www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4893358
Para todos los públicos Al filo de lo imposible - GREIM, la esperanza verde - ver ahora
Transcripción completa

(Sintonía "Al filo del imposible")

(Teléfono)

GREIM Huesca.

(Sirena activada)

El mapa indica que estamos cerca ya.

(HOMBRE) El Servicio de Montaña es la respuesta

a una necesidad del ciudadano.

Los montañeros españoles que salen fuera

ven que en Francia, en los Alpes y en el Pirineo

hay un servicio de rescate eficaz, funcional

y lo que intentan es que en España se dé la misma situación,

incluso que además,

que el control en la frontera se dulcifique

para que, en los pasos fronterizos del Pirineo,

los montañeros puedan entrar y salir

con una cierta soltura, ¿no?

El... presidente de la Federación Española de Montaña entonces,

Félix Méndez,

se empeña a través de un oficial de la Guardia Civil,

Laclaustra,

en sacar adelante esta idea

y consigue que la Guardia Civil

desarrolle unas unidades específicas de montaña

y eso empieza a suceder a finales de los 60.

Chencho Carbonell y Francois

mantienen esos grupos de socorro funcionando

con una población española

cada vez más adicta a la montaña.

El resultado son las señales de montaña

que se crean tanto en Granada como en Pirineo

como en la cordillera Cantábrica.

A primeros de los 80,

aparece la figura de José Fernando Abós

que realiza una reorganización de las Unidades de Montaña

con un nuevo despliegue,

con un poco más de plantilla,

crea un centro de formación propio

y diseña además un curso

adaptado a las necesidades

que tenían las Unidades de Montaña de la Guardia Civil.

Se incorporan los helicópteros al despliegue de la Guardia Civil

y su intervención en montaña es prácticamente inmediata,

porque se percibe el helicóptero

como el elemento ideal,

la plataforma ideal

para operar, para trasladarse

o incluso para realizar prácticamente la clave del rescate.

Laurentino Ceña,

con su valor y su pericia,

pues desarrolla las técnicas de vuelo en montaña

y mejora sensiblemente

las capacidades de los rescates de montaña.

De unos poquitos que subían a Monte Perdido

en el año 63,

cuando se... crea el refugio de Góriz

a... a 50 000 personas.

La presencia de españoles en el Parque de Ordesa

se multiplica.

El barranquismo como deporte se pone de moda...

y la actividad de montaña

se vuelve un recurso económico importante

para la Comunidad Autónoma de Aragón y para España en general.

En los 90, José Fernando Abós, entonces ya general,

con la colaboración de un buen amigo suyo,

José Ramón Morandeira,

un doctor catedrático

en la Facultad de Medicina de Zaragoza,

se empeña en que saquemos adelante un socorro con médico.

Para un socorrista, atender a alguien politraumatizado

en un ambiente tan hostil como puede ser la montaña

con las condiciones de suciedad,

de frío, de agua,

inmovilizarle, meterle en la camilla,

la urgencia de marchar porque te puedes encontrar

que se te echa encima la noche,

pues esos condicionantes hacían muy duro el atender a alguien, ¿no?

Y después, pues garantizar

que va a salir en las mejores condiciones.

El resultado, pues es un curso

que nos proporciona

la posibilidad de atender al accidentado

en el lugar en el que se produce el accidente y lo antes posible.

A mediados de los 90,

decidimos que teníamos que ser capaces de...

utilizar las técnicas de progresión en espeleología para el socorro

y de realizar rescates en cavidades.

El ambiente es extraordinariamente hostil,

la ausencia de luz, la presencia de agua,

barro, el frío,

las dificultades de movimiento,

incluso las dificultades para mover a un herido,

pues nos hicieron desarrollar

técnicas que luego son directamente aplicables al socorro de montaña.

El reto en su día de hacer un rescate en una cavidad

quizás sea la condición más exigente

en la que se puede ver un especialista.

Yo creo que hoy en día es un reto

que podemos asumir con comodidad.

En la actualidad,

el Servicio de Montaña está constituido

por 26 unidades,

estas unidades es lo que comúnmente se conoce como los GREIM,

que son los Grupos de Rescate e Intervención en Montaña

y están desplegadas por todo el territorio nacional.

Eh...

Nuestra distribución se basa

en los principales macizos montañosos

y en torno a estas 26 unidades,

podemos decir que hay más de 250 especialistas.

El rescate en montaña difiere un poco

a lo largo de todo el territorio nacional

en función de la comunidad autónoma en la que nos encontramos.

Sí qué es cierto

que la Guardia Civil tiene despliegue nacional

y, de hecho, así lo demuestra el soporte de la candidatura tipo A

que este año presenta la Guardia Civil

en la Conferencia Internacional de Socorro Alpino,

pero convivimos junto con otros cuerpos de socorro,

ya sean Bomberos, Mossos d'Esquadra, con la Ertzaintza,

etcétera, etcétera.

Habitualmente, en aquellas ocasiones

en las que coincidimos en operaciones de socorro,

trabajamos conjuntamente

y, bueno, pues todo depende un poco

de las competencias que haya querido desarrollar

cada una de las comunidades autónomas

en materia de protección civil.

"La colaboración de los grupos de rescate de la Guardia Civil

también ha ido en ocasiones más allá de nuestras fronteras

para resolver situaciones por desgracia trágicas".

"Un año clave fue 2015,

cuando cuatro miembros de la Unidad Especial de Montaña

se trasladaron a Marruecos

para recuperar los cuerpos de dos montañeros españoles".

"Ese mismo año,

12 especialistas procedentes de diferentes grupos de rescate

viajaron hasta Nepal

para acometer una intervención de menor complejidad técnica,

pero de mayor envergadura".

"Debían enfrentarse

a las consecuencias del gran terremoto

que se produjo en abril con un objetivo doble,

buscar a siete montañeros españoles desaparecidos

y participar en la ayuda humanitaria urgente

que precisaba el valle de Langtang".

"Un valle completamente arrasado

por una avalancha de hielo, tierra y rocas

provocada por este seísmo

que ocasionó 9000 muertes".

(PEDRO) A nivel internacional,

la Guardia Civil mantiene relaciones habituales

con los que han sido nuestros mentores

en el rescate de montaña

que es la Gendarmería Nacional Francesa,

la cual, como nos gusta decir a nosotros,

en su día fueron nuestros padres

y ahora son nuestros hermanos,

no en vano, la Escuela de Montaña de la Guardia Civil

se halla ahora mismo en un proceso de hermanamiento

con la Escuela de Montaña de la Gendarmería Nacional Francesa

en Chamonix.

Por otra parte, se mantienen relaciones estrechas y habituales

con otros grupos como por ejemplo la Policía Alpina Austriaca,

con los Carabinieri y la Guardia de Finanza en Italia,

con la Guardia Nacional Republicana en Portugal,

la Gendarmería Real de Marruecos,

la Gendarmería marroquí,

trabajamos también en ocasiones con los Carabineros de Chile,

que ahora mismo están realizando un curso con nosotros,

trabajamos también con el Ejército del Líbano,

también tenemos relaciones con la Gendarmería

y con la Policía Federal mexicana, por ejemplo,

y, bueno, pues todos ellos pasan por nuestro centro

o bien para realizar algún tipo de formación

o bien para realizar

experiencias conjuntas con el grupo docente

y, de esa manera, poder todos avanzar en el sistema de socorro.

-A nivel europeo,

estamos muy bien considerados por todos nuestros compañeros,

tanto de Francia, de Italia,

de Suiza y de otros países también del este,

con los cuales mantenemos una cordial relación,

ellos vienen aquí, nosotros vamos ahí también...

-(ACENTO ÁRABE) Estoy aquí por un curso de socorro en montaña

de la Guardia Civil en Candanchú.

Quiero agradecer a la Guardia Civil

por la hospitalidad y la profesionalidad

que nos brinda.

Estoy seguro de que después de tres meses,

regresaré a Líbano con una experiencia muy grande.

