Dirigido y presentado por Manuel Pimentel y dedicado a la arqueología, abordará la evolución humana, el nacimiento del arte rupestre o el final de Tartessos. La búsqueda del Maestre del Temple, Arnáu de Torroja y de la tumba de Boabdil, completan una serie que se ha rodado en España y varios países como Tanzania, Marruecos, Italia, Alemania o Portugal.

4659459 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
Para todos los públicos Arqueomanía - Gavá, minería neolítica - ver ahora
Transcripción completa

Hoy visitaremos las minas Neolíticas de Gavá, en Barcelona,

donde hace más de 6.000 años se extraía la varicista

que se usaba, por ejemplo, para hacer collares prehistóricos como este.

Este valioso mineral era exportado y comercializado

hasta regiones muy lejanas para su uso en objetos suntuarios.

Bienvenidos a "Arqueomanía".

La Prehistoria en la Península Ibérica

continúa siendo una frontera, un filón para los investigadores,

que campaña tras campaña, van desentrañando culturas desaparecidas

y tiempos confusos, periodos que se solapan en unos límites permeables.

Los límites del Neolítico, la edad de la piedra nueva,

o de la nueva forma de tallar piedra,

están todavía por cerrar con exactitud,

ya que también dependen de los territorios.

Hablamos de un periodo de unos 7.000 años.

En algunos lugares, como Los Millares en Almería,

la llamada Edad del Cobre comenzó mucho antes que en otras zonas,

superando el Neolítico.

En esta frontera, se encuentran, por ejemplo,

las pinturas asturianas de Peña Tú,

con una Antigüedad probable de 4.000 años.

La mezcla de figuración y abstracción que muestran

son quizá un signo de tránsito entre el Neolítico y la Edad del Cobre.

Para conocer el neolítico pleno es interesante desplazarse

hasta la cueva de las Ventanas, en Píñar, Granada.

Allí se ha reproducido con fidelidad un campamento Neolítico.

Como en las espectaculares viviendas de La Draga, en Bañolas.

Desde luego, el fenómeno capital del Neolítico es el dolmenismo,

del que en España tenemos ejemplos muy destacados.

Las personas del Neolítico se establecieron

en territorios concretos, cultivaron la tierra,

criaron animales y establecieron sociedades más organizadas.

Se producen entonces los excedentes, la acumulación de riqueza

y la jerarquización social.

Es en ese momento, cuando las sociedades comienzan a demandar

materiales de procedencia lejana,

fundamentalmente minerales para uso suntuario.

¿Existió una mina en Gavá,

cuyo destino era la exportación de variscita a otras regiones

durante el Neolítico para la fabricación de joyas?

La mina de Gavá, en Barcelona, concretamente una de sus galerías,

porque su extensión es enorme,

puede visitarse a través de un moderno centro de interpretación.

En este lugar, se trata de explicar la minería neolítica

y el contexto social que la hizo posible.

También se intenta reproducir el ambiente prehistórico,

a través de un jardín botánico

que se sitúa en la primera sala del centro.

En espacios interiores, se ubica un laboratorio del medio,

unos cubos que situados alrededor de la boca de la mina,

ofrecen información al detalle sobre el Neolítico, en esta región.

La reproducción de galerías a tamaño natural

es, sin duda, el plato fuerte de la visita.

El acceso a las minas auténticas,

además de complejo por cuestiones de seguridad,

hubiera podido alterar un yacimiento arqueológico.

De esta manera,

se consigue que los ciudadanos puedan hacerse a la idea

de lo que era una mina durante el Neolítico sin correr ningún riesgo.

Durante esta visita, nos puede llamar la atención

el grado de desarrollo de la sociedad de Gavá

durante el Neolítico.

Algunos materiales del museo arqueológico lo corroboran.

Allí puede verse un cráneo humano

al que se le ha practicado una trepanación.

El enfermo sobrevivió a la intervención quirúrgica,

como prueban las osificaciones de estas heridas.

La llamada Venus de Gavá nos da una pista

sobre el grado de civilización de estos territorios

cuando las minas de variscita estaban en plena explotación.

Es una figura humana hecha con cerámica

que fue encontrada rota en diversos fragmentos

en el relleno de uno de los pozos de las minas de Gavá.

Data de época Neolítica, de los inicios de la explotación minera,

entorno al 6.000, 5.800 a.C.

Si la miramos con detalle, podemos reconocer la nariz,

una nariz alargada, a ambos lados los ojos,

que no tienen forma de ojos, sino que tienen forma de soles,

con una pastilla central y toda una corona de radios a su alrededor.

Por debajo de la nariz tenemos un motivo con forma de peine

que representa un collar con su soga al cuello,

dos pechos; se trata por tanto de una figura femenina,

de la representación de una mujer,

los brazos doblados por los codos, con las manos, con sus cinco dedos,

y apoyados uno de ellos encima del vientre,

y a ambos lados de las manos,

vemos también representados lo que sería una serie de pulseras.

La mano izquierda esta apoyada sobre el vientre

que si nos fijamos vemos que esta abultado,

como representando el vientre hinchado de una mujer embarazada,

de una mujer en cinta,

y a ambos lados también del vientre lo que vemos es una serie de estrías,

de líneas, de incisiones marcadas que también evocan de alguna forma

las estrías del vientre hinchado de una mujer embarazada.

Desde nuestro punto de vista, creemos que estamos delante realmente

de una divinidad, de una diosa.

El equipo de investigación de las minas de Gavá,

ha elaborado un audiovisual que recrea los trabajos de extracción

y procesamiento del mineral de variscita.

Se han estudiado cuidadosamente las condiciones de las labores mineras,

y se ha especulado a cerca del uso de determinados instrumentos,

como este taladro.

No hay metal, no hay herramientas de metal,

todas las herramientas son de piedra, de hueso,

que son las que se han conservado, de madera, pero metal, ninguno.

Entonces, concretamente, en Gavá, en las minas de Gavá,

hay dos instrumentos que son específicamente mineros,

de estas minas, que son el pico, mazo, martillo,

le podremos llamar de diferentes formas, de roca, de piedra,

que es una roca que se llama corneana,

que la corneana es una roca metamórfica que se forma.

En Gavá no, habría que traerla, en Gavá no hay, habría que traerla,

pero bueno, de no muy lejos,

en sierras cercanas a Gavá se encuentra la corneana.

Esto por un lado, por otro lado tenemos instrumentos de hueso,

herramientas de hueso, es decir cinceles hechos con huesos de buey,

que en combinación con los martillos de corneana

se utilizarían también para trabajar en las pizarras.

A parte de estos dos instrumentos que son los que se han conservado,

seguramente habría otros de materiales que se han perdido

como la madera, posiblemente se utilizarían palancas de madera,

que esto se ha perdido, o capazos, cestos de materias vegetales

que tampoco se han conservado.

Las referencias que tenemos lo que si que nos dicen,

que trabajaban tanto hombres como mujeres,

o sea, hay evidencias antropológicas que nos dicen que el desgaste

que provocaría sobre los huesos de las extremidades superiores,

de los brazos, que provocaría el trabajo en las minas,

lo encontramos sobre hombres y sobre mujeres.

Sobre niños este dato no le tenemos.

Lo que si que tenemos que nos apunta un poco al trabajo de los niños

es que realmente hay algunas galerías que son espacios muy, muy pequeños,

que da toda la impresión de que quien estuvo trabajando allá

era un niño o era una persona de talla muy pequeña.

El hecho de que existiera una minería

destinada a la fabricación de objetos suntuarios

nos lleva a plantear que la sociedad del Neolítico

era más avanzada y jerarquizada de lo que se creía.

Determinadas personas tendrían los conocimientos necesarios

tanto para trabajar en las minas,

o como mínimo para dirigir el trabajo en las minas,

como para elaborar las joyas, pero no serían personas mantenidas,

no serian personas que únicamente se dedicaran a esto, eso sería difícil.

En cualquier caso, las investigaciones arqueológicas en Gavá

lo que si que nos dicen es que la gente,

ya no hablamos de una sola persona, el grupo que estaba viviendo aquí

se dedicaba a la minería, pero también pescaba,

practicaba la agricultura, practicaba la ganadería,

por tanto, digamos que se dedicaban a todas las actividades necesarias

para subsistir, y además, trabajaban en las minas

y elaboraban las joyas también,

porque las joyas salían elaboradas de aquí.

El tráfico de minerales en Europa era una realidad.

Si nos fijamos en el Mediterráneo Occidental,

lo que es la costa de la Península Ibérica,

el Sur de Francia, Italia, el Norte de África

y las islas del Meridiano Occidental,

nos encontramos que tenemos la variscita que circula,

nos encontramos rocas que proceden de los Alpes,

como la jadeita o como la eclojita.

Nos encontramos con la obsidiana de las islas de Cerdeña y de Lipari

que también circula.

Por tanto, la circulación de materias primas y de objetos manufacturados

es intensa en esta época, realmente hay un comercio.

La comprobación científica para determinar el origen de un mineral

se lleva a cabo en laboratorios como éste, de la Universidad de Cádiz.

El microscopio convencional y el electrónico

son los instrumentos empleados para encontrar marcadores químicos

y cotejar estructuras moleculares.

Es posible que este collar de variscita,

aparecido en el dolmen de Alberite,

tenga su origen en las minas de Gavá.

Sabemos que la variscita de Gavá se distribuyo por una zona geográfica

que abarca desde el Ródano por el Note,

hasta mas o menos la región de Toulouse,

esto el norte de los Pirineos,

y al Sur de los Pirineos llegaría hasta la línea del Ebro.

El caso que tu planteas de Villamartín

seguramente no es de Gavá,

lo mas probable es que sea de una mina que hay en Huelva.

Si se dejo de explotar no es porque se agotara el yacimiento,

sino por que de alguna forma dejó de interesar,

la moda, entrecomillas, de la variscita finalizó.

Entonces, el mineral dejo e interesar.

El estudio y la protección de las minas prehistóricas es fundamental,

porque bajo tierra esperan muchos datos que pueden ayudarnos

a comprender mejor como era la sociedad de hace 7.000 años.

Las minas de Gavá son uno de los lugares más interesantes

de nuestra prehistoria.

Yo soy una persona curiosa, tengo interés en conocer

pues desde el origen del universo hasta como nosotros llagamos aquí.

Entonces, en mi caso concreto,

por la relación particular que tuve con mi padre,

que ya desde el año pues 75―76 me implicó en la búsqueda de fósiles,

en la búsqueda de nuestros orígenes,

pues bueno, yo he seguido un poco esta tradición.

Concretamente en Europa, que es en el ámbito en el que yo trabajo ahora,

pues sería muy interesante saber

cuál fue la especie humana que llegó a Europa desde África,

o si fueron varias, cuáles fueron, ¿no?

Y también si esta primera migración, pues fue seguida de otras,

o estos primeros homínidos se instalaron aquí, perduraron,

y evolucionaron en Europa o no.

Fundamentalmente, la de ser una persona con gran curiosidad,

y que aplique con rigor el método científico.

Nos encontramos en uno de los lugares mas míticos

de toda la arqueología española, el Cerro del Carambolo.

Sobre un santuario ubicado en esta altura

se localizó, no hace muchos años,

el más importante de los tesoros tartésicos.

Este santuario, que fue entre fenicios y tartesios,

se localizaba en un lugar singular

sobre una altura que dominaba la ciudad de Espal, la actual Sevilla,

y el mar que llegaba hasta sus orillas,

por tanto era un lugar geográfico privilegiado.

Cerremos los ojos y adentrémonos en la gran aventura arqueológica

de descubrir Tartessos.

Hablar del Tesoro del Carambolo es evocar la grandeza

y el misterio de Tartessos,

un periodo que aún cabalga entre la historia y el mito.

Aunque citado en numerosas fuentes clásicas y bíblicas,

no fue hasta los años 20 del siglo pasado

cuando un arqueólogo se propuso desenterrar

la famosa ciudad de la Antigüedad.

Schulten, admirador de Schlieman, el descubridor de Troya,

quiso aplicar su mismo método.

Si éste había localizado la ciudad de Troya

a través de los textos de la Iliada,

él se propuso conseguirlo a través de la Ora Marítima de Avieno.

Recorrió infructuosamente las marismas del Guadalquivir

sin lograr descubrir Tartessos,

por lo que fue ignorado y despreciado en su momento.

Nos legó su inquietud y, sobre todo, sus escritos.

Aunque superado por la ciencia actual,

el Tartessos de Schulten es un libro de obligada lectura

para todo el que desee adentrarse en este apasionante periodo.

En 1958, unos albañiles encontraron por casualidad

un tesoro espectacular en unas obras

que realizaban en las instalaciones del Tiro de Pichón,

en el Cerro del Carambolo.

Los tesoros son una ocultación,

y entonces suelen aparecer en hallazgos casuales.

En este caso, fue unas obras

que se estaban realizando en el Cerro del Carambolo,

en el municipio de Camas, aquí, en Sevilla,

y los obreros, pues estando haciendo una zanja,

de pronto dan con una vasija que se rompe

y en la que aparece una de las piezas del tesoro.

El arqueólogo Carriazo determinó que el tesoro era tartésico.

La intervención de Carriazo hay que entender que la hizo en un momento

con la metodología y los medios que tenia en ese momento

y ya tuvo su importancia porque gracias a el se materializó Tartesso.

Hasta entonces, solo estaban las fuentes,

una idea sin un testimonio material.

Y a partir de su excavación, él dijo: esto es lo tartésico.

Y él le hizo esa vinculación con lo fenicio.

Los sueños de Schulten se hacían realidad.

Existió un pueblo en el valle del Guadalquivir

que alcanzó una gran prosperidad en la Antigüedad,

que negoció con griegos y fenicios,

y a través de estos, con el mismísimo rey Salomón.

Ya son varios los tesoros tartésicos encontrados,

como estos espectaculares candelabros de Lebrija.

Pero entre todos ellos, destaca el tesoro del Carambolo.

La técnica de la soldadura que es una de las que se emplea en el tesoro,

una técnica introducida desde Oriente,

exige una precisión y un conocimiento de los fundentes muy elevado.

Es un tesoro que además es único en la Península Ibérica,

y es muy significativo de lo que está ocurriendo en Tartessos,

y es que conviven aquí, en un mismo conjunto,

la orfebrería autóctona del bronce final

que están practicando los artesanos tartesios

con las técnicas que traen los artesanos orientales,

que vienen de Oriente, y estuvieron colaborando los orfebres tartesios

con los orfebres fenicios o chipriotas,

del Próximo Oriente Asiático.

Tartessos fue el nombre que los griegos dieron a la ciudad

o al territorio, que se ubicaba en la desembocadura del Guadalquivir,

situada en aquel momento en las cercanías de la actual Sevilla.

¿Qué fue, en verdad, el tesoro del Carambolo?

Pudo aportarlo un personaje muy importante

de un rango equivalente a un monarca, a un sumo sacerdote, a una reina,

a una suma sacerdotisa.

Esa ha sido siempre la interpretación tradicional.

Se ha abierto una nueva línea de investigación

en la que podría también pertenecer al tesoro de un templo,

y que estuviera dedicado al adorno, o bien de toro sagrados,

cuando se conducen al sacrificio en una fiesta religiosa,

o bien a estatuas sagradas de bóvidos.

¿Qué hemos aportado ahora?

Pues hemos aportado el dotar a Tartessos

de un conocimiento mucho mayor,

y de vincularlo a la colonización fenicia,

y digamos, exponer con mucha mayor claridad cómo es de deudor Tartessos

de el mundo de las colonizaciones Orientales,

no solo fenicios, sino chipriotas, etc.

El debate histórico está servido, y sólo la investigación arqueológica

podrá dilucidar algún día quiénes fueron, en verdad,

los orífices que lograron labrar el tesoro más importante y hermoso

que hasta ahora ha aparecido en nuestro suelo.

Algunas piezas, como la diosa Astarté,

o el conocido como Bronce Carriazo dan buenas informaciones al respecto

En la actualidad,

el Santuario del Carambolo se protege bajo una capa de hormigón.

Para encontrar un edificio similar,

hay que desplazarse hasta el Santuario de Cancho Roano,

en Zalamea de la Serena, provincia de Badajoz.

Nos llama especialmente la atención sus altares en forma de piel de toro

¿Fue Tartessos una ciudad o un reino?

¿Esconde algún pueblo o ciudad andaluza a Tartessos

bajo sus cimientos, o está aún oculta bajo tierra

esperando que algún arqueólogo la descubra?

¿Cómo se relacionaron los colonos fenicios

con la población peninsular?

Durante un tiempo, se creyó que vivíamos en la Prehistoria

hasta que los marinos y comerciantes fenicios

nos trajeron la civilización.

Hoy se matiza esta visión.

Los fenicios vinieron a comerciar con una población que producía

y consumía mercancías, y que tenía un razonable nivel de desarrollo.

Uno de los yacimientos que más puede aportarnos

sobre estas primeras relaciones es el Castillejo de Alcorrín,

situado en una pequeña meseta de Manilva,

en la Costa del Sol occidental, muy cercana al Estrecho de Gibraltar.

El Instituto Arqueológico Alemán ha impulsado

dos campañas de excavaciones con unos resultados espectaculares.

El instituto sigue estudiando la materia de la colonización fenicia

desde los años 60, pero durante todos esos años

se concentró en los yacimientos fenicios de la misma costa.

Y ahora, por primera vez, la línea de investigación es otra,

es estudiar un yacimiento de población autóctona,

y estudiar la colonización fenicia desde la perspectiva local,

de la perspectiva de la población local,

que en el fondo, ha formado el imán que ha atraído,

que atrajo las poblaciones y los comerciantes, los navegantes fenicios

¿Hay algún elemento, por ejemplo,

que se vea de la aculturación fenicia indígena

donde podamos ver alguna pieza que podamos ver la influencia fenicia

sobre la tradición o la cerámica?

Lo podemos ver en varias, lo podemos ver en la arquitectura, por ejemplo,

pero también en un hallazgo especial, un hallazgo que es muy pequeño

y parece de poca importancia, pero es sumamente importante,

porque, como ves, lleva dos líneas de grafitis...

¿Escritura, no? Parece escritura, no?

Es escritura, son dos líneas de escritura, de grafitis,

así los llamamos, fenicios,

y lo interesante es que el fenicio que gravó estos grafitis

lo hizo antes de la cocción de este vaso,

el vaso es un vaso de almacenamiento hecho en la tradición local,

hecho a mano, y por lo tanto, aquí tenemos un objeto local,

indígena, local, con una inscripción fenicia,

y es el reflejo perfecto de la integración profunda

entre ambas culturas.

La ciudad tiene una superficie de 11 hectáreas

y se encontraba protegida por una sólida muralla

que llego a tener casi cinco metros de anchura,

con amenazadores bastiones que alcanzaron los 11 metros de altura.

Las investigaciones que estamos llevando a cabo en el Alcorrin,

representan la reacción de primera línea

de las comunidades prehistóricas, que eran de finales de la Edad del Bronce

que se encuentran con el interés de los colonos fenicios,

por instalarse en la Península Ibérica.

Entonces, ante esa coyuntura,

el mundo indígena tiene que manifestar su capacidad de control,

de dominio de su territorio,

y lo que nosotros interpretamos es que asume o elige fórmulas

que sean entendidas por el mundo fenicio

y que le permita entender a los fenicios

cómo precisamente estas comunidades de tradición prehistórica

tienen capacidad para presentarse ante ellos

y evidenciar el control que tiene de su propio territorio.

Alcorrin se está fechando en un momento del siglo IX a.C.

A finales del siglo IX, ahora mismo, prácticamente en la Península Ibérica

los yacimientos que conocemos son de finales de la Edad del Bronce,

y sólo en Huelva empieza ha haber indicios

de que los fenicios se están estableciendo

unos primeros contactos directos con el mundo indígena,

en lo que sería el ámbito tartésico.

O sea, que prácticamente, Alcorrin se convierte

en un yacimiento de referencia para entender cuáles son las reacciones

de primera línea del mundo indígena con los fenicios.

Alcorrín vivió su esplendor

al mismo tiempo que se levantó el primer santuario de El Carambolo.

Un momento clave para rasgar el velo de Tartessos

y descubrir su relación con los pueblos marítimos

del Mediterráneo Oriental.

La arqueología también forma parte de nuestra propia historia personal.

Nos despedimos hoy con una evocación nostálgica

de aquellas visitas infantiles a los museos arqueológicos.

Y no olviden que en el próximo programa

vamos a continuar contándoles lo que ocurrió hace mucho, mucho tiempo.

Es el día del silencio, de la calma, del descanso para la mayoría.

Las calles se quedan tranquilas.

A veces, los domingos son grises.

Muchos recordarán su infancia como un periodo inmenso, dilatado,

de otra naturaleza.

Y en esa edad de los sueños y las pesadillas,

¿quién no recuerda una visita a un museo durante una mañana dominical?

Lo primero era que había que acudir al centro de la ciudad,

un espacio mágico.

Porque para la mayoría, que vivía en barrios uniformes y lejanos,

desplazarse hasta el centro de su ciudad ya tenía su emoción.

Se conquistaba un escenario antiguo, un tiempo perdido.

Los museos eran baratos, muchos lo siguen siendo.

Se podía pasar toda una mañana de domingo por muy poco dinero.

Y se veían cosas muy interesantes, casi todas desconocidas.

Para un niño, la Antigüedad era algo que pasó hace demasiado tiempo.

No se distinguía muy bien cada periodo.

Pero en cualquier caso,

todas las piezas emanaban una atracción inexplicable.

¿Por qué las estatuas estaban todas rotas?

¿Es que los antiguos no sabían hacerlas bien?

¿Por qué hacían todos los platos de barro?

Entonces, alguien explicaba que el paso del tiempo

había producido ese deterioro,

y que, hace mil años, no existían los materiales de ahora.

Siempre había muchas tumbas y lápidas.

Las tumbas parecían pequeñas. ¿Sólo morían los niños?

¿Los antiguos eran todos bajitos?

Y aquellas lápidas colgadas de las paredes,

¿por qué no estaban en los cementerios?

¿Tenían cementerios los antiguos?

Y la mañana iba pasando entre mármoles.

¿Se había gastado todo el mármol en la Antigüedad?

Porque ya no se veían apenas cosas hechas de mármol.

Las monedas eran muy graciosas.

Algunas eran de oro, otras muy negras, incluso las había cuadradas.

Lo que no hacían los antiguos eran billetes, los billetes eran modernos

Y entonces, pensabas que los ricos de hace mucho tiempo

tendrían que tener gente que les ayudara a llevar tanta moneda,

y que los pobres tendrían un saquito como el de Judas.

Capítulo especial merecía la cuestión idiomática.

Casi todo lo de los museos estaba escrito en latín

que era una lengua muy vieja y muy difícil

que solo hablaban los curas

y algunos profesores de los hermanos mayores de los compañeros de colegio

Y luego estaba el árabe.

El árabe decían que se leía de derecha a izquierda.

Claro, que tampoco se entendía así.

Y alguien decía que tal o cual antigüedad

era de la época de Almanzor, y ese nombre traía como un eco de pavor.

Y todas aquellas caras talladas que parecían dioses.

Porque los antiguos creían en los dioses, estaban equivocados,

porque dios sólo había uno,

pero claro, ellos no lo sabían todavía, y se confundían.

Aquellos dioses estaban medio desnudos,

bueno, las diosas casi siempre.

¿Cómo iba a estar un dios desnudo?

También se aprendía la anatomía en los museos,

en los cuadros y las esculturas.

Claro, que con tanto brazo roto, uno podía confundirse.

Las esculturas parecían tan reales.

Sólo les faltaba hablar y contar su historia.

Claro, que seguro que hablarían en latín y no se entendería nada.

Y así se volvía, poco a poco, a la vida real,

tras dejar el museo una mañana de domingo.

Pensando en las espadas y los escudos,

en las caras de las esculturas, en la extraña paz,

en el sosiego que había dentro del museo, en su grandiosidad.

Los museos no son meros almacenes.

Tienen dentro la llave de la imaginación de los niños.

Albergan tantos secretos y complejidades

que hacen falta muchos domingos de la infancia

para ir respondiendo a algunas preguntas.

Por cierto, quizá, no haga falta responderlas todas.

Quizá, ya de adultos,

estas respuestas nos aguarden en aquel museo

que visitábamos las mañanas de domingo.

Subtitulación realizada por Mercedes Escudero.

Arqueomanía - Gavá, minería neolítica

26:59 10 jul 2018

Hace seis mil años existieron unas minas en Gavá (Barcelona) en las que se explotó un mineral llamado variscita. Este mineral era un elemento suntuario, de lujo. ¿Existieron redes de comercio de mineral en Europa durante el neolítico? ¿Fue la mina de Gavá un proveedor de variscita para el resto de la península y el sur de Francia? Visitamos las minas de Gavá y su moderno centro de interpretación para responder a estas y otras preguntas.

Uno de los clásicos de la arqueología española es el llamado Tesoro del Carambolo, aunque los investigadores no se ponen de acuerdo sobre su origen. En un primer momento se pensó que era tartésico, ahora algunos defienden que se trata de una obra fenicia. El director y presentador de Arqueomanía, Manuel Pimentel, trata de resolver esta y otras cuestiones. La relación entre fenicios y tartesios oculta aún muchas certezas.

Histórico de emisiones:
15/01/2012
08/09/2013

Hace seis mil años existieron unas minas en Gavá (Barcelona) en las que se explotó un mineral llamado variscita. Este mineral era un elemento suntuario, de lujo. ¿Existieron redes de comercio de mineral en Europa durante el neolítico? ¿Fue la mina de Gavá un proveedor de variscita para el resto de la península y el sur de Francia? Visitamos las minas de Gavá y su moderno centro de interpretación para responder a estas y otras preguntas.

Uno de los clásicos de la arqueología española es el llamado Tesoro del Carambolo, aunque los investigadores no se ponen de acuerdo sobre su origen. En un primer momento se pensó que era tartésico, ahora algunos defienden que se trata de una obra fenicia. El director y presentador de Arqueomanía, Manuel Pimentel, trata de resolver esta y otras cuestiones. La relación entre fenicios y tartesios oculta aún muchas certezas.

Histórico de emisiones:
15/01/2012
08/09/2013

ver más sobre "Arqueomanía - Gavá, minería neolítica" ver menos sobre "Arqueomanía - Gavá, minería neolítica"

Los últimos 58 documentales de Arqueomanía

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • La tumba de Boadbil

    La tumba de Boadbil

    28:55 19 jul 2019

    28:55 19 jul 2019 La Alhambra es el escenario en el que Manuel Pimentel comienza sus pesquisas para localizar los restos de Boabdil, último Rey de Alándalus. Desde sus salones de ensueño, desde su arquitectura sin par, narra la vida del último monarca nazarí. Granada era la perla de la corona de Alándalus y su entrega recayó en un hombre joven, en un rey que no llegaba a los treinta años. Boabdil ha pasado a la Historia como un ser desdichado, pero lo cierto es que dejó España muy joven para vivir cuarenta años en el Magreb. ¿Qué fue de su vida?

  • 29:32 12 jul 2019 El descubrimiento de un sarcófago con inscripciones medievales en la iglesia de San Fermo de Verona puso a un equipo de investigación tras los pasos de Arnáu de Torroja, Gran Maestre del Temple fallecido en 1184 en la ciudad italiana a su regreso de Tierra Santa. En la catedral de Tarragona, reposan otros restos mortales, los de Guillem de Torroja, el hermano del maestre. En este episodio detectivesco tratamos de aclararlo con el trasfondo de las cruzadas y el Santo Grial.

  • El rey lobo

    El rey lobo

    28:12 05 jul 2019

    28:12 05 jul 2019 ¿Es posible que los pueblos íberos tuvieran un monarca llamado el Rey Lobo? Manuel Pimentel trata de aclararlo a través de una investigación que recorre varios yacimientos ibéricos.

  • Celtas

    Celtas

    28:13 28 jun 2019

    28:13 28 jun 2019 El noroeste peninsular es el territorio natural de expansión de la cultura castreña. Esta cultura se asimiló tradicionalmente a los celtas, ¿pero podemos estar seguros? Manuel Pimentel recorre el mapa celta y celtíbero de la península ibérica para aclarar el origen cultural y la expansión de los celtas.

  • En busca de Tartessos

    En busca de Tartessos

    27:48 21 jun 2019

    27:48 21 jun 2019 La búsqueda de Tartessos es el mirlo blanco de la arqueología española desde comienzos del siglo XX. En este episodio, Manuel Pimentel sigue su pista por diferentes localizaciones del Bajo Guadalquivir y Extremadura, investigando en lugares emblemáticos.

  • Fenicios

    Fenicios

    28:05 14 jun 2019

    28:05 14 jun 2019 Los fenicios son un conglomerado de pueblos orientales que monopolizaron el comercio mediterráneo durante centenares de años. En este capítulo nos acercamos a sus colonias en la península y a su expansión atlántica.

  • Arqueología canaria

    Arqueología canaria

    27:36 07 jun 2019

    27:36 07 jun 2019 Manuel Pimentel se desplaza al archipiélago canario para aclarar si los textos clásicos están en lo cierto al afirmar que las Islas Canarias fueron pobladas durante el siglo I antes de Cristo. Para ello visita Gran Canaria, el Hierro, la Palma y Tenerife. Sigue los pasos de los primitivos bimbapes, de los benahoaritas, de los guanches y los canarios para comprobar si su origen es beréber. Para ello, analiza el registro cultural y genético de la mano de prestigiosos científicos en un capítulo que muestra los grandes paisajes arqueológicos de las Islas Canarias.

  • Dolmen

    Dolmen

    27:17 31 may 2019

    27:17 31 may 2019 En este episodio de Arqueomanía se aproxima al megalitismo como forma de expresión cultural. La primera arquitectura de la humanidad vista desde la óptica arqueológica.

  • El código ancestral

    El código ancestral

    27:31 24 may 2019

    27:31 24 may 2019 Veremos los rastros de la actividad humana en cuevas, exploraremos desde el paleolítico con la mirada puesta en la pintura de las cuevas como una forma de lenguaje. Recorreremos algunas de las grandes catedrales del arte rupestre peninsular. Una moderna teoría afirma que los primeros signos del alfabeto tartésico y del ibérico provienen de las grafías del arte rupestre, que esta ¿escritura¿ habría pasado de las cuevas a los megalitos y de ahí a las estelas tartésicas. Trataremos de aclararlo.

  • 26:49 17 may 2019 Desde el desfiladero de Metmman en Alemania, Manuel Pimentel arranca una narración que atraviesa la historia de los neandertales, desde su aparición hasta su desaparición. Las grandes preguntas sobre hibridación con nuestra especie, capacidades artísticas, simbolismo, antropofagia y extinción son traídas a la pequeña pantalla. El episodio ha sido rodado en diferentes localizaciones de España, Europa y Asia y cuenta con la participación de grandes expertos como Carles Lalueza, Enrique Baquedano y Gerd Weniger.

  • 27:15 10 may 2019 En este episodio de Arqueomanía vamos a tratar de aclarar qué tipo de homínido llegó a la Península Ibérica en primer lugar y qué posible ruta o rutas siguió. Los yacimientos del Sureste Peninsular, concretamente los de Orce, tienen presencia humana con 1,4 millones de años. Esa es, de momento, la fecha más antigua que se ha registrado. El Barranco León o Venta Micena son los testigos más antiguos de la presencia del género humano en Iberia. Doscientos mil años después se comenzó a formar uno de los yacimientos paleoantropológicos más importantes del mundo. Nos referimos a los de la Sierra de Atapuerca, en los que se han descrito hasta cuatro tipos humanos diferentes. La península es como un pequeño continente para el estudio de la evolución humana.

  • Orígen II

    Orígen II

    29:12 03 may 2019

    29:12 03 may 2019 Manuel Pimentel continúa en Tanzania explorando diferentes yacimientos claves en la evolución humana. Visita varios equipos de paleontólogos españoles y consigue desvelar algunas informaciones completamente desconocidas hasta ahora sobre la evolución humana.

  • Origen I

    Origen I

    26:44 26 abr 2019

    26:44 26 abr 2019 Manuel Pimentel se desplaza hasta los yacimientos de Olduvai en Tanzania para investigar el origen de la Humanidad. Allí, es recibido por un equipo de científicos españoles encabezados por Enrique Baquedano y Manuel Domínguez Rodrigo.

  • La bahía del marfíl

    La bahía del marfíl

    32:16 26 jul 2018

    32:16 26 jul 2018 La bahía del Marfíl. Las gentes del mar. Excursión arqueológica. Histórica de emisiones: 01/03/2015

  • 31:57 25 jul 2018 Un paseo por Hispania 2. Pioneros de la arqueología española. Histórica de emisiones: 22/02/2015

  • Arte rupestre neolítico

    Arte rupestre neolítico

    30:02 24 jul 2018

    30:02 24 jul 2018 Arte rupestre neolítico. Pioneros de la arqueología española. Histórica de emisiones: 01/02/2015

  • 30:54 23 jul 2018 Un paseo por Hispania I. Pioneros de la arqueología española. Histórico de emisiones: 25/01/2015

  • 29:53 23 jul 2018 Señoras, guerreros y buscadores (II). ( El argar). Cártama. Histórica de emisiones: 11/01/2015

  • 26:38 20 jul 2018 Señoras, guerreros y buscadores (1ª parte) (El argar). Cártama. Histórico de emisiones: 04/01/2015

  • 28:17 19 jul 2018 Especial Museo Arqueológico Nacional (1ª parte). Histórico de emisiones: 28/12/2014

Mostrando 1 de 3 Ver más