Dirigido y presentado por Manuel Pimentel y dedicado a la arqueología, abordará la evolución humana, el nacimiento del arte rupestre o el final de Tartessos. La búsqueda del Maestre del Temple, Arnáu de Torroja y de la tumba de Boabdil, completan una serie que se ha rodado en España y varios países como Tanzania, Marruecos, Italia, Alemania o Portugal.

5349102 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
Para todos los públicos Arqueomanía - La tumba de Boadbil - ver ahora
Transcripción completa

En 1942, Castilla conquista de Granada.

Su último rey fue Boabdil.

Un rey que pasaría a la leyenda como "el Desdichado".

El rey que tuvo que exiliarse, lo tuvo todo y todo lo perdió.

Pero la vida de Boabdil, a parte de su carácter legendario.

Arroja todavía algunas dudas históricas.

Una de las más importantes es, ¿dónde está enterrado?

¿dónde se depositan sus restos?

"Arqueomanía" va a intentar descubrir

dónde se encuentra la tumba de Boabdil en nuestros días.

Carlos Cano escribió que Granada era como una rosa,

más bonita que ninguna.

Asociada a la pureza y a lo divino

se convirtió en la flor postrera del gran Al Ándalus.

Boabdil fue su último rey musulmán.

Hay que entender lo que significó perder Granada.

Un vacío en el aire;

un lamento mudo;

una atroz e incurable herida.

Esta es la historia del hombre que pasaría a la Historia

por entregar sus llaves a los reyes cristianos.

Boabdil capituló

y Al Ándalus dejó de existir como entidad política.

Ya sólo sería melancolía revivida puertas adentro.

Moría el reino para dar nacimiento al mito,

al ensueño que se prolongaría hasta nuestros días,

Libros Plúmbeos incluidos.

Para el resto de los reinos de la península,

Granada era la joya más preciada y deseada,

último objetivo de un ideal de reconquista.

Para los musulmanes encarnaba la idea del Paraíso

y de la Jerusalén Celestial.

Era, en definitiva, la Tierra Prometida del occidente.

También fue tierra prometida para los judíos.

Por eso se llamó Garnata Al―Yahud.

Su luz es inextinguible, su brillo era cegador,

pero sus cimientos políticos eran arenas movedizas.

Estaba en manos de Castilla,

de quien fue estipendiaria desde su fundación.

Las guerras civiles entre facciones nazaríes la debilitaron

y a Boabdil le tocó reinar

en este avispero de pasiones e intereses emponzoñados

en clara inferioridad militar;

sólo con el apoyo intermitente de los benimerines de Fez.

Una vez que alcanzó el poder.

Yanil Boabdil, joven y débil.

Tuvo que enfrentarse a dos fuerzas colosales

que atenazaban al reino de Granada.

Castilla al norte y al sur el reino meriní de Fez.

Únicamente, las rencillas entre los propios cristianos

y los intereses de la nobleza castellana,

retrasaron una toma que era una muerte,

a todas luces, anunciada.

Pero la política y la Historia rara vez coinciden.

Por eso no suele contarse que las tropas granadinas

lucharon junto a los cristianos en la toma de Sevilla.

Que las alianzas y las traiciones

se entretejieron con diplomacia y oro.

Que unas veces fueron los benimerines

y otras los aragoneses los aliados contra Castilla.

Granada, templo de la belleza,

refugio de las zawiyas;

en ti se cuadró el círculo.

A una ciudad que tiene un río de oro besando los pies de su Sabica,

acudieron geómetras y alarifes para levantar la morada de Dios.

La poesía y el álgebra se abrazaron y se fundieron

en el palacio del Señor de los cielos infinitos.

La Alhambra, la Roja, había alumbrado

el nuevo templo de Salomón en su centrífugo atanor.

El Patio de los Leones es un canto hermético.

Su divina proporción y sus alquímicos pigmentos;

sus ocultas cúpulas; su estruendoso silencio.

Todo lo dejó escrito el visir y a la vez poeta Ibn-Zamrak

en la lengua revelada.

Su fuente era el ónfalos,

sus paramentos Casa de la Ciencia Verdadera.

Boabdil derrotado, abandonado y considerado como traidor

por los suyos, tiene que exiliarse.

Yo me pregunto,

¿qué sentiría al pasear por última vez por estos jardines

tan hermosos que sus antepasados levantaron?