-(ACENTO CHILENO) Me encuentro realizando

el curso de socorro en montaña de la Guardia Civil,

una gran iniciativa

que busca la hermandad

entre las policías de Chile y la Guardia Civil

con la finalidad de compartir conocimientos

referentes a lo que es socorro en montaña.

-(ACENTO CHILENO) Estoy acá, en España,

haciendo un curso básico de socorro en montaña.

Estoy muy agradecido

de la invitación que nos brinda a nosotros

para poder especializarnos en esta área

y no me quepa duda que una vez terminado este curso,

que dura tres meses, lo voy a poder llevar a Chile

y poder enseñar a mis alumnos

toda esta enseñanza que nos brindan ellos.

-(ACENTO ÁRABE) Estoy aquí

para hacer un curso básico de la montaña,

de rescatar en montaña.

Hemos visto muchas cosas

como de técnicas del barranco,

técnicas del helicóptero,

hemos trabajado con los instructores,

estoy muy contento

de trabajar con la Guardia Civil.

También quiero agradecer a la Guardia Civil

por la hospitalidad

y todas las informaciones que nos dio

durante tres meses aquí, en España.

-Lo primero de todo, somos guardias civiles.

A partir de ahí, tenemos la especialidad de Montaña.

Hay gente que antes de entrar en la Guardia Civil

era muy montañera

y siempre ha tenido la vocación

de entrar en los grupos de rescate,

pero, en cambio, hay otros que no tenían ninguna vocación,

han entrado en la Guardia Civil y han conocido la especialidad

y han descubierto su vocación.

-Para formar a un especialista en montaña,

primeramente hacemos unas pruebas de selección.

Estas pruebas de selección son bastante específicas

sobre la materia.

Les tenemos que enseñar a llegar al herido.

Para llegar al herido, tienes que llegar

o andando, si se puede ir andando,

escalando si es una pared de roca,

si es en barranco, pues por agua,

si es en una cueva, en una sima...

Entonces, todo eso lo tenemos que enseñar,

todas las técnicas de moverse por estos terrenos

y en el invierno igual.

Con crampones, esquís y nieve.

Una vez que se mueven en ese terreno con soltura,

les enseñamos autosocorro, o sea, cómo salir ellos mismos de un apuro

y después ya nos vamos al socorro, o sea, a socorrer a la persona.

Una vez que hemos llegado ya, hemos sabido llegar a la víctima,

tenemos que saber solventar y sacar a una persona del apuro

y eso en todas las materias.

(Música ambiental)

(Trinos)

Estuve un tiempo, unos cuatro años, de guardia rural

en un puesto de Burgos

y, a partir de ahí,

quise pertenecer a la Guardia Civil de Montaña.

Conseguí entrar y fui destinado al grupo de Cangas de Onís,

en Asturias,

donde estuve 10 años de socorrista,

realicé casi..., creo recordar que fueron como 200 rescates

y luego, al cabo del tiempo,

me entró la curiosidad por ver cómo trabajaban

en el Centro de Enseñanza de la Escuela.

Hice un curso de instructor,

salió una vacante en nuestro centro de enseñanza, en el CAEM,

y me vine aquí, a Candanchú, como instructor de montaña.

-Comenzamos el curso con una duración de nueve meses.

Lo dividimos en fases:

la montaña estival y la montaña invernal.

El curso lo hacemos en nuestra zona,

aquí, en el Pirineo aragonés.

Usamos las paredes de Riglos,

usamos todas las vías y escuelas que tenemos en los alrededores.

Movimiento en montaña,

que es como nos movemos en montaña tanto andando como escalando,

barrancos, cuevas...

Y ahora, en el invierno, todo el tema relacionado

con el esquí, escalada en hielo

y piolet y crampones.

(Música ambiental)

Trabajamos con helicóptero todo lo relativo

a introducir camillas,

tanto con grúa como con apoyos parciales.

Trabajar con helicóptero ya impone.

El ruido del helicóptero,

el olor a queroseno, el estrés que provoca...

Entonces, el alumno,

verdaderamente, ya se cree socorrista.

Una vez que hemos formado a la gente

en todas estas materias que he dicho,

empezamos ya con los supuestos de socorro,

porque se supone que ya están preparados para...

solventar cualquier problema.

Los alumnos están de retén, como si estuviesen en una unidad

de socorro

y les llamamos dos o tres veces al día,

mañana, tarde y noche,

presentándoles problemas:

desaparecidos, gente colgada en una pared,

en barrancos, simas...

Y ellos tienen que salir en grupos a solventar el accidente.

Me agarro al puño para equilibrarme.

Pero ahora lo que voy a hacer es tirar del pie.

Para eso, no puedo tirar... Aquí no puedo hacer fuerza.

Este pie lo tengo que meter aquí.

Tiro un poco de brazo, pero, simplemente, que sea,

más que nada, equilibrio.

-Las vacantes del curso se han reducido un poco...

porque las unidades están prácticamente repletas

y hacen falta menos especialistas.

Con lo cual, todavía es mejor...

porque la enseñanza se personaliza mucho más.

Hay un ratio, más o menos, de un instructor por cada dos alumnos.

Los compañeros que entran aquí

son gente muy fuerte, muy bien preparada físicamente.

Unos entran porque les ha gustado la montaña de siempre...

y han visto en la Guardia Civil

una... una realización

de su... de su vocación de montañeros.

Y, sin embargo, otros no. Otros han sido guardias civiles,

y, una vez que han entrado aquí, han visto la especialidad,

cómo se trabaja, cómo es el día a día

con tu compañero, con tu grupo...

Y han decidido entrar aquí a ser parte

de... de los especialistas en montaña.

-Últimamente, nos dedicamos más

a las maniobras y prácticas de socorro

que a lo que es el moverse por montaña,

porque ya se supone que saben esquiar,

saben moverse por cuerdas fijas,

saben escalar...

Y lo que hacemos nosotros

es hacer las marchas de montaña

y empezar con los primeros socorros.

-El perfil del accidentado es de todo tipo.

Estamos en una zona hostil, que es la montaña,

y cualquiera que practique la montaña,

por muy experimentada que sea y muchas precauciones que tome,

nunca está exenta de sufrir un accidente.

Los tipos de accidentes, dependiendo de la zona de España,

son de un tipo o de otro.

Siempre priman los de senderismo porque es lo que más se realiza,

pero en la zona de la sierra de Guara predominan...

los rescates de barrancos,

en la zona del Aneto, los rescates en alta montaña.

en la zona de Ordesa, el senderismo.

Cuando recibimos un aviso de un accidente,

tenemos que intentar obtener toda la información posible

de dónde ha sido, cómo ha sido,

las condiciones meteorológicas del lugar...

Y, a partir de ahí, tomamos la decisión

de cómo vamos a afrontar el rescate.

Ya sea un rescate con helicóptero,

ya sea por tierra, con vehículo...

Depende mucho de si es de día o de noche.

De noche, el helicóptero nunca vuela,

entonces, vamos a pie, pero, de una forma o de otra,

siempre... siempre acudimos.

Siempre que podemos ir en helicóptero,

lo intentamos hacer así porque es mucho más rápido

y el accidentado puede ser atendido médicamente más rápido.

-La Unidad de Día de Huesca

está más centrada en el tema del rescate de montaña.

Es una unidad independiente de los grupos de rescate de montaña.

De hecho, ellos...

realizan numerosos rescates sin el empleo del helicóptero,

porque son rescates nocturnos o en malas condiciones meteorológicas.

Es verdad que constituye un apoyo fundamental

para los rescates en montaña,

puesto que el helicóptero les da a los Greim

una rapidez y una movilidad que, lógicamente,

moviéndose por sus medios en montaña no tendrían.

Pero no solo hacemos rescates en montaña,

sino que también colaboramos y apoyamos

con cualquier unidad de la Guardia Civil que lo solicite.

En concreto, la Unidad de Día de Huesca

trabaja en toda la Comunidad Autónoma de Aragón

y trabajamos con la Policía Judicial,

con Seguridad Ciudadana, con el Seprona

o cualquiera que pueda requerirnos

en las provincias de Zaragoza, Huesca y Teruel.

"El helicóptero y los especialistas que lo acompañan

son habitualmente la parte visible del rescate,

la que suele aparecer en los medios

cuando las noticias dan cuenta de alguna intervención".

"Pero, detrás de los grupos de rescate de la Guardia Civil,

hay otras áreas sin las que ellos, los coloquialmente llamados Greim,

no tendrían su gran nivel

ni tampoco ese respeto y agradecimiento

que les declara el montañismo".

"Detrás de los Greim, está el CAEM,

el Centro de Adiestramientos Específicos en Montaña,

donde realizan la formación".

"También la Unidad Especial de Montaña,

desde donde se asesora, se investiga en técnicas y materiales

y, en caso necesario,

se apoya a los grupos sobre el terreno".

"Sin olvidar al equipo de competición

ni al grupo alpino expedicionario,

porque todo suma cuando hay que llegar a ser

todoterrenos, útiles de día y de noche,

hábiles en una sima, en una montaña o en un barranco,

fuertes en verano o en invierno

y capaces con o sin helicóptero".

-El helicóptero ha empezado a funcionar

muy bien en el rescate de montaña...

de unos años a esta parte.

Pero el tiempo que yo estuve en Cangas de Onís

los rescates con helicóptero eran mínimos.

Entonces, se tenía que realizar todo con camilla,

a base de muchas horas, de andar por montaña,

de sacar a los heridos

y los fallecidos en montaña.

Pero, bueno, esto ya...

Todo ha ido cambiando a mejor.

Ahora, tenemos ya disposición de helicópteros

en diferentes áreas de España...

y se trabaja mucho mejor.

"Hoy día, con el helicóptero,

los Greim realizan aproximadamente la mitad de los rescates,

que, sin dejar de crecer, ya se acercan al millar cada año".

Hay que bajar la camilla.

-¿Tengo que bajarla? -No, perdona.

"En total, desde los años 80,

desde que se tienen estadísticas,

han llevado a cabo cerca de 20 000 intervenciones

con unos 32 000 rescatados".

"En esta historia en la que sobresalen los éxitos

y la mejora continua,

también han pagado un doloroso coste

con siete miembros de los especialistas de montaña

y cuatro del servicio aéreo fallecidos".

-Llevo aquí muchos años.

Soy el guardia más antiguo de la especialidad,

el que más años lleva en activo.

Estamos grabando en Riglos

porque aquí hacemos muchas actividades.

Y ahora me viene a la mente un recuerdo...

Trabajamos un compañero y yo con el programa "Al filo de lo imposible",

que ya lo conocíamos, como todos los aficionados a la montaña.

Nos propusieron trabajar

en un programa que se hizo aquí, en Riglos,

que se llamaba "El dulce abismo".

-"La veteranía de Higinio y Patxi como profesores de la Escuela

de Montaña de la Guardia Civil es decisiva a la hora de animarnos".

-Donde trabajamos con todos los componentes

de "Al filo de lo imposible".

Y estábamos recordando mi compañero Patxi y yo hace un rato...

que pasamos unos días muy agradables

y trabajamos mucho porque hubo que montar...

muchas cuerdas, mucha tirolina y demás,

pero trabajamos en muy grata compañía

con todo el equipo de "Al filo de lo imposible".

-"Tender y afianzar una tirolina sobre el precipicio

de más de 300 metros de anchura que separa el Mallo Firé del Pisón

requiere un considerable esfuerzo".

"Higinio se desliza hacia la nada abismal entre los Mallos".

"300 metros de aire le separan del suelo".

"Cada centímetro le hunde más en la pesadilla".

"En este vacío entre los mallos,

contamos únicamente con una cuerda que, desde abajo,

llega a difuminarse provocando la escalofriante sensación

de estar colgado de la nada".

Las opiniones que de nosotros se puedan tener

son, generalmente, siempre positivas, ¿no?

O es así como nosotros entendemos que muchas veces se nos percibe

y es lo que recibimos.

Pero esto no es más que un fiel reflejo

de lo que es la Guardia Civil y es su condición de Benemérita.

Todos los compañeros que forman parte de este instituto armado

su misión es proteger al ciudadano.

Es que estamos para ello.

Sí que es cierto que el ambiente de la montaña

se presta mucho más

a recibir ese... ese reconocimiento por parte de la sociedad.

No en vano, somos también montañeros muchos de nosotros.

Muchos nos hemos visto en serias dificultades en la montaña.

Y, cuando acudimos al rescate, es cierto que nos vemos reflejados

en aquellas personas a las que intentamos auxiliar.

Y, por supuesto, después, son muchas las muestras de afecto

que se reciben después de un duro servicio, ¿no?

(Sirena)

"Cuando los rescatadores reciben la llamada,

es el momento de la verdad".

"Es el momento de ayudar a alguien a quien no conocen

y que les necesita".

"No, el rescate no es momento

para juicios ni prejuicios".

"Es el tiempo de actuar".

"Después del rescate, será tiempo de reflexionar,

no solo sobre la propia intervención

con el fin de mejorarla en lo posible".

"También para conocer las causas de lo ocurrido

y aportar conocimiento".

"Gracias, sobre todo y, a menudo, únicamente,

al Servicio de Montaña de la Guardia Civil,

se cuenta con una base estadística desde los años 80".

"Gracias a ellos, sabemos, por ejemplo,

que la mayor parte de los rescates que realizan

se deben a la falta del nivel adecuado

para la actividad que emprenden los rescatados".

-El reto hoy en día es la excelencia.

Esa es la línea que creo que tenemos que seguir.

Esa es la línea que a mí me han marcado

desde las instancias que nos dirigen...

y en eso estamos.

Los guardias civiles que quieren venir a la especialidad de montaña

ya son montañeros, ya tienen experiencia.

Y lo que les estamos dando son unas capacidades mayores.

Con lo cual, el curso de montaña para ser especialista

tiene unos requisitos de acceso importantes,

perfectamente incardinables en el sistema...

general de enseñanza.

Tenemos que ser capaces de realizar nuestras misiones...

en cualquier momento y en cualquier lugar.

Sea de día, sea de noche,

haga buen tiempo, haga mal tiempo,

con helicóptero si es posible

o a lomo de esos especialistas

que, además de ser capaces de subir,

deben ser capaces de marchar con el herido

hasta que llega un medio sanitario en condiciones.

"Esa excelencia ya está bien lograda".

"Mientras preparábamos este programa,

la Comisión Internacional de Socorro Alpino

admitió entre sus exclusivos miembros tipo A

al Servicio de Montaña de la Guardia Civil".

"Mejor, imposible".

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • GREIM, la esperanza verde

Al filo de lo imposible - GREIM, la esperanza verde

15 dic 2018

El aumento de las actividades al aire libre durante la década de 1960 trajo consigo la necesidad de rescatar a personas accidentadas o extraviadas, por esa razón en 1967 se crean las Unidades de Esquiadores-Escaladores de la Guardia Civil para encargarse de llevar a cabo esa tarea.
En 1981 se reorganiza el Servicio de Montaña creándose los actuales Grupos de Rescate Especial de Intervención en Montaña (GREIM). Es en esa década de los 80 cuando en algunas zonas de los Pirineos una nueva actividad se abre paso: el descenso de barrancos, que requirió la correspondiente evolución de los especialistas en montaña. Ya en la década de los 90 su actividad se extendió a cavidades subterráneas interviniendo en rescates de espeleólogos y espeleobuceadores.
Debido a la dificultad orográfica de las zonas de actuación, las acciones de rescate se realizan frecuentemente en colaboración con el Servicio Aéreo de la Guardia Civil.
El equipo de Al filo comparte con ellos algunas de las situaciones a las que se suelen enfrentar. Con este capítulo queremos mostrar a la sociedad el espíritu de servicio a la comunidad que muestran los miembros de ese cuerpo.

ver más sobre "Al filo de lo imposible - GREIM, la esperanza verde" ver menos sobre "Al filo de lo imposible - GREIM, la esperanza verde"
Programas completos (159)
Clips

Los últimos 251 programas de Al filo de lo imposible

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios