www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
3132849
No recomendado para menores de 16 años Alaska y Segura - Danzad malditos - Ver ahora
Transcripción completa

¿Os ha sacado alguien...?

(ININTELIGIBLE)

A mí tampoco,

les da risa.

-Me da igual las veces que me lo pidan...

(Música)

Señoras y señores,

con todos ustedes,

la pareja finalista de todos los concursos de baile.

Alaska y Segura.

(Aplausos)

Llegas tarde, Leroy.

Perdone, señorita,

pero me habían escondido los calentadores.

Ya, tenéis sueños,

busca es la fama, claro.

Pero la fama cuesta.

Y es aquí donde vais a empezar a pagar.

Con vuestro sudor.

(Música)

(CANTAN)

Sentados, sentados...

Bueno...

Muy bonito.

Todo este momento de baile,

gentileza de nuestro público,

que se apunta a un bombardeo,

es porque nuestro programa de hoy está dedicado al baile,

como celebración de la vida.

Ya lo dijo Celia Cruz.

"La vida es un carnaval,

y las penas se van bailando".

Las hipotecas no se van bailando,

pero las penas sí.

Que nadie se piense que esto no es un documental.

Vamos a homenajear al baile

como metáfora de movimiento, de liberación.

Con todo lo que he dicho,

queda un poco como de la La 2.

queda un poco como de La 2.

El baile es un gran aderezo,

hasta un tema central.

En películas o en temas de películas.

Tú tienes una canción muy bonita.

Bailando, bailando...

Tengo otra canción que se llama

"Deja de bailar".

El baile nos dan nuestras vivencias.

¿Quién no se ha liberado yendo a bailar?

Nuestros DJs lo hacen cada día, cada noche,

y cada día que empalman con cada noche.

Pepino y Crawford no vienen solo como Djs.

Han traído una máquina de baile coreada.

Son Pepino, Crawford, y su máquina de bailar.

(Música)

Hasta máquina de bailar tenemos hoy.

Muy bonito,

la máquina de bailar.

Te dice donde poner los pies,

es precioso.

Es para los torpes.

Bueno, tenemos también,

como cada lunes,

nuestros finales.

Son esas películas que intentamos homenajear.

Serán dos películas con baile.

La primera es la palma del festival de Cannes,

"Pulp Fiction",

la película con la que Tarantino se consagró.

Y luego tenemos otra gran película de Sindey Pollack.

De verdad vale la pena.

Es un drama que retrata la sociedad americana durante la gran depresión.

Viene bien ahora.

Igual hasta el final viene bien.

La película es "Danzad, danzad malditos".

Si preferís esta última, tenéis que dar a retuit.

O a favorito.

Bueno, vamos ya con esto.

Nuestro primer invitado ha vendido 20 millones de discos.

Durante su carrera musical.

Fíjate lo que te digo,

no es lo más importante.

Estudió baile,

le viene muy bien para el día de hoy.

Y conserva esas dotes.

Lo ha demostrado durante su carrera.

Es hijo de una actriz y un torero.

Ha estado en la lista

de los tíos más deseados de este país.

3200 puestos delante de mí.

No hay más que presentarle.

Un gran aplauso para Miguel Bosé.

(Música)

(GRITAN A LA VEZ)

¿Cómo estáis?

¿Qué tal?

¿Qué tal?

Miguel, adelante.

Muchas gracias.

Hemos querido hacer un pequeño homenaje a tu último vídeo

con este trono.

Metiéndote en el plato como apareces en el vídeo.

Es "Juego de Tronos", en versión de aquí.

En el vídeo, era igual,

estaba así.

Agarraron una silla,

rodábamos en Segovia,

había una chopera al lado, y se las puso.

(HABLAN A LA VEZ)

Estamos viendo imágenes del vídeo.

Mientras hablamos contigo.

Es un vídeo de los que no se hacen,

con historias,

rodado como se hacía en las grandes producciones de vídeo.

Y eso que no esta hecho con gran presupuesto.

Ahora ya no hay grandes presupuestos para nadie.

Pero la directora, Beatriz Abad,

es una mujer muy creativa.

Ha hecho un segundo vídeo.

La verdad es que,

le saco un partido...

le sacó un partido...

Porque tiene una historia.

Y luego sabe muy bien rodarla.

Al final, está todo eso...

Yéndose el momento en el que estas de tu vida.

Vives en el país en el que naciste.

Y vienes de visita al país donde has vivido.

Es un cambio duro.

Pero no había otro remedio.

Llego hace cuatro años,

hace siete años,

y decidí tener una familia.

Entonces...

Esto se convirtió en el proyecto más importante de mi vida.

Después de haber cumplido con una carrera,

que estaba prácticamente hecha.

Ahora lo que hay que hacer es mimarla, ¿no?

Y llevarla a cabo.

Llegó un momento

en el que me apetecía tener una familia.

Tuve primero un par de gemelos.

A los seis meses, los otros dos.

Empezaron a crecer,

yo seguía trabajando,

y alguien tiene que pagar las cuentas.

Papá.

Papito.

Con la cantidad de pañales que había que hacer, era mucho.

Yo me los perdía con tantos viajes.

Y todo eso cansa mucho, lo sabes.

11-12 horas...

El país donde más trabajo,

el 90 %, es América.

Tenía que estar en un sitio

donde trabajar cómodamente,

ser más competitivo,

con mejor oferta de trabajo,

y no perderme a mi familia.

Y ese país,

era algún sitio de América.

Fue al final Panamá.

Tu último disco se llama "Amo".

¿Es de "Puto amo"?

Porque con la familia que tienes puede ser también te amo de casa.

Si escuchas la canción,

no caben dudas.

Viene del verbo amar.

Habla del conocimiento, del saber,

de la curiosidad,

de la gente que no pierde la capacidad de maravillarse,

y eso es uno de los rasgos de intensidad

más sobresalientes.

En mi caso, mi hijo Tadeo,

multiplicado por 10.

Será un hombre muy feliz.

No se va a cansar de explorar cosas.

Está dedicado a eso.

Yo también quiero tener conocimiento.

Tener hijos de dos en dos,

¿ha sido aposta?

Yo quería tener los cuatro juntos.

Eso ya es una camada.

Ahora tienen cuatro años.

Lo que no se le ocurre a uno,

se le ocurre a otro.

Pero nada bueno.

Todo maldades.

Ahora pasa por la niña, ¿no?

Ahora vas a por la niña, ¿no?

Me he ligado las trompas.

Vamos a ver, Santiago.

Si quieres hacer a una mujer infeliz,

rodéala de un padre

colaboradores, y cuatro hermanos.

¿Alguien se la va a acercar?

Miguel,

eres una persona,

que en el siglo XXI,

en el que todo el mundo pública lo que come,

en el que todo el mundo publica lo que come,

la dicha y el color de su toalla,

mantienes una tensión saludable con la privacidad.

Digamos que la das en las dosis

que te da la gana.

Y hablas de lo que te da la gana cuando te da la gana.

No sé cómo has conseguido esa parcela.

Tengo la suerte de tener de tener unos fans,

a quienes les molesta muchísimo

que me haga...

Que vaya más allá

de lo que siempre he dado.

Ejemplo.

Cuando nacieron los dos primeros bebés,

empezaron a correr voces,

y a decirse cosas.

Yo publiqué en Twitter diciendo que había sido papá.

De Diego y Tadeo.

Inmediatamente hubo millares de respuestas

diciendo que no tenía que entrar al trapo.

Que no tenía que dar explicaciones.

Que lo dijera cuando lo tenía que decir.

La mayoría de la gente está tan acostumbrada

a que yo sea discreto,

que fuera de mi trabajo,

que lo público y lo comparto todo,

tenga muy bajo perfil,

es decir, me gusta mantener,

que cuando de alguna manera...

He intentado ser cómplice,

o lo he probado,

he visto que había que hacerlo,

porque se convierte en una dictadura, casi,

ha sentado tan mal,

que he dejado de hacerlo.

En el momento que saco un trabajo,

o que hago algo,

porque coincide que hacemos este trabajo

con los resultados...

Pasamos a la historia,

gracias a la gente, y nadie más.

Entonces, eso,

lo comparto absolutamente todo.

Pero en lo privado,

solo un 2 % tengo un pequeño refugio.

Si quieres hacer de Miguel ser más infeliz del mundo,

robale o quitale ese 2 %.

Antes de eso, me vaya.

A lo mejor es que tus fans,

que son legión,

necesitan un poquito de misterio.

No quieren saber tanto.

Date cuenta de que nosotros

nacemos antes que el Twitter.

Y antes que el Facebook.

Nuestras legiones de fans

saben de nosotros todo

porque lo saben leer entre líneas.

Porque están acostumbrados

a que esa actitud, esa cara,

esa palabra,

una cosa que digamos o callemos,

les cuenta absolutamente todo.

Y tienen nuestras letras.

No lo necesitan.

Los que nazcan ahora,

tendrán que tener necesidad

de un alimento constante.

Porque han nacido en otro mundo,

otro momento.

Entiendo que esto que estás contando

es algo que te escucho últimamente.

Cuando te encuentro en el papel o la televisión.

Una cierta lucha,

tú mismo lo has dicho,

entre Miguel y Bosé.

No sé si esta esquizofrenia desde ahora,

desde que eres padre,

o algo que has tenido en cuenta durante toda mi carrera.

Está Fran, el director.

Estuve haciendo un programa en televisión.

Me pasaron una cosa de una entrevista.

Cuando tenía 20-21 años.

Que decía exactamente lo mismo.

De repente, cada vez,

como se hace más patente,

lo he vuelto a ver.

Poníamos la entrevista de entonces

y no teníamos que hacer esta.

Vamos actualizando.

Yo te envidio mucho.

Muchas personas fantasean contigo sexualmente.

Es lo que a mí me...

(HABLAN A LA VEZ)

Estás tú entre esas personas.

Por supuesto.

Me lo tenías que haber dicho.

Ese ministerio...

Yo también intentó dar misterio,

pero nada.

Hay gente morbosa y enfermos.

Y son una minoría.

Yo tengo mis fans,

no sé dónde están, pero...

(HABLAN A LA VEZ)

Te voy a presentar a alguien.

Que algún día...

Tienes un puntito tú, ¿eh?

¿Cuántos habéis fantaseado con Miguel?

Que levante la mano.

Claro, claro.

Conmigo...

Porque es compañera.

Muy bonito, la fantasía.

Pero en una de las canciones del último disco,

en "Solo",

haces un canto a que...

Solo, no me toques los cojones.

Hace siglos que estoy solo, sí.

Hay un río de lágrimas.

Pero como para que no te molesten, ¿no?

Déjame ya, no me toques los cojones.

Estoy solo, sí.

De verdad...

Pero, Miguel...

Tengo que sacar aquí un trapo sucio.

Un sujetador sucio.

Solo ropa interior sucia.

Cuando grabamos,

en "Papito",

y me dijiste que me lo ibas a recordar...

Y vas a cumplir 50 años,

ibas a hacer ese disco,

y ya no ibas a hacer más.

Ibas a estudiar oceanografía.

Han pasado 10 años,

¿cómo son los planes de vida

para que un éxito como aquel

te cambie las intenciones en ese momento?

La vida me ha dado dos grandes cosas.

Una es una gran memoria.

Y la otra, ¿cuál era?

(Aplausos)

No hagas caso.

Dice lo que siente en el momento.

Seguro que pensabas en retirarte...

La cantidad de veces que soy capaz de mentirme a mí mismo.

Pero no lo hago con los demás,

porque no tengo buena memoria.

(HABLAN A LA VEZ)

Es una mezcla de...

Hay mucho de eso también.

En el fondo dices

que aquel era la culminación de una carga.

que aquel era la culminación de una carrera.

Tienes suerte de compartirla

e invitas a tus grandes amigos.

Pero ya está hecha y se te reconoce.

Vas a disfrutar de la vida...

Das una vuelta en barco,

probablemente dices eso también,

a la siguiente estaba con cuatro hijos, en una gira...

Y ahora empiezas gira de nuevo.

Y tienes que hacer otro,

porque no he cantado yo.

Faltan dúos.

Todo se andará.

Estamos hablando de tu proyección internacional.

Desde el principio de tu carrera.

Ahora tienes una base, un hogar, fuera de España.

¿Cómo se ve España desde fuera?

Llegan muy pocas noticias.

Allí tenemos Antena 3 y Televisión Española.

Lo que pillas esas es lo que ves.

Cada país tiene sus problemas locales.

Aunque a la madre patria se la tienda de forma diferente,

llega poco, pero no me hace falta.

Hace seis meses que estoy fuera.

Voy y vengo constantemente.

Con lo cual,

estoy bastante informado.

No me hace falta saber cómo lo ven.

La madre patria se la ve con mucho cariño,

pero también con mucha preocupación.

Por lo que has hecho,

no sé si tu apuesta,

o vuelvo a utilizar la palabra "Ilusión",

porque has jugado con esta palabra en el disco.

(HABLAN A LA VEZ)

Estoy desilusionado.

Y no entusiasmado.

Pero ¿quién no?

El partido de Radical de Italia,

de los años 70,

en un momento muy brillante,

con muchas esperanzas,

allí pasó a hacer la historia que todo el mundo conoce.

A crear partidos políticos progresistas.

En concreto,

al PSOE, concretamente,

que me costó muchas penas en el trabajo,

y a partir de ese momento,

con todo mi trabajo.

Y todos nuestros impuestos,

hemos visto que el país

ha ido creciendo hasta hacerse...

Yo creo que ejemplar.

En sanidad, educación, etc.

Después de 35 años,

en un año y medio, todo esto...

Que se pierde, de alguna manera,

Que se pierda, de alguna manera,

da mucha rabia,

mucha rabia.

No hay sanidad pública,

¿cómo que no?

Pensiones,

atención a la gente que ha hecho el trabajo en este país,

que ha hecho que estemos aquí,

¿cómo nos vamos a atender?

Tiene que haber...

Servicios públicos para todo el mundo.

Para el que no puede tener lo que tenemos los privilegiados.

Nosotros los que hacemos con nuestros impuestos,

y con lo otro.

Pero no se puede hacerse llamar...

No se puede llamar uno patriota,

y desahuciar a tus compatriotas.

No está bien.

Yo pienso...

(Aplausos)

Si dices qué les deseo...

Que les culmine su Dios.

Pero que mucho nos debe importar, ¿no?

Esto que están haciendo,

son pecados mortales uno tras otro.

Mi Dios no es así.

Es un Dios...

¿Ves un rayo de luz?

¿Podemos cambiar las cosas?

El oso polar era un oso pardo.

Y se quedó aislado.

No sé si tenemos tantos miles de años

para evolucionar.

El hombre lo hace mucho más deprisa.

Yo creo muchísimo

en que todo se adapta,

todo se reconduce,

y no hay otro modo.

Creo mucho en el ciudadano.

Y en que la experiencia del ciudadano, en concreto,

va a rebotar la va a ejercer con su voto.

El que está cabreado...

Tenemos a 40 millones.

39 cabreados.

O 42 y pico, no lo sé.

La última vez que los conté...

42 y pico.

Pero hay mucha fuga de cerebros.

Dejadme que...

Esto va a cambiar.

También es saludable que cambie.

Por lo menos, que se renueve.

Con ese deseo me gustaría poner un punto y seguido.

Este programa de hoy

está dedicado al baile.

Cualquiera que te conozca desde el principio,

adora y admira que hayas sido una persona

que haya tenido la posibilidad

de trabajar con los que has trabajado.

En el baile,

decíamos al principio,

de una forma un poco frívola,

porque no se pagan las hipotecas bailando,

pero si se aliviana un poco el espíritu y el alma.

¿Cual es tu relación con tu cuerpo siendo, como eres,

una persona que lo ha trabajado

desde el punto de vista de un bailarín?

Yo bailé durante 20 años.

Empecé en la escuela...

Con baile clásico.

Con Víctor Ullate y los que están aquí.

En fin,

gente de la que sabéis que hablo.

Clásico, clásico.

Pasé al jazz,

en aquella época se llevaba mucho...

Estamos viendo actuaciones

de televisión.

Muy de tus comienzos.

Ahí detrás está Nacho Duato.

Bailando.

Porque era parte de mi cuerpo de baile.

Cuando empezaste,

una de las cosas que llama la atención,

no era tu música, tus canciones,

sino la relación de las coreografías.

De forma colectiva,

como en estas actuaciones,

sino de forma individual.

Por ejemplo, lo estamos viendo.

El baile, el baile,

yo hice bailé durante 20 años,

lo dejé y dice que nunca más

iba a entrar.

La gente me decía que no...

Que había bailado toda la vida.

El baile era parte de mí.

Ya había entendido lo que era el baile.

Por eso no quiero hacerlo más.

No me veo.

En un futuro.

Se llama evolución.

Como el oso polar.

Exacto.

Pero lo que queda...

Es que,

aunque sea para cruzar el escenario la calle,

aunque sea para cruzar el escenario o la calle,

te das cuenta de lo que han servido 20 años de baile.

Estás apunto de empezar la gira.

Sevilla, Madrid, Barcelona...

Empezaste en México.

¿Cuando vienes a España?

En junio. Valencia.

25 en Madrid, 27 Valencia,

y en adelante.

Aquí estaremos siempre, esperándote.

Ha sido un lujo tenerte.

Oso polar.

(GRITAN A LA VEZ)

(ININTELIGIBLE)

Se capaz

(Música)

(Aplausos)

(Música)

(Aplausos)

Ha sido un privilegio,

para nosotros,

disfrutar de esta danza.

De la compañía de Víctor Ullate.

Ha hecho esta recreación

de esta canción.

Luego volverán con otra canción.

Pero que sea igual de bueno.

Os recordamos que puede seguir votando

el final del programa.

Amigos, seguro que a nuestro siguiente invitado

le estará encantando este final.

Es uno de los actores más carismáticos,

y lo digo con la boca llena de adjetivos,

porque es así.

Y talentosos de nuestro cine.

Tuviste la suerte de compartir

tu primer "Torrente".

No ha parado de trabajar

en proyectos cada vez más importantes

y aumentar su lista de directores de prestigio.

Prestigio dudoso el mío.

Prestigio, al fin y al cabo.

Señoras y señores, con todos ustedes,

el último Sancho Panza.

¡Javier Cámara!

(Aplausos)

(Música)

(CANTAN)

(HABLAN A LA VEZ)

Felisa y José.

Venimos desde La Mancha.

¡Un aplauso!

¿Dónde vamos?

Te tenemos reservado un sitio especial.

Así, al trono.

Tenemos que explicar tu al trono.

Tenemos que explicar tú al trono.

Igual hay alguien que no sabe

que acabas de grabar para RNE,

para esta casa,

una versión de "El Quijote".

En la que eres Sancho Panza.

Como es para la radio, no hay que engordar.

Santiago me hizo adelgazar 16 kilos para "Torrente".

Gracias a él,

hice esta gran carrera.

Vamos a escuchar la grabación.

Esta es una guerra,

y es gran servicio de Dios,

quitar la simiente de la faz de la tierra.

-¿Qué gigantes?

-Aquellos que ves.

-Aquellos no son gigantes.

Sino molinos de viento.

Lo que parecen brazos

son las aspas,

que hacen andar la piedra del molino.

Esto era un extracto.

Esto era un ensayo.

Porque nos pidieron,

hace mucho tiempo,

que hiciéramos una lectura.

Pero no.

No os podéis imaginar

lo que me arrepiento de no haber leído

anteriormente "El Quijote"

de esta forma.

Es divertidísimo.

Pero te lo piden en el colegio, cuando eres muy joven,

y es muy complicado.

Tienes que tener a alguien que te ayude.

Creo que hemos hecho una versión preciosa.

Con José María, con José Luis,

con un montón de actores increíbles.

Concha Velasco, Miguel Rollán,

os doy la lista, y no acabamos.

Ahora ningún niño va a querer leer el Quijote.

Solo van a querer oírlo,

que es más fácil.

Es como un audiolibro de lujo.

Es un resumen de "El Quijote".

Se han hecho 10 horas.

¿Página a página?

Hay personas expertas.

(HABLAN A LA VEZ)

Se han hecho muchas versiones.

Se han hecho versiones para niños,

con el lenguaje actual,

y Francisco Rico,

gran académico de la lengua,

junto con José Luis Gómez,

el narrador,

ha hecho un resumen para que la gente

se enamora el Quijote.

Te voy hacer una pregunta de esas que no se pueden responder.

¿Tú Sancho Panza favorito?

Quitándote a ti mismo, claro.

Mi Sancho Panza favorito es de una película

que no fue película.

Me encantó porque Jorge Calvo

hacía de Sancho Panza.

Menuda mala suerte.

Para un actor como él,

que hayas hecho un Sancho Panza con Terry Gilliam...

Y tenía que rodar "Torrente 2".

Y no pudo hacer la película.

Te lo juro.

Estaba como arrepentido.

Es a lo único que has dicho que no.

Lo alucinante es que cuando empezaron las ideas,

y las desgracias,

se jodieron la espalda...

Me alegraba un poco.

Menudo perro eres.

Soy un miserable.

Estás jugando con ventaja.

No has tenido que engordar,

no se ha tenido que caracterizar,

este señor que hizo adelgazar para "Torrente".

¿Te estás poniendo buenorro?

Estás buenorro.

No te hagas daño, Alaska.

No te hagas daño.

(HABLAN A LA VEZ)

Hay que cuidarse.

Javi es muy disciplinado.

¿Para hacer un papel?

Estás comiendo torrijas...

Te gusta el buen comer.

Haciendo una película en Asturias,

"La torre de Suso",

el director me dijo...

Me dijo que no importaba que no engordar a un poco.

Engorde como ocho kilos en dos semanas.

En Asturias es fácil, ¿no?

Al quitármelos...

Me cuesta.

Esta se rodaba cronológicamente, ¿no?

Me acuerdo que cuando rodamos "Torrente",

que nunca te has hecho pajas mejores

que con las mías.

Eres el mejor para hacerme pajas.

Me vais a perdonar,

pero como la primera paja,

ninguna.

No se repita ya.

No se repite ya.

Kiko, Julián, Gabino...

Lo hacen bien,

pero no es lo mismo.

Yo te juro, que esa escena...

No ha pasado tantas veces.

Yo soy muy disciplinado.

Pero cortábamos por risa.

Te lo juro que sí.

Y me daba la risa.

Y yo no me río.

Es muy serio, ¿eh?

Pero Javier me hacía reír.

Este tío...

No todo fueron risas, ¿eh?

Me acuerdo,

como me hizo adelgazar 16 kilos,

no es como Robert de Niro,

lo hicimos a lo bestia.

Engordarte a lo bestia y yo

adelgacé a lo bestia.

Queríamos un Quijote hay un Sancho.

Como fue mi primer rodaje,

en los rodajes ponen catering.

Comida gratis.

Ponían un montón.

Yo había adelgazado 16 kilos.

Y ya está, ¿no?

Y me lo comí.

Un día Santiago me dijo...

¿Qué me dijiste?

Que estaba más grueso que al principio.

Y él me decía que no.

Y me dijo que no.

Yo pensaba que sí,

y me puse a engordar

para que no se notara.

Somos un compañero.

Estábamos hablando de "Torrente",

que era esa primera película,

que a mí me conste,

la última que has estrenado es...

"Perdiendo el norte".

(HABLAN A LA VEZ)

De Félix Sabroso.

Nuestro guionista.

Es verdad que es la última que ha hecho.

Y es una película maravillosa.

Son dos registros completamente distintos.

Está el Cámara burlón,

el divertido, y al que le gusta sumergirse en algo mucho más...

Pero vino muy tarde eso, ¿eh?

Hay mucha gente que te pregunta cómo lo has hecho.

Que luego decidí hacer drama...

Y algo romántico.

Las películas vienen.

Fue de repente,

te ofrecen cosas.

Yo empecé con Santiago

el mismo día que estrenaba una obra de teatro.

Ese mismo día estaba Santiago.

Y Fernando Colombo.

Entraron el camerino,

hablaron con algunos actores,

y siete años después hicimos la película.

Yo creo que has hecho un esfuerzo

para escoger cosas,

y tener una carrera diferente

a ser cómico y ya está.

Me gustan mucho esas carreras.

Que han hecho estos

actores españoles sin quererlo.

(HABLAN A LA VEZ)

Mira a José Sacristán.

Es el tío más mayor y más independiente y clásico.

Gutiérrez Caba,

o José Luis Gómez.

Ves carreras como la de Alfredo Landa...

Y haces un tipo de comedia muy frívola,

va José Luis Garci,

y la gente flipa.

Hay veces que te apetecería que pedirán esas cosas.

Hay veces que te apetecería que te dieran esas cosas.

No lo sé, ¿eh?

¿Has elegido mucho?

Hubo un momento que pude elegir.

Yo cuando dije que iba a entrevistar

a mi amiga Javier Cámara,

dice que le preguntara porque rechazó

"El laberinto del fauno".

Además, se quedó...

Es una de las cosas que más me arrepiento.

Pero esto no lo sabía nadie.

Me arrepiento muchísimo.

Pero hay una cosa que me alegra mucho, mucho.

Bueno, sí, ya está.

El personaje lo hizo Álex Angulo.

Álex...

Seguro que hace que este programa

sea maravilloso, sonriendo desde el cielo...

Cuando un actor hace un trabajo grande,

vi el trabajo de Álex,

y dije que por qué no había hecho se personaje.

y dije que por qué no había hecho ese

personaje.

Y te das cuenta.

Yo tengo un problema muy gordo.

Es cierto.

Yo no sé leer los guiones.

Guillermo del Toro en ese momento era una maravilla.

Da igual.

Lo que te ofrezca.

Pero me quedé un poco...

Era una fantasía, guerra civil, menuda locura.

Yo no sabía hacer fantasía ni terror.

Hostia, la fantasía...

Pegar gritos en la oscuridad, zombis,

es un cine que no me fascina.

Es una de las cosas que me arrepiento.

Es un coñazo,

me lo siguieran preguntando de aquí a la eternidad.

Y otras cosas de las que has dicho.

Pero no te las puedo decir.

(HABLAN A LA VEZ)

Ponte aquí, ponte aquí.

Estoy sudando...

Lo que me falta...

Eres un actor selectivo, no como yo.

Yo digo que sí a todo.

Te vamos a hacer un pequeño obsequio.

Y queremos que te sientes aquí.

Con nosotros.

Dirige tu mirada al fondo.

Tenemos un regalo especial para ti.

No digo más.

Que empiece.

(Aplausos)

(Música)

Vengo a darte de beber.

La poción que guardo en mi piel.

De actor.

Actor.

Tomo tu respiración.

Con cada palabra

que emite tu vieja voz.

De actor.

Actor.

Tengo hambre y frío.

De tanto proyectar un miedo.

Permanezco en ti,

comienza el sol y desaparezco.

Mis ojos, maquillados,

quedan lejos.

No conozco el dicho.

Luchas cada mañana.

¡Mis ojos!

¡Maquillados!

Te ven más lejos.

Sin que se reconozcan.

Soy tu espejo.

Porque he venido a morir.

Es mi intento.

En mi piel.

Vengo a entregarte mi amor.

Quiero entregarte mi amor.

Debo entregarte mi amor.

Amor.

En mi piel.

De amor.

(Aplausos)

Oh...

Grande, grande.

Menuda barbaridad.

Siéntate con nosotros.

Guapo.

(HABLAN A LA VEZ)

En realidad no tenía calor, pero...

Mira, lo tengo que enseñar.

Esta no es la falda-pantalón de Miguel Bosé.

Esta es la falda y pantalón.

Si me vengo arriba,

mejor no me lo quito.

Eres un lujo doble.

Tenerte esta noche.

Primero, gracias por volver.

Segundo, por traernos esta canción.

Que forma parte de tu espectáculo.

Y por unirla a una canción

como "Héroes".

Gracias por recordarnos a David Bowie.

Siempre lloro con esta canción.

A mí me hace llorar Zapato Veloz.

Estas con "El intérprete"

en la Gran Vía de Madrid.

Y estás a punto de estrenar una película de Julio Medem

Luis Tosar, Penélope Cruz y yo.

(HABLAN A LA VEZ)

Uno no sabe hasta qué punto

puede atreverse a hacer lo que siempre has soñado.

A veces te quedas por el camino.

Tengo que decir que es importante

estar en este programa.

Porque es el mejor programa

de la parrilla de la televisión.

(GRITAN A LA VEZ)

Yo creo, fundamentalmente,

que hoy, en "Alaska y Segura",

es la mejor versión.

Cámara...

Nos hemos quedado a medias.

(HABLAN A LA VEZ)

Asier, que es actor,

y sabe lo que es esto,

ha dicho que no a Hollywood.

Yo no lo entiendo.

He dicho que no a Hollywood.

-Te voy a decir una cosa.

(HABLAN A LA VEZ)

Estoy empezando a moverme.

(HABLAN A LA VEZ)

Y que no da mucho caché, ¿no?

-Hombre, esta bien que no.

A veces te equivocas.

Con lo que antes desvelaba este hombre.

Guillermo te sigue admirando, y es un genio.

Eres nuestro nexo de unión.

Asier, estabas dándonos la pincelada

de lo que va a ser, de lo que es ya,

la nueva película.

¿Cómo es Penélope, productora?

Ahora es actriz y la jefa.

Penélope me ha dejado flipado.

Me ha dado mucha impresión.

Me ha parecido una compañera alucinante,

y con un conocimiento de su trabajo increíble.

Sabe perfectamente los entresijos,

los conoce muy bien,

es muy cauta y muy entregada a la vez.

Ahora entiendo que está donde está.

Además, tiene criterio.

Ha ido 15 veces a ver la película.

Embarazada, a punto de echar el niño...

Le gusta mucho la obra.

Tengo la suerte de tener grandes músicos.

Han estado conmigo aquí...

(Aplausos)

Pero que...

Tengo mucha suerte.

Suena muy bien la obra, estoy bien rodeado.

Al fin y al cabo has sido un poco exhibicionista.

Por que hablas de un niño,

es el punto de partida,

que en su habitación se reconoce a sí mismo.

Como raro, como fuera de lo común.

(HABLAN A LA VEZ)

Nada que ver con Asier.

Es, claramente,

nivel de exhibicionismo muy grande.

Yo tenía que cerrar un círculo de alguna forma.

Se lo debía a mi infancia, mi niño.

Yo me he encerrado en la habitación.

Con mis amigos invisibles.

Me hacía conciertos, escenas,

creo que como casi todos...

No tenía amigos en el colegio.

Era fracaso escolar, muy friki,

lo pasaba muy mal,

y a mí me salvó.

Yo pensaba en hacerlo.

Es algo como cerrado.

Con 40 años cumplo el sueño de ese niño.

Necesitaba contarlo.

Toda esa acción se crea allí.

El público de verdad son mis amigos invisibles.

Allí momento mágico.

Yo no sé si soy el niño,

que no sueña en realidad,

o le doy el regalo a mi niño,

que lo merecía, ¿no?

Es grande mi exhibicionismo.

Tengo un ego inmenso.

Pero todo artista debe tenerlo y saber lo que hacer.

Si no cegarse.

Y no cegarse.

Sino iluminarlo, ¿no?

¿Eras de los niños que se ponía delante del espejo

y creaba personajes?

(HABLAN A LA VEZ)

Tienes una pinta

de hacerte unas interpretaciones solo en tu casa...

-En mi entorno había mucha gente muy graciosa.

En la escuela de arte dramático lo había.

Y gente con mucho talento.

A mí no me cogieron en la escuela.

Me suspendieron.

En tu año abrieron las puertas.

No me cogieron.

Pero no me cogieron.

(HABLAN A LA VEZ)

En un casting, si no te cogen,

no te suspenden.

-A mí no me cogían en ninguno.

Yo no entendía los métodos.

Muchos actores me daba 1000 vueltas.

Pero tiene que ver con las ganas.

Y la necesidad.

-O de repente persiste es más.

-O de repente persistes más

-O de repente persistes más.

O tienes más suertes.

Y me preguntan por mi padrino.

Es un señor que me vio un día.

Si esperas siete años, te vas a tu casa.

¿Dónde te veo?

En la cocina estábamos

24 actores.

Pero brillabas el que más,

para mí.

Porque me quieres.

Creo que hay que aguantar.

Es mucho de aguantar.

Yo creo, que a los que estamos aquí,

nos apasiona lo que hacemos.

En los malos momentos,

poquito más,

volverte al pueblo...

Y te quedas.

No te equivoques.

Estás apostando.

Por ejemplo, por volver,

has apostado, por ejemplo,

por esa película.

De 0 presupuesto y muchas ganas por parte de todo el equipo.

Cuando hiciste "El intérprete",

te pusiste sobre un escenario.

Productor, te involucras del todo.

No estáis esperando.

Sois tíos que tiréis hacia adelante.

Sois tíos que tiráis hacia adelante.

No esperes a que os llamen.

Asier, como productor, cuéntanos.

(HABLAN A LA VEZ)

Llevamos dos años y medio.

Esa es la productora que tengo.

Con unos socios maravillosos.

Yo estaría arruinado,

se fracaso escolar.

No hago multiplicaciones, mírame.

Pero sabes hacer que la obra sea diferente cada día.

Lo que creo que tengo,

y conozco, es el medio.

Conozco el ritual.

Es lo que me sigue interesando.

Creo en la responsabilidad el artista con la sociedad.

Es lo principal, de alguna manera, ¿no?

Divertir.

Lo que está claro es que la historia es un bajón.

Ser productor en este país es imposible.

Sobre todo, dedicándote al teatro.

Sigues igual de arruinado.

Tienes la sensación de que vas bien.

Pienso que es solo el comienzo.

Eso esperamos.

Os deseamos a los dos.

A mí también.

Lo mejor.

(Aplausos)

Nos encanta que hayais estado aquí.

Santiago, tenemos un programa dedicado a la danza.

Hemos estado,

tenemos archivistas e intrépidos,

buceando en los archivos de Televisión Española.

Rafaela Carrá, con su belleza virginal, no sé si era el momento...

Miriam Díaz Aroca, sus primeros pinitos.

(Aplausos)

Qué bonito gorro lleva Miriam.

Qué bonito que delicia.

¿Qué tema vas a bailar?

-"Amor y lujo".

-Adelante, un minuto y medio.

Baila, baila que baila.

Con la sonrisa bien puesta.

Na, na, na...

Rumores, rumores.

-Jurado, puntuación.

31 puntos.

(Aplausos)

Hoy estamos...

¿Cuántos años tienes?

-17.

(Aplausos)

Al inicio del programa una actuación

de la compañía del Víctor Ullate.

Buenas noches, Víctor.

Me resulta obligado hacer así,

la primera pregunta a un profesional como tú.

¿Qué es el baile?

¿Qué representa el movimiento del cuerpo en nuestras vidas?

Para mí, la danza lo es todo, prácticamente.

También, mis hijos y mi familia.

La danza es mi forma de vida,

lo que yo deseo hacer a la hora de levantarme, sin moverme, bailar.

Es algo que te hace sentir tan bien...

Viéndolo y haciéndolo.

Yo he sido tan feliz bailando,

no me importa, ahora soy también feliz enseñando a los demás.

Haciendo bailar a gente maravillosa que está triunfando,

como Tamara Rojo.

Eso es lo mejor para mí.

Y sigo todavía haciendo bailar.

Como la que habéis visto y lo que vais a ver ahora.

Yo bailo fatal.

Estoy seguro de que no.

A lo mejor no le he echado las horas suficientes.

-Bailar, no es necesariomoverse.

Con el cuerpo, me cuesta.

Pero con la mente...

Por cierto, ¿Gene Kelly o Fred Astaire?

Los dos.

La cosa acrobática de Gene Kelly no estaba mal.

Los dos tenían mucho arte.

Mi padre me llevaba a todos los musicales.

Por eso me volví bailarín.

¿No te parece que en este país no se trata a la danza

con el cariño que merece?

La danza es la hermana pobre de las artes.

Uno de mis sueños es dar a conocer la danza.

Y que todo el mundo,

sobre todo todos los españoles,

tuvieron la oportunidad un día de haber danza.

Un día van a un teatro a ver un ballet,

y se enganchan.

Le ha pasado a mucha gente.

La danza te envuelve, te hace sentir, te hace soñar, te elevas.

No ha sido verdad lo que has visto...

Es maravilloso.

Vamos a poner nuestro granito de arena, para enganchar a la gente.

(Aplausos)

(Música)

(Aplausos)

-¡Bravo!

-¡Bravo!

(Música)

El responsable de nuestra masterclass

de hoy ha sabido compaginar literatura y especialidad.

Un sacerdote,

su libro "Biografía del silencio", no ha dejado de venderse.

Hablamos de un ensayo.

Precisamente,

del silencio y de la meditación viene a hablarnos

a "Alaska y Segura".

Recibimos a Pablo D'Ors.

(Aplausos)

No sé si es una contradicción

decir que estoy deseando escucharte hablar del silencio,

y todos también.

Tienes cinco minutos y toda nuestra atención.

Si esta mano tiene una herida,

esta otra va espontáneamente en su ayuda,

y a nadie en su sano juicio se le ocurre decir:

"Mano izquierda,

eres altruista porque has ayudado a la mano derecha".

Las manos pertenecen a un solo cuerpo.

Esto no sucede con el cuerpo social,

debería suceder.

Si ves a tu hijo tirado en la carretera,

vas corriendo a ayudarle.

A nadie se le ocurre decir

que eres un padre o una madre muy generoso y altruista.

Esto dijo, es tu familia, eres tú.

Si encuentras a un desconocido

o tirado en la calle,

y no vas a ayudarle,

no es porque no seas malo, perverso, o poco solidario,

sino porque ignoras que esa persona es tu familia, esa persona eres tú.

Estamos unidos.

No es un problema de maldad, sino de ignorancia.

Estoy convencido de que nuestro problema fundamental

es que no sabemos que estamos divididos, fraccionados.

Estamos fracturados con nosotros mismos.

Queremos una cosa, y la contraria. Fractura o división con las demás,

con el misterio de la vida que los creyentes llamamos Dios.

He descubierto en los últimos años

un camino para caminar hacia la comunidad que buscamos.

Ese camino es la meditación.

No significa otra cosa que viajar a nuestro propio centro.

En la medida en que estamos en nuestro propio centro, estamos bien.

Siempre suelo poner el ejemplo del compás.

Si el compás no tiene la aguja bien pinchada,

los círculos serán desordenados.

Así, nosotros.

Estamos en nuestro centro,

ya nos toque dar una conferencia o hacer una tortilla, lo haremos bien.

Sino estamos en nuestro centro, lo haremos mal.

La meditación tiene dos claves.

Por una parte, la respiración.

Por otra parte,

al menos en la tradición que yo practico, la recitación.

Respirar es un movimiento doble de inspirar y espirar.

Ese movimiento biológico reproduce

el movimiento espiritual por excelencia, el de recibir y dar.

La receptividad y la oblatividad.

Nuestra vida es sensata, armónica,

y vivimos de manera armonizada.

Es importante amar, ayudar,

pero no nos han enseñado que es igualmente importante

dejarse amar y dejarse ayudar.

La meditación es un dejarse ayudar.

Fomenta o cultiva la receptividad.

La recitación no es otra cosa que repetir atenta y amorosamente,

como decía San Juan de la Cruz, una palabra.

Normalmente tenemos la mente llena de palabras,

de confusión y de ideas.

La recitación atenta y amorosa de una palabra de oración, un mantra,

nos va limpiando y va generando una higiene interior.

Recitación y respiración nos conducen hacia el centro

que buscamos en la meditación,

y que es esa una nostalgia de unidad que buscamos.

A este peregrinaje,

a entrar decididamente en este océano,

que es el silencio.

Muchas gracias.

(Aplausos)

(Música)

-Mi muñeco se llama Minene.

Es como los niños de verdad.

Derrama lágrimas, y hace pipí.

Minene es como yo cuando era pequeña.

-Yo de naranja y fresa.

-Yo, de limón.

(Música)

(VOZ EN OFF) Cola Cao, tu fiel amigo.

Es chiquilín una fuente de energía.

Cruje al morder y da energía.

(Música)

(Aplausos)

¡Alto!

He visto llegar a cientos de soldados.

Visten uniformes de alquiler,

crean confusión; tienen un encargo.

Muchos llevan por aquí demasiados años.

Vienen decididos a arrancar

de cada expresión

su significado.

Ahora vete con cuidado,

las ganas de volver

te irán acompañando.

La "próxima vez" ya dura demasiado.

Yo guardo la fe,

tú encuentra el milagro.

¡Lejos!

Van a fumigar

todos estos campos.

Todas las palabras del lugar

se han intoxicado.

¿Quién me echó de vuestro lado?

La tierra que planté

se ha convertido en barro.

Huelen el metal

del aire envenenado.

Yo guardo la fe,

tú encuentra el milagro.

¿Quién quemó nuestro tejado?

La lluvia artificial

nos sigue intoxicando.

Huelen el metal

del aire envenenado.

Yo guardo la fe,

tú encuentra el milagro.

(Aplausos)

Gracias, Vetusta Morla.

Muchas gracias. Hasta aquí ha llegado el programa de hoy.

No importa, nos vemos dentro de siete días.

Nos vayáis, tenemos que hacer lo de los finales.

No os vayáis, chao.

Bailando, me paso el día bailando.

Y los vecinos,

mientras tanto, no paran de molestar.

Bebiendo, me paso el día bebiendo.

La coctelera agitando,

llena de soda y vermut.

Tengo los huesos desencajados,

el fémur tengo muy dislocado.

Tengo el cuerpo muy mal.

Pero una gran vida social.

Bailo todo el día,

con o sin compañía.

Muevo la pierna,

muevo el pie,

muevo la cadera siempre que tengo ocasión.

(Música)

(VOZ EN OFF) Damas y caballeros,

ha llegado el momento que estaban esperando.

"Alaska y Segura" presenta

su concurso de tuits.

(Aplausos)

-Una afortunada pareja se llevará este precioso trofeo

que sujetan Pepino y Crawford.

¿Quiénes son nuestros primeros concursantes?

Aquí. Quiero bailar.

No, no.

Da la casualidad que mi marido

ha dicho que me saques a hacer lo que quiera. Quiero ganar ese trofeo.

Lúcete.

Un aplauso.

Muy bien.

Veamos lo que saben hacer.

(Música rock)

(Gritos)

  • Danzad malditos

Alaska y Segura - Danzad malditos

18 may 2015

El cantante Miguel Bosé, que actualmente se encuentra inmerso en los preparativos de su próxima gira 'Amo Tour’, conversa con Alaska y Segura sobre sus proyectos tanto personales como profesionales.

Después hablan con uno de los actores del momento: Javier Cámara, que recientemente ha prestado su voz para 'El Quijote del siglo XXI’, de RNE, la nueva adaptación radiofónica de la histórica obra de Miguel de Cervantes, en la que interpreta a Sancho Panza.

El actor y cantante Asier Etxeandía tiene una sorpresa reservada para los espectadores, además de regalar alguno de los temas de su espectáculo 'El intérprete’. Por su parte, la reconocida banda madrileña Vetusta Morla interpreta en directo su canción 'Alto’, uno de los tracks incluidos en su último disco, 'La deriva’.

La 'Masterclass' de esta semana corre a cargo del sacerdote Pablo d’Ors. Bajo el título 'Biografía del silencio’, habla sobre los beneficios de la meditación a la que él define como un “fascinante proceso de muerte y renacimiento”.

Por último, el programa entrevista a Víctor Ullate, una estrella internacional de la danza, y cuenta con la actuación de su compañía, fundada hace 25 años, Victor Ullate Ballet-Comunidad de Madrid.

ver más sobre "Alaska y Segura - Danzad malditos" ver menos sobre "Alaska y Segura - Danzad malditos"
Programas completos (13)
Clips

Los últimos 124 programas de Alaska y Segura

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios