www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5064099
Para todos los públicos Atención obras - Bernardí Roig, David Mamet y Novedades Carminha - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

De la obsesión a la provocación.

Hoy, en "¡Atención Obras!",

un artista que explora la plasticidad del arte

hasta los límites del ser humano.

(Música)

Bernardí Roig, bienvenido. Gracias. Muy amable.

Un placer tenerte aquí. Para mí también.

Tus esculturas y tus obras han llegado a Washington, Venecia...

Eres un creador.

Es un rompedor hasta de una norma no escrita.

Has sido el primer artista contemporáneo

que ha conseguido exponer allí con vida.

Ahora nos llevas a la antigua Tabacalera madrileña,

donde puede verse tu última exposición.

Estuve yo hace unos días.

Es una muestra que unifica tu producción audiovisual

de los últimos 19 años.

¿Cómo presentas la obra a quien no conoce tu obra?

Más que una retrospectiva, es un recopilatorio.

Es un recopilatorio que no pretende ser cronológico.

No cuenta una trayectoria mostrada en la secuencia de la cronología.

Es una polifonía visual de sonidos e imágenes.

Invaden un poco a la vez al espectador, su cabeza y su mirada.

Es un intento de arañar la retina del espectador.

Evitar en todo momento que el ojo se acomode a la imagen.

Provoca un montón de sensaciones de las que hablaremos ahora.

Vamos a ver parte de tu exposición.

(Música)

Una instalación multicanal, un desafío, la alegría de vivir

de las antiguas cigarreras. Es nuestro punto de encuentro.

-Esa primera pieza tan alegre y tan barroca. Casi tropical.

Prepararnos. "Esto no es lo que ustedes van a ver".

Yo lo interpreto como una pieza que habla de las cigarreras

que estuvieron aquí y que ya no están.

Conecta con mi tesis de que los muertos nunca están muertos

del todo.

-Junto al escritor, avanzamos por las claves de estas obsesiones

fílmicas de Bernardí Roig.

Unidos por referentes intelectuales comunes.

-Las obsesiones de Bernardí son muy seductoras.

Esto surgió de forma casual.

Me comentó que estaba involucrado en unos proyectos.

Consiste en escalar la pared que comunica el fiordo

con el punto en el que construyó su cabaña en 1914.

La metáfora que planteo es llegar de la forma más directa

posible lo que fue el cerebro de uno de los filósofos del siglo XX.

Una de las ideas de Wittgenstein era que la cárcel es un lenguaje.

Nunca podemos ir más allá de nuestro propio lenguaje.

Toda esta idea de trabajar con la parte más temblorosa

de la realidad, y oscura también, es algo que nos une.

Que él maneja y que yo manejo desde puntos de vista muy diferentes.

Compuso para un hermano de Wittgenstein que era manco.

Cuando Bernardí se puso en contacto con pianistas profesionales,

ninguno quería.

Se le ocurrió a Juan Feliu por qué no interpretaba él

con la mano izquierda.

El arte debe provocar y sacudir. Es un denominador común de tu obra.

¿Qué te gustaría que pasara en la cabeza

y el alma de los espectadores?

Es difícil plantear una ambición que se me escapa.

Uno hace las cosas para que no me estallen en la cabeza.

No tengo ninguna dirección que dar en cuanto a lo que pueda ocurrir

en la mirada de nadie.

Lo trae en sucesivos oleajes la espuma del inconsciente.

Estas imágenes están escogidas al afuera.

¿Qué pasaría si no pudieras tener la catarsis?

Tendría migraña.

O un martilleo en el pecho permanente. No lo sé.

Hay algo dentro de cada uno que debe ser expulsado.

Ese algo es seguramente un coágulo de lo reprimido

que viene de muy lejos.

A mí me provocó un poco de todo.

Me provocó desasosiego, me provocó angustia, me provocó incertidumbre,

me provocó placer, me provocó lágrimas...

¿Hay algo de experimento sociológico?

Tú eres el espectador ideal en este sentido.

Muchas gracias.

Experimento no hay.

Yo hago imágenes porque las he visto.

Nosotros formamos parte de esa cadena que se retroalimenta

y de la que no podemos escapar. Pero no hay un experimento.

No me considero experimental.

Has dicho algo muy interesante respecto al espectador,

que cada uno va con su perspectiva y su punto de vista

y su espíritu crítico distinto.

No te puedes responsabilizar de lo que cada uno filtre.

Ni tampoco ir hacia un lugar. Es muy interesante.

Estas imágenes existen porque no les queda más remedio.

Háblame del iceberg, por favor.

¿Sirve como metáfora de lo que se ve y lo que no queremos ver?

Podría ser la gran metáfora de la cabeza de uno desprendida

del cuerpo social.

Una especie de masa despistada.

El interior de nuestra cabeza también alcanza temperaturas bajas.

Hay algo de muy solitario en el iceberg.

Y la parte visible es muy pequeña de lo que contiene.

Nosotros somos un almacén gigantesco de impulsos sin impulsar.

Y hablas de una temperatura externa e interna congelada.

Dentro de nuestra cabeza está oscuro.

Hay humedad y debe hacer frío. Como en Tabacalera.

Podría ser otra metáfora.

Es un sitio donde las paredes están desconchadas.

Está lleno de memoria.

De ese colectivo se fueron las cigarreras.

Es un proyecto que se gesta en el museo de arte moderno

y contemporáneo de Palma.

La alegría de vivir de las cigarreras,

que organizaron el primer sindicato femenino.

El espectador ve a esas mujeres exultantes correr con esa alegría,

que choca con el lugar, que es lúgubre y un poco húmedo.

Entre exposición y exposición,

tenía claro que había que hacer algo más.

A partir del cuadro de Matisse,

que es la idea de estar bien, de estar feliz.

Estas actrices que contraté,

las contraté a partir de un casting buscando lo que podéis ver:

cuerpos rebosantes de carnalidad, saturados de grafías. Carne real.

¿Un artista sin obsesiones no es nada?

Lo más preciado que tenemos.

Hay que, además de cultivarlas, mimarlas.

Tenemos que hacerte una propuesta.

"La culpa" es la nueva obra de David Mamet. Vamos a verla.

Creo que será mejor irse de aquí por un tiempo.

-¿Para qué? -Para reflexionar.

-Las consecuencias de la integridad.

David Mamet vuelve a situarnos ante una complicada disyuntiva

en su última obra: "La culpa",

que llega a nuestro país justo después de su estreno en Nueva York.

-Charles es un psiquiatra.

Tiene un cliente, un paciente que es un chico joven,

que ha matado a 10 personas.

Le exigen que testifique a favor de este chico.

-Algo me estás ocultando. -En absoluto.

-Es una mujer bastante vulnerable.

Muy inteligente.

Y muy cómoda en su estatus, en su vida.

Podría ser el símbolo de hasta dónde nos puede preocupar el quédirán,

el ser aceptados

y hasta dónde podemos llegar a sufrir las consecuencias.

-Usted siempre ha testificado obedeciendo a motivaciones

personales y no divinas. ¿Por qué?

Yo soy la abogada defensora de un chico joven, homosexual,

que efectivamente ha cometido una masacre,

pero también hay que saber por qué lo hacen.

-Su negocio consiste en vender periódicos.

Cuanto más simple es la historia, más periódicos venden.

Siempre hay una víctima.

-Los personajes de "La culpa" están llenos de contradicciones.

Todos esconden esa culpa a la que hace referencia el título original.

Todos tienen más de una razón para defender sus intereses.

-Impasible.

Podríamos decir que ha permanecido impasible.

Impasible ante la humillación que sufren los homosexuales.

Impasible ante el peligro que corren a manos de fanáticos

que siguen al dictado las sagradas escrituras, que legitiman el odio.

-Mamet es muy perverso.

Habla de muchas cosas que no resuelve.

Deja al espectador esa opción de que piense y resuelva.

-No puedo contarte cuál es la culpa.

Tienes que venir a ver la obra.

-¿Ni siquiera mi mejor amigo me puede entender?

¿Pretendéis que haga una disculpa pública?

-Te ruego que bajes la voz.

"La culpa", de David Mamet.

Hay que ir a verla sin duda alguna.

La culpa es una de las cosas que no nos quitamos de encima.

Es el inconveniente de haber nacido. Nacimos con esa culpa.

Y tenemos que dar respuesta a los estímulos.

¿Buscas entre la luz y la sombra? ¿Y por qué no hay color?

No hay color porque yo tengo una cabeza blanco y negro.

Trabajar en blanco y negro me aleja de la realidad

para crear lo simbólico.

Y lo simbólico está a salvo si está en blanco y negro.

Son blancas porque intento no ser un escultor.

Trabajo con hombres porque me es más fácil proponerles

que se afeiten la cabeza.

Trabajo con un hombre de mediana edad gordo y calvo.

Como un retrato de lo que yo voy a ser.

¿Cómo haces los moldes?

Tenemos que afeitar el cuerpo de la persona que usaremos como modelo.

Eso sería el vaciado.

Todo eso se junta y se hace el primer positivo en resina.

¿Son modelos o amigos? Son amigos todos.

Solo lo hacen una vez.

Al final no es un proceso agradable.

Hay un momento un poco claustrofóbico.

Sobre todo por la parte de la boca, de tener que respirar.

Yo no podría. Solo de pensarlo me entra angustia.

Tienes 15 minutos para que cuaje.

Tienes que estar ahí metido sin cambiar la expresión facial.

Nunca repiten.

Son muy elocuentes.

Yo lo hice para probar y lo entendí todo.

La ceguera o incapacidad de ver es uno de los grandes temas de tu obra.

¿Nos va a pasar todos?

En este presente saturado de imágenes estamos atravesados

por un rococó tecnológico.

Consumimos y habitamos imágenes.

¿Cómo hacer para provocar esa erección del ojo?

Es una cuestión de la que no me libro.

Has encontrado una certeza en el dibujo que pone el cerebro

en contacto con la verdad.

¿Buscas y encuentras lo esencial?

Bueno, es un sismógrafo.

Es como un incautador de instantes.

Esa imagen macera.

Ese momento del dibujo es el momento embrionario.

Sostienes que el arte está formulado lingüísticamente

y que entender el lenguaje requiere un esfuerzo.

¿Necesita más esfuerzo el arte contemporáneo?

¿El arte siempre ha necesitado este esfuerzo?

Realmente tiene una gran cultura de cultura judeocristiana

y de metodología.

En "El juicio de París" se organiza la guerra de Troya.

Hay una cierta complejidad de iconografía.

Hay un contenido narrativo que hace falta conocerlo.

Acabas de mostrar tu obra en la última edición de Arco.

¿Pueden servir las ferias para educar criterios?

Sobre todo para vender.

Se venden obras, sí.

Parece ser, según los titulares, que se ha vendido mucho.

El implacable paso del tiempo, el desencuentro,

la repetición, la amputación de la memoria,

la incomunicación...

¿Hay espacio para la esperanza? Toda.

Si esto es una manera de estar por el mundo.

Claro que hay esperanza, solo faltaría.

Hay posibilidades de modificar las cosas.

Creo que el arte, la poesía y la música, el hecho creativo,

es el elemento fundamental capaz de transformar.

Bernardí Roig, gracias por sacudirnos,

por ayudarnos a reflexionar.

Gracias de verdad. Te queremos.

Gracias por invitarme y por darme la oportunidad de contar.

Gracias.

(Música)

(Música)

(Música)

(Música)

Estoy lista para mí.

Voy como quiero ir.

Estoy mejor sin ti.

(Música)

A las taquillas de todo el país están volando con "Ultraligero",

Las taquillas de todo el país están volando con "Ultraligero",

el último disco de Novedades Carminha.

Están seduciendo en conciertos y en pistas de baile.

(Música)

Déjalo todo y vete pa Madrid.

Novedades Carminha se formó en Madrid,

lo que pasa que los cuatro somos de Santiago de Compostela.

Fuimos a estudiar y montamos la banda.

-Parece que cada día viene más gente a los conciertos.

En nuestro círculo privado tenemos la sensación de empezar de nuevo.

(Música)

-Este último disco, "Ultraligero", está basado en el baile.

Es un disco en el que repasamos los diferentes géneros y músicas

de baile de todo el mundo,

pasándolas por el filtro de Novedades Carminha.

Somos un grupo de rock, pero podemos hacer una canción con referencias

desde el reggae hasta el hip hop.

-Nosotros utilizamos todos los cacharros que tenemos a nuestro

alrededor.

Entre ellos, el Autotune.

Queremos mezclarlo con el rock'n'roll.

(Música)

-Robamos en líneas o nos inspiramos en canciones de otra gente

como Bambino.

Y siempre intentamos hacer esa movida de ser blanditos por dentro

y chulitos por fuera.

Siempre viajando. Qué bien lo pasáis.

-Con Novedades Carminha tenemos que jugar a ir un paso por delante

de lo que espera la gente.

Para eso curramos mucho, escuchamos mucha música,

para digerirlo o absorberlo y ser conscientes de que eso existe

y poder utilizarlo en un futuro.

-No tendría ganas de ir a un local de ensayo si tuviésemos entre manos

un quinto disco y fuese igual que el primero.

(Música)

¿Qué tal, Sara?

A ver esos planes para organizarme la agenda.

Programa doble de teatro en Madrid.

En el Teatro Kamikaze.

Es un tipo de teatro que gira en torno a un hecho real.

"Port Arthur" y "Jauría", las dos basadas en hechos reales.

"Port Arthur" es una pieza basada en un interrogatorio policial

sucedido a raíz de un crimen en Australia.

"Jauría" está construida a raíz de la transcripción

de las declaraciones de la víctima y los acusados

durante el juicio de la violación de la manada.

"Port Arthur" está dirigida por Serrano.

Un asesino muy desconcertante y dos policías.

-¿Qué dirías si te dijera que te vieron?

-¿Cuándo empezó a gustarte usar armas de fuego?

-Es un toma y daca en el interrogatorio.

Está basado en un hecho real.

Hay mucha dificultad para un dramaturgo de pasar

de un informe policial a un texto dramático.

Está magníficamente construido y muy bien dirigidos los actores.

"Port Arthur" funciona como una antesala,

como un previo muy apropiado antes de ver "Jauría",

que es una explosión.

Está dirigida por Miguel del Arco y es una obra

que te mantiene pegada a la butaca.

En estado de alerta y de tensión.

Es una experiencia mental, pero también física.

Sientes el llanto y el desconcierto de la violación de esta mujer.

Oyes respirar a los acusados, este grupo de hombres.

Ves su forma de actuar, su lenguaje. Y también vemos a los jueces.

-Un 6 de julio llegamos a Pamplona.

-Yo le dije que me encantaba, que la veía muy guapa.

-No recuerdo ninguna conversación donde se mencionara el sexo.

-Es un espejo el que nos pone el teatro delante.

Demuestra que el teatro puede funcionar como generador,

como motor de cambio. Para que entre todos podamos cambiarlo.

Tomar conciencia de que el teatro tiene ese valor.

María está inmensa.

Es una giganta esta actriz maravillosa.

Acompañada por estos cinco actores. No tengo palabras.

"Jauría" es muy recomendable. Se puede ver en el Teatro Kamikaze.

Todos los lunes hay una función a las siete para escolares,

para estudiantes de Secundario y Bachillerato.

¿Qué más?

Un disco, el nuevo trabajo de Andrew Bird.

Yo no sé si mojarme con esto y decir que es su mejor disco,

pero es una delicia escucharlo.

Son 10 canciones.

Hemos escuchado tres singles.

Entre ellos, una canción que es imposible no silbar.

El disco está grabado en directo llama la atención

porque el resultado es tan preciso, tan delicado,

que casi parece un disco de estudio.

Son canciones muy optimistas en las melodías y musicalmente,

pero las letras, en un país como Estados Unidos,

atrapado por Trump, las letras son más críticas.

Iremos al teatro. Hasta luego.

Con la inconfundible música de Andrew Bird os dejamos.

Como siempre, en buenas manos.

Nos vamos, pero nos vemos.

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Atención obras - 14/03/19

Atención obras - Bernardí Roig, David Mamet y Novedades Carminha

14 mar 2019

El autodidacta mallorquín Bernardí Roig vuelve a explorar la plasticidad de las artes en la exposición ‘Todos los icebergs son negros. FILMS 2000-2018’. Una retrospectiva audiovisual en la antigua Tabacalera de Madrid. El escritor Agustín Fernández Mallo, quien protagoniza una de las hazañas creativas de Roig, será el guiará al programa por el “universo bernardí”.

Escultura, vídeo, dibujo, pintura, fotografía e instalación. La exposición repasa toda su producción artística y se detiene en su obsesión por la soledad y la incomunicación de sus características esculturas blancas. Una figuración conceptual que le ha llevado a exponer en la Phillips Collection de Washington, en el Palazzo Fortuny de Venecia o en la catedral de Canterbury.

En la sección musical, ¡Atención Obras! descubre la frescura nocturna de Novedades Carminha. ‘Ultraligero’, el quinto disco de los gallegos está seduciendo en las pistas de baile con sus letras descaradas.

Por otra parte, ‘La culpa’, la nueva obra de teatro de David Mamet, se estrena en España. Sobre las tablas, un psiquiatra debe declarar contra un paciente responsable de una masacre. Dirigidos por Juan Carlos Rubio, Pepón Nieto, Ana Fernández, Magüi Mira y Miguel Hermoso se cuestionan las creencias en el límite de lo profesional y lo personal. Puede verse en el Teatro de Bellas Artes hasta el 24 de marzo.

El programa cierra con la recomendación cultural de Sara Núñez de Arenas.

ver más sobre "Atención obras - Bernardí Roig, David Mamet y Novedades Carminha " ver menos sobre "Atención obras - Bernardí Roig, David Mamet y Novedades Carminha "
Programas completos (265)
Clips

Los últimos 2.020 programas de Atención obras

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios