Dirigido y presentado por Manuel Pimentel y dedicado a la arqueología, abordará la evolución humana, el nacimiento del arte rupestre o el final de Tartessos. La búsqueda del Maestre del Temple, Arnáu de Torroja y de la tumba de Boabdil, completan una serie que se ha rodado en España y varios países como Tanzania, Marruecos, Italia, Alemania o Portugal.

4672154 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
Para todos los públicos Arqueomanía - Señoras, guerreros y buscadores (2ª parte) - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

Tras los recientes descubrimientos en La Almoloya,

que pueden dar carta de naturaleza al estado argárico,

vamos a visitar otros dos yacimientos emblemáticos

de esta civilización del sureste peninsular,

de esta cultura del Bronce antiguo que tiene que ser puesta en relación

con otras peninsulares y con otras del Mediterráneo y Europa.

La cultura del El Argar presenta un arte y una metalurgia similares

en sus distintos yacimientos,

aunque la configuración urbana de los mismos difiere.

Sí, existe un elemento común a todas estas etapas cronológicas.

Y ese elemento es el afán defensivo.

Da la sensación de estar en un mundo belicista,

militarista,

con una enorme necesidad de encontrar posiciones

fácilmente defendibles ante la alta probabilidad

de ser atacados o invadidos.

La muralla ciclópea de La Bastida

es un hito en el Mediterráneo Occidental.

Hace unos 4000 años, los habitantes de esta zona de El Argar

edificaron un verdadero bastión inexpugnable.

El gran esfuerzo de esta sociedad, esta gran inversión,

tuvo que estar justificada en una grave amenaza exterior

o bien por atesorar grandes riquezas.

La enorme muralla se levanta sobre un desfiladero

que potencia de forma natural la capacidad defensiva del enclave.

Pero ese miedo, por así decirlo, ¿estaba fundamentado?

Esa es la primera cuestión.

Y si está fundamentado, lo fácil es explicar

que el enemigo es poderoso.

Pero nosotros también pensamos un poco a la inversa.

Y es que cuando tú te defiendes contra algo y te encierras,

te enclaustras.

Claro, si te enclaustras, el miedo también es dentro.

Y eso es los primeros síntomas

de lo que sería un fenómeno identitario.

Estás hacia dentro, no estás nunca hacia fuera,

no tienes una sociedad fluida.

Es una sociedad recluida. Y claro, eso es un problema.

Un problema, porque genera ya unos índices de identidad un poco...

Tan fuertes, que uno se extraña que esto ocurra desde el principio,

desde el 2200 prácticamente.

En El Castellón Alto, en Galera, también se erige un emplazamiento

cuya defensa resulte sencilla.

El yacimiento de El Castellón Alto es realmente espectacular

con su integración en el paisaje, pero también tiene una estructura,

una forma muy definida.

Me gustaría, para comprenderlo bien, que me expliques

cómo es el yacimiento, cómo se estructura.

-El yacimiento tiene dos partes diferenciadas.

Por un lado hay una ladera,

y por otra, un cabezo, el cabezo principal que se proyecta

hacia el valle.

Ese cabezo tiene tres terrazas naturales,

que a su vez se subdividen en una serie de terrazas artificiales

y conectando a los distintos niveles, hay una serie de escaleras.

-En cada una de esas terrazas, están las viviendas, ¿no?

-En esas terrazas están todas unas líneas de viviendas,

unas líneas de casas con techumbre plana o ligeramente inclinada.

-¿Y arriba del cabezo qué es lo que hay?

-En la parte más alta del yacimiento lo que hay es un muro que define

una acrópolis en la parte más alta.

Una acrópolis donde vivía la gente.

-Una acrópolis donde vivía la élite y tenía un aspecto militar.

-Hay una muralla que la rodea.

Y solamente un sitio desde el que se podía acceder

al interior y que tenía posiblemente una estructura de cierre

y en el interior de la cual encontramos la única cisterna

que hay en el yacimiento.

Pero más allá de los problemas defensivos,

los argáricos se enfrentaban a su día a día

en una sociedad profundamente estratificada.

En Galera se ha edificado una viviendo tipo

y así podemos aproximarnos a la vida cotidiana de El Argar.

Lo que suele aparecer en casi todas las viviendas

son los molinos, que son un elemento muy importante

que indican la importancia del cereal en la economía doméstica.

Luego están los hogares donde se hacía el fuego.

Y las tumbas son un elemento que se repite en todas las casas.

-Estamos en una zona con mucho esparto de forma natural.

¿Hubo una cultura de esparto, se utilizaba...?

¿Con qué técnica lo tejían? Porque me parece muy actual, ¿no?

-Tenemos una reproducción de un calzado de esparto

del que hemos documentado en la excavación del yacimiento.

En este yacimiento se conserva muy bien la materia orgánica

y por eso se han conservado tan bien muchos elementos de esparto.

Como la zona es muy rica, era uno de los materiales

más utilizados para hacer elementos que se utilizaban de forma doméstica.

Las técnicas de trenzado que se han documentado

han seguido prácticamente inalterables desde este momento,

hace casi 4000 años hasta la actualidad.

Las dimensiones de los espacios domésticos de La Bastida

muestran un panorama más complejo.

Este edificio es uno de ese grupo de casas grandes

que tenemos en La Bastida de entre 60-70 m2.

Y lo más relevante que tenemos aquí

es la enorme cantidad de molinos de mano que aparecieron.

Hemos contabilizado hasta 16 molinos

que servían para producir la harina necesaria.

Hemos estimado la cantidad. Los molinos están todos activos,

se utilizan a la vez y podrían suministrar raciones de harina

para entre 60-70 personas.

Es un exceso para las dimensiones de la casa,

pese a ser una casa grande.

Es uno de esos ejemplos que tenemos en los que las viviendas

son talleres que producen por encima de las necesidades de una familia,

de una unidad doméstica.

Tanto en Castellón Alto como en La Bastida,

se desmontaba el terreno para tener amplias terrazas

y situar sobre ellas las viviendas y algunas estructuras edilicias.

Desde el pie de monte, que es donde nosotros estamos,

hasta la cima hacen terrazas artificiales.

Todo lo que es la extensión del poblado,

que ocupa casi 4,5 hectáreas,

y los 450 metros de altura que tiene

están escalonados en terrazas artificiales.

En estas terrazas lo que hacen

es ir colocando sus casas de alto en bajo,

y todo este cerro que veis está lleno, repleto de casas.

Suelen estar pegadas unas a otras.

Pero a veces encontramos que para la distribución

de estas habitaciones emplean pasillos y rampas de acceso.

Las casas las hay de distintos tamaños

y con distintas funciones.

Tenemos casas pequeñas, de unos 20 m2.

Y casas que llegan hasta los 90 m2.

En cuanto a las funciones,

tenemos, por ejemplo, casas destinadas a viviendas solamente.

Espacios destinados a almacenes o talleres.

Por ejemplo, todo este barrio que tenemos residencial

son talleres especializados en la cerámica, en la metalurgia;

talleres concretamente del trabajo del hueso.

Donde nosotros nos encontramos ahora mismo,

no es una casa es un edificio

que consideramos una gran sala de reuniones.

Esta sala, como ven, está construida con grandes muros de piedra

y encajados en el terreno, está un poco rehundida en el subsuelo.

Hay que decir también antes de nada. -Sería un edificio público.

-Es un edificio público, sí.

Esta gran casa es del año 2000

y convive con las primeras casas, pequeñas, de planta circular,

que son las cabañas de postes de madera y barro,

y curiosamente esta gran sala podemos considerarla

como la primera arquitectura en piedra.

Se puede que estas estructuras son de piedra.

Son piedras del cabezo, traídas del propio cerro.

Y dentro de los muros, emplean los postes para darle mayor refuerzo.

Podemos pensar que esta casa tenía una doble altura.

Esta sala tiene similitudes con la gran sala de reuniones

del cercano yacimiento de La Almoloya.

La división social de la cultura argárica

se observa en la vida y en la muerte.

En la materialidad, en definitiva.

-Desde el mundo calcolítico al mundo de El Argar

suceden una serie de transformaciones a nivel social.

Pasamos de una visión colectiva,

que sucedía en las sociedades calcolíticas,

a una visión donde prima el individuo.

Porque a partir del 2200, un grupo pequeño de personas empiezan

a controlar el tema de los recursos, los bienes de consumo.

Y en base a este control, ostentan el poder

y llegamos a una sociedad de dominantes y dominados

donde empiezan a establecer unas normas de conducta

y unas pautas a seguir.

Y eso queda claramente reflejado en el repertorio formal cerámico.

En el calcolítico había una variedad mucho más amplia de formas.

Sin embargo, vemos aquí en El Argar

que las tipologías siguen unas pautas muy cerradas, muy herméticas

y siguen todos una normativa formal y de producción

que están indicando no solo que hay un grupo especializado

en su producción, gente que se dedica exclusivamente

a la producción cerámica, porque vemos

que a pesar de no conocer el torno,

llegan a fabricar urnas de almacenaje como estas que tenemos aquí

capaces de albergar entre 200 y 300 litros.

Eso te está hablando de una capacidad tecnológica muy elevada.

Y, aparte de eso, el repertorio formal es muy hermético,

basado en ocho formas estrictamente cerámicas.

Ocho formas que se basan en una pieza

que es la pieza matriz de todo el repertorio formal,

que es la unidad básica de racionamiento o el cuenco.

En base a este cuenco, añadiéndole un pie,

obtenemos, por ejemplo, una copa.

Añadiéndole un tronco de cono, obtendríamos una olla como esta.

Y así sucesivamente, alguna de estas piezas

proceden de territorios externos al área donde nos encontramos,

de la zona central de Murcia.

Podemos tener piezas procedentes del área de Almería,

del área de Jaén, de Granada o incluso del sur de Alicante.

Hay una transacción comercial. Es una sociedad de tipo estatal

que gestiona un amplio territorio y gran parte de los recursos

que ellos obtienen se están abasteciendo

a partir de otras zonas.

Estas piezas serían propias de un ajuar funerario.

Tiene unos acabados excelentes, pero, sin embargo,

cualquier tipo de las cerámicas que podamos encontrar

en contextos funerarios, generalmente,

también se utilizaban en contextos domésticos.

-En la cúspide teníamos un grupo de gente, en torno a un 10 %

de la población máximo, los hombres se enterraban con armas.

Son exclusivas, no hay ninguna mujer enterrada con armas.

En épocas más antiguas, alabardas; en épocas más recientes, con espadas.

Y un tipo de vaso cerámico muy específico

que solamente salen en estas tumbas de élite,

con las mujeres también.

Los brazaletes de oro también son

potestad de esta primera categoría social.

Y en la segunda, que también formaría parte de esta élite,

en torno a un 20 % más o menos de tumbas,

es donde encontramos tanto en hombres como en mujeres,

artefactos de plata, adornos de plata.

Y aquí el sexo también es determinante,

porque están diademas, que solamente acompañan a las mujeres.

Mientras que, tanto hombres como mujeres,

comparten diferentes abalorios, no solo hay anillos

para las manos, sino diferentes espirales, pendientes

collares con diferentes elementos tanto para hombres como para mujeres.

La tercera categoría social que sería

este grupo intermedio,

como una especie de ciudadanía de pleno derecho,

tenemos a los hombres

que se entierran exclusivamente con hachas

y les acompaña también un puñal o cuchillo.

Mientras que las mujeres

tienen ese mismo puñal o cuchillo, pero exclusivamente ellas un punzón.

El punzón puede aparecer también

en la primera y en la segunda categoría social.

Y aparece, esto es muy interesante,

en mucho mayor número en tumbas femeninas.

La presencia de ese punzón que marca la categoría intermedia.

Un número mucho más nutrido de tumbas que de hombres con hacha.

Después de estas tres categorías sociales, tenemos tumbas de la cuarta

que tendrían algún objeto cerámico

o algún elemento metálico.

Y las de la quinta, que pensamos que pueden ser incluso gente

dependiente en un régimen, quizá incluso de esclavitud,

que no tiene nada en las tumbas. Carecen de ajuar.

Tal vez en estas sociedades existió el derecho sucesorio, la herencia.

Una de las cosas interesantes que tienen los ajuares

es que nos demuestran que existía herencia.

La propiedad se transmite hereditariamente

y los ajuares significados como femeninos

son mucho más numerosos

y a una edad mucho más temprana, en torno a los seis años,

que los ajuares que podríamos decir masculinos.

Los investigadores se plantean la posibilidad

de que la sociedad argárica fuera matrilocal.

Esta sociedad se regía por principios femeninos

de matrilocalidad.

Eran linajes de mujeres

las que vivían en los poblados

y eran los cónyuges masculinos,

los hombres de otros poblados los que venían a residir

en estos lugares.

Como todo ente, como toda civilización,

El Argar fue perdiendo su esplendor para acercarse a su ocaso.

¿A qué problemas se enfrentó? ¿Tuvo la salud pública algo que ver?

¿Cómo crees que finaliza la vida en La Bastida?

-Este tipo de urbanismo

tiene una serie de consecuencias que recaen directamente

sobre la población.

Y es que, si bien estas casas...

El hecho de estar juntas en invierno, mantienen el calor

y en verano, el hecho de que los muros estén hechos de piedra

pues las mantienen bastante más frescas.

Pero por otro lado, el hecho de la falta de higiene,

no tener alcantarillado para evacuar todas estas aguas residuales,

y el hacinamiento, toda la acumulación de esta gente,

provoca que se cree un caldo de cultivo

en el que las enfermedades infecciosas proliferen.

De hecho, la principal causa de mortandad en esta sociedad

eran este tipo de enfermedades. -La esperanza de vida al nacer

difícilmente, así, en términos absolutos,

superaría los 30-35 años.

A veces cuando hablamos de esperanza de vida,

pensamos en longevidad, pero no es lo mismo.

Había gente muy longeva, 70-80 años podrían alcanzar,

pero la esperanza de vida al nacer

quedaba condicionada por una mortalidad infantil altísima.

Y una de las cosas interesantes en La Bastida que estamos viendo,

gracias a unos análisis químicos que hacemos en los huesos,

es que el periodo, en la fase final de El Argar,

el destete de las criaturas se hacía muy temprano,

antes de culminar el año.

Eso hacía que el periodo fértil fuera mayor,

porque la menorrea postparto quedaba paralizada con el destete.

Entonces, se tenían más hijos, pero a medida que progresaba

este sistema de alimentación precario basado en el monocultivo de la cebada

las mortandades que estamos viendo, documentando en las casas,

de la población infantil es tremenda.

Mala dieta,

estados carenciales,

tenemos documentados problemas de anemia bastante graves.

Unos casos que estamos intentando afianzar,

yo creo que los tenemos bastante claros ahora de escorbuto.

La dieta monótona, poco variada.

Eso, en el apartado infantil sobre todo, sería bastante grave.

En la población adulta e infantil por igual, infecciones.

El tratamiento de las aguas y la alimentación

pueden encerrar algunas respuestas.

En La Bastida se ha excavado un gran estructura hidráulica.

Se trata de una balsa con una capacidad de unos 400 000 l

para cuya construcción aprovecharon una vaguada natural del terreno.

La excavaron un poquito más, impermeabilizaron el fondo

con estas arcillas que utilizan en sus obras arquitectónicas.

Colocaron un dique para cerrar el paso de las aguas,

este dique tiene 21 metros de largo, de casi dos metros de altura

y 4,5 de anchura. Es una obra muy potente.

Y en un momento avanzado de su uso, esto sucedió en torno al 2000

más o menos, un par de siglos después la ampliaron en dirección este,

construyendo estas gradas que veis que también están impermeabilizadas

con estas arcillas amarillas.

Se trata de la obra de ingeniería hidráulica

más grande que conocemos en estos momentos en Europa.

Una obra como esta es singular, porque lo que se hacía aquí

era recoger agua de lluvia, pero no solo la que caía del cielo,

sino que se recogía de lo que llovía pendiente arriba.

Lo interesante es que el entramado urbanístico recogía el agua,

impedía que hubiera arroyadas por la fuerte pendiente que había,

redirigía el cauce del agua hasta llegar aquí

y de alguna manera la limpiaba.

El agua almacenada se emplearía

para consumo humano y otras necesidades.

Aunque en el periodo de mayor apogeo del poblado

resultaría insuficiente.

La muerte en El Argar tenía que ver

con las infecciones y con la desnutrición.

Los problemas de salubridad que estamos viendo

en los momentos finales de El Argar son enormes.

Aquí tenemos un problema, porque son pocas las enfermedades

infecciosas de las que podemos saber su etiología.

Por ejemplo la tuberculosis, la lepra o la sífilis

son de las más famosas.

Luego tenemos un amplio espectro de enfermedades infecciosas

que no podemos diagnosticar con precisión,

pero que se cebaron en la población que vivía aquí.

Y probablemente, parte de estas infecciones

tendrían que ver con la calidad del agua que bebían.

La manera de enfrentarse al mundo de los muertos

deja abiertas bastantes incógnitas en El Argar.

Las tumbas están dentro de cada casa

y esto responde a una necesidad de adscribirse a un linaje.

En este momento es muy importante el linaje al que pertenece.

En algunas tumbas lo que hay es una reutilización de las mismas.

Se ha enterrado primero a un individuo

y cuando ha muerto otro,

lo que hacen es, o bien sacan los huesos y meten el siguiente

y estos huesos los esparcen por encima,

o bien, los mueven hacia el fondo de la tumba y meten el nuevo muerto.

En los enterramientos se introducen toda una serie de elementos.

Por un lado elementos de adorno personal,

cerámicas que en muchos de los casos están fabricadas exclusivamente

para poner dentro de las tumbas.

Y en algunos casos, algunas de estas, también contienen comida o bebida.

-En El Argar,

¿cuáles son las tipologías de tumbas que encontramos?

-En este yacimiento en concreto,

encontramos covachas excavadas, o bien en el suelo,

o bien en las paredes traseras de las casas.

Hay algunas tumbas infantiles en urnas de cerámica

y luego hay otro tipo de covachas que son dentro de una fosa.

Aunque en otros yacimientos de esta cultura

hay también tumbas en cista, que son unas cajas de piedra.

O en vasija hay enterramientos de adultos,

pero en vasijas mucho más grandes que las que encontramos

en este yacimiento en concreto

que son solo para enterramientos infantiles.

-¿Y las tumbas más ricas se encuentran en la acrópolis?

-En la acrópolis hay una serie de tumbas importantes,

pero hay tumbas importantes también dispersas

por otras partes del poblado. No necesariamente todas las tumbas

importantes dentro de la acrópolis.

-En esta casa se encontraron tres enterramientos

y los tres son excepcionales.

El primero de ellos es un enterramiento doble

y por tercera vez en toda la historia de El Argar, de las excavaciones,

han aparecido o se han documentado dos personas que son del mismo sexo,

es decir, dos hombres.

Es interesante y excepcional a la vez porque uno de los dos hombres

adquiere la posición característica de los enterramientos femeninos.

Es decir, por lo general, en El Argar,

los enterramientos femeninos están depositados sobre el lado derecho.

Los cadáveres se sitúan hacia la derecha,

mientras que los masculinos están sobre el costado izquierdo.

Aquí, uno de los hombres está sobre el costado izquierdo.

¿Qué quiere decir? El que hace seguramente el papel de guerrero,

pero es que, sorprendentemente, el que está sobre el lado derecho

también es un guerrero. O sea, son dos guerreros en una misma tumba.

A diferencia de las dos tumbas dobles que tenemos,

el enterramiento es casi sincrónico.

Cuando, en realidad, como ya hemos visto en otros momentos

los enterramientos dobles

tienen una distancia temporal entre un cadáver y otro

de casi tres generaciones en ciertos casos.

La sorpresa aumenta cuando, a los pies de esa tumba,

hay otra cosa que puede ser una tumba que es un receptáculo funerario,

que no contiene huesos, lo que denominamos un cenotáceo,

pero sí que contiene ajuar.

Los huesos no han desaparecido por cuestiones tafonómicas

posteriores o postdeposicionales, sino no han desaparecido,

porque no estaban.

Porque como uno de los ajuares es precisamente

la parte de la paletilla de un cordero.

Es decir, que los huesos se mantienen en este sedimento,

pero no está el muerto.

Por la urna y por el ajuar, con un hacha pequeña

y dos formas, una copa y una forma cuatro,

sabemos que correspondería a un niño de unos 7 años que no está.

O sea, tenemos dos hombres enterrados en una misma tumba por un lado,

cosa sorprendente.

Y a sus pies un niño que no es niño, porque no está.

La tercera tumba, que es una tumba de una mujer

que está expuesta en el museo,

es de una mujer que curiosamente parece que está totalmente sana,

porque no tiene ninguna herida, ninguna patología profunda,

en cambio está muerta.

Pero lo interesante de esta mujer es que tiene la peculiaridad

de estar también sobre el lado izquierdo,

es decir, está enterrada como si de un hombre se tratara.

Bien, todas las tumbas que hay en esta casa

son extraordinarias.

Y la casa en sí, cuando pasamos a la vida,

también es extraordinaria.

¿Por qué? Porque la mayor cantidad de cereal almacenado

que tenemos en este pie de monte de La Bastida, está en esta casa.

La condiciones peculiares del ambiente en Galera

permitieron que una momia llegara hasta nosotros

en bastante buen estado de conservación.

En la momia de Galera se han conservado restos

de tejido corporal, de la cabellera y textiles.

Tras su descubrimiento en 2002, supuso un hito en la investigación

del mundo argárico.

El hombre, de unos 28 años de edad,

presentaba evidencias de haber realizado un trabajo duro,

de gran exigencia física.

En su ajuar, además de cuatro piezas cerámicas,

se observan una azuela con mango de madera y un puñal.

Un niño, de unos cuatro años, fue exhumado y colocado

junto a este hombre de Galera,

que es uno de los grandes iconos de El Argar.

Tras El Argar, la Edad del Bronce continúa.

Y la presencia militar parece que también.

Las llamadas estelas de guerrero o del suroeste,

así parecen indicarlo.

Con textos escritos,

este periodo no sería tan diferente ni tan inquietante.

Los arqueólogos y antropólogos

tienen que ir creando un mosaico

que aún presenta muchas zonas oscuras.

El estudio comparado de todos los yacimientos argáricos

terminará por aclararlas.

Es solo cuestión de tiempo.

La arqueología nos demuestra que lo que hoy en día es un pueblo

pudo ser una gran ciudad.

El devenir histórico otorga momentos de esplendor y de decadencia.

Un lugar puede ser codiciado por su posición estratégica

o por poseer un recurso natural y con el paso de los años,

queda fuera de los círculos de influencia.

Así se ve en muchos pueblos de España.

Y en muchas ciudades que hoy son yacimientos.

Cuando el lugar en cuestión ha sido abandonado,

la tarea de los arqueólogos es más sencilla.

En cambio, si los restos que se persigue descubrir

están bajo un pueblo o ciudad,

las intervenciones arqueológicas pueden suponer un profundo cambio

en el paisaje urbano.

A unos 20 km de Málaga, en el tramo final del valle del Guadalhorce,

Cártama presenta un caso de intervención arqueológica

en pleno centro urbano.

Aquí, la arqueología tiene una amplia tradición.

Las primeras excavaciones se realizaron en el siglo XVIII.

Esta primera se inicia en 1747

y concluye en 1751-1752.

Ahí se excavó dos terceras partes de lo que aquí, en la localidad,

es la plaza del Pilar Alto.

Y se documentaron restos de una terraza que presidía el foro,

con un templo, y también aparecieron restos de esculturas,

el conjunto que se conoce como "la matrona sedente".

En este solar, que ocupa parte de lo que fue el viejo consistorio,

se han detectado tres niveles cronológicos diferentes.

El primero se corresponde con el inicio de la Edad de Hierro.

En las excavaciones que hemos realizado en la plaza,

sabemos que los restos arqueológicos más antiguos que tenemos ahora mismo

son de la Edad del Bronce final-Hierro antiguo,

en torno al siglo VIII antes de nuestra era.

Lo que hemos podido documentar es restos de cabañas.

Además de esos restos, también hemos constatado el poblado

en otros dos puntos distintos.

Entonces sabemos que se extiende un poblado

anterior a lo que fue la ciudad ibérica

de un mínimo de 7 ha.

Lo que más llama la atención de todo el corte

es una muralla ciclópea fechada inicialmente en el siglo III a. C..

Su gran potencia y elaborada ejecución

llevan a los investigadores a pensar que tal vez fue la base

de una acrópolis dentro de un contexto ibero

con influencias orientales.

Es una muralla que se construye en el siglo III a. C.

en el contexto de las Guerras Púnicas.

Y lo que barajamos es que podría tratarse de la acrópolis

de la ciudad ibérica.

Lo que nos induce a esa hipótesis

es la propia característica:

un muro que se construye con un carácter oficial,

el estilo helenístico

de las grandes ciudades del Mediterráneo por un lado,

y por otro, el hecho de que en época romana, eso sí lo sabemos,

es que en la terraza de arriba se desarrolló el foro.

Esta es la muralla que se construye, por ejemplo, en Cartago.

Cártama, frente a lo que se pensaba anteriormente, que era un opidum

situado en el cerro, la apariencia que tiene hoy en día

con las murallas medievales, pero, sin embargo, no.

Cártama, sabemos que en el cerro también hay restos arqueológicos

de época ibérica, pero lo que hemos descubierto es

que la ciudad se extiende al pie de ese cerro.

El mundo romano dejó su huella.

Uno de los casos más curiosos

es el de un epígrafe que se conserva dentro del cementerio municipal.

Hace referencia a la familia Procula

y esto ha servido para hacer todo tipo de especulaciones

sobre un posible origen local de la mujer de Poncio Pilatos,

la célebre Claudia Procula.

Aunque parece ser que el apellido Procula o Proculo

era frecuente por todo el territorio imperial.

En Cártama han aparecido otras piezas del mundo romano.

Unas exquisitas miniaturas de cristal

nos dan la dimensión de los artesanos que trabajaron

en la región o de las personas que las encargaron y las compraron.

En la gran intervención, junto a la iglesia,

han aparecido estructuras romanas y otros restos muy interesantes.

El edificio que pudimos documentar es un edificio revestido de mármol,

tanto la solería como la tribuna absidada que tiene.

Y es un edificio que sabemos que tenía 30 m de longitud

y el interior algo más de 9 m.

Tiene mucha mayor dimensión de lo que era, por ejemplo,

la habitación de un templo como podemos ver en Baelo Claudia

o en cualquier ciudad romana de esa época,

cuya longitud estaba en torno a los 10 m.

El hecho de que tengamos un edificio de 30 m de longitud por 9 de ancho

está indicando que es uno de los grandes edificios del foro.

Y por paralelos, con las ciudades romanas

que tenemos documentadas por ejemplo aquí, en la Bética,

apunta a que ese gran edificio,

con unas estancias diáfanas no compartimentadas,

apunta a que podría tratarse de la basílica.

En Cártama se ha apostado por la arqueología.

Ojalá muchos pueblos y ciudades sigan su ejemplo.

Arqueomanía - Señoras, guerreros y buscadores (2ª parte)

29:53 23 jul 2018

Señoras, guerreros y buscadores (II). ( El argar). Cártama.

Histórica de emisiones:
11/01/2015

Los últimos 58 documentales de Arqueomanía

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • La tumba de Boadbil

    La tumba de Boadbil

    28:55 19 jul 2019

    28:55 19 jul 2019 La Alhambra es el escenario en el que Manuel Pimentel comienza sus pesquisas para localizar los restos de Boabdil, último Rey de Alándalus. Desde sus salones de ensueño, desde su arquitectura sin par, narra la vida del último monarca nazarí. Granada era la perla de la corona de Alándalus y su entrega recayó en un hombre joven, en un rey que no llegaba a los treinta años. Boabdil ha pasado a la Historia como un ser desdichado, pero lo cierto es que dejó España muy joven para vivir cuarenta años en el Magreb. ¿Qué fue de su vida?

  • 29:32 12 jul 2019 El descubrimiento de un sarcófago con inscripciones medievales en la iglesia de San Fermo de Verona puso a un equipo de investigación tras los pasos de Arnáu de Torroja, Gran Maestre del Temple fallecido en 1184 en la ciudad italiana a su regreso de Tierra Santa. En la catedral de Tarragona, reposan otros restos mortales, los de Guillem de Torroja, el hermano del maestre. En este episodio detectivesco tratamos de aclararlo con el trasfondo de las cruzadas y el Santo Grial.

  • El rey lobo

    El rey lobo

    28:12 05 jul 2019

    28:12 05 jul 2019 ¿Es posible que los pueblos íberos tuvieran un monarca llamado el Rey Lobo? Manuel Pimentel trata de aclararlo a través de una investigación que recorre varios yacimientos ibéricos.

  • Celtas

    Celtas

    28:13 28 jun 2019

    28:13 28 jun 2019 El noroeste peninsular es el territorio natural de expansión de la cultura castreña. Esta cultura se asimiló tradicionalmente a los celtas, ¿pero podemos estar seguros? Manuel Pimentel recorre el mapa celta y celtíbero de la península ibérica para aclarar el origen cultural y la expansión de los celtas.

  • En busca de Tartessos

    En busca de Tartessos

    27:48 21 jun 2019

    27:48 21 jun 2019 La búsqueda de Tartessos es el mirlo blanco de la arqueología española desde comienzos del siglo XX. En este episodio, Manuel Pimentel sigue su pista por diferentes localizaciones del Bajo Guadalquivir y Extremadura, investigando en lugares emblemáticos.

  • Fenicios

    Fenicios

    28:05 14 jun 2019

    28:05 14 jun 2019 Los fenicios son un conglomerado de pueblos orientales que monopolizaron el comercio mediterráneo durante centenares de años. En este capítulo nos acercamos a sus colonias en la península y a su expansión atlántica.

  • Arqueología canaria

    Arqueología canaria

    27:36 07 jun 2019

    27:36 07 jun 2019 Manuel Pimentel se desplaza al archipiélago canario para aclarar si los textos clásicos están en lo cierto al afirmar que las Islas Canarias fueron pobladas durante el siglo I antes de Cristo. Para ello visita Gran Canaria, el Hierro, la Palma y Tenerife. Sigue los pasos de los primitivos bimbapes, de los benahoaritas, de los guanches y los canarios para comprobar si su origen es beréber. Para ello, analiza el registro cultural y genético de la mano de prestigiosos científicos en un capítulo que muestra los grandes paisajes arqueológicos de las Islas Canarias.

  • Dolmen

    Dolmen

    27:17 31 may 2019

    27:17 31 may 2019 En este episodio de Arqueomanía se aproxima al megalitismo como forma de expresión cultural. La primera arquitectura de la humanidad vista desde la óptica arqueológica.

  • El código ancestral

    El código ancestral

    27:31 24 may 2019

    27:31 24 may 2019 Veremos los rastros de la actividad humana en cuevas, exploraremos desde el paleolítico con la mirada puesta en la pintura de las cuevas como una forma de lenguaje. Recorreremos algunas de las grandes catedrales del arte rupestre peninsular. Una moderna teoría afirma que los primeros signos del alfabeto tartésico y del ibérico provienen de las grafías del arte rupestre, que esta ¿escritura¿ habría pasado de las cuevas a los megalitos y de ahí a las estelas tartésicas. Trataremos de aclararlo.

  • 26:49 17 may 2019 Desde el desfiladero de Metmman en Alemania, Manuel Pimentel arranca una narración que atraviesa la historia de los neandertales, desde su aparición hasta su desaparición. Las grandes preguntas sobre hibridación con nuestra especie, capacidades artísticas, simbolismo, antropofagia y extinción son traídas a la pequeña pantalla. El episodio ha sido rodado en diferentes localizaciones de España, Europa y Asia y cuenta con la participación de grandes expertos como Carles Lalueza, Enrique Baquedano y Gerd Weniger.

  • 27:15 10 may 2019 En este episodio de Arqueomanía vamos a tratar de aclarar qué tipo de homínido llegó a la Península Ibérica en primer lugar y qué posible ruta o rutas siguió. Los yacimientos del Sureste Peninsular, concretamente los de Orce, tienen presencia humana con 1,4 millones de años. Esa es, de momento, la fecha más antigua que se ha registrado. El Barranco León o Venta Micena son los testigos más antiguos de la presencia del género humano en Iberia. Doscientos mil años después se comenzó a formar uno de los yacimientos paleoantropológicos más importantes del mundo. Nos referimos a los de la Sierra de Atapuerca, en los que se han descrito hasta cuatro tipos humanos diferentes. La península es como un pequeño continente para el estudio de la evolución humana.

  • Orígen II

    Orígen II

    29:12 03 may 2019

    29:12 03 may 2019 Manuel Pimentel continúa en Tanzania explorando diferentes yacimientos claves en la evolución humana. Visita varios equipos de paleontólogos españoles y consigue desvelar algunas informaciones completamente desconocidas hasta ahora sobre la evolución humana.

  • Origen I

    Origen I

    26:44 26 abr 2019

    26:44 26 abr 2019 Manuel Pimentel se desplaza hasta los yacimientos de Olduvai en Tanzania para investigar el origen de la Humanidad. Allí, es recibido por un equipo de científicos españoles encabezados por Enrique Baquedano y Manuel Domínguez Rodrigo.

  • La bahía del marfíl

    La bahía del marfíl

    32:16 26 jul 2018

    32:16 26 jul 2018 La bahía del Marfíl. Las gentes del mar. Excursión arqueológica. Histórica de emisiones: 01/03/2015

  • 31:57 25 jul 2018 Un paseo por Hispania 2. Pioneros de la arqueología española. Histórica de emisiones: 22/02/2015

  • Arte rupestre neolítico

    Arte rupestre neolítico

    30:02 24 jul 2018

    30:02 24 jul 2018 Arte rupestre neolítico. Pioneros de la arqueología española. Histórica de emisiones: 01/02/2015

  • 30:54 23 jul 2018 Un paseo por Hispania I. Pioneros de la arqueología española. Histórico de emisiones: 25/01/2015

  • 29:53 23 jul 2018 Señoras, guerreros y buscadores (II). ( El argar). Cártama. Histórica de emisiones: 11/01/2015

  • 26:38 20 jul 2018 Señoras, guerreros y buscadores (1ª parte) (El argar). Cártama. Histórico de emisiones: 04/01/2015

  • 28:17 19 jul 2018 Especial Museo Arqueológico Nacional (1ª parte). Histórico de emisiones: 28/12/2014

Mostrando 1 de 3 Ver más