Dirigido por: Antonio Perezgrueso

Este espacio emite documentales sobre alpinismo, escalada y otros deportes de riesgo al aire libre. El equipo del programa ha logrado hazañas destacables, como filmar en el prohibido reino himalayo de Mustang y en Bhután.

‘Al filo de lo imposible’ es una serie documental en la que predomina la emoción, los deportes de aventuras y el riesgo. Está dirigido por Antonio Perezgrueso, y cuenta con realización de Manuel Rojo, producción de Esteban Vélez y Fátima Ramas, y los cámaras Fernando Martín y Luis Miguel Pavón.

La web del programa amplía información sobre cada aventura, con reflexiones de los miembros del equipo que las han vivido. También incluye fotografías de las expediciones y permite volver a ver todos los programas de esta y otras temporadas.

3431599 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
Para todos los públicos Al filo de lo imposible - Apnoia. Sin respiración - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

En el vientre materno todos pasamos 9 meses en un estado líquido

similar al agua del mar.

Y como mamíferos que somos, quizá nuestra mente lo relaciona

y nos recuerda a ese estado de tranquilidad absoluta.

El agua es el principio de todo.

(MIGUEL) El lugar donde venimos y, posiblemente, donde acabaremos.

Es el lugar donde consigo volver a los orígenes.

al descubrimiento de mí mismo.

Un lugar para evadirme, para flotar,

para sentirme sostenido, mecido por el agua.

(Música)

(RESPIRA RÁPIDAMENTE)

(MIGUEL) La apnea es la conexión entre el cuerpo y la mente.

No solo se trata de aguantar la respiración

ni bajar a grandes profundidades siguiendo un cabo.

Se trata de sentirse acuático.

Inducimos a nuestro cuerpo y a nuestra mente

a estar en un estado de tranquilidad absoluta,

y el mar es el escenario perfecto para lograr esa relajación.

(MIGUEL) A veces, cuando estamos en el agua,

no nos paramos a percibir sensaciones como la fluidez del agua en las manos

la temperatura del agua, cómo nos movemos, cortando el agua.

La gente, tras un día de playa, vuelven a casa muy cansados

porque luchan con el agua en vez de dejarse llevar.

Siempre que luchas con un elemento más fuerte que tú,

sino lo aceptas, pierdes.

Lo mejor es siempre aceptar que el mar es más fuerte que yo.

y tengo que someterme y pedir permiso para entrar.

El mar te acepta y da la posibilidad

de tener estas sensaciones tan primarias y originales.

(Música)

En el agua me siento conectado conmigo mismo,

de una manera diferente a la que me siento en tierra.

No sé si es mejor o peor.

Es verdad que las sensaciones posiblemente sean más puras,

porque no tengo factores externos que me distorsionan esa realidad.

Soy yo, el agua...

...y ese momento, ese segundo, y no hay nada más.

La apnea es una disciplina deportiva

en la que la base o el principio,

sería aguantar la respiración durante el mayor tiempo posible.

la mayor distancia o la mayor profundidad posible

con una sola respiración.

Mediante la respiración inducimos la relajación,

para que tanto nuestra mente como nuestro cuerpo estén relajados.

Que el consumo de nuestros músculos sea menor,

pero también a nivel mental tiene que haber relajación

para consumir lo menos posible, para estar concentrado,

para visualizar el ejercicio técnico que tenemos delante.

Yo creo que esa fusión entre la respiración,

para inducir a la relajación tanto física como mental,

es la base de este deporte.

La palabra "apnea" aparece en mi vida hace...

Hace relativamente poco, hace quizá 10 o 12 años.

Siempre he estado relacionado con el mar,

siempre he hecho pesca, fotografía, siempre aguantando la respiración.

Pero ni siquiera era consciente de que existía la apnea deportiva.

De aguantar la respiración, de bajar lo más profundo posible,

de aguantar el mayor tiempo posible.

Y descubrí que había un mundo detrás

de gente con la misma pasión que yo.

Aunque yo no sabía que eso fuera un deporte en sí.

Empecé sin ninguna necesidad de competir.

Para mí no era importante.

El hecho de conocer a otras personas que tenían la misma pasión que yo

y las mismas inquietudes,

decidí entrar en competición para interactuar con esa gente.

Y bueno, pues hasta el día de hoy.

(Música)

La ingravidez de estar en este medio

hace que nos liberemos de presiones y nos dé un poco de libertad.

El agua, para mí, es un...

Es un momento intenso de conocimiento personal.

Es donde se puede aprender mucho. Es la fuente de vida.

Es un espacio increíble,

de maravillas.

El mar, el elemento del agua,

para mí es muy acogedor,

me siento, de alguna manera, protegido.

Es un mundo muy secreto. Hay como una espiritualidad.

Cuando estamos abajo y miramos la luz azul,

hay algo que es difícil de explicar.

Da una paz interior, no hay gravedad.

(Música)

Cuando estoy en el agua,

en ningún momento pienso que algo me puede ocurrir.

Me siento cómodo, estoy tranquilo.

La apnea es un estilo de vida.

No solo el hecho de practicarla y de entrenarla,

sino cómo nos relacionamos con el medio.

A mis amigos, a mi entorno, les gusta la apnea.

Entrenamos juntos, viajamos, conocemos mares,

gente de otros lugares del mundo.

(MIGUEL) Siempre lo he tenido dentro de mi vida de alguna manera.

Siempre he tenido fascinación por los mamíferos acuáticos.

Por las ballenas, los delfines, las focas...

Yo quería ver alguna ballena.

Estando haciendo apnea con un compañero apneísta

nos pasó al lado una ballena.

Yo creo que cualquiera que haya visto a su lado una ballena,

un animal tan grande, lo reconoces casi como de tu propia especie.

Eso me decidió a la apnea como vehículo

para poder interactuar con los mamíferos acuáticos.

Está muy bien estar rodeado de otros seres humanos,

pero es básico también

formar un ecosistema equilibrado y sano con otros animales.

(Música)

(Ruido tráfico)

(MIGUEL) Yo trabajaba en una consultora.

Un trabajo en el que no estaba 100 % motivado.

A veces, con la rutina de los días,

me despertaba con esa sensación que le pasará a todo el mundo,

de esperar que el día acabe cuanto antes, que las horas pasen,

que la semana pase cuanto antes para que llegue el viernes

y poder disfrutar de mi tiempo.

Llegué a la conclusión que debería buscar un trabajo

en el que yo tuviera pasión y vocación por ello.

(Música)

Si vemos a un niño recién nacido, incluso a casi cualquier animal,

y lo vemos respirar,

respira de una manera diferente a la nuestra cuando hemos crecido.

Vamos adquiriendo malos hábitos de respiración.

A raíz de eso se nota quién ha hecho apnea,

o yoga, que también utiliza este tipo de respiración.

Es una respiración un poco más completa.

La respiración nos pone en el día a día, en el momento.

Entonces, nos olvidamos un poco del resto.

Yo creo que la base es estar en el momento,

y si respiramos de forma incorrecta es un poco difícil de conseguir,

porque la oxigenación también es diferente.

La connotación de "aguantar la respiración" es negativa.

Hay mucha gente que lo entiende como una lucha para aguantarla,

y contraerse, apretar los músculos y aguantar lo máximo posible.

En nuestro caso es todo lo contrario.

Respiramos para inducir a la relajación,

para bajar nuestro ritmo cardíaco,

y flotamos en el agua para soltar los músculos,

para no sentir la gravedad. Es un juego mental, al final.

Es tratar de evadirse,

de no estar tan en el día a día, en el presente,

y dejarnos llevar por un viaje en el tiempo de nuestra mente.

Aguantar la respiración puede llegar a ser placentero.

De hecho es muy placentero.

El problema que tenemos a nivel de divulgación

es la connotación negativa que tiene el hecho de aguantar la respiración.

Se asocia a lucha, a pelea, a sufrimiento, a algo antinatural.

Todo lo contrario.

En realidad es todo más natural de lo que creemos.

(Música)

Bienvenidos al curso de apnea de primer nivel.

Como veréis, durante estos días estaremos juntos,

y veréis que la apnea deportiva es un deporte para todo el mundo.

Trabajaremos la base de la apnea deportiva para ganar confianza.

Trabajaremos la respiración, la relajación, la técnica,

la fisiología, el rescate, la seguridad.

Esos son los puntos básicos para poder mejorar nuestra confianza.

(MIGUEL) Me motiva el poder ir a colegios a dar alguna charla,

hacer conferencias, enseñar los beneficios terapéuticos.

Y soltamos el aire, no debéis forzar la salida.

Venga, tiramos.

Poco a poco. Más, más. Muy bien.

(MIGUEL) Muchas veces enseñamos a la gente a hacer apnea

y su objetivo no es mejorar a nivel técnico la profundidad,

sino aprender a respirar correctamente,

a inducir a la relajación, a evadirse, a sentirse ingrávido,

a superar los miedos, a romper barreras,

a ganar confianza, seguridad en uno mismo.

La apnea es algo tan primario que, aunque la gente no lo crea,

la apnea, aguantar la respiración, es más natural de lo que creemos.

Quizá deberíamos aguantar más la respiración

para ser más conscientes de ella.

Porque cuando perdemos algo realmente lo valoramos.

(Música)

El reflejo de inmersión es una serie de adaptaciones fisiológicas

que todos los mamíferos tenemos.

(MIGUEL) En nuestro caso, que somos mamíferos terrestres,

estas adaptaciones son más flojas y más débiles,

por el tiempo que nos hemos pasado fuera del agua.

Las adaptaciones fisiológicas que tenemos

son básicamente para conservar la vida

y para tratar de sobrevivir a una situación de riesgo.

Pero nosotros, en la apnea, lo utilizamos para mejorar,

para ir más profundo, para aguantar más tiempo.

Tenemos unos receptores bajo los ojos,

dentro de las fosas nasales, en los párpados.

Cuando ponemos la cara en el agua

esos reflejos se despiertan,

de forma instantánea,

y hacen que nuestro ritmo cardíaco baje.

(Música)

(ALFREDO) Los deportistas de élite rompen los libros de fisiología.

En el caso de Miguel, en la apnea,

rompe muchos límites fisiológicamente predeterminados.

Yo siempre lo digo,

Miguel sufre un descenso de la frecuencia cardíaca

mayor que cualquier cardiópata.

Y sufre unos incrementos de presión arterial

mayores que cualquier hipertenso.

Y las tasas de daño pulmonar que puede soportar,

pocos enfermos pulmonares consiguen llegar a ese nivel.

La apnea requiere estresar al máximo la respuesta del cuerpo humano

para preservar la vida.

(Música)

(MIGUEL) La apnea, como deporte,

en el caso de la profundidad, es descender siguiendo un cabo

generalmente incluso con los ojos cerrados.

Lo importante no es lo que ves, sino cómo te mueves,

cómo realizas ejercicios técnicos de compensación de los oídos.

Cómo te relajas, cómo eres de hidrodinámico.

Entonces estás más concentrado en ti mismo,

estás poniendo todos tus sentidos en tratar de estar relajado,

y de poder ejercitar esos movimientos de forma eficiente.

El descenso con un nivel técnico elevado,

lo divido en fases para ir de fase en fase.

Es más difícil pensar en bajar 120 metros

porque se te hace muy largo y muy complejo.

Entonces, divido el descenso en fases.

La primera fase, de relajación. Luego de descenso de movimiento.

Hay que aletear con más fuerza porque hay flotabilidad positiva.

Luego la reducción del movimiento

porque empieza a haber más flotabilidad negativa.

Una vez empiezo la caída libre,

me concentro en la compensación, en la relajación,

y me dejo llevar por la caída de mi propio cuerpo

y la flotabilidad negativa más fuerte.

Cómo aumenta también la velocidad del descenso.

Divido esas fases en el descenso, y lo mismo en el ascenso.

(ALFREDO) Básicamente, el apneísta requiere, en superficie,

almacenar mucha cantidad de oxígeno.

Tanto en pulmón, como en sangre, como en bazo.

Lo que hace es tener una gran capacidad pulmonar,

inspirar muchísimo

para alcanzar unos dos litros más que una persona de su tamaño.

En incluso suelen hacer carpas, tragar aire a presión,

van hinchando a bocanadas el pulmón, inflando más,

buscando una gran cantidad de oxigenación.

Cuando consiguen eso después de relajarse mucho

luego comienzan la inmersión,

y aquí empiezan los sistemas fisiológicos de nuestro organismo

que hacen que seamos muy bien diseñados.

Cuando sigue el descenso el cerebro busca sacrificar todo lo accesorio,

y concentrar toda la sangre en los puntos vitales,

que son el abdomen, corazón, pulmones, y el cerebro.

Entonces redirige toda la sangre hacia ese tronco

e incluso cierra las arterias de brazos y piernas

y concentra la sangre en el tronco, por dos razones fundamentales.

La primera es poder oxigenar los órganos vitales.

La segunda es más interesante.

Al ser incomprensible la sangre,

cuando el agua comprime nuestros pulmones

los alveolos tratan de comprimir los capilares,

y la manera de protegerlos es encharcándolos.

Cuanta más sangre hay en los tejidos, más soporta la presión.

Y la presión abajo es muy alta.

La presión es enorme y las arterias están cerradas.

Con lo cual, no es capaz de vencer esa resistencia.

Las pulsaciones bajan, más o menos, a unas 12 o 15 pulsaciones.

15 pulsaciones son incompatibles con la vida.

Realmente no es capaz de bombear sangre al cerebro

lo suficiente para mantenerlo vivo.

Lo que ocurre es que, conforme bajas, y sube el CO2, que es hipercapnia,

el cerebro ya se da cuenta de que estamos almacenando mucho CO2,

el exceso es tóxico,

de manera que, aunque el buceador no quiera,

el cerebro emite órdenes al diafragma,

que es un músculo debajo del pulmón, para que haga contracciones

y trate de ventilar.

Esas contracciones abajo, a 100 metros,

cuando los pulmones de Miguel son muy pequeñitos,

esas contracciones le van dañando el pulmón.

Pero esas contracciones, que son sacudidas involuntarias

ordenadas por el cerebro aunque el apneísta no quiera,

pero lo hace por preservar la vida,

se hacen salvadoras por bombear sangre al cerebro.

Con 15 latidos por minuto corazón y pulmones están comprimidos,

es imposible que lata bien.

El diafragma hace una contracción,

baja, libera espacio, precarga el corazón,

y al subir golpea.

Esas contracciones que ordena de forma involuntaria el cerebro

tratando de evacuar CO2,

aunque Miguel bloquea la glotis y lo impide.

Aunque dañe el pulmón, son salvadoras

en el sentido en que bombean sangre al cerebro

y lo mantienen vivo a pesar de tener 15 o 20 pulsaciones por minuto.

Se encuentra que tiene que subir

gastando mucho más para subir que para bajar,

porque al bajar, cae a plomo.

Y se encuentra otro hándicap.

Las contracciones le siguen golpeando, dañando el pulmón.

Sobre todo abajo, cuando el pulmón está muy comprimido.

Hemos medido la capacidad de Miguel. Son 10 litros más 12 con esas carpas.

Calculamos que se reduce a menos de un litro el volumen pulmonar.

Imaginaos un tejido pulmonar con muchos alveolos

muy cerrado, comprimido, y encima siendo golpeado.

Miguel va a seguir subiendo.

Llega a los 60 metros, ya empieza a tener claridad.

Entorno a los 40 ya se encuentra con los apneístas de seguridad

que le van acompañando.

Pero los últimos 20 metros son críticos.

El pulmón es estanco, tiene moléculas de aire a presión,

que difunden con la sangre la misma concentración de moléculas,

y ambas están muy bajitas según suben porque eran cuatro moléculas.

En los últimos metros el pulmón se expande mucho,

de manera que las moléculas del pulmón se expanden,

pierden presión.

Hay menos presión dentro del pulmón que en la propia sangre.

El oxígeno hace una cosa inversa, irá hacia menos presión.

Y el oxígeno en sangre cae a niveles críticos.

Entonces el cerebro reacciona, literalmente a la desesperada.

Desconecta cualquier cosa que sea accesoria.

Y eso es, menos corazón y pulmones, todo lo demás.

Entra en un estado como de coma, desconecta literalmente.

Si recordáis la película "Matrix", es algo parecido, es instantáneo.

El cerebro no es capaz de entender que está debajo del agua.

Detecta una muy baja presión de oxígeno.

Ocurre en los 10 o 15 últimos metros, el síncope de aguas poco profundas.

Una muestra de seguridad...

La seguridad de la apnea,

no es que yo tenga que bajar con él hasta abajo.

Si no yo me convertiría también en un apneísta.

Lo que hacemos es acompañarlo en los últimos metros del ascenso,

que es cuando se producen los cambios de presión más fuertes

y nos influye más en el cuerpo.

En esos momentos nosotros tenemos que acompañar al apneísta.

(SANTIAGO) El riesgo en la apnea es perder el conocimiento,

pero siempre, en nuestro caso,

la pérdida de conocimiento ocurre los últimos 10 metros en el ascenso.

Es el síncope de aguas poco profundas.

Eso pasa por un descenso brusco de la presión,

nuestra presión parcial de oxígeno en sangre cae bruscamente.

Podríamos perder el conocimiento los últimos metros

porque nuestros niveles de oxigeno son ya muy bajos.

Es la zona de riesgo, pero también de seguridad.

Es en los últimos metros donde siempre tenemos

apneístas de seguridad que nos acompañan,

y en el caso de que perdiéramos el conocimiento,

pues podrían sacarnos,

y despertándonos sacándonos la máscara o las pinzas

los receptores que nos indican que estamos bajo el agua

nos indican que estamos fuera del agua

y nos despertamos de forma automática.

En la apnea de competición,

cuanto más profundo vamos los riesgos pueden aumentar.

Empecé a hacer descensos de 40 y 50 metros de profundidad,

en los inicios, y me mantuve bastante tiempo en esa profundidad

para conocerme bien.

Qué es lo que pasaba, por qué me daba la vuelta,

cuáles eran los miedos que tenía antes del descenso, en la bajada...

Llegó a un punto en que conocí mucho de mí mismo en esos descensos

y pude empezar a bajar a ciertas profundidades.

70, 80 metros. Ahí empecé a batir los primeros récords de España,

a competir a nivel internacional, en competiciones nacionales.

Una vez estuve viviendo en Tenerife,

y estuve compitiendo para la federación,

en los campeonatos nacionales, hice varios récords.

Quedé campeón de España algunos años.

Desde entonces decidí competir de forma internacional,

viajar y estar con los mejores apneístas del mundo.

La mayoría son amigos y compañeros.

De las tres disciplinas de profundidad autopropulsada,

primero descendí hasta los 100 metros aleteando,

siendo la quinceava persona del mundo en descender 100 metros a pulmón.

Luego perdí un poco de motivación por esta disciplina

y decidí que tenía que cambiar a otra para recuperar las ganas.

Pude descender hasta los 117,

que era la disciplina de descenso tirando del cabo, sin aleta.

Esta disciplina es menos física.

Requiere menos trabajo físico

porque no tienes que aletear sino tirar de los brazos,

y el consumo es menor. Pero requiere una apnea más larga.

Como te autopropulsas más lento,

de buceo a 120 metros de 4 minutos y medio aproximadamente.

Era una conexión con la vida.

Como en otros deportes, trabajamos con seguridad,

estamos unidos al cabo de profundidad,

y eso nos hace sentir que tenemos un cordón umbilical a la superficie,

y que tenemos un equipo detrás.

Aunque descienda uno, es un deporte de equipo.

Necesitas saber que están ahí para poder realizar el ejercicio

o el reto que tienes ante ti.

Sería imposible si no hubiera gente detrás tuyo.

Con Miguel hago de apneísta de seguridad porque...

Te tiene que elegir tu equipo.

Empiezas a conocer cuáles son sus formas de hacer las cosas

sin que haya comunicación prácticamente.

Simplemente viendo el movimiento que hace bajo el agua

o cómo es su expresión facial, ya sabemos en qué situación está.

Si tenemos que estar más alerta o no.

(Música)

En mi caso, he descendido 122 metros,

y mi primer síncope fue bajando 122 metros.

Aunque pueda parecer negativo, es algo positivo.

Antes de consumir todo el oxígeno

el cerebro nos apaga para mantener la vida de los órganos vitales.

Personalmente he tenido dos síncopes de aguas poco profundas.

Son síncopes relacionados con la presión.

Como desciendes de forma brusca los últimos metros,

pasamos de 10 metros, que hay 2 atmósferas de presión,

a cero metros, que hay una atmósfera,

la presión parcial del oxígeno en sangre cae a la mitad.

Si ya estás cerca de la hipoxia

y bajas por debajo de un porcentaje, puedes perder el conocimiento.

Es algo más brusco, más rápido, que ocurre casi sin darte cuenta.

(Música)

Generalmente despiertas y no recuerdas perder el conocimiento

o no eres consciente de cuándo lo has perdido.

(Música)

Yo recomendaría la práctica de la apnea a todo el mundo.

Nosotros hemos tenido alumnos con 75 años.

Hay gente que sigue practicando a cualquier edad,

no creo que haya una limitación por edad ni condición.

La apnea es un deporte muy seguro, con unos protocolos muy definidos,

en los que los accidentes son prácticamente nulos.

En apnea de competición autopropulsada,

en la que descendemos y ascendemos con nuestra fuerza,

ha habido un accidente de una persona en los últimos 50 años.

A nivel personal,

te diría que la apnea me ha ayudado a muchos niveles.

Primero, conocimiento de mí mismo.

No solo a nivel psicológico, sino a nivel físico.

Conocimiento de mi cuerpo, y el llevarlo al límite,

en situaciones diferentes.

A nivel de confianza,

cuando hacemos cosas que no nos creíamos capaces de hacer,

ganamos en confianza, en seguridad en nosotros mismos.

En concentración.

La capacidad de concentración en la apnea ha de ser muy elevada.

Tienes que ser capaz de concentrarte en una sola cosa.

En el descenso profundo tienes que estar muy concentrado

en compensar los oídos, en estar relajado, en no tensar,

en ser fluido, tratar de consumir los menos posible.

Todo el resto no existe.

(Exhalación)

A nivel mental, las barreras son los miedos,

las inseguridades que nos produce el aguantar la respiración

y bajar a la máxima profundidad con una sola bocanada de aire.

Estamos diseñados para sobrevivir,

para salir de una situación de riesgo.

Nuestra mente trata de que salgamos de esa situación,

y con el entrenamiento y la progresión lenta,

tratamos de avanzar de forma progresiva

y adaptarnos psicológicamente a esa situación.

Normalmente los miedos y las inseguridades

vienen antes de la bajada, cuando estás respirando para bajar.

Tu mente te dirá cualquier cosa para que te vayas a tu casa

y estés en una zona de confort y tranquilo.

"Cuando llegues abajo te quedarás enganchado a una red de pescadores".

"Abajo, en la oscuridad absoluta, no voy a encontrar el cabo

que me une a la vida, a la superficie".

Cualquier cosa que nos podamos imaginar,

nuestra mente la va a reproducir para tratar de salir de ahí,

y de no enfrentarse al reto.

No nos dejamos llevar por la parte emocional,

racionalizamos la situación, sabemos que hemos entrenado

y que somos capaces de enfrentarnos a eso,

y también somos capaces de darnos la vuelta si no es el día.

Pero no tengo una percepción de poner en peligro mi vida

cada vez que practico apnea.

Si tuviera esa sensación cada vez que practico apnea

no lo practicaría.

Me gusta la apnea, pero me gusta la vida.

(Música)

Al filo de lo imposible - Apnoia. Sin respiración

28:03 02 ene 2016

Miguel Lozano es uno de los mejores y más brillantes deportistas de nuestro país con la tercera mejor marca mundial de la historia. Se ha sumergido en las playas de medio mundo para entrenar y competir al lado de los más consagrados nombres de la apnea.

Miguel Lozano es uno de los mejores y más brillantes deportistas de nuestro país con la tercera mejor marca mundial de la historia. Se ha sumergido en las playas de medio mundo para entrenar y competir al lado de los más consagrados nombres de la apnea.

ver más sobre "Al filo de lo imposible - Apnoia. Sin respiración" ver menos sobre "Al filo de lo imposible - Apnoia. Sin respiración"

Los últimos 251 documentales de Al filo de lo imposible

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Monográfico: Ríos

    Monográfico: Ríos

    29:42 29 dic 2018

    29:42 29 dic 2018 El interés por los ríos nos llegó de la mano de Antxon Arza, cuando en uno de los primeros rodajes de la serie, al que asistió por cosas del azar, nos contó que se dedicaba a bajar ríos de aguas bravas en kayak. La pasión que mostraba describiendo la actividad nos animó a probar y muy pronto nos embarcamos en un proyecto que contemplaba descensos por varios ríos del Pirineo. Aquella experiencia sirvió para descubrir que Al filo de lo imposible podía plantearse el descenso de otros ríos, dentro o fuera de la Península Ibérica. Así que dimos el salto a Chile atraídos por la información que disponíamos de uno de los más bravos del país: El Bío Bío. Más tarde llegó el Indo en Pakistán, el Zambeze en Zimbabue y otros que hicieron aumentar el currículo del que damos cuenta en este capítulo.

  • Monográfico: Desiertos

    Monográfico: Desiertos

    28:32 22 dic 2018

    28:32 22 dic 2018 En este capítulo hacemos un repaso de las expediciones que el equipo del programa ha llevado a cabo en los más de treinta años de historia. Desiertos como el Sahara, el Taklamakán, o el Líbico son lugares de la tierra donde la presencia humana escasea, en alguno de ellos solo la actividad turística se asoma a las puertas. En nuestro caso quisimos ir más allá, sentíamos curiosidad por descubrir que era lo que atraía a exploradores del siglo XIX y principios del XX, hombres como Sven Heden que exploró el Taklamakán o Ladslo Almasy, uno de los últimos exploradores románticos del XX a quien los beduinos del Sahara llamaban “Padre de las arenas” escribió, "Amo la infinita extensión de temblorosos espejismos, las cadenas de dunas como rígidas olas del mar. Y amo la simple vida de un campamento primitivo en el frío gélido, a la luz de las estrellas de la noche y en las calurosas tormentas de arena". Asumimos el calor asfixiante, las largas jornadas caminando y nos adentramos en esos desiertos donde dejamos que el espacio nos asombrara, para aceptar la lección de humildad que nos ofrecieron sus paisajes descarnados y brutales.

  • GREIM, la esperanza verde

    GREIM, la esperanza verde

    27:18 15 dic 2018

    27:18 15 dic 2018 El aumento de las actividades al aire libre durante la década de 1960 trajo consigo la necesidad de rescatar a personas accidentadas o extraviadas, por esa razón en 1967 se crean las Unidades de Esquiadores-Escaladores de la Guardia Civil para encargarse de llevar a cabo esa tarea. En 1981 se reorganiza el Servicio de Montaña creándose los actuales Grupos de Rescate Especial de Intervención en Montaña (GREIM). Es en esa década de los 80 cuando en algunas zonas de los Pirineos una nueva actividad se abre paso: el descenso de barrancos, que requirió la correspondiente evolución de los especialistas en montaña. Ya en la década de los 90 su actividad se extendió a cavidades subterráneas interviniendo en rescates de espeleólogos y espeleobuceadores. Debido a la dificultad orográfica de las zonas de actuación, las acciones de rescate se realizan frecuentemente en colaboración con el Servicio Aéreo de la Guardia Civil. El equipo de Al filo comparte con ellos algunas de las situaciones a las que se suelen enfrentar. Con este capítulo queremos mostrar a la sociedad el espíritu de servicio a la comunidad que muestran los miembros de ese cuerpo.

  • 27:37 08 dic 2018 El ingenio humano ha recorrido un largo camino desde aquel troglodita aficionado a la pesca que se montó sobre un tronco y, con una rama, se impulsó hacia el centro de una masa de agua. Hoy ese ingenio y el avance tecnológico en el diseño de embarcaciones nos permiten una innovadora forma de disfrutar.

  • Ver con las manos

    Ver con las manos

    32:34 01 dic 2018

    32:34 01 dic 2018 Javier Aguilar tiene un grado de ceguera que solo le permite distinguir entre luz y oscuridad, después de participar en los juegos paralímpicos de Sidney en la disciplina de natación, decide abandonar ese deporte y dedicarse a subir montañas. Las primeras ascensiones las realiza en compañía de amigos por las proximidades de Lorca, su lugar de nacimiento. Tras varios años de dedicación empezó a sentir la necesidad de ir un poco más allá y se planteó iniciarse en la escalada, cosa que hizo de la mano de su amigo Damián. Poco a poco se dio cuenta de que esa actividad le atraía lo suficiente como para dedicarse a ella plenamente. Hoy Javier es uno de nuestros mejores representantes en las competiciones de paraescalada que se celebran tanto a nivel nacional como internacional.

  • Los caminos del vacío

    Los caminos del vacío

    27:19 24 nov 2018

    27:19 24 nov 2018 La llamada de los grandes espacios, de las paredes que desafían la gravedad, del vacío... constituye un elemento del que muchos no pueden sustraerse. Julio Verne puso en boca de uno de sus personajes el irresistible atractivo de un vacío que se apoderaba de todo su ser de manera incontrolable. Escribió que nada tenía más fuerza que él; que nada embriagaba más que el abismo. Acurrucado a los pies de inmensas torres de pudinga que en esta región se denominan mallos, se sitúa el bello pueblecito de Riglos. Un lugar marcado por formidables caminos verticales. Ana y Cecilia son dos personas que, junto a David, están atrapadas por esos caminos. Hoy se dan cita aquí para recorrerlos.

  • 27:45 30 dic 2017 Para llegar donde nace el Dudh Kosi, cuyo nombre significa "el río de leche" y describe el color lechoso que cogen las morrenas de la cascada de hielo del Khumbu, hay que remontar un camino que serpentea por las colinas y la lluviosa selva nepalí hasta las mismas pendientes de hielo del glaciar.

  • El silencio blanco

    El silencio blanco

    27:31 23 dic 2017

    27:31 23 dic 2017 La Iditarod es la carrera de trineos tirados por perros más bella y dura de cuantas se celebran en el mundo. Una verdadera aventura en Alaska, donde hombres y perros se enfrentan al Gran Norte a lo largo de 1.800 kilómetros. 'Al filo' viaja hasta esas tierras fronterizas con el Ártico para vivir esta experiencia y recorrer ese territorio como lo hicieron sus primeros exploradores. El equipo busca rendir homenaje a Félix Rodríguez de la Fuente. Murió aquí en 1980 en un accidente de aviación mientras rodaba la Iditarod junto a dos compañeros de TVE Teodoro Roa y Alberto Mariano Huéscar. Pep Parés es el fundador y organizador de Pirena, la mejor carrera de trineos de perros de Europa, que se celebra anualmente en los Pirineos. Él ha sugerido a Juan Alcina como el hombre idóneo para conocer desde dentro esta verdadera aventura. Por primera vez desde el inicio de la Iditarod en 1973, un español afronta el reto de recorrer con sus perros más de 1.800 kilómetros en el corazón salvaje de Alaska. A partir de Unalakleet, la ruta discurre sobre el mar helado paralela a la costa que baña el mar de Bering. Juan es consciente de que la parte más dura de la Iditarod le aguarda ahí. El equipo abandona este ligar para acercarse hasta donde sufrieron el accidente Félix y sus compañeros. Será la primera etapa de una travesía para rendir homenaje a Félix. Un íntimo viaje de descubrimiento del reino del Silencio Blanco y de lo que supone recorrer estas inmensidades heladas como lo hicieron los primeros hombres que se adentraron en ellas.

  • La última gran carrera

    La última gran carrera

    27:16 16 dic 2017

    27:16 16 dic 2017 La Iditarod es la carrera de trineos tirados por perros más bella y dura de cuantas se celebran en el mundo. Una verdadera aventura en Alaska, donde hombres y perros se enfrentan al Gran Norte a lo largo de 1.800 kilómetros.

  • En las orillas del cielo

    En las orillas del cielo

    27:06 09 dic 2017

    27:06 09 dic 2017 La Mancha ofrece vientos favorables, una extensa planicie sin grandes obstáculos para que el globo despegue y aterrice sin problemas. Además, en su cielo está la zona aeronáutica denominada 'Delta 98' con poco tráfico aéreo civil, que facilita los vuelos. Laureano Casado y el militar Cielo Pérez Cremades, de la Escuadrilla de Zapadores Paracaidistas del Ejército del Aire, intentarán batir el record de España de salto en paracaídas desde alta cota. A la vez se quiere superar el salto en parapente desde un globo que unos años antes realizó Laureano. El objetivo es ascender por encima de los 10.000 metros de altitud.

  • Tierra

    Tierra

    28:36 02 dic 2017

    28:36 02 dic 2017 Edmund Hillary, Tenzing Norgay o los antárticos Roald Amundsen, Robert Falcon Scott y Ernerst Sackleton, son entre otros, los héroes que recorrieron aquellos confines remotos de la Tierra, de gran altitud o inquietud. Se suma Robert Peary que alegó ser la primera persona en llegar al Polo Norte. Everest, Polo Sur y Polo Norte -un trío conocido como los Tres Polos de la Tierra- fue el primer gran reto de 'Al filo de lo imposible'. Como amantes de los grandes espacios de la Tierra, al equipo le atrajo la posibilidad de llegar más alto o recorrer un itinerario más largo por los desiertos helados. El programa buscaba dar un paso más allá y experimentar este viaje a los polos opuestos. Sabían que el Everest, como también el Ártico y la Antártida, apenas apuntaban entonces un proceso de transformación que, por distintos motivos, hoy se ha convertido en un serio peligro de destrucción. En el Everest, el equipo de 'Al filo…' pudo vivir una montaña sin la masificación actual que arrasa con el significado original que tuvo para los héroes. La experiencia adquirida en la expedición al Hielo Patagónico Sur supuso un incentivo que sirvió para acelerar el deseo de alcanzar los Tres Polos, una sucesión de pasos lógicos que se concibió en alianza con el Grupo Militar de Alta Montaña y algunos de los alpinistas más comprometidos y capaces. El Annapurna, fue la primera cumbre que unió a Juanito Oiarzabal con 'Al filo'. A partir de entonces se sucedieron las expediciones conjuntas, la unión de fuerzas tuvo dos objetivos: Juanito quiso dar una segunda vuelta a sus ochomiles, y a la vez se sumaba a la consecución de los catorce de Edurne Pasaban.

  • 27:14 25 nov 2017 Lo que convierte a Groenlandia en un lugar excepcional para la aventura son sus numerosas montañas. Accesibles desde sus fiordos, presentan paredes cuya verticalidad asusta.

  • Agua

    Agua

    27:46 18 nov 2017

    27:46 18 nov 2017 Con este capítulo monográfico que tiene como nexo común nuestras vivencias en el medio acuático, queremos compartir con nuestros espectadores, algunos de los mejores momentos vividos en las diferentes aventuras que nutren nuestra extensa biografía.

  • El sueño de volar

    El sueño de volar

    29:31 11 nov 2017

    29:31 11 nov 2017 Capítulo dedicado al medio aéreo, centrado en la fusión de tres especialidades de vuelo: velero, ala delta y parapente con tres personas conocedoras de cada una de ellas que aportarán su visión profesional: Alfredo Martín, Blay Olmos y José Isidro 'Josito'. Alfredo Martín, parapentista de alto nivel y piloto de velero, aporta la visión del velero pero también la del romanticismo del vuelo libre, expuestas a través de su amplia experiencia en parapente donde ha realizado hasta 348 kilómetros de distancia. Blay Olmos es piloto de ala delta, reconocido a nivel mundial, y recordman español de ala delta y parapente. Este protagonista proporciona el prisma del competidor que busca las marcas; una visión deportiva encarnada por un piloto de la nueva generación con la energía de la juventud. La polivalencia con diferentes disciplinas del parapente (monoplaza, biplaza) la representa José Isidro 'Josito', alpinista y parapentista de distancia y montaña. La participación de Marga Sanz parapentista y David Gutiérrez paracaidista especialista en salto B.A.S.E hace de este capítulo un referente para los amantes del vuelo.

  • Al Filo aire

    Al Filo aire

    28:16 04 nov 2017

    28:16 04 nov 2017 Con este capítulo monográfico que tiene como nexo común nuestras vivencias en el aire, queremos compartir con nuestros espectadores, algunos de los mejores momentos vividos en las diferentes aventuras aéreas que nutren nuestra extensa biografía.

  • 27:56 28 oct 2017 Albert Guardia, Iván Germán y Urko Carmona sufrieron la amputación de una pierna como consecuencia de diferentes accidentes de tráfico, los tres practicaban la escalada. En este capítulo cuentan cómo la práctica de ese deporte les ha ayudado a superar la pérdida de ese miembro.

  • 27:07 21 oct 2017 Albert Guardia, Iván Germán y Urko Carmona sufrieron la amputación de una pierna como consecuencia de diferentes accidentes de tráfico, los tres practicaban la escalada antes de los accidentes. En este capítulo cuentan cómo la práctica de ese deporte les ha ayudado a superar la pérdida . Tras varios meses de recuperación, cada uno de ellos y en diferentes momentos, sienten la necesidad de retomar una actividad que realizaban antes del suceso. En esta primera parte cuentan cómo la práctica de la escalada deportiva les ha ayudado a superar la pérdida de ese miembro.

  • 27:09 05 feb 2017 Pamir, significa en persa " techo del mundo" y en realidad es la unión de las cordilleras del Tian Shan, Karakorum, Kunlun e Indu Kush, situadas al oeste del Himalaya. Cuatro montañeros, Pepe, Emilio, Antonio y Benito, viajan desde la población murciana de Caravaca de la Cruz con el objetivo de conquistar uno de los picos más emblemáticos del nudo del Pamir: el Pico Lenin.

  • 27:33 22 ene 2017 Desde los inicios de la serie, los Pirineos han sido uno de los lugares favoritos del equipo para la práctica de diferentes disciplinas con un denominador común: La aventura. Sobre volar el macizo a bordo del globo Al filo 1 pilotado por Laureano Casado. Descender el río Ara en Kayak. Disfrutar con un trepidante descenso en bicicleta, estas son algunas de las actividades que el equipo afronta en este capítulo.

  • 28:52 15 ene 2017 Axier Muniain, un consumado surfista de Zarautz se adentra en el mundo de las olas gigantes. En este viaje a la búsqueda de la ola perfecta, descubrimos que hay lugares a lo largo de la costa cantábrica donde es posible encontrar olas de más de 10 metros, con las que sólo se atreven algunos especialistas. La aventura continúa en la costa portuguesa donde encontramos la ola más grande surfeada hasta el momento.

Mostrando 1 de 13 Ver más