www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
3107351
No recomendado para menores de 7 años Amar en tiempos revueltos - T5 - Capítulo 105 - Ver ahora
Transcripción completa

-Tal vez, ella no lo hizo.

Pero pudo planearlo, ¿no?

Pudo estar detrás de quien lo hizo.

Tiene que tener un cómplice;...

...alguien que haga el trabajo sucio por ella.

-¿Y qué pasa, hasta cuándo vamos a tener que mantener este engaño?

-Hija, no sé, pero si queréis...

...estrenar la obra, no os echéis atrás.

Doña Adela tiene razón; lo importante es que la obra vea...

...la luz, que llegue al público; no importa quién la firme.

¿Lo sabe Ana?

-Ana sabe que me estoy medicando,...

...desde el dolor del combate con Rivas.

-Todavía me cuesta creer lo que ha pasado.

Hasta ahora, pensaba que el caso no era importante...

Nada, las manías de una mujer agobiada por el reencuentro...

...con un marido al que creía muerto...

Y mira tú por dónde, nos topamos con un homicidio.

Fue al golpe tan doloroso en el costado, ¿no?

Ya.

El problema es que llevas mucho tiempo tomando eso...

...y claro, ha generado un serio problema de adicción, Alfonso.

-El hecho de que la hayas firmado tú, tiene mucha importancia,...

...Cristina. Imagínate, una mujer ganando...

...el Premio Nacional de Teatro.

-Y eso, ¿qué significa?

-Que a lo mejor, no le mató con sus propias manos.

Pero pudo ser cómplice.

Es sólo una suposición.

Para tu tranquilidad, te diré que Rosa es una persona...

...muy racional, que es una mujer con las ideas muy claras...

...y con un gran sentido crítico. Y no me mires así.

Yo creo que, cuando formemos nuestra familia,...

...cuando nos casemos y tengamos nuestros hijos,...

...pues ella se dedicará a criarlos...

...y lo del teatro, ya veremos...

Tu salud es más importante que cualquier combate.

-Sí, pero...

...tengo que estar al 100 por 100.

Tengo una oportunidad para...

...para demostrar lo que soy.

Si pierdo, estoy acabado.

Despertar con la luz de la mañana y renovar...

...otro día más la fuerza para amar...

...en tiempos revueltos.

No es sencillo...

...avanzar olvidando lo vivido,...

...cuando tanto se ha dado por perdido...

...y el camino es volver a comenzar.

Le canto al viento,...

...por todo el que venció su desaliento.

Le canto al mar,...

...por todo aquel que tuvo que olvidar...

...para empezar...

Timbre.

-Hola, Salvador. Buenos días.

-Llegas justo a tiempo para que desayunemos juntos.

Te aseguro que necesito un café bien cargado, más que nada...

...en este mundo. O si no, me pondré a roncar de un momento...

...a otro. ¿No has dormido bien?

-No pegué ojo. Entre la emoción, los nervios...

Tenía un estado de agitación tremendo;...

...tuve los ojos abiertos hasta la hora de levantarme.

Pues le habrás dado la noche al pobre Abel.

-No, él también estaba desvelado, pero por otro asunto:

Una vieja amiga que se ha visto envuelta en un delito,...

...pero no me preguntes, porque no me ha aclarado gran cosa.

¿Y no desayuna con nosotros?

-No, se ha ido al despacho.

Quería aprovechar para hacer unas llamadas y no sé qué más.

Bueno, pues mano a mano.

¿Nos sentamos? -Sí, por favor.

Estoy como loca, Salvador.

Ayer, después de la entrevista, me pidieron que hiciera...

...una sesión de fotos y como no he dormido nada,...

...voy a salir horrible. Eso no es posible.

Bueno... eh... Las escritoras no tienen por qué estar tan guapas...

...como la artistas de cine, ¿no?

-Ya, pero me gustaría salir mona.

(SUSPIRA) Ay, estoy que no me lo creo;...

...tengo que anda pellizcándome,...

...para convencerme a mí misma de que esto no es un sueño.

Y eso que no soy la verdadera autora, que si no...

Como si lo fueras. -Y en lo que más pienso es...

...la ilusión que me hace por ti; es una muestra más de tu genio.

Es un premio más que merecido,...

...que, tarde o temprano, te lanzará a la fama.

Creo que le estás dando demasiada importancia.

-La que tiene; el premio es tuyo y sólo tuyo.

Por cierto, una de las miles de cosas que hice anoche...

...fue levantarme para ver dónde puse el telegrama.

Toma, guárdalo. No, no, no, quédatelo tú.

Las mujeres sois más dadas para estas cosas;...

...seguro que yo lo tiraría a la basura sin darme cuenta.

-Venga, consérvalo; te traerá suerte.

Que no. (RÍE) -Y te recordará...

...cuándo tu genio fue reconocido tras la guerra.

Seguro que es el primero de una larga serie. Venga. (RÍE)

No. Que no.

-Pelayo, y toda esa gente, ¿qué hace ahí?

-Pues parece ser que están midiendo.

-Mire. Mire a ese que está haciendo fotografías...

...de los edificios. No habrá hecho ninguna a El Asturiano, ¿no?

-Mientras yo he estado aquí, pues no le he visto.

No te preocupes, que ya nos enteraremos.

-¿Sabe? igual son del ayuntamiento,...

...por algo de obras. -Espero que no sea...

...para que venga el chaparrito por estos lares.

-Es que menudo gentío, y todos de fuera del barrio.

-Parece una plaga de langosta esto.

-"Una plaga de langostas", dice.

Lo que estoy yo pensando, suegro, es que toda esta gente...

...tendrá que comer, ¿no? -Estos comen, hija, sí,...

...cara de famélicos, no tienen, al menos, una comida al día,...

...sí hacen. -Y deberían buscar algún sitio...

...pues cerca de aquí, para luego volver al trabajo.

-No me digas más, que veo adónde apunta tu hocico caletrero.

Crees que les podemos dar a todos estos...

...un montón de comidas, ¿verdad?

-Eso es. -Tienes razón.

Luego voy a decirle a Marcelino que se espabile, no te preocupes.

Que no. -Mira que eres cabezota, ¿eh?

(RÍE) ¡Pues anda que tú!

-¡Ay! Perdona.

No, no pasa nada.

Sólo se habrán mezclado todas las páginas...

...de mi última novela.

-¡Dios!

Suerte que las tenía numeradas.

-Haberlo dicho antes. (RÍE)

Ya me veía haciendo un rompecabezas con tu obra.

(LEE) "Benito Gallego"... ¿Un personaje español?

Todas tus obras están ambientadas en Estados Unidos.

¿Quién es este personaje del que haces reseña?

Un antiguo compañero de la cárcel.

A veces, escribo sobre los antiguos compañeros;...

...algunos de ellos, muertos.

-¿Y para qué lo haces,...

...para sus familias o...

...o para ti?

Me gusta rendirles este pequeño homenaje.

-Pero si nadie lo lee.

Bueno, yo me siento bien haciéndolo.

-Bueno, pues entonces, no se hable más.

Toma.

-¿De verdad, Pepe, que harán aquí una película?

Ay, Dios mío, Teresita; será negocio para todos.

-La plaza de los Frutos es la más lumínica de Madrid;...

...aquí se deberían rodar todas las películas.

-Calle, Pelayo. La plaza, todo hay que decirlo,...

...fotografía muy bien,...

...pero "lo poco, gusta, y lo mucho, cansa". ¿O no?

Pues yo nunca he visto rodar una película.

-Huy, Teresa, es como asomarse al abismo:

Al principio, da un poco de vértigo, pero luego,...

...coges experiencia y se te pasa el miedo.

Por cierto, Pepe, nosotros deberíamos irnos a atusar...

...un poco la patilla y ponernos pintureros,...

...por lo que pueda pasar.

-¿Y qué puede pasar? -Puede pasar...

...que me vuelvan a coger como actor de carácter...

...y que tú encuentres una gamba cinematográfica...

...que te haga tilín, o, quién sabe, a lo mejor, tolón.

(AMBAS RÍEN) -Vamos a contárselo a Marcelino.

Dejadnos pasar, aldonzas. (RÍEN)

Ahora se van a poner guapos. -Huy, si pudieran...

Pero vamos, ni que fuera a venir la mismísima Amparito Rivelles.

Pues vete tú a saber; Amparito Rivelles,...

...o cualquier otra estrella de la gran pantalla.

-Ay, Teresita, ay, ¿te imaginas que viniera, por ejemplo,...

...Paquito Rabal?

Pues le pediríamos un autógrafo. -Bueno, un autógrafo,...

...como mínimo. (RÍEN)

-Me encuentro muy mal, ¿es necesario que estemos aquí?

-Cuando venga mi compañero con la portera, nos pondremos a ello.

Pase, por favor.

-Señor, aquí está la portera. Pase.

-Buenos días, señora. Me gustaría que me respondieran,...

...lo más fielmente posible, lo que ocurrió en ese momento.

-Ya se lo he contado yo. -Lo sé.

Pero ahora, quiero oírlo de boca de las dos.

¿Dónde se encontraba usted exactamente?

Si le he citado, es porque estoy muy preocupada por Alfonso.

-Ah, ¿sí? Sí, le veo muy agitado.

Y muy débil, al mismo tiempo.

Anoche mismo, se pasó horas y horas temblando.

Y no por el frío, porque acabábamos de poner la calefacción.

De repente, se le pasaron los temblores y empezó a sudar.

-Será por la fiebre. No, es lo que más me extrañó;...

...en ningún momento, le subió la fiebre.

¿Qué debe ser? Usted conoce a otros boxeadores,...

...¿es normal que le pase esto por un simple entrenamiento?

-Bueno, yo achacaría ese malestar a los nervios, ¿eh?,...

...que le están traicionando.

Otra vez por el maldito combate. -Sí, me temo que sí.

Esos temblores son reflejo del miedo que siente...

...en su interior; lo he visto en otros grandes campeones.

Pero bueno, se le pasará después del combate, sí.

Y sinceramente, ¿usted cree que este combate tiene algún sentido?

-No la entiendo, señora.

Me refiero a que es obvio que mi marido no está...

...en las condiciones físicas más deseables para enfrentarse...

...a nadie. Y menos, para revalidar su título.

-Bueno, le quedan unos días para recuperar la forma.

No, no lo veo nada claro.

Anoche le sentí como un niño indefenso;...

...estaba frágil, vulnerable.

-Ana, es muy interesante eso que está diciendo.

¿"Interesante"? Lo que es, es muy triste y preocupante.

-No, yo creo que esa imagen de fragilidad,...

...de la que usted está hablando, nos puede venir de maravilla, sí.

¿A quién? ¿Y para qué?

-A ver, yo pienso que, de cara a la opinión pública,...

...estaría muy bien explotar la imagen de que el campeón...

...también tiene su lado tierno, su lado vulnerable, ¿eh?

Alfonso visto como ese joven hecho a sí mismo, que está lleno...

...de virtudes, pero también de debilidades y de días bajos.

Sí, está muy bien.

-No dejo de repasar mentalmente lo que ha pasado...

...desde que recibimos la notificación:

La llegada del telegrama, cuando se lo di a Salvador,...

...la cara que puso... Dice que no, pero creo que está entusiasmado.

Hoy, en el desayuno, no paramos de reír. (RÍE)

-No es extraño que estéis tan alegres; este premio es...

...la confirmación de su calidad literaria.

-Y también he repasado todo lo que le dije al periodista;...

...creo que he defendido con bastante solvencia la obra.

-Oh, seguro. Siempre has tenido mucha facilidad para analizar...

...los textos literarios. Y no dudo de que lo hicieras...

...muy bien. Además, esta obra te entusiasmó al leerla, ¿recuerdas?

-Sí, bueno, usted ya sabe de lo que le hablo;...

...esta obra es buenísima. Muy dura, pero buena.

(RÍE) -Seguro que has encontrado alguna interpretación...

...que ni el propio Salvador buscaba cuando la escribió.

-Yo intento poner en su mente y responder como él lo haría.

Es emocionante. -Estás contenta,...

...de eso no cabe la menor duda.

-Sí, aunque un poco nerviosa por lo de la sesión de fotos;...

...nunca he posado para un fotógrafo profesional.

-¿Y para qué dices que son estas fotos?

-Para la solapa del libro. Y también, para la promoción.

No lo sé seguro. El caso es que iré...

...a la peluquería y de tiendas, para comprar ropa...

...algo más aparente que la que tengo.

Y leerme una y mil veces la obra de Salvador.

Un montón de cosas que me han venido a mi vida como una tromba.

Si conseguimos que se gane el favor del público desde ahora,...

...el día del combate se volcarán con él, le animarán,...

...le corearán y eso es muy importante...

...en un combate de esta trascendencia.

¿De verdad influye tanto? -Uf, sí, mucho más...

...de lo que usted piensa.

Si está muy bien, ¡muy bien!

Vamos... vamos a explotar el lado tierno de Alfonso García;...

...incluso la historia de su padre preso podría sernos muy útil.

No, no, no me parece buena idea.

Eso no es jugar limpio. -Señora García, por favor,...

...déjame a mí llevar la carrera de su marido, ¿sí?

Yo sé de estos temas; sé cómo solucionarlos.

Y no me parece buen momento para desempolvar nuestras diferencias.

Y usted podría ayudarme.

Bueno... Podría ayudarnos.

¿Cómo? Haría todo lo que fuera por Alfonso.

-Bueno, para buscar esta imagen tierna, usted tiene...

...un papel importantísimo que le voy a explicar ahora mismo.

¿De qué se trata? -Hará todo lo que le diga, ¿sí?

¿Cómo puede ser usted tan manipulador?

-¿Le dije que tiene un despacho muy bonito?

(SORPRENDIDA) -¡Pero bueno!

¿De dónde habéis sacado esos ropajes?

¿Os habéis puesto tan guapos para mí?

Qué amabilidad. -Error.

No nos hemos puesto así de guapos para ti, que pudiéramos haberlo...

...hecho, pero no es el caso.

Realmente, nos hemos puesto así de hermosos, ¿eh?,...

...porque tampoco hay que pecar de falsa humildad,...

...porque los del cine, los de la película, vendrán...

...a la plaza de los Frutos a rodar una escenas.

Y ahí entramos nosotros: Buscan a dos extras con presencia.

-Sí, señor, y ahí entramos nosotros, como dice Marcelino,...

...a capón. -Sí, al fin y al cabo,...

...buscan a gente, del vulgo, pero con arte.

-Claro, para darle realidad a la cosa;...

...si van a rodar en la plaza de los Frutos,...

...¿qué puede dar más realismo, si no somos los de El Asturiano?

-Que somos aquí como una institución.

-Claro. Claro, claro, claro.

-Por eso nos enjaezamos así;...

...porque vamos a saltar de espontáneos al ruedo, ¿no, hijo?

-Efectivamente, Manolita.

Yo, en este momento, me vengo a los medios y te pregunto:

¿Tú te has fijado, has disfrutado, con este flequillito...

...que mira al cielo como un girasol en julio?

-Tengo que decir que estáis los dos bastante, bastante guapos.

Vamos, que parecéis un par de notarios.

A mí, la verdad, que me sobra...

(CARRASPEA) ...el mandil...

...y el olor a fritura.

-Cristina, hija, tienes que calmarte, que te va a dar algo.

Sí, yo sé que todo es muy novedoso y emocionante, pero es que...

...te está desbordando. Y luego, eso se paga, ¿eh?

-Es lo mismo que me ha dicho Salvador esta mañana.

Pero es que estoy muy nerviosa, contenta... y asustada, a la vez.

-Sí, hija, pero ya el oírte, agota.

Así que, me imagino que el vivirlo, debe ser extenuante.

-¿Pero qué puedo hacer?

-Pues yo creo que deberías de escribir todo ese cúmulo...

...de pensamientos y emociones en un diario.

-¿Un diario? -Sí, muchos autores...

...lo hicieron a lo largo de la historia.

Oscar Wilde, Virginia Woolf... por ponerte un ejemplo de mujer.

-Ya, pero yo no les llego ni a la suela del zapato.

Además, esos diarios, luego acaban siendo publicados...

...y yo no podría. No, si desvelo la realidad de este engaño.

-Pero yo no lo digo para que lo publiques; lo digo para que...

...descargues esa energía arrolladora, que te serenes...

...pasando a papel todas esas emociones...

...y para que las asimiles, viéndolas escritas.

-¿Me acompaña a comprar uno? -¿Ahora?

-Sí, tengo un rato, antes de la cita con el fotógrafo.

¿Sabe dónde quedamos? En el café del teatro.

-Se ve muy propio para una autora de teatro.

¿Pues sabe lo que te digo?

Que, a lo mejor, hasta te regalo el diario, ¿eh?

(RÍE) -Venga, vamos.

-Si no estás preparada para asumir la realidad,...

...si no estás preparada para que Marcelino Gómez...

...sea muy famoso y tú no tanto, chínchate, pero no dispares...

...esos dardos envenenados, que ni se acercan a la diana.

-Ay, cariño, qué susceptible estás.

-Y respecto a mí, te voy a decir una cosa, por si se te olvidó,...

...yo te refresco la memoria, ¿eh?

Que hice de actor de carácter en el espectáculo que montó...

(IRÓNICA) -Huy, ¿cómo se me va a olvidar, suegro?

Si eso marcó un antes y un después en la historia del cine del país.

Bueno, qué digo del país, del cine mundial.

-Si la envidia fuera tiña, nuera... -Eso digo yo.

Un poco de respeto para la gente mayor, Manuela.

Y en cuanto a ti, Sarabia, quiérete un poquito más.

Quítate esa mantita, esa chaquetita...

Que mira que es fea, la verdad, las cosas como son.

-Oye... -Y date un poquito de elegancia.

A ver si llega al señor director, te quiere, aunque sea...

...para un plano lejano, en el que no se te vea...

...la cara y no estés preparada.

-Marcelino, no necesito salir de extra en ningún lado,...

...porque para figurar, ya figuro en mi casa.

-¿En tu casa, con las niñas? -Ajá.

-¿Con Leonor, Lola y María?

Vamos a ver, Manuela, puede ocurrir que si siguen las cosas...

...por donde van a ir, ¿eh?, Leonor, Lola y María...

...lleguen a casa del colegio y sólo pregunten por su papá,...

...la estrella de cine, Marcelino Gómez.

Y a ti, las cosas como son, te dejen a un lado.

-Mira, Marce, mis hijas no son tan simples.

(VOZ BAJA) Como otros.

Ahora que...

...te digo una cosa,...

...que si el director me quiere,...

...no le voy a decir yo que no.

-Vamos a ver, ¿cuántas veces voy a tener que repetirlo?

He dicho que hay que prescindir de Amparito Gandía.

¿Y a mí qué me importa que sea una buena actriz?

Sí, sí, ya sé que lleva contratada desde hace meses,...

...pero yo sólo quiero que, en su lugar, contraten a Estela del Val.

¡Y si no lo hacen ya, aténgase a las consecuencias!

Oye, chaval, llénalo.

Bueno, bueno. Ya que les proporciono una actriz...

...de semejante prestigio, no pasa nada porque ajusten el guión.

(RÍE) Vamos a ver, como si tienen que cambiarlo entero;...

...no es mi problema, ¿entiende?

Eh, eh, cuidado, cuidado, cuidado.

Que ya sabe con quién está hablando, ¿eh?

¡No! No, no, no, no. Escúcheme,...

...lo que le digo es por su bien.

Mire, Estela del Val, con todo lo buena actriz que es,...

...la mejor de España, diría yo,...

...está pasando un bajo momento, ¿entiende?

Necesita un trabajo que le dé proyección, ¿eh?

(RÍE) Eso, me alegro, me alegra que entre en razón.

Bueno, pues nada, perfecto.

Ah, sí, sí, espere, espere.

Dentro de un par de horas, como mucho, quiero tener...

...las secuencias en las que ella sale y la orden de trabajo;...

...entienda que Estela debe organizar su tiempo para el rodaje.

Sí, sí, sí. Sí, claro.

Envíelas a mi nombre al café del teatro Cervantes.

Bueno, y cuando quiera, quedamos para invitarle a comer, ¿eh?

Y lo celebramos. Eso, eso. Muy bien, muy bien.

Venga, pues que tenga buenos días, ¿eh? No le ocupo más su tiempo.

Hasta luego. Adiós, adiós.

(RESOPLA ALIVIADO)

Oye, chaval.

De esto, ni una palabra a nadie, ¿eh?

Y menos, a la señorita...

...Del Val, ¿estamos? -Gracias.

Risa de Nono.

-Que está sin fondo, ¿no? -No le veo arreglo.

-Mira, sé que lo que pido es un milagro,...

...y que contamos con poco tiempo, pero Alfonso tiene...

...que estar listo para no hacer el ridículo el gran día.

-Lo intentaré, pero...

...no prometo nada. -Inténtalo.

Jadeos de Alfonso. -Descansa.

-Muy bien, campeón, de verdad, te felicito por el gran esfuerzo...

...que estás haciendo Mira, en pocos días,...

...vas a conseguir estar en la forma que te corresponde.

-Yo no lo veo tan claro, Nono, de verdad.

He hecho mucho el tonto y no sé si voy a llegar...

...a ponerme en forma, ¿eh?

Si declaran el combate nulo, me quedo tranquilo.

-No, por favor, no digas esas simplezas,...

...no es vocabulario para un campeón y tú lo eres.

-Yo lo único que soy es un fraude; a ver si hablamos claro de una vez.

-No, no quiero que digas esas cosas, Alfonso,...

...y ni siquiera que las pienses, ¿sí?

A ver, tu estado de ánimo va a ser el 50%...

...de todo lo que ocurra ahí...

-¿Pero qué hace Ana aquí?

-Tres, dos, uno...

(GABINO RÍE)

-¿Qué tal, querido? -Nervioso, muy nervioso.

Estaba a punto de llamarte. -Pues no estoy yo...

...para animar a nadie, la verdad.

-Lo estarás, lo estarás en cuanto te cuente. Verás.

Hace un rato, me encontré con el director de la película esta...

¿Cómo se llama...? "Secreto bajo la almohada".

Sí, Pedro Peña. -Exactamente.

Y me ha pedido que interceda ante ti para accedas...

...a trabajar con ellos.

-¿No me estarás gastando una broma, verdad?

-Por Dios, Estela... (RÍE)

-Pero no lo entiendo, ¿quién les ha fallado?

-Nadie, quieren contar contigo.

-¿Y por qué me llaman ahora? La película ya está en marcha.

-El tipo me explicó que no sabía...

...que estuvieses disponible. -¿No lo desmentirías?

-¡Por favor, Estela! -Deben pensar...

...que estoy en mi nuevo proyecto; sabes cómo es esto.

-Por favor, Estela. No, lo que le he explicado es...

...que tu nuevo proyecto igual se demoraba un poco...

...y que, quizá, tendrías a bien trabajar con ellos.

-Me encantaría, Gabino. Me encantaría.

Pedro Peña tiene muchísimo talento.

Está despuntando como un grandísimo director.

-Ya. -¿Y qué tengo que hacer ahora?

-De momento, tomarte un cóctel y esperar...

...a que te traigan el diálogo.

(RÍE) -¿Te ocupaste también de eso? -Por favor... (RÍE)

-Mi ángel de la guarda, cariño, mi mecenas. Te quiero, te quiero.

Antes de nada, tengo que hablar con Diana; me tiene que retocar...

...el corte y el color: debo estar espléndida.

-Por favor, Estela, ya lo estás, cariño.

-Calla, tengo que asegurarme.

-Pásame el teléfono, niño. Ay, qué ilusión, por favor.

Qué ilusión.

-Repasábamos aspectos relativos a la investigación que realizamos,...

...cuando, de repente, ha sufrido como una bajada de tensión...

...y casi cae en redondo, así que he llamado a un taxi...

...y he venido lo más rápido posible.

Espero que no sea grave, doctor.

¿Se encuentra bien? -Tengo mucho frío.

Y a la vez, tengo un calor interno que...

Respire hondo. -...que me voy a desmayar.

Está muy pálida, sí. Una pregunta: ¿Está detenida?

-No, doctor; colabora con nosotros en calidad de testigo.

Se trata de unos hechos luctuosos...

Sí, seguramente, por la tensión emocional,...

...ha sufrido esta especie de vahído.

-Y el no probar bocado en un par de días;...

...supongo que también influirá. Evidentemente.

¿Por qué no come algo? -No creo que pudiera;...

...tengo el estómago cerrado.

Tiene que comer. Acompáñeme, le haré un reconocimiento.

-Doctor, si no le importa, espero aquí.

-Mejor no te pares; sigue andando.

¿Qué? ¿Qué tal te ha ido escribiendo tu primera crónica?

Bien. Al principio, me costó decidir el tema,...

...pero luego he pensado en mis experiencias en la cárcel...

...y la gente que allí conocí, y sale una materia prima...

...excelente para Radio Pirenaica.

-Confío en tu criterio. En realidad, la memoria...

...es la fuente de toda iluminación,...

...aunque escribamos algo completamente ilusorio,...

...lejano, de pura ficción,...

...siempre está impregnado por la memoria,...

...de la que se vivió y de la que se dejó de vivir.

-Ajá. Y en este caso, creo que contar...

...algunas de mis vivencias en la cárcel, será bueno para mí.

Y espero que para la gente que escuche la radio.

-¿Lo has traído? ¿Crees que este sitio...

...es seguro para la entrega?

-Te repito que lo único que puede llamar la atención es la actitud.

Mientras nosotros nos comportemos con normalidad...

...y actuemos como si tal cosa, no pasará nada.

De acuerdo, vale. Creo que lo tengo por ahí.

Ah, por cierto, me ha pasado algo absurdo;...

...uno de esos imprevistos incontrolables.

Se me ha caído el zurrón y la mujer de mi primo,...

...Cristina, ha visto la partida y me preguntó por ella.

-No le habrás dicho nada, ¿no? Por supuesto que no.

Pero fíjate que, de la forma más tonta, por poco me pilla.

-Es un aviso de que hay que estar con 1000 ojos hoy en día.

Bueno, un saludo.

-Hola.

-Hombre, hola, Bonilla.

-¿Cómo está la testigo?

-La está reconociendo el doctor Salcedo.

-¿Qué piensa ahora, después de la reconstrucción de los hechos?

-Su declaración ha sido impecable y muy bien avalada por la portera,...

...cosa que hace que tenga una coartada perfecta.

Pero no lo sé, Bonilla; hay algo en ella que...

...no acabo de fiarme.

-¿Piensa que está implicada de alguna manera?

-No lo sé, pero algo huele mal, a podrido.

Y voy a averiguar qué es.

-En un porcentaje muy alto de los casos de asesinato,...

...el cónyuge tiene una participación,...

...ya sea por inducción... -O por omisión de ayuda,...

...o porque ha empuñado el arma del crimen.

-Que no es el caso, claro. -No.

Esa mujer no ha degollado a su marido,...

...pero de lo demás no estoy tan seguro.

Para mí, es mi principal sospechosa.

En fin, ¿has hecho lo que te he dicho?

-Sí, he acabado la inspección ocular del piso.

-Ya. -¿Lo has revisado?

-¿Has buscado huellas dactilares?

¿El corte de la dirección de los cristales rotos...

...de la ventana y todo eso? -Sí, sí, sí.

He seguido todo el protocolo, como usted me mandó.

Y he encontrado algo que no estaba en su sitio.

Alfonso, di algo.

-No sé, Ana, es que...

Pues me he quedado muy sorprendido de verte en los entrenamientos.

¿Pero sorprendido para bien o fastidiado?

No me gustaría, por nada del mundo,...

...distraerte de tus entrenamientos.

-No, si ahora, el entrenador me dio un descanso, o sea, que...

Menos mal. Es que me quedé tan preocupada...

...por cómo te quedaste ayer,...

...que quería ver si te encontrabas mejor.

-Ana, que me encanta que vengas.

De verdad, estoy muy contento de verte aquí.

Y no te preocupes por mí, pregúntale a Nono, que he estado...

...corriendo aquí toda la mañana y... no estoy en la mejor forma,...

...pero estoy bien, ¿eh? Bueno.

Si es que estás hecho un toro.

-La verdad es que su visita resulta un bonito regalo.

Por de pronto, es como si se hiciera la luz...

...en la cara de Alfonso. -Eso es normal, Nono,...

...porque, entre otras cosas, mi mujer es mucho más guapa que tú.

-Bueno, eso no lo duda nadie, por favor.

Créame, Ana, es cierto. Mire, poco antes de que llegara,...

...Alfonso se había dejado llevar por pensamientos muy negativos.

¿"Pensamientos"?

(RESPIRA PROFUNDAMENTE) -Nada, Ana, ya sabes,...

...que tengo ciertas dudas con el combate,...

...pero que te veo aquí y se me van todos los miedos, ¿eh?

-Es que, ¿lo ven? Si hay distracciones que son...

...hasta beneficiosas para los deportistas.

Pues me alegro mucho de haber venido.

-Te puedes quedar un ratillo más.

Bueno, sólo si me prometes que no vas a volver a tener...

...esos pensamientos. -Sí, eso es fácil.

¿Sí? -Sí.

¿Y este qué hace? -Tranquilo, Alfonso.

-¡Eh, tú! ¿Qué haces? -Tranquilo.

-Que baje la cámara, Nono. -Basta, Alfonso.

-¿Quieres bajar la cámara? -Baja.

¡Fuera!

-Una moneda de oro.

¿De dónde la has sacado? -Estaba en el suelo.

En una de las habitaciones, había un ladrillo suelto y...

...cuando lo pisé, se movió.

Al ver qué era, encontré un escondite en toda regla.

-¿Y había muchas más como esta?

-No, no, no, no había más.

De hecho, estaba a unos metros del sitio, como debajo de un mueble;...

...yo creo que se le cayó a alguien y rodó hasta allí.

-Ya. O sea, que lo más probable es que, en ese escondite,...

...hubiera muchas más monedas como esta...

...y desaparecieran justo después del asesinato.

Lo que significa que el móvil fue el robo.

-Pues si esa teoría es cierta, exculparía a la mujer;...

...no se robaría ella misma, digo yo.

-No creas. A lo mejor, es un señuelo que dejó ella,...

...para que creamos lo que te acabo de contar.

Una coartada más a su favor: Que el asesino fue un ladrón...

...que entró a robar. Es como el corte en la ventana,...

...¿te fijaste si fue de dentro afuera o de fuera adentro?

Alguien abre la puerta.

-Héctor, ¿qué haces tú aquí?

-La portera del inmueble me dijo dónde estabais.

¿Cómo está Blanca? -Bien, no se preocupe,...

...no tiene nada de consideración.

Sólo le dio un mareo por la tensión del momento...

...y por no comer. -¿Estuviste en el escenario...

...del crimen? ¿Quién te dio vela en este entierro?

-Tengo todo el derecho del mundo; Blanca es mi clienta...

...y es quien me permitió entrar en su casa, ¿puedo verla? Gracias.

-Ahora mismo, la examina el doctor Salcedo.

-La casa está precintada por orden policial,...

...así que te ordeno... -¿Me ordenas?

-Así que te ruego que te marches...

...y que nos dejes seguir con la investigación.

Y sobre todo, que no vuelvas a pisar ese inmueble.

-No vi los sellos del precinto por ningún lado.

-¡Vete, Héctor, joder, déjanos trabajar!

-No pienso dejar en la estacada a mi clienta;...

...la única manera que tienes de alejarme de ella...

...es esposarme y llevarme detenido.

(RÍE) -Ay, ay, Gabino.

Gracias.

Ay, Diana, menos mal.

-Ya estoy aquí, doña Estela.

¿Para qué me necesita? -Retócame un poco...

...el corte de pelo y el color;...

...empezaré a rodar en breve y debo estar presentable.

-Por favor, doña Estela, está siempre impecable.

Aunque si quiere estar un poco mejor, yo me encargo.

¿Por qué tantas prisas? No sé, ¿cuándo empieza a rodar?

-Ya, la película está en marcha. De ahí las prisas.

-¿Y no lo sabía hasta ahora?

-No, me lo acaba de comunicar el Sr. Cifuentes. ¿Verdad, Gabino?

-Sí. -Sí, pero estas cosas, no sé,...

...se avisan con antelación, dos o tres meses antes.

-Sí. Pensaban que estaba inmersa en mi nuevo proyecto de teatro;...

...al enterarse de que se retrasó, me llamaron de inmediatamente.

-Pues nada, estupendo.

-Di, Beltrán, ¿es eso lo que vas a hacer, detenerme?

-No creo que haga falta, Héctor.

Eres un tipo inteligente y seguro que antes entras en razón.

-Te recuerdo que fui quien formuló la denuncia...

...y quien te avisó de lo ocurrido.

Al menos, podrías tener la deferencia...

...de dejarme continuar en el caso;...

...no obstaculizaré tu trabajo, descuida.

-¿Qué deferencia tiene un comisario con un simple detective?

-¡Si hubiera querido!, al saber la noticia, podría haber ido...

...a la casa a investigar, ¡retrasaría la información...

...y haría lo que quisiera! Pero respeto las leyes.

-¡¿De qué coño hablas?! ¡Hiciste lo que debías hacer y punto!

¡O estarías en un buen lío! ¡Señores, señores!

Por favor.

-Héctor, ya oíste al doctor; lárgate y deja trabajar...

...a la policía, a la que no perteneces.

-Entre otras cosas, por tu deslealtad,...

...tu traición ¡y tu afán por medrar!

¿A costa de qué, comisario Beltrán?

-No soportaré más tus insultos, ¡lárgate!

-Creo que te aprieta el nudo de la corbata.

-Eres tan vanidoso y tan soberbio, que no soportas que lo resuelva.

-Y tú, tan mezquino y tan ruin, que no soportarías que lo hiciera yo.

(BONILLA) ¡Señor! -Reconócelo, tienes miedo...

...a que deje en evidencia tu incapacidad.

Cuéntales a todos cómo llegaste a ser comisario...

(CON SORNA) ...Beltrán. -Héctor, por favor.

-Gabino me ha contado que el personaje está escrito...

...expresamente para mí. Bueno, qué alegría.

(DIANA) Sí. -Bueno, aquí...

...están tus separatas. -Muchas gracias.

Vamos a ver qué hay en este sobrecito.

(SORPRENDIDA) Pero...

Esto debe ser sólo lo que rodamos mañana, ¿verdad?

-No, no, el mozo me ha dicho que están todas...

...las intervenciones del personaje.

-Pero... esto tiene que ser una broma, Gabino.

-Es un personaje que no aparece mucho, pero es fundamental...

...en la historia, ¿eh?

-¿Para esto me has estado convenciendo?

Para hacer una figuración con frase.

-Vamos a ver, Estela, el director me ha asegurado...

...que tu personaje es la pieza fundamental de la historia...

...y que, por eso, necesitan una actriz de tu categoría.

-Ya, pues yo, para dar cuatro réplicas, no me molesto.

-Pero es un personaje muy agradecido, todo el mundo...

...lo recordará; me lo aseguraron.

-Me hice otra composición de lugar, compréndeme.

Quiero hacer cine, pero que merezca la pena,...

...donde me luzca de verdad.

-Te lucirás, te juro que te lucirás.

-Doña Estela, hay actrices que, con una mera aparición,...

...ya eclipsan la pantalla.

Seguro que este papel es de ésos.

-Y debes seguir buscando un nuevo proyecto para tu compañía;...

...con un personaje más amplio, no podrías, no podrías.

-Más vale dejar a los espectadores con la miel en los labios;...

...así, de ahí, le dan una protagonista.

(GABINO) Claro, mujer, claro.

-Está bien, lo haré.

Lo haré.

Pero Diana tiene que hacerme...

...esos toquecitos. -Eso está hecho.

-Bueno...

-¡¿Pero se puede saber qué está pasando aquí?!

¡Paren de una vez, por Dios!

Se oyen las voces desde la escalera.

Cualquiera que oiga, pensaría que lo último...

...que les importa es esclarecer el caso.

Da igual quién lo haga, si se descubra qué pasó en realidad.

Hablamos de un asesinato, señores.

De un asesinato.

-¿Y a usted quién le ha llamado?

-Doña Blanca me llamó para decirme dónde estaba...

...y para pedirme que viniera a buscarla.

Además de ser viejos amigos, soy su abogado.

-¿Un abogado? ¿Y quién le necesita?

Doña Blanca declara en calidad de testigo.

-Me aseguraré de que, como comisario,...

...no se excede en su celo profesional.

-¿Tiene alguna queja? -Lo sabrá en su momento.

Ahora, lo que nos interesa a mi representada y a mí...

...es que todo se aclare lo antes posible,...

...si ustedes dos no tienen...

...inconveniente, claro. (HÉCTOR) Yo, no.

Abel, gracias por venir.

Se encuentra mejor, pero necesita descansar y comer algo.

Según me ha contado, la han tenido toda la noche y toda la mañana...

...contestando preguntas; está agotada.

-Perdón. La señora Jaudenes, ¿se puede marchar ya...

...o va a seguir tomándole declaración?

Si no está acusada de nada, debería dejarla ir cuanto antes.

-Puede marcharse.

-Por favor, Blanca. Adiós.

-Gracias. Adiós.

Y a ustedes, les rogaría que solventasen sus diferencias...

...fuera de la consulta;...

...se han enterado toda la finca de la discusión que mantenían.

(BELTRÁN) Vamos.

Bonilla, precinta el piso y que no entre ninguna persona ajena...

...a la investigación como Pedro por su casa.

-Sí, señor.

(CON SORNA) -Adiós, comisario Beltrán.

-Una más firmando, por favor. -Sí.

-Por mí, ya está bien.

Muchísimas gracias. -Muchas gracias a usted;...

...me ha hecho muy cómodo el trabajo.

(RESPIRA ALIVIDADA) Hola, Salvador.

Hola. -También me han hecho...

...fotos para la promoción de la obra de teatro.

-Hasta luego, buenos días. (AMBOS) Buenos días.

Estabas como pez en el agua.

-No creas; estaba un poco incómoda, porque el fotógrafo preguntaba...

...cómo es que una mujer escribió una obra de teatro.

Y encima, ganando un premio tan prestigioso.

Yo me puse en plan reivindicativa,...

...pero no paraba de pensar que eres tú el autor.

Chis. -¿Qué tendría que contestar?

Tú eres mucho más guapa.

Y sales mucho mejor que yo en las fotos.

Es más, cuando me den el próximo premio, también saldrás tú.

(RÍE) -Qué tonto eres.

¿Nos tomamos algo? Te invito a lo que quieras.

Estás en mi casa y quiero agradecer tu amabilidad como se merece.

-Gracias. Camarero. ¿Qué te apetece?

Los cócteles son buenísimos.

-Venga. Dos negronis.

¿Sigues tan entusiasta como esta mañana?

-Bueno, ya un poco menos, que me he quitado lo de las fotos.

Pero tengo que reconocer que los acontecimientos...

...de estos días, me han desbordado.

Bueno, en realidad, toda mi vida se ha descolocado bastante...

...en estos últimos meses.

Y tú, ¿qué tal, qué has hecho esta mañana?

Nada especial. -¿No has quedado con nadie?

¿Quién, yo? (RÍE)

Tienes delante tuya al mayor lobo solitario de la ciudad;...

...mi círculo de amistades sois tú y Abel, y Abel y tú.

-¿Y nunca quedas con algún antiguo amigo?

O no sé, un compañero de la cárcel.

No estaría mal, pero ni por esas.

-Ya.

Bueno, todo lo más, he hablado de vez en cuando con un director...

...de teatro, que trabajaba para Estela del Val,...

...pero siempre aquí, en el café.

¿Y ese cóctel, cariño?

-Pues es cuatro claras de huevo,...

...miel y leche, ¿qué te parece? Una bomba.

-Me lo ha mandado mi entrenador para coger la forma rápidamente;...

...está asqueroso. Pues tápate...

...la nariz para bebértelo.

(HACE UN GRAN GESTO DE ASCO) (RÍE)

Bueno, ¿y qué?, entonces, ¿te ha gustado que fuera a verte hoy?

(ASIENTE)

No lo dices muy convencido.

-Sí me ha gustado que vengas, Ana,...

...me ha hecho mucha ilusión, pero no me ha hecho gracia...

...que, justo cuando aparecieras tú, apareciera un fotógrafo allí.

Casualidad. -Mucha casualidad.

¿Seguro que no sabías que estaba el fotógrafo?

No, ni idea, ¿cómo iba a saberlo?

-Pues no sé, pero es que ya dudo, Ana, dudo de todo.

Como Nono siempre dice que está bien...

...que la prensa vea que nos queremos...

Si fuera así, no me importaría decírtelo, Alfonso,...

...de verdad, pero que no;...

...sólo he ido para ver...

...cómo estabas. -¿La verdad?

Bueno.

¿Te sirvo? -Sí.

¿Y te podría haber detenido? -No, claro que no.

No ya porque no tuviera motivos legales,...

...sino porque no tiene fuerza moral para hacerlo.

Sabe que todo lo que le dije es verdad.

Pero, en realidad, ¿qué hacías allí?

Porque te lo podía haber contado Bonilla, ¿no?

-He ido a advertirle que no me dejaré comer el terreno.

Eso que, para ti, parece una tontería,...

...para mí es muy importante. ¿Y lo ha entendido?

-Bueno, la llegada de Abel y Blanca ha desviado la atención...

...y hemos tenido que aplazar el enfrentamiento, pero...

...el conflicto sigue ahí, a flor de piel.

No deberías mantener el enfrentamiento...

...y dejar que vuestras diferencias profesionales afecten...

...al terreno personal, Héctor, es que tienes las de perder.

-No, no te equivoques, Teresa.

No es ninguna cuestión banal de orgullo herido;...

...es una cuestión de supervivencia.

Si no fijo límites, ahora que empiezo como detective,...

...Beltrán me seguirá comiendo el terreno.

Y eso es lo que no puedo consentir, no me dejaré avasallar por él.

Me ha pasado algo absurdo;...

...uno de esos imprevistos incontrolables.

Se me ha caído el zurrón y la mujer de mi primo, Cristina,...

...ha visto la partida y me ha preguntado por ella.

-No le habrás dicho nada, ¿no? Por supuesto que no.

-Ya no puedo más; me voy a la cama.

-¿Ya estás cansado? -Sí,...

...ha sido un día muy intenso.

-Además, anoche no dormiste nada, por culpa del asunto...

...de tu amiga Blanca. -A ver si hoy puedo descansar.

-Más vale que vayas cuanto antes; si no, te desvelas.

Buenas noches.

-Buenas noches. ¿Vas a tardar mucho en venir a la cama?

-Aún estoy un poco excitada por lo de las fotos,...

...pero iré enseguida. -Muy bien, pero no tardes.

Ya sabes que me cuesta conciliar...

...el sueño cuando no estás. -Sí.

¡Uh!

-¿Qué te pasa? ¡Pero menuda patada me ha dado!

-A ver. Mira. Toca, toca.

¿No notas? -Sí, caramba, qué fuerza tiene.

Va a salir futbolista, seguro.

Sí, sí, esto es un pie, por lo menos.

(RÍE) Madre de Dios.

-Eso es que está escuchando a su padre y que sabe que tiene razón.

(RÍEN) -Ahora mismo, me reafirmo...

...más que nunca en todo lo que te he dicho. A ver.

(RÍE) ¿Qué dice?

-Chis. (RÍEN)

-Dice que tengo que defender mi sitio y que este trabajo...

...de detective es muy importante para todos nosotros.

Y que no me deje amilanar ante Beltrán.

Ah, ¿todo eso está diciendo tu hijo?

-Sí, de una tacada. (RÍE)

-Dentro de muy poco, vamos a ser tres en la familia...

...y yo tengo que asegurarme de que nunca os falte de nada,...

...de que siempre tengáis lo que necesitéis.

(RESPIRA PROFUNDAMENTE)

Estamos hablando de nuestro futuro. Ajá.

-Del nuestro, Teresa.

Y del de nuestro hijo.

26 de octubre de 1952.

Es verdad que, desde hace un par de días, no dejo de sentir...

...emociones y sentimientos contradictorios;...

...pensaba que todo se debía al premio que ha recibido...

..."El diablo bajo la cama", al premio de Salvador que,...

...ante los demás, es mío.

Pero hoy, mirando a sus ojos, me he dado cuenta de que...

...todos esos sentimientos y emociones llegaron en tromba...

...mucho tiempo antes; exactamente, desde que Salvador...

...fue puesto en libertad y se vino a vivir a casa.

O quizá aún antes, cuando fui por primera vez a verle...

...a la cárcel y conocí en carne y hueso al hombre...

...que había idealizado por las referencias de Abel.

Su entrada, en nuestro pequeño universo, ha supuesto...

...tanta conmoción como un terremoto.

Su entereza, la sinceridad con la que se expresa,...

...su sentido del compromiso... ha puesto en cuestión...

...todas nuestras convicciones...

...y nos ha demostrado los débiles principios...

...en que se sustentaban.

Sin duda, puedo afirmar que mi vida, desde el momento...

...en que Salvador hizo irrupción en ella,...

...ya nunca volverá ser como antes.

Todavía hay mucho género que vender...

...y eso que la gente ya empieza a comprar de buena gana.

-Si ya te dije que tuvieses paciencia;...

...que tienes cosas muy bonitas y muy originales.

Ajá. Y a muy buen precio.

-¿Ves cómo las cosas se están solucionando?

Sí, pero todavía no podemos cantar victoria.

Y eso que el negocio empieza a levantarse.

-¿"Unos papelillos de nada"?, eso lo dices porque tienes...

...la sangre de horchata, pero yo la tengo roja, caliente, espesa.

Y cuando se pone en contacto con las vilezas humanas,...

...es que entra en ebullición.

-Chis.

¡Chis!

-Cielo santo. ¿Adónde vas con ese sombrero?

(VOZ BAJA) -Es para que no me reconozcan;...

...no es conveniente que nos vean juntos.

Vaya, pero si eres tú, besándote con Ana. Muy bien.

-No, perdona, pero sale madre también.

-¿Que salgo yo? -Hombre, la madre del campeón.

Mira. -¡Oh! A ver... ¡Ay!

-Y tu tienda de fondo, que esto es publicidad, ¿eh?

-Madre mía. (RÍE)

(LEE) Si quieres comer sano,...

...no entres en El Asturiano.

A mí me parece graciosillo.

Ingenio tienen, la verdad, las cosas como son.

-No, pero mira, son cobardes, Marcelino, pero no tontos.

-Perdonen, señores actores, ya tienen el cafecito recién hecho...

...ahí dentro, en El Asturiano, para cuando gusten.

(TODOS) Gracias. -Mírales ellos, cómo van.

Ay, qué bonito es esto del cine.

Yo, de verdad, yo no entiendo por qué tiene que hablar de padre.

-Ya. Bueno, es normal, Teresa, forma parte de la familia.

Como Héctor, que también sale. Sí, ¿también habla de Héctor?

-Sí, un poco más abajo, mira.

(LEE CON DIFICULTAD) El campeón...

...puede estar tranquilo.

Cuenta... con el mejor de los "alientós"...

...del... de los alientos...

Vamos a buscar los acentos en donde deben encontrarse.

-Un detective debe confiar en su cliente.

Existe la posibilidad de que...

...el antiguo compañero le haya asesinado para recuperar el botín.

No te suena muy convincente, ¿verdad?

-Debías estar ella y asegurarte de que no llegara tarde.

-¿Yo? Ya sabe cómo es la señora, que hace lo que le da la gana,...

...y eso, una peluquera no lo puede evitar.

  • T5 - Capítulo 105

Amar en tiempos revueltos - T5 - Capítulo 105

01 feb 2010

Expectación en la plaza ante el anuncio de que se va a rodar una película. Pelayo, dispuesto a reverdecer los laureles que se ganó como ""actor con frase"" cuando trabajó para Numancia films. Gabino Correa fuerza la participación de Estela del Val en la película que va a rodarse aunque el papel es muy pequeño. Salvador entrega a Valverde su primera colaboración para Radio España Independiente. La entrega es observada de lejos por Cristina que no tarda en percatarse de que se trata de algo clandestino. Alfonso sigue volcado en conseguir la forma física necesaria para enfrentarse con Carrera. Ana le visita en los entrenamientos y se deja fotografiar besándole. Beltrán y Bonilla acuden a la casa de Blanca para inspeccionar el lugar del crimen. Héctor se presenta para continuar su investigación pero Beltrán intenta pararle los pies acusándole de interferirse en el trabajo de la policía. Cristina comienza a escribir un diario.

Histórico de emisiones:

01/02/2010

ver más sobre "Amar en tiempos revueltos - T5 - Capítulo 105" ver menos sobre "Amar en tiempos revueltos - T5 - Capítulo 105"
Programas completos (1706)

Los últimos 4.649 programas de Amar en tiempos revueltos

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios