www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
3190609
No recomendado para menores de 7 años Amar en tiempos revueltos - T3 - Capítulo 16 - Ver ahora
Transcripción completa

Mis propios gastos para entrar y salir sin dar explicaciones.

¿Tan difícil es comprender que no quiera depender de nadie?

-¡Basta!

Se acabó la discusión.

Lo siento en el alma. Esta vez has ido demasiado lejos.

-Soy un don nadie, Pelayo.

Eso soy yo sin trabajo, un don nadie,...

...un saco roto,...

...un barco a la deriva que se hunde.

Como dijo el poeta:

"Mi vida es una erial,...

...flor que toco, se deshoja".

-¿Por qué te crees que estoy haciendo todo esto?

Lo estoy haciendo por ti, Sole, y por tu hijo...

...y también por Ángel porque os merecéis estar juntos...

...y porque tu hijo merece saber quién es su padre.

Porque ojalá esta historia tenga un final feliz.

-¿No te das cuenta que no depende de mí que tenga un final feliz?

Por favor, deja ya de hablarme de Ángel.

Además no pienso decirle nunca que este hijo que espero es suyo.

-A partir de ahora se acabó.

No van a volver a cuidar de sus nietas.

-¿No te parece que eres un poco exagerada?

-Lo siento, Pelayo, pero ya no confío más en ustedes.

Espero que este asunto se quede aquí...

...porque lo que me dan ganas es de coger a las niñas,...

...cogerlo todo y largarme a otra parte. Vámonos.

-Le juro que se arrepentirá... -No, no, por favor. No diré nada.

-A mí no puede engañarme. Ya se ha dado cuenta...

...de que ni estoy jugando ni voy de farol.

-Haré lo que usted me pida. -Más le vale.

Cuando esté completamente seguro de que no le va...

...con el cuento a Manzanares, entonces le volveré a llamar...

...con nuevas instrucciones.

-Buenas, buenas. Don Paco, ¿qué hace usted aquí?

-Sí, ¿no se había ido a Galicia con su mujer?

-Pues no. A última hora decidí quedarme.

Quiero supervisar todos los detalles de la preparación...

...de la película.

¿Y esto qué es? ¿Los planos de la localización?

No, no, no. Son unos exteriores para las batallas.

Es mejor que te quedes por si viene tu madre...

...para que le expliques dónde estoy.

No querrás que se preocupe cuando no nos vea a ninguna.

-Es verdad.

Vuelvo pronto, te lo prometo.

Voy a la parroquia, me confieso con don Senén y vuelvo.

-Adriano, no pienso pasar por lo mismo.

Acepté mudarme a este barrio porque tú me aseguraste...

...que cambiarías y que no se repetiría la historia.

-No me des motivos. -¡¿Pero de qué motivos me hablas?!

Si cada vez que soy atenta o amable con un hombre,...

...tú te vas a poner así...

Te lo advierto, Adriano, si tú insistes en dejarte llevar...

...por esos celos enfermizos, yo me marcho.

-¿Qué vamos a hacer, mi niño? ¿Qué va a ser de nosotros?

Llaman a la puerta.

-¿Cómo está, milady guapa?

Despertar con la luz de la mañana...

...y renovar otro día más la fuerza para amar...

...en tiempos revueltos.

No es sencillo...

...avanzar olvidando lo vivido...

...cuando tanto se ha dado por perdido...

...y el camino es volver a comenzar.

Le canto al viento por todo el que venció...

...su desaliento.

Le canto al mar por todo aquel que tuvo...

...que olvidar...

...para empezar...

-Me enteré de lo de Ildefonso hace poco y como pensaba...

...venir por aquí, no te mandé un telegrama ni te llamé.

Tampoco sabía nada de este baby.

Creía que ya no podías tener hijos.

-Como si lo hubiera parido.

Este niño es ahora mismo para mí lo más importante en la vida.

-Entonces has hecho una adopción. Congratulations.

Sé lo mucho que deseabas ser madre.

-Su madre natural no puede ocuparse de él.

La vida se ha portado muy mal con ella.

Se encuentra en la cárcel...

...por algo que no debió haber sucedido nunca.

-¿De quién se trata? ¿Es alguien cercano a ti?

-Es... es muy largo de explicar.

Se trata de una pobre cría...

...a la cual yo le ofrecí mi ayuda...

...y me pidió que me ocupara de su hijo.

Si le pasara algo a este niño, no me lo perdonaría nunca.

Tengo que hacer lo que sea necesario por defenderle.

-Hablas como si estuviéramos viviendo...

...en la época de los romanos.

Estando contigo no tiene por qué pasarle nada.

-Ya.

Yo sé lo que me digo, Charles.

Y ahora, si me disculpas, tengo un poquito de prisa.

-Oh... ¿Puedo acompañarte?

No, no. Mejor que no.

Tengo que hacer unas cuantas cosas y no me puedo entretener.

Además tú tendrás mucho que hacer. Habrás venido por trabajo.

-No. No, darling. He venido porque hace tiempo que quería venir.

Esta vez el motivo es... estrictamente personal.

-Pues... Nada. Que disfrutes de tu estancia.

-Eh, eh, eh...

Paloma, ¿qué pasa?

Estoy empezando a pensar que estás enfadada conmigo.

¿Es por no haber dado señales de vida en todo este tiempo?

-No. No, claro que no. -Bien. ¿Cuál es el problema?

No entiendo. Se diría que estás intentando huir de mí.

¿Por qué?

-No huyo de ti.

Charles, no pasa nada, no hay ningún problema.

-Ah, ¿me estás diciendo la verdad? -Absolutamente.

-Bien. Entonces me gustaría volver a verte...

...cuando estés más tranquila, sin nada que hacer.

-Va a ser un poco complicado porque ahora apenas tengo...

...tiempo libre con el chiquitín. -Eh, no.

Algo ha cambiado mucho desde la última vez que te vi.

Sigues siendo tan bella como siempre,...

...pero me cuesta reconocer en ti a la mujer que conocía.

Dime qué ha pasado, por favor.

-No ha pasado nada, Charles. -No te creo.

Tenías lágrimas en los ojos cuando he llegado.

Y esta mirada, ¿eh?

Te he visto pasar malos momentos, pero nunca había visto...

...tanto miedo en ti.

-Déjalo estar, por favor, Charles. -Paloma, come on.

-Déjalo, por favor.

Lo siento.

-Estás dejando la tienda preciosa. Vas a terminar reventada.

-Quiero tenerlo todo listo antes de que lleguen...

...los últimos pedidos del taller.

Por cierto, ¿has revisado ya los certificados...

...de todo lo que trajeron? -Ahora iba a hacerlo.

-Pues ve que contigo aquí no voy a poder terminar.

-¿Sigues enfadada?

Ya me he disculpado si es lo que querías.

-Sabes mejor que nadie lo que quiero.

Me duele la boca de decírtelo y estoy aburrida...

...de que se repita siempre la misma historia.

-Tienes razón, Julieta. Comprendo que estés harta.

Ya te he prometido que no volverá a pasar.

-Mira, Adriano, si hubiera apuntado todas las veces...

...que me lo has prometido no quedaría papel sobre esta tierra.

-Ya lo sé, Julieta, sé que me has perdonado muchas veces,...

...pero sólo pido que me perdones una vez más.

No soporto que me mires así.

Tienes que creerme, por favor.

-Adriano, te creeré cuando de verdad vea que has cambiado.

-He cambiado, te doy mi palabra.

Es que...

...no soporto cuando otro hombre te mira.

Es que me vuelvo loco sólo de pensar que podría perderte.

-¿Y crees que espantándolos y montando escenitas...

...voy a volver a tu lado? -Es que te quiero con locura.

-Mira, no me vengas con esa canción.

Que yo me sé otra que dice que los celos son alfileres.

Así que no me quieras tanto porque no te aguanto ni una más.

-Perdóname, Julieta, te lo pido por favor.

-Lo siento.

Has destrozado la ilusión con la que llegué aquí.

-¿Qué significa eso?

¿Que ya no hay nada que hacer?

¿Estás diciendo que está todo perdido?

-No lo sé, y no me hagas hablar más de la cuenta.

-Si estás pensando en irte dímelo.

Porque sin ti esto ya no tiene sentido.

Ni la tienda ni nada. -No sé ni qué pienso.

No tendríamos que estar hablando de esto...

...si hubieras cumplido tu promesa.

Así que vete ahora con los papeles...

...y a ver mañana cómo me levanto.

Además, ahora no quiero escuchar ni una palabra más.

-De acuerdo, como quieras.

Puedes marcharte si terminas antes que yo.

A mí me queda un buen rato todavía.

Tío, tengo un problema con los libros que compré.

No me había dado cuenta, pero uno no es la editorial...

...que yo quería y otro tiene las páginas pegadas.

-Dáselos a tu tía, los cambiará cuando pueda.

Las clases empiezan la próxima semana.

Bueno, dentro de dos y si no lo tienen en la librería...

...tendría que pedirlos. ¿Puedo ir yo un momento?

-¿Tengo que recordarte que estás castigada?

Por eso estoy pidiendo permiso.

La tía siempre está ocupada y a lo mejor no puedo ir...

...hasta la próxima semana. Si empiezan las clases...

...y no tengo los libros no sé cómo estudiaré.

-Está bien, si no queda más remedio...

Pero vas y vuelves de inmediato.

Ajá. Gracias, tío. -Alicia, espera un momento.

Hace tiempo que quiero preguntarte algo.

¿Te has afiliado ya al SEU? ¿El SEU?

-El Sindicato Español Universitario.

¿Nadie te ha hablado de él?

Pues tienes que afiliarte cuanto antes.

¿Por qué?

-Porque es lo primero que tiene que hacer un buen estudiante.

Siéntate.

-Buenos días, Jacinto.

-Buenos días. -¿Ha llegado ya Rosario?

-Pues debe de estar al caer. Déjeme que la ayude. Hola...

¿Cómo ha pasado la noche? ¿Pudo descansar?

-Pues poco y mal. Había una verbena en...

...el barrio de al lado y el niño no ha dejado...

...de despertarse con todo el jaleo.

-Así que de juerga toda la noche.

Es la última del verano y el niño quiere aprovechar.

Esta noche nos vamos a celebrar otra melonera.

Y así dejamos a tu madre descansar tranquila.

Y yo me pongo ciego a gallinejas y tú a barquillos.

¿Qué me dice doña Paloma? -En eso estaba pensando yo.

-Total, pa pasar la noche en vela mejor pasarla de verbena.

¿O no? -Buenos días.

Perdón por el retraso, pero me he entretenido hablando...

...con el abogado de Pablo, como ayer al final...

...no pude verlo. -¿Buenas noticias?

-Me ha dicho que lo del insulto va para adelante...

...y que Pablo tiene muchas posibilidades.

Yo creo que alguien le ha dado un soplo o algo así.

-Eso es muy buena señal, Rosario. -Y tanto que sí.

Esta noche es perfecta para celebraciones.

-No celebro nada hasta que no le vea salir de la cárcel.

-El sindicato tiene su origen en las JONS,...

...las Juntas de Ofensiva Nacional Sindicalista.

Nada que ver con ningún partido político, al contrario.

Siempre lucharon por mantenerse al margen...

...de las derechas e izquierdas, por eso se unieron a la Falange.

Pediré información acerca de ese sindicato.

-Yo puedo explicártelo.

Verás, hasta ahora ha habido tres grandes males en España:

Los separatismos territoriales, las pugnas entre los partidos...

...y la lucha de clase.

Pues bien, en el año 33...

...hubo una revuelta estudiantil en contra de la aprobación...

...de la autonomía catalana.

Y ese es el origen del SEU.

Entiendo, no están a favor de las autonomías.

-Luchan por un estado al servicio de todos.

Ese es el espíritu de la Falange desde que se fundó en el 33.

Pues bien, días después de aquella revuelta...

...el camarada de las JONS, José Ruiz de la Hermosa,...

...murió asesinado. ¿Y sabes por qué?

Porque fue el cabecilla de los estudiantes...

...en contra de la autonomía catalana.

Vaya. -Quisieron acabar con el SEU...

...y consiguieron lo contrario porque a los pocos días...

...todos los estudiantes se afiliaron al sindicato...

...igual que vas a hacer tú hoy mismo.

Aprenderás que todos somos uno en la defensa de valores patrios.

Que nadie es más que nadie y que lo único que importa...

...es el bien común. ¿Y tengo que afiliarme hoy?

Supongo que habrá otros sindicatos como en Francia.

-Lo que pase en Francia es cosa de ellos.

Aquí en España el sindicato de estudiantes que hay es el SEU,...

...el verdadero referente de los jóvenes para entender...

...la naturaleza del país.

Si quieres mi permiso para salir tendrás que volver...

...con el carné del sindicato.

De lo contrario ya sabes dónde está tu cuarto.

De acuerdo, iré a la universidad tras cambiar los libros...

...y me apuntaré al SEU.

-¿Y usted cómo está, doña Paloma? -Bueno, ya te contaré.

-Muy bien, voy a cambiarme y luego subo a su despacho.

Teléfono. -Ya lo cojo yo.

Morocco, ¿buenas tardes?

Sí, ¿de parte de quién?

Un momento, por favor.

Un amigo suyo, no me ha querido decir el nombre.

-Jacinto, llévate al niño al despacho.

Ahora... ahora voy yo.

¿Hable? -Le dejé bien claro...

...que si hablaba con alguien no habría trato.

-No he hablado con nadie, se lo juro.

-¿Y quién era ese tipo con el que charló ayer...

...en su despacho?

-Sólo es un viejo amigo, vino por sorpresa.

Ni siquiera vive aquí, no le he contado nada.

Por favor, créame. -Lo comprobaré.

Y más le vale que sea verdad si quiere seguir...

...disfrutando de su precioso bebé.

Después ya sabe lo que tiene que hacer.

Espero que tenga el dinero preparado.

-Lo tendré.

Haré todo lo que usted me diga. -Pagar y callar.

Eso es lo que tiene que hacer.

Un solo paso en falso y ya puede estar despidiéndose...

...de su precioso niñito.

-¿Te levantaron el castigo? Sólo para cambiar estos libros...

...y para afiliarme a un sindicato, el SEU, que ya veremos.

-Todos estamos obligados, se supone que es voluntario,...

...pero todos tenemos que afiliarnos.

Es un sindicato obligatorio. Si no quieres hacerlo...

...no pueden obligarte a pensar.

-No. Pero si no quieres problemas, apúntate...

...y no digas esta boca es mía.

El SEU es una fuente de información para el régimen.

No se te ocurra hablar de tus ideas políticas.

Ni meterte en una revuelta, o terminas con una denuncia.

Qué horror. No entiendo que mi tío hable maravillas de él.

-Si haces lo que te digo, no tienes que preocuparte.

Con razón mi padre no me apuntó cuando hizo la matrícula.

Habrá que pagar cuota. -De eso nada, es gratis.

Vaya, hombre, iba a enseñarte el carné, pero me he dejado...

...la cartera en casa. Voy a buscarla. No tardo.

Y no olvides recoger los planos del decorador.

Son provisionales pero don Paco está impaciente por verlos.

Hola. Hola.

Vete adelantando. Ahora voy yo.

¿Cómo es que no viniste ayer a nuestra cita?

-Lo siento, Mari. Lo siento de verdad.

Es que Leonor hace últimamente unas cosas...

...que nos traen a todos de cabeza.

Sí. Sí, no te preocupes. No te preocupes porque...

...yo lo que hago es que salgo antes de aquí del bar...

...y así tú te puedes ir a hacer la compra. Eso.

Eso. Gracias, Mari. Adiós, hija, adiós.

¿Sabes qué es lo que ha hecho Leonor?

-No. -Ha cortao los geranios...

...del balcón de la Mari para hacerse una corona de flores.

-Como tengamos que reponerlas,...

...nos saldrá caro que cuiden de la niña.

-Ha cogido la regadera y ha regado...

...a sus hermanas diciéndoles que llovía.

La Mari las quería llevar a hacer la compra.

Y no puede porque tiene a las niñas empapadas.

-Deja de hablar de la niña delante de mi padre.

Le duele más no poder estar con ella que sus cardenales.

-Las dos cositas se las ha buscao él.

Por ponerse delante de un toro y no cuidar de sus nietas.

-Ya escuchaste a Leonor.

El toro se escapó y fue directo a por ellas.

Mi padre no podía imaginarlo. Fue una casualidad.

-Se podía haber evitado si no las hubiera llevado.

-No tenía que ocurrir pero ocurrió.

Y mi padre se jugó la vida por las niñas.

-Pero antes las puso en peligro. -Es la fiesta nacional.

Estaba lleno de gente y de críos, no solamente nuestras crías.

(PELAYO GIME) -¿Mi padre, el pobre,...

...qué se iba a imaginar?

Míralo desde que ha vuelto, que da pena. Ahora con lumbago.

Lo que hizo fue ponerse entre el toro y las niñas.

Lo paró, lo agarró por los cuernos.

-Si valor no le debió de faltar. -Hay que tener muchas agallas.

Se jugó la vida por las crías. Pa él sus nietas son sagradas.

-Yo no he dicho que no las quieras, Marcelino.

Perdona, se me olvidó por completo.

Tengo tantas cosas en la cabeza. Ya lo veo.

¿Y qué te tiene tan ocupada?

La universidad. Estoy ultimando unos papeles y he tenido...

...problemas con algunos libros. Cuánto contratiempo.

Pues sí, pero no te creas.

He conocido a gente muy interesante y he hecho amigos nuevos.

Pues te ha cundido mucho el tiempo en un par de días.

Pues sí.

Acabo de recordar que tenía que dejarte unos libros.

No te preocupes, a mí también se me pasó.

Yo también ando muy liado últimamente.

Se terminan rodajes, empieza otro y todo se complica.

Cuando no es un problema es otro...

¿Problemas con los actores o con alguna actriz?

Con los actores, con el director, con las localizaciones.

El cine se hace de milagro. Así que a partir de ahora...

...no voy a tener ni tiempo para respirar.

La pena es que ayer fue el único día...

...que hubiera podido hacer un hueco para verte.

Bueno, cuando empiecen las clases tampoco voy a tener tiempo.

Seguro que te conviertes en la primera de la clase.

Los chicos se van a fijar en ti.

Y tú podrás elegir al mejor partido para casarte.

Yo no voy a estudiar una carrera para buscar un marido.

Tranquila, sólo te estoy deseando que te vaya muy bien.

-Ya estoy aquí.

Yo también espero que te vaya muy bien en todo.

-Eh. Eh, no corras tanto. Cállate, Camilo, por favor.

-¿Ya estás aquí? Llegas muy pronto, ¿no?

-No había mucho que hacer.

-La comida no está lista, pero puedo...

-No, no, sigue con lo que estás. No hay ninguna prisa.

-Han traído tu traje nuevo, ¿quieres probártelo?

-Para lo que me va a servir...

-¿Qué quieres decir? -Que no me han invitado...

...a la recepción del Pardo para conmemorar el día del Caudillo.

Ya está. Ya lo sabes.

-¿Que no te han invitado?

Pero si tú eres el delegado provincial del sindicato.

-Me temo que no. -Qué falta de consideración.

-Me he dejado la piel haciendo gestiones.

Incluso la última reunión con los delegados provinciales...

...fue sobre ruedas. Pero todo ha sido inútil.

Ya no cuenta ser falangista de la primera hora.

Tu marido es un cero a la izquierda.

-No hay derecho. Te matas todo el día trabajando,...

...demostrando tu valía...

Y nosotros, que nos creíamos que te iban a promocionar...

...de aquí a nada. Pero tú no te preocupes, cariño.

Tienes que perseverar.

Tu momento llegará muy pronto. -Es injusto.

Tengo un expediente que muchos querrían para sí.

Pero en fin, así es la vida.

Tan importante es hacer las cosas bien, como saber esperar.

Con la impaciencia no se llega a ninguna parte.

-Y nosotros nos merecemos que te retiren de gobernador.

-Acaba de llegar tu guión de la Comisión de Censura...

...Cinematográfica. No es mi guión.

-Bueno, tu traducción.

Y viene cargada de tachones.

No será por el argumento, que es de lo más blando. Déjame ver.

Bueno, han tachado algunas expresiones directas.

La verdad es que hicieron una traducción bastante literal.

-La censura no pasa una. Tienes que ponerte...

...en la mente de un represor con mentalidad cavernícola.

Le daré una segunda vuelta. No creo que sea muy difícil.

-Engañar a la censura es todo un arte.

¿Ah, sí? ¿Y tú has conseguido burlar la censura?

-Claro, todo el mundo lo hace.

Ponme un ejemplo. Dime algo que hayas tenido que hacer.

-Ahora mismo no me acuerdo de nada.

Trucos para decir lo que quieres con otras palabras.

Tenías que haber tenido más cuidado con esa traducción.

Ahí has fallado. No, para mí un fallo es otra cosa.

Yo puse toda mi atención en este guión.

En cambio tú sí que metiste la pata cuando dejaste...

...los planos a la vista de don Paco.

-Lo sé. La llamada de mi novia me desconcertó.

Ahora está otra vez de uñas porque ayer no salimos.

Nunca sé qué hacer para tenerla contenta.

No tienes que hacer nada.

Este trabajo y el amor son incompatibles.

Si necesitas una mujer, búscate a otra que no te dé problemas.

-¿Pero qué dices? Una novia de verdad no se cambia...

...como una chaqueta. Ese es tu problema.

Deberías dejar de lado los sentimientos.

-Yo no soy así. Pues haces mal.

Un descuido y serás eliminado.

No lo olvides.

-Ah, ¿sabes ya algo del servicio social de Matilde?

-Ah, sí. He estado hablando con Menéndez,...

...un alto cargo del sindicato, vinculado a la Sección Femenina.

Y me ha dicho que hará lo posible por ayudarla.

Pero Matilde no se librará de las clases ni de las prácticas.

Tengo entendido que si hace el servicio social en un pueblo,...

...puede cumplirlo en tres meses. -Ah, no.

De ninguna manera. No pienso consentir que se vaya a un pueblo.

Que lo haga aquí en la capital.

-Como quieras. Se lo diré a Menéndez cuando vuelva.

Estará fuera dos semanas.

-No le digas nada a Matilde. No quiero que se preocupe.

Sólo faltaría que se fuera de casa.

Quedarme yo aquí lidiando sola con mi sobrina.

Si al menos viniera Carlos pronto.

-Estará al caer. -A ver si es verdad.

Espero que no le haya pasado nada malo.

-Regina, te preocupas demasiado.

Y bastante tienes con lo que tienes aquí.

-Por cierto,...

...me enteré de que le levantaste el castigo a tu sobrina.

-¿Quién te dijo eso?

Le di permiso para que fuera a cambiar unos libros...

...y para que se apuntara al Sindicato de Estudiantes, nada más.

-No bajes la guardia, que este castigo está haciendo efecto.

He de reconocer que está cambiando su actitud y que está...

...más dispuesta a todo.

Incluso me dijo Matilde que había ido a confesarse con don Senén.

-Vaya, eso sí que es un cambio.

¿Te das cuenta cómo todo es cuestión de tiempo y paciencia?

-Creía que te interesarían los deportes.

Son los primeros juegos olímpicos desde la guerra mundial.

Sí, claro que lo sé.

Y sé que España nunca ha ganado una medalla;...

...mi tío se pone malo cuando lo retransmiten por la radio.

No sé qué esperaba. -Tienes razón.

En este país, no se hace mucho para tener buenos deportistas...

...y pretenden potenciar el deporte desde la universidad.

No sé si servirá, pero me apuntaré a atletismo,...

...para librarme de una de las tres marías.

Otra vez estás hablando en clave.

-Las tres marías son: Religión, Política y Gimnasia,...

...tres asignaturas obligatorias.

¿Y hay que hacer examen para pasar el curso?

-Las puedes ir aplazando de un curso a otro,...

...pero al final, si no las apruebas,...

...no te dan el título.

Con Gimnasia no espero tener problemas,...

...aunque no soy un as en los deportes.

¿Y Política y Religión? Espero que tampoco.

-Si te apuntas a algún deporte, te libras del examen final.

Y con la excusa de entrenar, saldrás más de casa.

Hum. A mi tía no le gusta que vaya a la universidad;...

...imagina si digo que saldré a entrenar.

Además, no me apetecerá salir.

Cuando empiece el curso, me encerraré a estudiar...

...como una monja de clausura. (IRÓNICO) -Qué divertido.

Así mis tíos estarán contentos y me evitaré castigos.

-Ya te castigas sola.

Con lo peleona que me pareciste cuando te conocí.

Ya no tengo ganas de pelear; no hay nada ni nadie...

...que merezca la pena tanto esfuerzo.

-Lo dices por ese productor de cine, ¿verdad?

El que te has encontrado antes. ¿Tanto se nota?

¿Crees que se habrá dado cuenta?

-Adriano, mira qué preciosidad.

Dios, esta va a ser la estrella del escaparate.

-No te precipites, todavía quedan cajas por abrir.

-Es verdad, hay que verlo todo.

Ay, Adriano, vamos a tener la joyería más increíble...

...de todo Madrid.

Modesta, pero como tiene que ser,...

...que invite a los clientes a entrar sin reparos. (RÍE)

¿Sabes? He estado pensando que deberíamos poner un espejo,...

...de pie, en alguna de las paredes.

Aparte de los espejitos del mostrador.

-¿Quieres que la tienda parezca más grande?

-No, no es eso, Adriano.

Pero es que, cuando una mujer se prueba una joya,...

...le gusta ver cómo luce en su conjunto,...

...si le luce demasiado...

...o si no es suficiente.

Tú de esas cosas sabes más que yo, así que se hará lo que tú digas.

-Ay, sí, mire, si es tan amable, las pone ahí en la esquina.

-Mira, creo que voy a salir un momento.

-¿Pero adónde vas, Adriano?

-Pues a un encargo...

-Pero mira cómo está todo, no puedes irte; nos pillará el toro.

-Acabas de decir que no merece la pena.

He sido una tonta haciéndome ilusiones; sólo me ve...

...como una cría listilla.

Y se ha atrevido a decirme que ojalá encuentre...

...un buen partido en la universidad.

Imbécil.

-¿Pero ha llegado a haber algo entre vosotros?

No, no ha habido nada.

-Lo digo porque pareces tan despechada.

Bueno, a ti te lo voy a contar, porque eres mi mejor amigo.

Estuvimos a puntito de besarnos;...

...luego me pidió una cita y, al final, no quedamos.

Y ahora, parece que no tiene interés.

-En ese caso, olvídalo.

Es precisamente lo que haré;...

...lo más inteligente es quitármelo de la cabeza.

Además, ¿no es mayor como para que me permitan salir con él?

-Si fuera al revés, tal vez;...

...pero si el mayor es el hombre, no pasa nada.

Bueno, tampoco está tan interesado.

Y yo, tampoco.

Así que, no se hable más.

Y perdona si te aburro.

-Al contrario, me gusta que confíes en mí.

Lo que no me gusta tanto es que me veas sólo como a un amigo.

Eres más que eso;...

...eres mi maestro en esta ciudad...

...y en este país, donde todo se me hace tan extraño.

-Ya, pero...

...aún podría ser algo más.

Con el tiempo, podría ocupar el lugar de ese tipo tan engreído...

...que te ha destrozado el corazón. (RÍE)

Venga ya, Camilo, no bromees con eso;...

...nadie me ha destrozado el corazón...

...y no necesito que te apiades de mí.

Pero gracias por la broma; hasta me has hecho reír.

-De nada.

Oh, mon Dieu, mon Dieu.

Me tengo que ir, en casa me estarán esperando.

A este paso, no me van a quitar el castigo...

...ni cuando sea mayor de edad. Te llamaré.

-Así que una broma...

-Es que creo que será mejor que me marche, porque...

...porque hay una cristalería a dos manzanas...

...y pediré precio por el espejo.

-Pero puede esperar un par de horas;...

...si ni siquiera sabemos si nos quedará sitio.

Y son más importantes las estanterías.

-Ya, pero también me he acordado de que debo pagar al carbonero.

-Bueno, pues ya irás mañana, Adriano.

-Pero si es un momento, mujer;...

...no tardo ni media hora.

Ese muchacho te puede ayudar a colocarlo todo...

...y yo, cuando vuelva, pues hacemos el inventario juntos.

-Adriano, ese muchacho está a punto de acabar...

...y sólo nos quedan este par de cajas.

Y prefiero que tú te quedes conmigo a colocarlas.

-Bien. Bueno.

(ADRIANO RESPIRA PROFUNDAMENTE)

Espera, chaval, muchas gracias,...

...te has ganado una buena propina, ¿eh?

-¿Ves cómo no es tan difícil ser amable con la gente?

-No, si...

No...

Lo difícil es...

Hay cosas más difíciles. -Ya.

Como mantener el tipo cuando un muchacho que no tiene...

...media bofetada se queda mirando a tu mujer, ¿no?

Por eso querías irte.

-Pues sí, para estar aquí pasando un mal rato...

Además, no puedo hacer nada para que no te miren.

-¿Y estabas dispuesto a dejarme a solas con él?

-Entre eso...

...y montarte otro numerito...

Además, aunque no lo parezca,...

...yo confío plenamente en ti.

-Eso es lo más bonito que me has dicho en mucho tiempo.

-¿Esto significa que ya me has perdonado?

-Ven conmigo,...

...que te voy a dar el perdón definitivo y todos los sacramentos.

-Pero, Julieta, tenemos todo empantanado...

-Chis, calla,...

...que te recordaré lo que es tu mujer cuando está feliz y contenta.

-Muchas gracias.

(TARAREA)

A ver.

Qué gusto da ver las cosas bien hechas.

Alicia,...

...¿tienes un momento?

Quiero hablar contigo.

Eh, qué traje tan elegante.

-Se trata de don Senén... Ya, verá, tía, yo no...

-Quiero que sepas, cariño, que estoy muy contenta contigo.

No sabes las alegría que me dio Matilde cuando me dijo...

...que habías ido a confesarte.

Eso le dije, sí, pero... -Bueno, no te apures.

Sé que las cosas del espíritu son delicadas...

...y que cuesta compartirlas;...

...me basta con saber que tienes buen fondo...

...y que eres una buena cristiana.

Me gustaría comentarle... -Tranquila, todo llega;...

...tómatelo como un primer paso.

Con la ayuda espiritual de don Senén,...

...las cosas cambiarán de color.

Poco a poco, comprenderás que lo que hacemos,...

...lo hacemos por tu bien.

Aunque yo creo que ya lo has comprendido.

Sí, voy empezando a comprenderlo.

-Bueno, entonces eso se merece que te levantemos el castigo.

Lo he hablado con tu tío y está completamente de acuerdo.

Sólo te pedimos una cosa, Alicia, que sigas así.

Tú puedes hacerlo. Eso espero.

no me gustaría volver a defraudarles.

-¿Sabes?

Yo creo que te mereces un premio.

Le diré a la modista que te tome medidas para hacerte...

...un abrigo como el que le hace a Matilde.

No sé qué clima tendríais en París, pero verás aquí...

...cuando llegue el invierno. Muchas gracias.

-Mira que intentar matar al presidente de un país.

Cómo está el mundo...

Uno de los cabecillas era diputado del partido peronista.

-Cipriano Reyes, ¿ah? -Sí, eso dice el periódico.

Así que el pobre hombre tenía el enemigo en casa y sin saberlo.

-Las personas con poder se rodean de gente codiciosa.

Por eso para la gente sencilla es importante tener la amistad.

Es un regalo que no se puede despreciar.

Por eso estoy aquí, por mi amistad con Paloma.

-A ver si la anima porque está un poco alicaída.

-Ya lo he notado, ya. -En el Morocco se nota mucho.

Como últimamente está el local descuidado y las cosas...

...no están claras pues nadie se aclara quién es el jefe.

-Tú eres el más veterano. -Sí.

Hasta que llegue don Pablo lo normal es que me nombrase...

...encargado, pero no lo ha hecho. La casa es Tócame Roque.

Ha entrado uno que se cree más listo que el hambre.

-Es extraño que descuide el negocio.

Debe tener un problema grave pero no me dijo qué es.

-Ni a usted ni a nadie, ni a usted ni a nadie.

Yo le pregunté y nada, aunque nosotros como muertos.

-¿Crees que ha conocido a alguien últimamente?

-Raro es porque últimamente está más sola...

Bueno, sola, ella con Simón, no hay otra cosa en su vida.

Niño, niño y más niño.

Al principio se le veía feliz con el niño,...

...salía, entraba, pero últimamente está triste y no se despega de él.

-Quizá el problema sea el niño.

-No, otra cosa puede ser, pero doña Paloma está muy feliz...

...con la adopción de ese niño. -No me refiero a eso.

Quizás el niño esté enfermo y no ha dicho nada.

-Buenos días. ¿Paloma está en su despacho?

-En su despacho está y le está esperando.

-Gracias.

-Jacinto, ¿y ese señor? -Pues es el abogado de doña Paloma.

Es la segunda vez que viene esta semana.

¿No será que Paloma tiene problemas con la justicia?

-¿Tú crees?

-Perdone, señor.

No sabes cómo se las gasta el que acaba de entrar.

Me tropecé con él y me ha mirado como si quisiera asesinarme.

-Ya me he dado cuenta, para mí que es un policía.

-¡No me digas!

¿Y qué habrá venido a husmear aquí?

-No lo sé, seguro que na.

Suelen venir en pareja cuando están de servicio.

Como los civiles.

No te preocupes que ya le atiendo yo.

-Pero no le des mucho palique, cuanto menos le hables mejor.

-Mira lo que dice aquí.

Han descubierto un complot pa matar al Perón y a la Perón.

-Eso ya lo he leído, pero se ha quedado en agua de borrajas.

-En Argentina la policía es una plaga de langostas.

No dejan bicho viviente, más o menos como aquí en España.

-Padre, ¿se quiere poner a trabajar, por favor?

-Déjame que recupere el resuello, ¿no decías que estuviera tranquilo?

Cuando lea el periódico voy p'allá y os echo una mano.

No todos los días salen noticias tan importantes.

En la finca del amo Franco hay que tener cuatro ojos...

...y la boca cerrá. -Y los cuatro ojos también.

-Oye, Marcelino, ¿qué te parecería si a alguien se le ocurriera...

...montar un complot contra Franco?

-¿Ya está mejor? ¿Y las gotas?

Qué rico. Rosario, gracias, eres un cielo.

Adiós, adiós.

Disculpe, Marín, que le haya hecho esperar tanto rato.

-No, por Dios, no se preocupe. ¿Qué tal el bebé? ¿Todo bien?

-Bien, es que está un poco pachucho.

Aunque lo dejé en las mejores manos posibles me da cosita dejarlo solo.

-Una madre nunca termina de padecer, ¿verdad?

Creí que sólo abrían por las tardes.

-Así es. -No sé, como he visto a gente...

...ahí fuera esperando. Bueno, gente, un...

Un señor con cara de extranjero y su camarero.

Bueno, supongo que será... -Charles, pensé que se había ido.

-Si tiene visita puedo perfectamente volver más tarde.

-No, no, Marín, no es necesario. Charles es...

Es un amigo de total confianza, no le importará esperar un poco más.

Lo que debo resolver hoy con usted es de máxima urgencia.

He de dejarlo resuelto hoy mismo. -Bien, pues...

...usted dirá, doña Paloma.

La verdad es que últimamente me tiene muy preocupado.

Esta es la segunda vez que me pide que saque...

...una buena cantidad del banco.

El doble en esta ocasión. Perdone la indiscreción,...

...pero la premura con la que me lo ha pedido...

...me hace pensar que lo que se trae entre manos...

...son algo más que inversiones y compras de fincas.

Verá, doña Paloma, naturalmente usted con su dinero...

...puede hacer lo que quiera, no es mi intención meterme...

...donde no me llaman...

...y sabe que puede contar conmigo para lo que le haga falta.

Pero si de lo que se trata es de algo más que de dinero,...

...por favor, no dude en pedirme consejo.

-Marín, yo se lo agradezco profundamente.

Efectivamente no lo quiero para invertirlo en inmobiliaria...

...ni nada parecido, pero me temo que no puedo darle más información.

-Tampoco se lo he pedido.

Es evidente que usted tiene un problema serio.

-Lo tengo, lo tengo.

Pero, ya le digo, no es por falta de confianza,...

...es que no puedo contarle más, Marín.

-Está bien, en ese caso no hay nada más que hablar.

Usted sabrá perfectamente los motivos para usar ese dinero.

Lo único que espero es que no se equivoque y que ese problema,...

...sea cual sea, no se convierta en algo más grave.

-Yo también lo espero.

Ojalá no tenga que volver a pedirle que vaya al banco...

...a por más dinero.

-Doña Paloma, no siempre el dinero sirve para arreglarlo todo.

Si se viera en un callejón sin salida, por favor, llámeme.

-Le doy mi palabra, Marín, y ojalá todo se solucione...

...prontamente y no tenga que volver a llamarle...

...para nada parecido, mientras tanto,...

...le agradezco profundamente su silencio y...

Y no sabe lo que para mí significa poder contar con usted.

Gracias. -A usted.

Doña Paloma.

-¿Pero por qué me miras así, Marcelino?

Ni que te hubiera mentado a la bestia del Averno.

Pero si el ísimo Franco no es inmortal y a él también...

...le va a acabar llegando su san Martín.

-El san Martín nos llegará a todos, pero deje el asunto.

¿Por qué no mira los deportes? A ver qué dicen.

Creo que el Barça abrirá fuerte para la Liga.

-Cómo va a hablar del Barça si la Liga empezó ya.

Habla del ridículo que hicimos en las Olimpiadas.

Un comité de sabios se va a reunir para montar un criadero...

...de atletas en la universidad. No sé cómo saldrá eso.

Pero es más fácil quitarse al mochuelo...

...del Pardo de encima que a los españoles nos den...

...una medalla en las Olimpiadas.

No te preocupes que aquí no pasará lo que en Argentina.

Primero, los correligionarios de Franco son fieles...

...hasta las cachas.

Y segundo, porque no tiene enemigos.

Unos están muertos, otros asesinados y otros callados.

Pero Peroncito debe controlar hasta a la madre que lo parió.

-Se quiere callar que tenemos un sospechoso en esa mesa.

-¿Por qué? Si estamos hablando tú y yo, no tienen por qué enterarse.

Tampoco estoy diciendo ninguna barbaridad.

Entonces, Marcelino, dice que este año el Barcelona...

...va a ir a por todas en la liga, ¿verdad?

-Sí. Dicen que igual puede ser campeón de liga y to.

Mejor que lo sea el Atleti o el Madrid, ¿no? Digo yo.

-Perdone.

Permítame que me presente. Mi nombre es Charles.

Soy un buen amigo de Paloma.

Me han dicho que es su abogado. Señor Marín, ¿verdad?

-Sí, señor. Paloma me ha hablado de usted.

Creía que estaba esperando para verla.

-Sí, esa es mi intención. Pero antes prefería hablar con usted.

Mire, no voy a dar vueltas. Hace ya tiempo que no veía...

...a Paloma, desde hace mucho, ya no vivo aquí.

Me he dado cuenta de que algo no va bien.

-Bueno, no sabría qué decirle.

-Si es usted tan amable, por favor.

¿Quiere tomar algo? -No, gracias.

¿De qué se trata?

-Comprendo que su trabajo le obligue a ser discreto,...

...pero déjeme que le explique.

Conozco muy bien a Paloma, es la persona...

...que más me importa en estos momentos.

Percibo que no lo está pasando nada bien.

Pero por primera vez desde que nos conocemos no quiere contármelo.

-Ella es así. Cuando decide algo, no hay quien la mueva del sitio.

-Eso me preocupa, su empeño en llevar sola...

...este mal momento. No es un problema cualquiera,...

...se ve de lejos que se trata de algo grave.

-En cualquier caso, no puedo decirle nada...

...porque tampoco ha querido decirme qué ocurre.

-Ah. Entonces hay un problema y usted lo sabe.

Escuche, si me he decidido a hablar con usted es...

...porque sé con seguridad que Paloma necesita ayuda.

-Lo sé.

Lo que tampoco entiendo muy bien es por qué se niega a recibirla.

Lo único que puedo hacer es darle la razón.

El comportamiento de Paloma no es el de siempre.

Incluso me ha pedido que haga algunas gestiones...

...con las que... No sé, no estoy del todo de acuerdo.

Discúlpeme si no puedo decirle nada más.

-Comprenda que mi interés por Paloma es por pura amistad.

Aprecio mucho a doña Paloma.

Sólo quiero que me diga si cree que puede estar en peligro.

-¿En peligro? No. Tanto como eso, no creo.

Pero insisto, creo que ya he dicho demasiado.

-No, no me ha dicho suficiente.

-Por favor, respete mi lealtad para con doña Paloma.

-¿Cree que ocultándome la verdad le hace un favor?

-No lo sé. Si quiere saber algo más, hable con ella.

-Ya le he dicho. No me dice nada. -Más a mi favor.

Y ahora, si me disculpa.

-Sé que algo grave pasa y no pienso quedarme con los brazos cruzados.

Si le pasa algo malo a Paloma,...

...usted tendrá que darme explicaciones, ¿O.K.?

-Ya le he dicho que no sé de qué se trata.

A mí tampoco ha querido decirme toda la verdad.

Si quiere saber algo más, hable con ella.

Tal vez si insiste, consiga sacarle de qué se trata.

-Está bien.

Buenas tardes.

-Hay que ver lo que le gusta hablar a estos hombres.

Y luego dicen de las mujeres, pero es que a ellos...

...cuando se trata de fútbol no hay quien los calle.

¿No os dais cuenta que este hombre lleva ya...

...un buen rato esperando a que alguien le atienda?

Dígame que aquí estamos para servirle en lo que demande.

-Para empezar una tapa pa'l señor que ya se acerca la merienda.

-Qué tapa. Con el rato que lleva esperando,...

...habría que ponerle un bocadillo de los buenos.

Y yo le sugeriría, si usted me lo permite, por supuesto,...

...la especialidad que tiene aquí mi suegro.

Un bocadillo que ha bautizado el "arriba, España"...

...y bien puesto está el nombre porque lleva el bocadillo:

Longaniza, tomate, pimiento...

...y lleva huevo frito por encima...

¿Qué le parece? ¿Es o no para resucitar a un muerto?

-Además, para usted baratísimo.

-¿Baratísimo, Marcelino? Habrá que dejárselo gratis...

...que lleva ahí el hombre... Gratis, gratis.

Y le vamos a poner también un vasito de vino,...

...pero del bueno, del que se saca en las ocasiones especiales.

Ve, Marcelino, a por el vino. -¿Qué vino es ese?

-Pues el vino ese que hace tu padre en el lagar del pueblo.

Un vino de primerísima calidad, ya verá usted.

Mi suegro lo ha llamado "el Generalísimo".

En honor a don Francisco Franco Bahamonde, claro.

Y es que, aquí donde le ve, él es un gran admirador del Caudillo.

-Sí, sí, claro.

De toda la vida. -Toda la vida.

-Gracias, hija.

Bendito sea ese desparpajo que Dios te ha dao.

-Si es que ya estaba viendo yo que se lo llevaban preso.

-Yo voy al baño.

-Gracias, hija, porque me has salvado la vida.

-Gracias a usted, suegro,...

...que salvó la vida de mis niñas. Gracias.

-Paloma.

-¿Qué haces aquí?

-Intento averiguar en qué andas metida. ¿Qué llevas ahí?

-Nada, no llevo nada. Vete ahora mismo, por favor.

No...

¡No, no! Por favor, se lo ruego. No...

¿Qué has hecho? Lo has estropeado. -¿De qué hablas? ¿Qué ocurre?

-Tengo que ir a por Simón. -Eh...

-¡Suéltame!

-Doña Paloma, yo estaba con él en su despacho cantándole...

...y cambiándole el pico, cuando de repente alguien entró,...

...me golpeó por la espalda y perdí en conocimiento.

-Yo había salido a hacer un recado y...

-Rosario, ¿dónde está mi hijo?

-Sí. Alicia me dijo que quería salir porque estaba arrepentida...

...por su espantada y que quería confesarse.

-¿Lo ve, don Senén?

-Pues a mi parroquia no fue a confesarse ni a nada.

-Mi tiempo libre es infinito y abrumador.

-Pues a mí me gustaría tener también...

...unos ratitos de asueto como tú.

-Luego tienes los ratitos de asueto y te pilla una vaquilla.

Que no, Pelayo. Tengo más razón que un santo.

El tiempo libre es peligrosísimo.

-Es un desastre, yo no puedo estar a todo.

Como necesitas el trabajo para comer, corta con ella.

-Ya lo he pensado, no te creas. Pero no lo vas a hacer nunca.

-¿Cómo que no? Que ya te voy conociendo.

Tú pensar piensas mucho, pero no actúas.

-¿Has recibido carta de Ignacio?

Pero ¿qué te pasa? Si normalmente te pones como unas castañuelas.

-Pues que esta vez le noto muy decaído.

Mira, el siempre en su situación intenta trasmitirme serenidad,...

...pero es que esta vez no puede ni fingir.

Si por lo menos pudiera verle.

-Embustera, más que embustera.

Lo siento. -¿Qué es lo que sientes?

¿Que te hayamos pillado en otra mentira?

No. Siento haberle fallado.

-Don Paco para los amigos.

-Pues es un placer conocerle, don Paco. Yo soy Julieta.

-Qué nombre para enamorarse y quién fuera Romeo.

-Es usted muy simpático.

-Luisa, échale un ojo al pantalón y dime si tiene arreglo.

-Que lo mire Sole que ella entiende más.

-Pero si seguro que Sole está a otras cosas, mujer.

Échale un ojo, que no puedes ningunear a tus clientes.

-Si no te gusta cómo te atiendo, ya sabes donde está la puerta.

Que eres muy pesado. Pesadísimo.

  • T3 - Capítulo 16

Amar en tiempos revueltos - T3 - Capítulo 16

18 sep 2007

El encuentro de Paloma y Charles no resulta feliz por la extorsión a la que se está viendo sometida Paloma. Charles intuye de inmediato que algo ocurre. Alicia y Fernando se vuelven a ver tras su desencuentro. Alicia lo está pasando mal mientras parece que Fernando ha pasado página. Adriano, tras una frustración nueva con Julieta, hace una demostración de que está dispuesto a cambiar y la pareja se reconcilia. Pelayo está a punto de irse de la lengua contra en franquismo ante un policía y Manolita le salva. Sole y Luisa vuelven a tener una discusión a causa del silencio impuesto por Sole, pero la pelea sirve finalmente para reforzar su amistad.

ver más sobre "Amar en tiempos revueltos - T3 - Capítulo 16" ver menos sobre "Amar en tiempos revueltos - T3 - Capítulo 16"

Los últimos 4.649 programas de Amar en tiempos revueltos

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios