Dirigido y presentado por Manuel Pimentel y dedicado a la arqueología, abordará la evolución humana, el nacimiento del arte rupestre o el final de Tartessos. La búsqueda del Maestre del Temple, Arnáu de Torroja y de la tumba de Boabdil, completan una serie que se ha rodado en España y varios países como Tanzania, Marruecos, Italia, Alemania o Portugal.

4659431 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
Para todos los públicos Arqueomanía - La sombra de un imperio - ver ahora
Transcripción completa

Roma avanzó al paso de sus invencibles legiones.

La más formidable maquinaria militar que vieran los siglos.

Estas balas de plomo fueron usadas con eficacia mortal por sus honderos.

Desde Numancia hasta Asturica Augusta

todo el norte de Hispania quedó romanizado.

Hoy conoceremos la historia de esta conquista.

Bienvenidos a "Arqueomanía".

Roma entró en el Mediterráneo con un plan perfectamente definido.

Sus objetivos eran claros.

El control político, económico y militar

entre las Islas Británicas y la India.

Para ello, puso en marcha la maquinaría militar más grande

vista hasta entonces.

Al llegar a la Península Ibérica, que ellos llamaron Hispania,

esta maquinaría se encontró con importantes dificultades.

Pero al final, lograron su objetivo: el dominio total.

Las zonas meridionales y el levante

pasaron, sin dificultad, a formar parte de Roma,

tras la derrota de los cartagineses.

Su estilo de vida y sus habituales relaciones

con gentes del Mediterráneo, quizá fueron la razón.

Pero las dos mesetas y el norte fueron harina de otro costal.

Numancia, ciudad de los arévacos,

símbolo de resistencia en todo el mundo,

al igual que Masada, ensalzada por Cervantes en su obra homónima,

era un paso estratégico de gran importancia.

Desde Numancia, lo que tiene es un control impresionante

de todo el reborde montañoso del Sistema Ibérico,

por tanto, a parte de ese reborde montañoso,

es todo el alto Duero, por tanto, la comunicación, el tránsito,

entre lo que es el valle del Ebro y el alto Duero,

y lógicamente, hasta lo que es, propiamente,

la zona donde el Duero ya se abre, es decir,

lo que podríamos llamar el Duero medio,

es decir, toda esa zona,

es, completamente, controlada por Numancia.

Roma, una vez que está en la Península Ibérica,

por su enfrentamiento con los cartagineses,

es cuando se plantea, una vez que ha solucionado ese problema,

se plantea conquistar el resto de la Península.

Y por tanto, va remontando el río Ebro,

y, en un momento determinado,

da el salto al interior del Sistema Ibérico,

y ahí, lógicamente, está Numancia en una posición estratégica.

Los arévacos de Numancia, al contrario de lo que se piensa,

no entraron en guerra con Roma por un prurito nacionalista,

sino por una coyuntura.

El conflicto

entre el mundo celtibérico y el mundo romano,

se suscita, sobre todo, a partir del año 153.

La ciudad de Ségeda había empezado a edificar una nueva muralla,

y a concentrar, de agrado o por la fuerza,

la población del entorno.

Eso, para los romanos, suponía violar el Tratado de Draco,

por tanto, Roma dice que si sigue con esa actitud, le declara la guerra

y así fue, porque cuando, realmente, va a llegar el ejército romano,

los segedenses todavía no había acabado de fortificarse,

entonces huyen, dejan su ciudad y van a pedir ayuda a Numancia.

Bien, se trasladan a Numancia,

y Numancia los acoge como aliados y amigos.

Eso es lo que dicen los textos.

Y dice Floro y añade Floro:

"De esta manera, tan injusta, entró Numancia en la guerra".

Por tanto, desde el año 153 hasta el año 183,

que es cuando cae Numancia,

Numancia mantuvo..., estuvo en pie de guerra,

no fueron años de continua lucha todos,

pero sí en pie de guerra contra los romanos,

hasta el Cerco de Escipión, es decir, Escipión tiene que venir,

con un poderoso ejército,

estamos hablando de dos ejércitos consulares,

estamos hablando de 50, 60 mil hombres,

para montar un férreo cerco en torno a la ciudad,

estamos hablando de siete campamentos unidos

por una potente muralla entre sí,

aprovechando la dificultad que proporciona,

o la defensa que proporciona, naturalmente, los ríos.

Los romanos se referían a la manera de combatir del mundo celtibérico

como "concursari".

¿Cómo podríamos traducir el término "concursari"?

Como guerra de guerrillas.

El guerrero celtibérico, conocemos que participaba como mercenario

en los ejércitos romanos.

También era una manera de adquirir prestigio y de adquirir riqueza.

En el año 133, a. de C., después de 11 meses de asedio,

la ciudad cae por inanición,

y nos dicen los textos,

que Escipión dio Numancia y su territorio

a aquellos indígenas que le habían ayudado a conquistarla.

Al observar una casa celtibérica, reconstruida de manera científica,

nos resulta más sencillo comprender

el modo de vida de un guerrero numantino.

Hay dos ciudades superpuestas y, de alguna manera,

esas dos ciudades se ajustan bastante en urbanística,

tienen una urbanística bastante parecida.

Lo que sí que cambian, claramente, son las casas.

Frente a la ciudad celtibérica, donde las casas son más pequeñas

y están compartimentadas en tres estancias,

es decir, lo que llamamos la casa tripartita celtibérica.

Son casas pequeñas, es decir, solo hay un vestíbulo,

donde se llevan a cabo las actividades artesanales,

con una trampilla en el suelo,

para acceder a una estancia subterránea.

Esa estancia subterránea tiene una finalidad fundamental,

que es la de conservar los alimentos.

A su vez, de ahí, pasamos a una estancia más grande, mayor,

que ocupa el centro, que se dedica a los asuntos de la vida,

donde vive la familia, donde come, donde duerme, es decir,

donde hace prácticamente la vida.

Es donde está el hogar, en el suelo,

los bancos corridos, a su vez más bajos,

porque toda la actividad se desarrolla en el suelo,

y eso nos permite tener también techos más bajos,

y, lógicamente, tener un espacio más fácil de caldear.

Y, finalmente, la tercera estancia, al fondo de la casa,

que está ocupada por la despensa donde se guardan los alimentos

que se procesan diariamente en el hogar,

y también, útiles de trabajo.

Ésta es la casa celtibérica.

Mientras que la casa que tenemos en la ciudad, de época romana,

son casas mucho más grandes,

con muchas más estancias y con muchas más habitaciones,

y por tanto, con hogares elevados, con bancos corridos más altos,

es decir, donde nos vamos a encontrar cómo, en ese espacio doméstico,

los numantinos de época romana se desenvolvían a la misma altura

a la que nos movemos en nuestros espacios domésticos actuales.

Con la cocina a la misma altura,

las zonas de sentarse a la misma altura,

y la mesa, también, a la misma altura.

Numancia ha pasado a la historia y al imaginario colectivo.

Lo verdaderamente curioso es que ya lo había hecho hace dos mil años.

Nos dice algún autor,

que los romanos fueron los que se sintieron conquistados

por la gesta numantina.

Y esto es así, hasta tal punto,

que es la ciudad más citada en la antigüedad,

más de 300 veces por más de 20 autores.

Como referencia de la lucha

o como ejemplo de la lucha de un pueblo por su libertad.

Numancia fue un objetivo estratégico por su importancia geográfica.

Asturica Augusta, también,

con el agravante de ser el bastión necesario para defender

la explotación minera de Las Médulas.

La vinculación entre Asturica y la gran mina de Las Médulas es total.

Es más, la razón de ser de Asturica Augusta está,

y radica su origen, precisamente, en todas las explotaciones de oro

que se encuentran en el oeste de Hispania.

Por tanto, este sería un núcleo importantísimo,

desde donde se llevaría a cabo

el control de esas explotaciones mineras

y, por supuesto, la distribución del mineral de oro que iba saliendo.

En cuanto al tipo de población que podía estar aquí asentada,

creemos que habría un alto funcionariado importante,

encargado, como digo, de la administración de esas minas,

y luego, claro, toda la población que requiere

una clase social de cierta alcurnia.

Los astures extendían su territorio

desde el Esla hasta la cornisa cantábrica.

La ciudad de Lancia, próxima a León,

puede darnos muchas claves sobre este misterioso pueblo,

del que todavía no se ha encontrado, por ejemplo, ningún enterramiento.

Cerca de Astorga, en Castrillo de los Polvazares,

se está excavando otro yacimiento astur

con estructura urbana.

Astorga era el punto de enlace de ártabros, astures,

y otros pueblos del norte.

Los generales romanos se tomaron muy en serio

el control de esta región y plantaron sus reales

construyendo un enorme campamento.

Las pruebas de naturaleza arqueológica

que, digamos, documentan el nacimiento de este asentamiento,

datan de los años 15, 20 a. de C.,

con la instalación de un campamento militar.

En ese campamento militar estaba asentada una legión, creemos,

la Legio Décima Gémina, ya que todas...

las pruebas, sobre todo epigráficas, nos conducen a esa legión,

y ese campamento está en uso hasta, aproximadamente, el cambio de Era,

momento en el que se abandona el campamento militar,

y aquí surge un núcleo civil,

es decir, una ciudad que será Asturica Augusta.

Para encontrar las evidencias de la fundación de Asturica Augusta

hay que visitar el subsuelo de la ciudad.

Las evidencias arqueológicas del primer asentamiento,

que sería el campamento de la Legio Decima Gémina,

lo tenemos delante,

y son, ni más ni menos que, los fosos

que formaban parte del sistema defensivo

del campamento legionario.

Al fondo, tenemos también,

los restos de la primera muralla urbana,

que se construye, precisamente, sobre la amortización del foso interior.

Y finalmente, ya la tercera fase, que observamos en este lugar,

sería esta calle magnífica,

que conserva unos muros con un alzado importante,

y, al fondo, las escaleras de acceso a la ciudad.

Otros ingenios urbanos, como el alcantarillado,

se encuentran en un magnífico estado de conservación.

En los sótanos de algunos edificios, junto a la muralla,

se pueden visitar otras estructuras de la vieja Astorga.

En la banda occidental del foro de Asturica,

se abría una sala, de planta rectangular,

con una cabecera absidiada,

que ocupaba una posición privilegiada dentro de este lateral oeste del foro

Además, en este caso, presenta la peculiaridad

de que está dotada de un pavimento, de lo que denominamos "opus eptile",

que está compuesto por placas de mármol de diferentes colores,

y con un diseño geométrico.

Entonces, bueno, sabemos que era un aula,

una sala que tenía cierta importancia dentro del conjunto forense,

donde, probablemente, pues se reuniera la curia conventual y demás.

Y es que, la vida cotidiana, la intrahistoria,

también ha quedado en los restos arqueológicos

de Asturica Augusta.

Lucio Valerio era un adivino.

Él investigaba o adivinaba el futuro por el vuelo de las aves,

era un augur y además, en este caso, el pobre hombre, era tartamudo,

y, fíjense ustedes, que lo dejaron escrito para siempre en su lápida.

La que está ocupando una posición central

es una lápida funeraria, también, de un gramático;

un profesor de enseñanza secundaria que impartía la enseñanza,

se le denominaba gramático, pero impartía, además de gramática,

lengua latina y griega,

también lecciones de historia, astronomía, etcétera.

Lo que es evidente,

es que el declive de Roma trajo consigo el ocaso de Astorga.

Porque el imperio, en su totalidad, entró en una grave crisis.

Esa crisis, en el caso de Asturica,

se ve acentuada por el declive de las explotaciones mineras

de las minas de oro...

Y por otra parte,

la amenaza de los pueblos bárbaros que venían desde el norte.

Lo mismo sucedió en Tarragona y en Cartagena.

La sombra del imperio fue alargada,

pero también fue un motor de civilización.

Desde pequeña, siempre he tenido mucho interés en las cuevas,

en los abrigos, en las pinturas rupestres,

y siempre tuve la idea muy clara de que lo que me gustaría era...

conocer cómo vivieron esos grupos en el pasado.

No tenemos que excavar los yacimientos por completo,

porque aunque ahora pensamos que tenemos las técnicas más actualizadas

para excavar estos yacimientos,

estoy completamente segura que de aquí a 100 años,

habrá mejores técnicas que permitan reconstruir como...

cual fue el comportamiento humano en el pasado.

Entonces, creo que deben dejarse yacimientos sin excavar completamente

De momento, con lo que estamos sacando,

estamos más que contentos, pero veremos lo que sale.

Esto es un... es una...

Es una... sorpresa, nunca se sabe lo que vas a sacar.

Paciencia.

Esta bellísima ermita de Santa María de Tiermes

se construyó en el siglo XII sobre una antigua ciudad.

Una antigua ciudad levantada muchos siglos antes por los arévacos,

un pueblo celtíbero, orgulloso y guerrero

que se enfrentó ferozmente al avance romano.

Las ruinas de Tiermes se encuentran enclavadas

entre los bosques de encinas, pinos y enebros

del sur de la provincia de Soria.

Su historia va unida a la cercana Numancia,

también arévaca y símbolo de la resistencia a Roma.

Dos mil años después,

aún nos estremece la fiereza de aquellas guerras celtibéricas.

El historiador romano, Apiano,

nos cuenta cómo el cónsul, Tito Livio, derrotó a los arévacos,

tras más de 50 años de lucha, matando a 20.000 de ellos.

Tiermes, ciudad siempre hostil a Roma, tras resultar vencida,

tuvo que bajar del cerro al llano,

al tiempo que se le prohibía edificar muralla defensiva.

Derrotadas Numancia y Tiermes, las formidables legiones romanas,

tuvieron expedito el valle del Duero

y el camino hacia las ricas minas de oro del norte.

Comenzaba el proceso de romanización

y la indómita Tiermes, también terminó adoptando

la cultura, costumbres y leyes, de sus conquistadores.

La arquitectura de la ciudad evoluciona y se hibrida.

La primitiva ciudad celtíbera se dota de espacios públicos,

termas y foros, al gusto romano.

Una de las cosas que más llama la atención de Tiermes

es su arquitectura rupestre, que es muy original,

y además, muy bonita.

Acabamos de entrar por la Puerta del Sol,

con Cesáreo Pérez, profesor de arqueología,

y nos encontramos con estas llamativas gradas de piedra.

¿Cómo interpretamos esto?

¿Dónde estamos ahora mismo?

-Bueno, estamos en un graderío, no cabe duda,

y se han dado muchísimas interpretaciones.

Si nos retrotraemos a distintos autores,

a Sentenach, a Calvo, etcétera, lo han considerado teatro,

lo han considerado anfiteatro,

incluso un santuario celtibérico, en algún autor.

Lo que no cabe duda es que es un espacio público.

-¿Pudo ser previo a la romanización?

-Pudo ser, pero es complicado.

Ahora mismo, en Tiermes, al menos lo que yo veo y conozco,

es que, efectivamente, el pueblo arévaco pudo...

tálpero, fundamentalmente, y como ya decía José Luís Argente,

en su momento, yo pienso

que la mayoría del aprovechamiento de esta roca es romano.

De época romana.

-Llama la atención cómo un pueblo tan feroz,

que, junto con su hermano numantino, se resisten al poder romano,

como termina siendo tan romanizado en su arquitectura, en sus costumbres

en sus útiles...

-Bueno, se enfrenta a un gran imperio

pero además, es que el imperio romano independientemente del enfrentamiento

lo que hizo muy bien, fue asimilar estos pueblos,

e integrarlos en su propia estructura.

Y eso, los romanos lo hicieron y lo hicieron muy bien.

Las evocadoras casas rupestres, como las de Las Hornacinas,

otorgan una extraña personalidad a la ciudad.

Excavadas en la roca arenisca, bajo los imponentes restos de las termas,

nos hablan de aquellas familias que se romanizaron

sin querer olvidar sus ancestrales raíces celtibéricas.

Estamos en el conjunto meridional, la parte sur de Tiermes,

donde se refugiaban, por el clima, etcétera, los habitantes termestinos,

y este, concretamente, en el que estamos,

es lo que se ha llamado, tradicionalmente,

a las casas de Taracena,

debido al nombre del que excavó en su momento.

Blas Taracena, uno de los arqueólogos importantes españoles,

que fue director del museo.

-Sí, que dono a Tiermes, la Pompeya española.

-Efectivamente.

-Cada hueco era una casa y tenia varios pisos, ¿no?

-Efectivamente, aquí hay incluso bodegas.

Tenemos zonas de depósitos de agua, también.

Solo tenemos que ver, un poco, lo que es la bajada y subida

de los niveles inferiores, a niveles superiores, con escaleras.

En teoría, este conjunto,

digamos que tendríamos como dos zonas de habitación,

que están mediatizadas por estas escaleras centrales

que delimitan el conjunto de una serie de habitaciones,

que, dependiendo del conjunto, pueden ser tres a cuatro.

La ciudad, ornada de termas y palacios, precisaba agua,

y para solucionar este problema, se aunaron la ingeniería romana

con las antiguas técnicas celtibéricas de talla de la roca,

que parece hendida por el tajo de un gigante.

Fruto de este matrimonio,

nacen los originales acueductos rupestres que alimentaron la ciudad

a través de dos grandes ramales,

uno de los cuales finalizaba en un palacio,

y el otro en el mismísimo foro de la ciudad.

Regresamos a través de la Puerta del Oeste.

Desde la mansión de un rico hombre, nos dirigimos hacia el foro,

centro neurálgico de la vida pública,

social y política de las ciudades romanas.

El soberbio foro de Tiermes, que sigue el canon imperial,

nos habla de una plena romanización,

que convive en la zona meridional de la ciudad,

con las antiguas casas rupestres.

El foro, en todas las ciudades romanas,

y en Tiermes no es una excepción, es, digamos,

el centro neurálgico de...

tanto social como político y económico de las ciudades romanas.

-Una especie de plaza mayor. -Digamos que es una plaza mayor.

Una plaza mayor con habitamentos,

a medida que se va desarrollando se va añadiendo...

-Hay poder civil, hay religioso, ahí dentro...

-Hay templo, efectivamente, y hay poder económico.

-Aquí hay una calle principal que se ve porticada, por tanto,

y en estas tabernas se vendía productos alimenticios,

otro tipo de alimentos, bebidas... -De todo tipo.

Las tabernas son... bueno, genera un proceso económico,

sean verduras, sean otro tipo de utensilios,

necesarios para la vida de la ciudad romana.

Los pueblos celtíberos incineraban a sus muertos

y depositaban las cenizas en unas urnas cerámicas

que enterraban con un ajuar, que, en el caso de los guerreros,

incluían sus característicos puñales y espadas de hierro.

La vieja necrópolis celtíbera continuó usándose

durante los primeros siglos de la romanización.

Resultan estremecedoras las tumbas excavadas en roca

que jalonan el camino hacia Tiermes.

Son tumbas antropomorfas.

Las estamos dando una cronología complicada.

Entre época tardo-romana, hasta época alto...

-Son tumbas muy superficiales.

Se depositaba al muerto y, ¿cómo se tapaban, para que...?

-Presuponemos que, normalmente, se puede tapar con laja de piedra,

pero, presuponemos que también se ha tapado con madera,

en determinados momentos.

Lo que sí, quizá sea interesante, a la hora de ver...

la inscripción cronológica de estas tumbas,

son las estelas rupestres de época romana

que tenemos en la parte de atrás.

-Que no hay precedente, no son muy originales, ¿no?

-Son originales, han pasado muy desapercibidas,

hasta que el catedrático de Valladolid, José Antonio Abásolo,

y el catedrático de la universidad de Barcelona, Marc Mayer,

hicieron un articulito pequeño sobre ellas y, lógicamente,

es de las cosas más interesantes.

La arquitectura rupestre de Tiermes

aún nos habla de la fiereza de los arévacos,

que incluso, romanizados, siguieron enraizados

en sus ancestrales costumbres celtibéricas.

Cuando hablamos de arqueología,

pensamos siempre en el trabajo de campo.

Sin embargo, existen otras actividades,

igual de fundamentales.

Nos despedimos hoy,

conociendo los laboratorios y los talleres de restauración.

Y no olviden que en el próximo programa

continuaremos contándoles lo que ocurrió hace mucho,

mucho tiempo.

La arqueología le otorga corporeidad a la historia.

Es su cara física, palpable.

Los restos arqueológicos son interpretables,

pero están ahí, no son una versión de nada.

No son un relato de fuentes lejanas o interesadas.

Son objetos o edificaciones que un día formaron parte

de un presente que nos queda, más o menos, lejano.

Resulta sencillo identificar la arqueología

con una labor romántica.

El arqueólogo es, ante todo, un descubridor.

Es una persona que deja todo en la vida

por perseguir el sueño de una civilización antigua,

o del eslabón perdido.

Así, en muchos casos, es la imagen que conservamos de los arqueólogos.

Pero la realidad,

con tener algunas gotas de ese viejo romanticismo,

es bien diferente.

Hoy en día, los trabajos de la arqueología tienen

mucho de científicos y de multidisciplinares.

La arqueología de campo sigue siendo imprescindible,

pero es insuficiente

si no se desarrollan después otras labores de índole científica.

Lo normal es identificar a los arqueólogos

con ropajes de aventura,

aunque cada día es más frecuente que lleven batas blancas.

Desde el lavado de sedimentos a pie de excavación,

hasta la catalogación, en un primer campamento base,

muchas veces instalado en un humilde colegio,

pasando por la compleja restauración de piezas fragmentadas,

los trabajos de la arqueología son específicos y complejos.

La arqueología se parece mucho al trabajo de los forenses

de las películas y series americanas.

De cualquier pequeño descubrimiento puede salir un hilo conductor

que lleve a los investigadores hacia un gran descubrimiento.

Se pueden encontrar, por ejemplo,

restos que nos indiquen que la producción de vino

se remonta a épocas anteriores a lo que se pensaba.

Entonces, se plantea una revisión histórica.

Al pasar una delgada capa de mineral por un microscópico electrónico,

y cotejar los resultados con una gran base de datos europea,

puede establecerse la procedencia de un collar de mineral.

A veces, resulta que el origen es mucho más lejano de lo que se creía.

El trabajo en los laboratorios es muy minucioso.

Es casi una tarea intimista.

Hay que ser riguroso y no dejarse llevar por las emociones.

Este es un gran mérito.

Hasta que no se contrastan los datos no se pueden hacer conjeturas.

Y a veces, este proceso es muy largo.

Puede durar años.

Cuando se anuncian las grandes novedades arqueológicas

o paleontológicas, se ignora, en general,

que se trata de un trabajo de grandes equipos

que se han dejado la piel ante un microscopio.

Una de las tareas fundamentales es la restauración

de las piezas que se encuentran en las excavaciones.

Hay que pensar que la mayor parte de estas piezas

han estado bajo toneladas de tierra durante siglos.

Tras recoger, delicadamente, todos los fragmentos posibles,

se procede a labores de limpieza y consolidación.

En la mayoría de las ocasiones,

cuando se mira un jarrón espectacular,

o una vieja espada, en un museo,

ha existido detrás un enorme esfuerzo.

Cualquier restauración puede ser destructiva o invasiva.

Hay que emplear el microscopio y los productos químicos adecuados

para no dañar las piezas.

Y luego, viene esa tarea de hacer puzzles

con decenas de pequeños trocitos de cerámica.

Gracias a ese trabajo oscuro, invisible,

podemos obtener el verdadero conocimiento,

sintetizado y contrastado,

que nos hace aproximarnos al pasado con mayor verosimilitud.

Arqueomanía - La sombra de un imperio

26:15 10 jul 2018

El poderío de Roma llegó a someter la totalidad de la Península Ibérica. Hispania cayó ante la potencia de las legiones, bajo un plan de conquista perfectamente trazado y ejecutado. Pero hubo lugares como Numancia que escribieron su nombre en la Historia por su feroz resistencia. Hoy veremos su historia y la de Astúrica Augusta, custodia del noroeste y de las minas de oro de Las Médulas. Dos ciudades en las que todavía se ve la sombra de un Imperio.

En Tiermes murió la "España Antigua" como relataba la crónica de Tácito. Manuel Pimentel visita este yacimiento - mitad arévaco, mitad romano - de la siempre enigmática provincia de Soria

En Fragmentos nos ocuparemos de los trabajos más desconocidos de la arqueología, como los laboratorios y la restauración. No todos los hallazgos aparecen en las excavaciones. El trabajo en la "trastienda" es cada día más importante.

Histórico de emisiones:
01/09/2013

El poderío de Roma llegó a someter la totalidad de la Península Ibérica. Hispania cayó ante la potencia de las legiones, bajo un plan de conquista perfectamente trazado y ejecutado. Pero hubo lugares como Numancia que escribieron su nombre en la Historia por su feroz resistencia. Hoy veremos su historia y la de Astúrica Augusta, custodia del noroeste y de las minas de oro de Las Médulas. Dos ciudades en las que todavía se ve la sombra de un Imperio.

En Tiermes murió la "España Antigua" como relataba la crónica de Tácito. Manuel Pimentel visita este yacimiento - mitad arévaco, mitad romano - de la siempre enigmática provincia de Soria

En Fragmentos nos ocuparemos de los trabajos más desconocidos de la arqueología, como los laboratorios y la restauración. No todos los hallazgos aparecen en las excavaciones. El trabajo en la "trastienda" es cada día más importante.

Histórico de emisiones:
01/09/2013

ver más sobre "Arqueomanía - La sombra de un imperio" ver menos sobre "Arqueomanía - La sombra de un imperio"

Los últimos 58 documentales de Arqueomanía

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • La tumba de Boadbil

    La tumba de Boadbil

    28:55 19 jul 2019

    28:55 19 jul 2019 La Alhambra es el escenario en el que Manuel Pimentel comienza sus pesquisas para localizar los restos de Boabdil, último Rey de Alándalus. Desde sus salones de ensueño, desde su arquitectura sin par, narra la vida del último monarca nazarí. Granada era la perla de la corona de Alándalus y su entrega recayó en un hombre joven, en un rey que no llegaba a los treinta años. Boabdil ha pasado a la Historia como un ser desdichado, pero lo cierto es que dejó España muy joven para vivir cuarenta años en el Magreb. ¿Qué fue de su vida?

  • 29:32 12 jul 2019 El descubrimiento de un sarcófago con inscripciones medievales en la iglesia de San Fermo de Verona puso a un equipo de investigación tras los pasos de Arnáu de Torroja, Gran Maestre del Temple fallecido en 1184 en la ciudad italiana a su regreso de Tierra Santa. En la catedral de Tarragona, reposan otros restos mortales, los de Guillem de Torroja, el hermano del maestre. En este episodio detectivesco tratamos de aclararlo con el trasfondo de las cruzadas y el Santo Grial.

  • El rey lobo

    El rey lobo

    28:12 05 jul 2019

    28:12 05 jul 2019 ¿Es posible que los pueblos íberos tuvieran un monarca llamado el Rey Lobo? Manuel Pimentel trata de aclararlo a través de una investigación que recorre varios yacimientos ibéricos.

  • Celtas

    Celtas

    28:13 28 jun 2019

    28:13 28 jun 2019 El noroeste peninsular es el territorio natural de expansión de la cultura castreña. Esta cultura se asimiló tradicionalmente a los celtas, ¿pero podemos estar seguros? Manuel Pimentel recorre el mapa celta y celtíbero de la península ibérica para aclarar el origen cultural y la expansión de los celtas.

  • En busca de Tartessos

    En busca de Tartessos

    27:48 21 jun 2019

    27:48 21 jun 2019 La búsqueda de Tartessos es el mirlo blanco de la arqueología española desde comienzos del siglo XX. En este episodio, Manuel Pimentel sigue su pista por diferentes localizaciones del Bajo Guadalquivir y Extremadura, investigando en lugares emblemáticos.

  • Fenicios

    Fenicios

    28:05 14 jun 2019

    28:05 14 jun 2019 Los fenicios son un conglomerado de pueblos orientales que monopolizaron el comercio mediterráneo durante centenares de años. En este capítulo nos acercamos a sus colonias en la península y a su expansión atlántica.

  • Arqueología canaria

    Arqueología canaria

    27:36 07 jun 2019

    27:36 07 jun 2019 Manuel Pimentel se desplaza al archipiélago canario para aclarar si los textos clásicos están en lo cierto al afirmar que las Islas Canarias fueron pobladas durante el siglo I antes de Cristo. Para ello visita Gran Canaria, el Hierro, la Palma y Tenerife. Sigue los pasos de los primitivos bimbapes, de los benahoaritas, de los guanches y los canarios para comprobar si su origen es beréber. Para ello, analiza el registro cultural y genético de la mano de prestigiosos científicos en un capítulo que muestra los grandes paisajes arqueológicos de las Islas Canarias.

  • Dolmen

    Dolmen

    27:17 31 may 2019

    27:17 31 may 2019 En este episodio de Arqueomanía se aproxima al megalitismo como forma de expresión cultural. La primera arquitectura de la humanidad vista desde la óptica arqueológica.

  • El código ancestral

    El código ancestral

    27:31 24 may 2019

    27:31 24 may 2019 Veremos los rastros de la actividad humana en cuevas, exploraremos desde el paleolítico con la mirada puesta en la pintura de las cuevas como una forma de lenguaje. Recorreremos algunas de las grandes catedrales del arte rupestre peninsular. Una moderna teoría afirma que los primeros signos del alfabeto tartésico y del ibérico provienen de las grafías del arte rupestre, que esta ¿escritura¿ habría pasado de las cuevas a los megalitos y de ahí a las estelas tartésicas. Trataremos de aclararlo.

  • 26:49 17 may 2019 Desde el desfiladero de Metmman en Alemania, Manuel Pimentel arranca una narración que atraviesa la historia de los neandertales, desde su aparición hasta su desaparición. Las grandes preguntas sobre hibridación con nuestra especie, capacidades artísticas, simbolismo, antropofagia y extinción son traídas a la pequeña pantalla. El episodio ha sido rodado en diferentes localizaciones de España, Europa y Asia y cuenta con la participación de grandes expertos como Carles Lalueza, Enrique Baquedano y Gerd Weniger.

  • 27:15 10 may 2019 En este episodio de Arqueomanía vamos a tratar de aclarar qué tipo de homínido llegó a la Península Ibérica en primer lugar y qué posible ruta o rutas siguió. Los yacimientos del Sureste Peninsular, concretamente los de Orce, tienen presencia humana con 1,4 millones de años. Esa es, de momento, la fecha más antigua que se ha registrado. El Barranco León o Venta Micena son los testigos más antiguos de la presencia del género humano en Iberia. Doscientos mil años después se comenzó a formar uno de los yacimientos paleoantropológicos más importantes del mundo. Nos referimos a los de la Sierra de Atapuerca, en los que se han descrito hasta cuatro tipos humanos diferentes. La península es como un pequeño continente para el estudio de la evolución humana.

  • Orígen II

    Orígen II

    29:12 03 may 2019

    29:12 03 may 2019 Manuel Pimentel continúa en Tanzania explorando diferentes yacimientos claves en la evolución humana. Visita varios equipos de paleontólogos españoles y consigue desvelar algunas informaciones completamente desconocidas hasta ahora sobre la evolución humana.

  • Origen I

    Origen I

    26:44 26 abr 2019

    26:44 26 abr 2019 Manuel Pimentel se desplaza hasta los yacimientos de Olduvai en Tanzania para investigar el origen de la Humanidad. Allí, es recibido por un equipo de científicos españoles encabezados por Enrique Baquedano y Manuel Domínguez Rodrigo.

  • La bahía del marfíl

    La bahía del marfíl

    32:16 26 jul 2018

    32:16 26 jul 2018 La bahía del Marfíl. Las gentes del mar. Excursión arqueológica. Histórica de emisiones: 01/03/2015

  • 31:57 25 jul 2018 Un paseo por Hispania 2. Pioneros de la arqueología española. Histórica de emisiones: 22/02/2015

  • Arte rupestre neolítico

    Arte rupestre neolítico

    30:02 24 jul 2018

    30:02 24 jul 2018 Arte rupestre neolítico. Pioneros de la arqueología española. Histórica de emisiones: 01/02/2015

  • 30:54 23 jul 2018 Un paseo por Hispania I. Pioneros de la arqueología española. Histórico de emisiones: 25/01/2015

  • 29:53 23 jul 2018 Señoras, guerreros y buscadores (II). ( El argar). Cártama. Histórica de emisiones: 11/01/2015

  • 26:38 20 jul 2018 Señoras, guerreros y buscadores (1ª parte) (El argar). Cártama. Histórico de emisiones: 04/01/2015

  • 28:17 19 jul 2018 Especial Museo Arqueológico Nacional (1ª parte). Histórico de emisiones: 28/12/2014

Mostrando 1 de 3 Ver más