¿Se consideraría indigno de su propia historia?

Nacía la leyenda del derrotado, nacía el mito del desdichado.

-Boabdil es un personaje absolutamente fascinante

y encarna de alguna manera esta faceta de hombre perdedor,

que le ha asignado el mundo árabe y musulmán.

Él es un sultán nazarí dentro de la línea dinástica

tan convulsa donde se van sucediendo distintas líneas paralelas

enfrentamientos de distintos sectores de las familias nazarí.

Él va a protagonizar,

de alguna manera una guerra civil en el interior de al-Ándalus,

entre facciones que quieren aproximarse a Castilla

para por certificado y finalizado el sultanato nazarí.

De otro lado de otros sectores están dispuestos

a resistir ante los embates de las tropas castellanas.

Boabdil representa ese sector fascista

que están dispuestos a llegar a algún tipo de acuerdo

con los Reyes Católicos.

Esto le va a granjear la enemistad de todos estos sectores.

Que lo que quieren es resistencia hasta el final

y él va a encarnar este partido de la paz,

este partido de palomas si se quiere

que quieren dar por finalizado el sultanato nazarí de Granada.

Con una suerte de acuerdo con los castellanos.

El susurro de la fuente es la melodía hermosa de la Alhambra.

Las flores de sus jardines, su manto colorido.

Pero esta belleza inigualable,

esta armonía de arquitectura y arriate en flor,

fue desgarrada con frecuencia por gritos de horror y muerte.

Porque el paraíso sobrevuela los infiernos

y la Alhambra cobijó tanto al amor como al dolor;

a la justicia como a la intriga;

al poder como al destierro;

a la victoria como, finalmente,

a la derrota, a la definitiva derrota.

Porque como dice el lema de los nazaríes:

la Wala Galiba Ila Alá, esto es, sólo Dios es el vencedor.

Boabdil no tuvo una infancia fácil.

Fue hijo de Aixa, la primera favorita de su padre,

Muley Hacén.

Aixa y sus hijos

tuvieron que soportar la humillación de resultar relegados

cuando Isabel de Solís se convirtió en la predilecta.

Con la sucesión del trono en juego,

Aixa luchó con todas las armas a su alcance

para garantizar la corona a su hijo Boabdil,

lo que le llevaría a enfrentarse abiertamente al emir Muley Hacén,

primero, y a su hermano El Zagal, después, en una cruenta guerra civil

azuzada por los Reyes Católicos, beneficiarios, en última instancia,

del desgaste íntimo de la monarquía nazarí.

Éste que es un espacio de maravilla,

ha sido testigo de luchas internas de los nazaríes.

Unos mataron a otros hasta que llegó la hora final.

Y es que parte de los traumas y conflictos

que determinaron el devenir de Boabdil y del reino de Granada,

tuvieron su origen

en las silenciosas pero terribles guerras de harén.

Pensemos en la madre de Boabdil

y la favorita Isabel de Solís, Soraya.

Van a ser en algunos momentos

se va a plantear que el sucesor no sea Boabdil

si no que sea el hijo de Soraya.

Y que todo eso va a hacer que también la madre

de Boabdil, se va al palacio Dar al-Horra en Albaycín.

Todas esas situaciones hacían que se produzcan

muchas intrigas en la época y situaciones convulsas.

-Aixa fue una mujer fuerte,

muy determinante en la vida de Boabdil.

Su hijo Boabdil le mandó erigir este palacio de Dar Al-Horra,

que significa, el palacio de la señora.

Paseando por sus pasillos, por sus patios,

aún nos parece escuchar el susurro

de las intrigas palaciegas y el recio metal

de los abencerrajes sobre los que ambos basaron su poder.

La señora, desde su palacio, observaría la Alhambra; la roja.

También el blanco Albaycín, que es la Granada fundacional,

con su muralla zirí.

Su rey Badís, como el rey Almutamid de Sevilla,

sería desterrado al Magreb por los almorávides,

los rigoristas del desierto,

antes de que la Alhambra comenzara a levantarse.

Almutamid murió en el exilio,

pero sabemos que su tumba se encuentra en Agmat.

Sin embargo, el último destino de Boabdil,

sigue siendo un misterio.

Granada se encuentra atravesada, por tres grandes empujes.

El empuje castellano, que más que de los Reyes

es de la nobleza andaluza.

De los Condes de Cabra, del Marqués de Cádiz, etc.

la política italiana,

intenta llevar a cabo todos los negocios

comerciales que hay en Granada.

De hecho, ellos tienen el monopolio

de la producción de pasas, almendras y azúcar.

Invierten en Granada porque prestan dinero a los reyes

y a la familia real, para que pongan un cultivo nuevas tierras

y por último el norte de África.

Después de la composición del mundo almohade.

Está en plena ebullición

y se sitúan de alguna forma,

Granada sigue la tendencia de los meriníes del norte de África

y si no sigue la tendencia occidental.

-Desde esta elevación, se tiene una impresionante

vista de la Medina de Fez. La más extensa del planeta.

Aquí se encuentra el mausoleo de los reyes meriníes.

Vamos a conocer esta dinastía meriní,

porque tuvo una honda influencia en la política, en guerra

y cultura de la Península durante el siglo XV.

Los meriníes o benimerines eran beréberes

que arrebataron el poder a los rigoristas del desierto.

Tras derrocar a los almohades, controlaron el Magreb

y parte de Al Ándalus durante años.

Tarifa, Gibraltar o Algeciras fueron plazas suyas,

lo que les otorgó el control del Estrecho.

La marina aragonesa, la castellana y la meriní,

se disputaron el Mediterráneo occidental.

Los meriníes ejercieron una honda influencia

sobre la dinastía nazarí, acogiendo, por ejemplo, en su exilio en Fez,

a algunos monarcas como Mohamed V, acompañado por Ibn al Jatib.

Los benimerines establecieron su capital en la ciudad de Fez,

formando un importante cuerpo de funcionarios en sus madrasas.

Al pasear por parques y jardines

uno se olvida de una realidad esencial,

la Alhambra además de palacio, es sobre todo fortaleza, Castillo.

La torre de la Vela, que se recorta a mis espaldas.

Nos recuerda una realidad fundamental en cualquier reino.

También el nazarí, el poder político,

siempre se asienta sobre el poder de sus militares.

La Alcazaba, la fortificación militar,

domina la Alhambra.

El ejército de Granada, siempre fue inferior al castellano,

limitándose a algunas campañas de hostigamiento

y a la recuperación de alguna ciudad pequeña o mediana

con el apoyo de los meriníes.

La superioridad cristiana era incuestionable,

sobre todo tras la caída de Antequera en 1410.

Las guerras civiles nazaríes, además,

fueron cruentas y debilitadoras.

El ejército tenía una estructura mixta,

por una parte de un ejército profesional, pagado,

pero por otra parte, era un ejército que dependía

también de las distintas tribus y clanes

que se unían a ese ejército profesional

que a veces tenía más fuerza que ese ejército profesional.

La conquista castellana de Granada era tan sólo cuestión de tiempo.

Boabdil ya fue prisionero de sus católicas majestades

tras el desastre de Lucena.

Era la pieza maestra que abriría las puertas de la capital del reino.

No obstante, algunos nazaríes defendieron con fiereza

las plazas de Ronda, Málaga, Baza o Almería.

La toma de Málaga, en 1487, fue una auténtica masacre,

que además dejó miles de esclavos sometidos a doble rescate

por Fernando de Aragón.

Y nadie, salvo los de Guadix, acudió en su auxilio.

Rendida Almería en 1489,

la conservación del Reino Nazarí era imposible.

Granada se sabía perdida,

fruta madura para la mesa de los Reyes Católicos.

Boabdil sale relativamente joven de Granada,

entregando las llaves en este escenario tan majestuoso,

las llaves de la ciudad de Granada y de la propia Alhambra.

Había desarrollado su actividad política en Granada,

pero centrándonos en esa partida, en su condición de hombre perdedor,

porque no deja de ser el que, finalmente,

entrega Al Ándalus al enemigo cristiano.

-Él lo que quiere es, de alguna forma,

conseguir una cierta estabilidad,

y si esa estabilidad va a significar la rendición del reino

que lo signifique con las máximas garantías posibles.

Y de hecho lo consigue.

-Tiene algunos tipos de beneficios,

se va al señorío este que se le entrega en la Alpujarra,

y ese señorío, de alguna manera también,

lo que significa es que a Boabdil se le acuse de traidor,

de representar un poco el papel de traidor

en todo este gran escenario

que es el final del reino de Granada.

-No hay que ver esto como una cruzada

al estilo de las cruzadas del siglo XI en Tierra Santa

y demás, no, no, no...

Hay que verlo como una partida de ajedrez

donde cada uno mueve su pieza

para conseguir mantener sus intereses.

Y los grandes favorecidos van a ser los nobles castellanos,

que van a sacar una gran tajada

y, sobre todo, los comerciantes italianos.

La entrega de las llaves de la ciudad

tuvo lugar durante la madrugada del 2 de enero de 1492

en esta ermita de San Sebastián.

Hoy pasa desapercibida,

a pesar de la enorme trascendencia del hecho.

Primero fue un morabito musulmán,

transformado a la postre en ermita cristiana.

En 1492 no solamente cae Granada sino que finaliza Al Ándalus,

ese extenso periodo de ocho siglos

que es parte fundamental de la historia de España,

aunque de alguna manera aún no hemos finalizado,

aún no hemos terminado por hacerla nuestra por completo,

porque la historia de Al Ándalus no es la historia de los árabes,

sino la historia de Al Ándalus es parte importantísima

de la historia de España.

El panteón familiar nazarí estaba en la llamada Rawda.

Todos los cuerpos fueron exhumados

y trasladados a un lugar indeterminado.

La Rauda, o cementerio de los reyes nazaríes,

se encontraba situado en este solar que tengo a mis espaldas,

situado tras la pared trasera del patio del Patio de los Leones.

El rey Boabdil, antes de partir hacia el exilio,

desenterró los restos de todos sus antepasados,

los grandes reyes nazaríes, para llevarlos consigo.

¿A dónde? Pues no lo sabemos.

Las fuentes hablan de Mondújar, pero no sabemos con exactitud

si se refiere al Mondújar granadino del Valle de Lecrín

o al Mondújar almeriense

del señorío que recibió junto a Santa Fe de Mondújar.

El caso es que a día de hoy desconocemos con exactitud

dónde se encuentran enterrados los restos de esos reyes nazaríes.

El destino quiso que su memoria se perdiera en el olvido.

-Se comenta que pueden estar por la zona del Valle de Lecrín,

que puedes estar por esa zona,

pero no sabemos exactamente quién es las que se lleva

ni tampoco sabemos dónde está la tumba del propio Boabdil.

Los musulmanes lo llamaron Puerto de las Lágrimas,

los cristianos, del Suspiro del Moro.

Dicen que los alaridos de Boabdil al ver Granada desde aquí,

conmovieron a toda su comitiva.

La situación aquí se va deteriorando también paulatinamente.

De una primera etapa de las capitulaciones

donde se piensa que se pueden mantener

una serie de tradiciones y de costumbres,

que incluso está el arzobispo Fray Hernando de Talavera,

que es bastante tolerante,

vamos a pasar a otra etapa donde ya la cosa se va a poner

más complicada la convivencia,

donde va a surgir también todo el movimiento de los moriscos,

de los libros plúmbeos

y de todas las leyendas de la Torre Turpiana,

que van a intentar para recuperar esa convivencia

que se estaba perdiendo

y cada vez la cosa es más compleja

y entonces decide ya partir.

Boabdil abandona Granada en febrero de 1492

para un primer exilio,

al señorío de las Alpujarras almerienses

que los Reyes Católicos le habían otorgado.

Pero la vida en Láujar del Andarax no le permitió alegría alguna.

Cayó en melancolía y depresión,

y ni siquiera las largas jornadas de caza

lograron animar su corazón derruido.

La muerte de su mujer Moraima, embarazada,

cortó el último lazo afectivo que lo unía a su propia tierra.

Así, temeroso de una revuelta de los suyos,

que lo consideraban como traidor, o de una reacción cristiana,

decidió exiliarse en Fez, donde algún tiempo antes

había emigrado su tío y enemigo El Zagal.

Boabdil había dejado seguro el Panteón Real,

enterrado con casi toda probabilidad en Mondújar,

aunque algunos autores

afirman que está bajo la iglesia de Santa Fe de Mondújar en Almería.

Cuando sale Boabdil de Granada,

¿crees que se lleva los restos de todos sus antepasados,

toda la casa real nazarí?

-Antes se ha producido el traslado de la Rauda

del cementerio real de la Alhambra, la Rauda, a Santa Fe de Mondújar.

Posiblemente esta es la mezquita mayor de Santa Fe de Mondújar,

que después fue la iglesia de la localidad.

En 1493 zarpa desde Adra hacia el antiguo reino meriní de Fez.

Lo acompaña un séquito de unas mil personas.

Llevaba el corazón vacío y las alforjas llenas de oro.

Del oro de su exiguo reino alpujarreño.

En realidad lo que están intentando es vender sus posesiones

para irse al norte de África, que es donde estaban ellos cómodos.

Y en esto de la venta de las posesiones

se cometen fraudes de todo tipo,

porque venden bienes que son de ellos

pero venden bienes que son del estado.

-Se enmarca desde la ciudad de Adra y va a ir a parar a Melilla,

y de Melilla se va a dirigir a Fez.

Parece ser que abrigaba la idea de no establecerse en Fez

sino en Marrakech, sin embargo termina en Fez

por razones posiblemente de orden político,

posiblemente los sultanes marroquíes desearon que se instalara en Fez

y no en Marrakech.

-Fez también es ciudad de leyenda, y hay una que es terrible, El Zagal,

el que fuera tío y enemigo acérrimo de Boabdil, huyó hasta Fez.

El rey, para congraciarse con Boabdil,

todavía sultán de Granada,

ordenó que lo metieran en la cárcel y que le sacaran los ojos.

Así, el Zagal,

que había sido un hombre muy poderoso

terminó sus días mendigando por estas callejas,

pidiendo limosna a cambio de cantar romances

de su querida y añorada Granada.

Fez había sido fundada a principio del siglo IX

por Muley Idris, creador de la dinastía idrisí,

quien hizo de ella su capital.

El primer asentamiento de la ciudad se produjo en 818,

por el exilio de centenares de andaluces

que huyeron de Córdoba tras la llamada Revuelta del Arrabal.

Poco después, en 824, otra revuelta, esta vez en Kairuán,

propició un nuevo asentamiento de exiliados de Ifriqiya,

que crearon el barrio de Kairuán.

El río Fez divide a la medina en dos partes,

en sus dos barrios más importantes, el barrio de los anadaluces

y el barrio de Kairuán que tengo a mis espaldas.

Las fuentes afirman que Boabdil vivió largos años en Fez,

donde habría edificado su propio palacio

recordando su amada Alhambra.

Hoy en día, se desconoce si la morada pervive

dentro de este dédalo que es la medina

o en alguna alquería de las afueras.

Y tiempo tuvo Boabdil para la añoranza de su palacio,

pues vivió en Fez durante cuarenta años,

ya que tenía 30 cuando llegó en 1493.

Y es que Boabdil nunca pudo olvidar Granada.

De hecho, durante su estancia en Fez se hizo construir un palacio,

un hermoso palacio, cuentan las crónicas,

al estilo imitación de su querida Alhambra.

Nuestros pasos tras los últimos años de Boabdil

nos llevan a recorrer esta medina de Fez,

a perdernos por sus adarves oyendo el Adán de un desconocido almuédano;

a deslumbrarnos con sus mezquitas y madrazas,

porque Fez, como Granada,

es una ciudad llena de palacios ocultos al transeúnte.

Espacios reservados para los invitados

que reciben la sagrada hospitalidad.

Al pasear por los claroscuros de esta calleja

pienso que la medina de Fez que conoció Boabdil hace ya 500 años

no debe diferir en mucho a la que hoy podemos pasear,

y es que continúa siendo un auténtico laberinto,

una abigarrada sinfonía de colores, olores y sabores.

Fez es una de las siete ciudades santas del Islam,

junto a la Meca, Medina, Jerusalén, Kairuán,

Tombuctú y Agadez.

Fue casa de sufíes y de artesanos que buscaron la Faz de Dios

a través de su trabajo.

Todavía se ve a los carpinteros deleitarse con la mirada perdida.

Fez el Balí es una puerta al conocimiento interior.

Fruto de esta dedicación y la devoción de sus monarcas,

fueron sus famosas mezquitas, como la de Al Ándalus,

sus mausoleos, como el de Al Idris o sus Medersas,

como la de Attarine.

Los meriníes convirtieron a Fez en un gran centro espiritual,

intelectual y cultural.

En esta madraza, esta especie de colegio mayor,

descansaban los estudiantes después de formarse en la mezquita vecina,

y es que Fez y Al Ándalus

tuvieron mucha relación intelectual y cultural

a lo largo de los siglos.

Los sabios de Fez han sido venerados en todo el mundo musulmán.

Célebre fue su barrio de los libreros.

Y aquí, en esta ciudad sabia y santa

puede estar enterrado Boabdil el Desdichado.

¿Dónde cree que están los restos de Boabdil?

-Los restos de Boabdil, según dice Al Maqqari en su obra,

deben estar en la propia ciudad de Fez.

Ahí se desenvuelve su vida de una manera muy normal,

sin ningún tipo de incidencia importante,

sus hijos parece ser que gestionan también bienes habices

para los débiles, como se dice en árabe,

para gente necesitada.

Y él muere, y se dice en esta crónica

que fue enterrado a la salida de la puerta de la Sharia,

lo que llamaríamos en la Alhambra de Granada la Justicia,

junto a la musalla de la ciudad de Fez, es decir, que se da,

como suele ser común en este tipo de relatos,

se da una ubicación bastante concreta

del lugar donde se enterró Boabdil.

-Abandonamos la medina de Fez para adentrarnos

en la amplia zona del cementerio que rodean a la ciudad.

Vamos a ir en busca del mausoleo donde, según Al Maqqari,

se enterrara el derrocado rey de Granada.

En efecto, los cementerios de tumbas blancas abrazan la ciudad de Fez,

componiendo la corona de muerte que rodea la ciudad de los vivos.

El Corán ordena enterramientos muy sobrios, sin ornato alguno.

Solo unos pocos morabitos

destacan entre las simples sepulturas encaladas.

Uno de ellos se dedicó al santo Sidi Belcasem

en el que también, según Al Maqqari, se sepultó a Boabdil.

Al Maqqari es un autor absolutamente riguroso,

es un andalusí exiliado del siglo XVI,

está contando todos esos acontecimientos de primera mano,

inmediatamente después de que se produjera la conquista.

Hay que tener en cuenta que la única visión de la conquista de Granada

por parte de un autor musulmán es la de Al Maqqari.

-No nos ha resultado nada fácil encontrar el lugar

donde puede encontrarse Boabdil. Al final resulta estar

junto a un mercado de motos y bicicletas viejas.

Vamos a entrar para comprobar si, efectivamente,

es el mausoleo que buscamos.

Estamos cerca del objetivo de nuestra búsqueda.

Después de recorrer muchos kilómetros,

nos encontramos ante un morabito solitario,

prácticamente abandonado,

sin lápida alguna que lo identifique.

Pero este mausoleo blanqueado

podría acoger los restos del último rey de Granada.

Un proyecto de investigación hispano-marroquí

identificó en primer lugar este mausoleo como el de Sidi Belcasem.

Después, al pasar el georrádar,

los investigadores pudieron apreciar dos cuerpos enterrados.

Uno, podría corresponder al santón,

el otro, al desdichado monarca granadino.

Solo falta obtener una muestra de sus huesos

para verificar su antigüedad por el Carbono 14

y hacer análisis de ADN

para cotejar con alguno de sus posibles descendientes.

Una práctica arqueológica relativamente sencilla,

pero que topó con dificultades burocráticas de todo tipo,

por lo que el proyecto quedó congelado.

Finalizamos nuestra búsqueda de la sepultura de Boabdil,

corresponde ahora a la arqueología, a la ciencia,

dictaminar si, efectivamente, se encuentra

bajo este mausoleo de Sidi Belcasem, pero más allá de la ciencia

nosotros nos quedamos con la vocación de Boabdil,

desdichado en vida y desdichado en muerte,

enterrado lejos de su hogar, lejos de su reino,

sin que ni siquiera una lápida recuerde su nombre ni su memoria.

Arqueomanía - La tumba de Boadbil

28:55 19 jul 2019

La Alhambra es el escenario en el que Manuel Pimentel comienza sus pesquisas para localizar los restos de Boabdil, último Rey de Alándalus. Desde sus salones de ensueño, desde su arquitectura sin par, narra la vida del último monarca nazarí. Granada era la perla de la corona de Alándalus y su entrega recayó en un hombre joven, en un rey que no llegaba a los treinta años. Boabdil ha pasado a la Historia como un ser desdichado, pero lo cierto es que dejó España muy joven para vivir cuarenta años en el Magreb. ¿Qué fue de su vida?

La Alhambra es el escenario en el que Manuel Pimentel comienza sus pesquisas para localizar los restos de Boabdil, último Rey de Alándalus. Desde sus salones de ensueño, desde su arquitectura sin par, narra la vida del último monarca nazarí. Granada era la perla de la corona de Alándalus y su entrega recayó en un hombre joven, en un rey que no llegaba a los treinta años. Boabdil ha pasado a la Historia como un ser desdichado, pero lo cierto es que dejó España muy joven para vivir cuarenta años en el Magreb. ¿Qué fue de su vida?

ver más sobre "Arqueomanía - La tumba de Boadbil" ver menos sobre "Arqueomanía - La tumba de Boadbil"
Xcerrar

Añadir comentario ↓

  1. MARÍA ISABEL PERAL DEL VALLE

    Por favor corregir la fecha del margen derecho. 1.492, no 1942. Comprensible el baile de números. Gracias

    23 jul 2019

Los últimos 58 documentales de Arqueomanía

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • La tumba de Boadbil

    La tumba de Boadbil

    28:55 19 jul 2019

    28:55 19 jul 2019 La Alhambra es el escenario en el que Manuel Pimentel comienza sus pesquisas para localizar los restos de Boabdil, último Rey de Alándalus. Desde sus salones de ensueño, desde su arquitectura sin par, narra la vida del último monarca nazarí. Granada era la perla de la corona de Alándalus y su entrega recayó en un hombre joven, en un rey que no llegaba a los treinta años. Boabdil ha pasado a la Historia como un ser desdichado, pero lo cierto es que dejó España muy joven para vivir cuarenta años en el Magreb. ¿Qué fue de su vida?

  • 29:32 12 jul 2019 El descubrimiento de un sarcófago con inscripciones medievales en la iglesia de San Fermo de Verona puso a un equipo de investigación tras los pasos de Arnáu de Torroja, Gran Maestre del Temple fallecido en 1184 en la ciudad italiana a su regreso de Tierra Santa. En la catedral de Tarragona, reposan otros restos mortales, los de Guillem de Torroja, el hermano del maestre. En este episodio detectivesco tratamos de aclararlo con el trasfondo de las cruzadas y el Santo Grial.

  • El rey lobo

    El rey lobo

    28:12 05 jul 2019

    28:12 05 jul 2019 ¿Es posible que los pueblos íberos tuvieran un monarca llamado el Rey Lobo? Manuel Pimentel trata de aclararlo a través de una investigación que recorre varios yacimientos ibéricos.

  • Celtas

    Celtas

    28:13 28 jun 2019

    28:13 28 jun 2019 El noroeste peninsular es el territorio natural de expansión de la cultura castreña. Esta cultura se asimiló tradicionalmente a los celtas, ¿pero podemos estar seguros? Manuel Pimentel recorre el mapa celta y celtíbero de la península ibérica para aclarar el origen cultural y la expansión de los celtas.

  • En busca de Tartessos

    En busca de Tartessos

    27:48 21 jun 2019

    27:48 21 jun 2019 La búsqueda de Tartessos es el mirlo blanco de la arqueología española desde comienzos del siglo XX. En este episodio, Manuel Pimentel sigue su pista por diferentes localizaciones del Bajo Guadalquivir y Extremadura, investigando en lugares emblemáticos.

  • Fenicios

    Fenicios

    28:05 14 jun 2019

    28:05 14 jun 2019 Los fenicios son un conglomerado de pueblos orientales que monopolizaron el comercio mediterráneo durante centenares de años. En este capítulo nos acercamos a sus colonias en la península y a su expansión atlántica.

  • Arqueología canaria

    Arqueología canaria

    27:36 07 jun 2019

    27:36 07 jun 2019 Manuel Pimentel se desplaza al archipiélago canario para aclarar si los textos clásicos están en lo cierto al afirmar que las Islas Canarias fueron pobladas durante el siglo I antes de Cristo. Para ello visita Gran Canaria, el Hierro, la Palma y Tenerife. Sigue los pasos de los primitivos bimbapes, de los benahoaritas, de los guanches y los canarios para comprobar si su origen es beréber. Para ello, analiza el registro cultural y genético de la mano de prestigiosos científicos en un capítulo que muestra los grandes paisajes arqueológicos de las Islas Canarias.

  • Dolmen

    Dolmen

    27:17 31 may 2019

    27:17 31 may 2019 En este episodio de Arqueomanía se aproxima al megalitismo como forma de expresión cultural. La primera arquitectura de la humanidad vista desde la óptica arqueológica.

  • El código ancestral

    El código ancestral

    27:31 24 may 2019

    27:31 24 may 2019 Veremos los rastros de la actividad humana en cuevas, exploraremos desde el paleolítico con la mirada puesta en la pintura de las cuevas como una forma de lenguaje. Recorreremos algunas de las grandes catedrales del arte rupestre peninsular. Una moderna teoría afirma que los primeros signos del alfabeto tartésico y del ibérico provienen de las grafías del arte rupestre, que esta ¿escritura¿ habría pasado de las cuevas a los megalitos y de ahí a las estelas tartésicas. Trataremos de aclararlo.

  • 26:49 17 may 2019 Desde el desfiladero de Metmman en Alemania, Manuel Pimentel arranca una narración que atraviesa la historia de los neandertales, desde su aparición hasta su desaparición. Las grandes preguntas sobre hibridación con nuestra especie, capacidades artísticas, simbolismo, antropofagia y extinción son traídas a la pequeña pantalla. El episodio ha sido rodado en diferentes localizaciones de España, Europa y Asia y cuenta con la participación de grandes expertos como Carles Lalueza, Enrique Baquedano y Gerd Weniger.

  • 27:15 10 may 2019 En este episodio de Arqueomanía vamos a tratar de aclarar qué tipo de homínido llegó a la Península Ibérica en primer lugar y qué posible ruta o rutas siguió. Los yacimientos del Sureste Peninsular, concretamente los de Orce, tienen presencia humana con 1,4 millones de años. Esa es, de momento, la fecha más antigua que se ha registrado. El Barranco León o Venta Micena son los testigos más antiguos de la presencia del género humano en Iberia. Doscientos mil años después se comenzó a formar uno de los yacimientos paleoantropológicos más importantes del mundo. Nos referimos a los de la Sierra de Atapuerca, en los que se han descrito hasta cuatro tipos humanos diferentes. La península es como un pequeño continente para el estudio de la evolución humana.

  • Orígen II

    Orígen II

    29:12 03 may 2019

    29:12 03 may 2019 Manuel Pimentel continúa en Tanzania explorando diferentes yacimientos claves en la evolución humana. Visita varios equipos de paleontólogos españoles y consigue desvelar algunas informaciones completamente desconocidas hasta ahora sobre la evolución humana.

  • Origen I

    Origen I

    26:44 26 abr 2019

    26:44 26 abr 2019 Manuel Pimentel se desplaza hasta los yacimientos de Olduvai en Tanzania para investigar el origen de la Humanidad. Allí, es recibido por un equipo de científicos españoles encabezados por Enrique Baquedano y Manuel Domínguez Rodrigo.

  • La bahía del marfíl

    La bahía del marfíl

    32:16 26 jul 2018

    32:16 26 jul 2018 La bahía del Marfíl. Las gentes del mar. Excursión arqueológica. Histórica de emisiones: 01/03/2015

  • 31:57 25 jul 2018 Un paseo por Hispania 2. Pioneros de la arqueología española. Histórica de emisiones: 22/02/2015

  • Arte rupestre neolítico

    Arte rupestre neolítico

    30:02 24 jul 2018

    30:02 24 jul 2018 Arte rupestre neolítico. Pioneros de la arqueología española. Histórica de emisiones: 01/02/2015

  • 30:54 23 jul 2018 Un paseo por Hispania I. Pioneros de la arqueología española. Histórico de emisiones: 25/01/2015

  • 29:53 23 jul 2018 Señoras, guerreros y buscadores (II). ( El argar). Cártama. Histórica de emisiones: 11/01/2015

  • 26:38 20 jul 2018 Señoras, guerreros y buscadores (1ª parte) (El argar). Cártama. Histórico de emisiones: 04/01/2015

  • 28:17 19 jul 2018 Especial Museo Arqueológico Nacional (1ª parte). Histórico de emisiones: 28/12/2014

Mostrando 1 de 3 Ver más