechazo. Uno no quiere ser así.

Pero darse el permiso de llevar esa energía tan masculina...

Creo que Hugo tiene la energía más femenina de los tres.

Emma también es una mujer de armas tomar en esta peli.

No son los angelitos.

Ella es la vertiente racional

y esta es el impulso, algo muy psicopática o en el personaje,

del cual se sabe muy poco.

Había que hacer un trabajo muy externo.

Solo se sabe que ha estado muchos años en la cárcel

y que perdió un ojo en una partida de mus extremo.

Por eso había que montar este animal, esta bestia.

Y un personaje muy alejado de mí.

¿Trabajar con un ojo tapado? Muy duro.

Ayuda mucho porque te produce mucha mala leche.

Tienes dos hemisferios desequilibrados.

Cuando venía alguien por la parte izquierda,

no escuchaba bien o no veía.

Tienes que moverte de otra manera. La alerta constante y despierta.

Pero es verdad que te da todas las armas

para encarnar alguien que no eres tú.

Eres una bestia en la pantalla y encima de un escenario, sin duda.

Además, fuiste una de las fundadoras de algo maravilloso

de la cultura de este país, Animalario.

Quiero que me cuentes cómo recuerdas esa etapa.

Es parte de mi vida teatral, personal,

y no lo tengo muy separado de la profesional.

La actriz que soy tiene mucho que ver con Animalario.

Era una manera de entender la vida también.

Hacíamos el teatro que nos salía.

Decía Alberto San Juan,

hacíamos lo que queríamos contar.

Uno componiendo música, otro dirigiendo,

podríamos expresar.

Y quizás conectar con los que nos veían.

Hay gente que lo recuerda

y te recuerda que ha sido importante para sus vidas,

y para eso hacemos teatro, para llegar al otro.

En cuestión de dramaturgos,

¿cuáles se sacuden y cuáles te conmueven?

Tennessee Williams y Rozado una vez en mi vida.

Y dramaturgos, ahora mismo, estoy enamorada de Pablo Remol.

Me encantaría trabajar con él, e incluso como director.

Por resumir así, es uno de los grandes en este momento.

Trabajamos juntas en "Fuegos". Un texto maravilloso.

Corto, pero intenso. Corta, pero muy bonito.

Con Carmen Machi.

Te lo recuerdo porque yo tuve la posibilidad de observarte

cómo trabajas, cómo por intuición y vas oliendo las situaciones.

Poco a poco, como un animal, y vas oliendo lo que te decían.

Poco a poco, como un animal, ibas oliendo lo que te decían.

Un día explosionaba en una barbaridad de talento que dejaba

a todo el mundo sin respiración. Así lo vivo yo. ¿Cómo lo vives tú?

Recuerdo uno de esos ensayos como una de las dos o tres veces

que en todos los años que hacemos esta locura paso eso mágico

que todos los astros se alinean y estás presente,

y haces algo que no vuelves a repetir nunca más.

Había una atmósfera de trabajo ese día...

No sé cómo fue, pero pasa pocas veces.

Por eso tengo especial cariño.

Dices que el teatro te ha salvado la vida. ¿Por qué?

No lo sé.

Cada uno elige la profesión que es el síntoma de lo que eres

y lo que necesitas.

Al principio era un juego, uno quiere disfrazarse y jugar,

y luego se convierte en una manera de entender la vida y a ti mismo.

Nosotros hemos buscado también otro salvavidas, que es la música,

y hemos encontrado una mezcla infalible.

Nueve músicos con la voz de Maika Sitté.

Son Freedonia y te invitamos a conocerlos.

Fascinada.

(CANTA EN INGLÉS)

Freedonia nos conocimos en una escuela de música

hace ya mucho tiempo y entablamos amistad.

Decidimos irnos al sur, a Caños de Meca,

a tocar con nuestros instrumentos, a ganarnos las vacaciones,

y a partir de ahí fuimos enredando.

Al principio, quisimos hacer un trabajo ejercicio de estilo

para entender el estilo que queríamos hacer, más el sol.

--soul

En el último disco, "Shenobi",

hemos metido sonidos que tienen más que ver con la cultura de Maika,

que viene de Guinea Ecuatorial. Hemos metido más ritmos africanos.

Es el referente de música jazz.

-Yo entré para hacer los coros.

Antes tenía un grupo de música a capela con mis hermanos

y también estaba en otro grupo como corista.

(CANTA EN INGLÉS)

Entre la grabación y el directo,

la energía que puedes implicar

al director no tiene nada que ver con la grabación.

En las grabaciones es todo mucho más frío.

Es más difícil darle sentimiento.

(CANTA EN INGLÉS)

Somos nueve, tenemos cuatro metales.

Y guitarra, batería, bajo, teclados...

Tenemos un montón de timbres

y lo que intentamos es, todos esos timbres,

ponerlos a disposición de las canciones,

hacer que la voz suba con los instrumentos.

(CANTA EN INGLÉS)

Hay muchos letristas.

A lo mejor yo he hecho la letra de un tema,

Maika ha corregido esos temas.

-En "Shenobi" hablamos de todo un poco.

Sobre todo, del crecimiento de la mujer.

Tiene una temática, habla sobre la historia de una mujer

y de todo lo que te puede pasar.

Habla sobre amor, migración, que tiene que ver mucho conmigo.

(CANTA EN INGLÉS)

¿Qué te parece? Increíble.

Aparte, me da una envidia que me muera.

Si hubiera podido, me hubiese dedicado a la música.

Estaba mirando cuándo tocan, hay que ir a verlo. Increíble.

Es una fuerza de la naturaleza. No es humano.

Tres veces nominada al Goya y a cuarto intento es tuyo

con una película que no querías hacer porque el personaje

era excesivamente tóxico. Estuviste a punto de decir que no.

Imagínate decir adiós.

¿Hay vida después del Goya? Sí, claro.

Después del Goya y después de todo. Hay vacío también.

Fue un año muy intenso, pero es mucho trabajo.

Te llevaste eso y todo el lote.

Sí, sí, sí.

La televisión

y nuestra afición está viviendo un momento maravilloso,

que está dando trabajo a todo el mundo.

Estamos a un nivel de primera.

Además, ofrece a los actores algo que es muy bonito

porque no lo tenemos, que es continuidad en esta profesión.

Eso estaba pensando después de los Goya,

que uno ve que hay más posibilidad de trabajo para todos.

Te hemos visto en varias series. ¿Qué has aprendido?

"Carlos" fue una de las esprintar más bonitas.

Hay algunos con los que te quedas para siempre.

Es de los que consigues dar la nota

porque encuentras el secreto del personaje.

Esa cosa tan complicada de encontrar la idea para tirar.

Me podían poner en cualquier situación,

que el personaje tenía sus motivaciones.

Estaba muy bien escrito. Una serie a la que le tengo especial carino.

Tienes madre francesa, estudiaste en inglés. Sabes tocar el piano.

Estudiaste ballet.

Te dedicas a lo que más te gusta del mundo vives de ello, ser actriz.

Has trabajado con los mejores, como Pedro Almodóvar.

¿Tienes alguna asignatura pendiente?

Quizás hacer un proyecto más propio o juntarte con...

A veces, en esta profesión,

esto de depender tanto de que nos elijan

o que nos propongan algo que nos gusta,

puede producir mucho desasosiego

porque no es quizás lo que más te apetezca hacer.

Uno puede perder la ilusión.

Dime qué amas profundamente de nuestro oficio

y qué te incomoda más. Quizás...

Las tribulaciones en las que entramos nosotros mismos,

las trabas que uno se hace. Eso es lo peor.

Los vértigos, las montañas rusas...

Si pudiera ser todo más estable, sería más feliz.

Pero empezó a asumir que, sin vértigo, esto no se mantiene.

Sé que tienes un proyecto que no sé si debería yo soltar,

pero bueno... Es tan bonito...

Te empeñarse en que debías entregar el Goya a una persona muy concreta

a que España entera ama.

Creo que tienes algo entre manos para subir con él a un escenario.

Viene gracias a una propuesta de centro dramático nacional.

Participé en un taller de un festival extraordinario

sobre la inclusión, una palabra que no me gusta mucho.

En ese taller trabajamos con actores con discapacidad

a las órdenes de un director extraordinario portugués.

En ese taller, que nos conocimos Jesús y yo,

aunque le seguía desde hace tiempo,

pensamos en la posibilidad de convivir el centro dramático

con el portugués y crear un espectáculo

donde no se hable de inclusión y donde nos convienemos

donde no se hable de inclusión y donde nos convinemos

toda clase de discapacidades.

Ahí estará Jesús y espero estar yo.

Los dos seguro y no sabemos quién más.

El montaje está por decidir, pero la idea es potente.

Cuando miras atrás y ver lo que has conseguido,

hasta dónde has llegado, lo que te queda por hacer,

¿qué te pasa por el alma, por el corazón?

Estoy en ese punto en el que hay que mirar para atrás.

Es como cuando pasas por calles donde has vivido.

Yo hago ese tipo de paseos. Está guay.

Pues hay que hacerlo también y recordar.

Hubo un tiempo en el que solamente estudiaba o trabajaba en un bar,

porque está muy bien para pagarte unas clases o salir adelante

y soñar con estar en este edificio.

Hay que recordar para valorar lo que tenemos.

Como trabajamos tan en el presente

y es algo de formación profesional, se nos olvida lo que hemos hecho.

Hay que valorar la experiencia.

Con esa experencia trabajamos y vamos creciendo.

Quedarme como estoy, pero no olvidar de dónde vengo.

Gracias por tu compromiso, por tu autoexigencia,

por tu nivel de excelencia y por conmovernos a nosotros siempre.

Y un aplauso de pie a esa Lola de los "70 binladens"

y que te queremos. Gracias a vosotros, un placer.

Hasta aquí llega "¡Atención obras!".

Nos vemos el próximo jueves. Nos vamos, pero nos vemos.

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Nathalie Poza, Freedonia y más

Atención obras - Nathalie Poza, Freedonia y más

07 mar 2019

Nathalie Poza es la atracadora del robo a una sucursal de barrio en la nueva película de Koldo Serra, '70 Binladens'. La actriz desvela los secretos del rodaje junto a Hugo Silva y Emma Suárez. Se trata de un thriller femenino que rompe los parámetros de un género tradicionalmente masculino.
Con una caracterización no apta para hipocondríacos, Nathalie Poza interpreta a una exreclusa haciendo honor a sus posibles cambios de registro. Una excusa perfecta para repasar con Cayetana Guillén Cuervo toda su amplia trayectoria como actriz, desde sus inicios como fundadora del grupo teatral Animalario hasta la consecución en 2018 del Goya a la Mejor Interpretación Femenina Protagonista por 'No sé decir adiós', de Lino Escalera.
También comparte una noticia: pronto actuará junto a Jesús Vidal, actor a quien Nathalie Poza entregó este año el Goya por su interpretación en 'Campeones', de Javier Fesser.

En la sección musical el programa tiene tiempo para el funk, el soul y el afrobeat de Freedonia. Con la voz de Maika Sitté, el grupo rescata del jazz africano un mensaje de igualdad. La banda, compuesta por nueve músicos, se encuentra en plena gira de su tercer álbum, Shenobi.

ver más sobre "Atención obras - Nathalie Poza, Freedonia y más" ver menos sobre "Atención obras - Nathalie Poza, Freedonia y más"
Programas completos (249)
Clips

Los últimos 1.936 programas de Atención obras

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios