www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
1201794
No recomendado para menores de 12 años Águila Roja - T3 - Capítulo 36 - Ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por Teletexto-iRTVE.

-¿Cómo han cogido al pirata Richard Blake?

¡Vamos!

-Quiero un castigo ejemplar cuyo eco...

...traspase nuestras fronteras.

-Que sea expuesto para que todo el mundo sepa quien mató...

...la pirata Richard Blake.

El comisario se enteró de que su esposa no era...

...tan pura como imaginaba.

-¿Martín?

-¡Ah!

-¿Dónde tenéis el dinero? -No me haga daño, por favor.

-¡Ah! -¡Socorro!

-Catalina, necesito mi... -Nuño...

-¿Usted ha sido pirata?

-Tenemos que hacer el anuncio oficial del compromiso.

En uno de mis viajes mi barco naufragó, alguien me rescató.

Era Richard Blake.

-Necesitamos protección.

Estoy segura de que su novio se siente muy afortunado, señora.

-¿Vamos a un sitio más tranquilo?

-Señora, Nuño ya no es un niño.

-¡Ay, el mono!

-Nos podrían haber matado.

Lo sé. -Pero tú nuca está ahí...

...cuando te necesitamos, igual que con madre.

Lo que necesita Nuño ahora es alguien que lo aconseje.

Ah... un padre.

Y allí, en ese mismo viaje conocí a una mujer.

Se llamaba Mariana.

-¿Te han dicho algo?

¿Algo de qué?

¿Qué me tienen que decir?

-Que tiene novia.

¡Mi padre tiene novia!

Padre...

Nuño, cuenta conmigo para lo que necesites.

Para todo lo que necesites.

-¿Y madre qué?

Te has olvidado de ella. ¡Te has olvidado!

No me he olvidado de madre. ¡Alonso!

-¿Quieres tocarlas?

Son para ti.

Apártate de mi hijo.

-¡Murillo! -Que no pasa nada...

¿Dónde vas cada noche?

¿Cómo se llama?

(LLORA) -Cris...

¿Qué ha pasado?

-Su hijo me ha atacado.

-Yo soy Alonso, Alonso de Montalvo.

Tengo que hacer por él lo que él hizo por mí.

-Exijo la inminente ejecución de su hijo por la afrenta hecha...

...a mi persona.

Tengo que salvarle la vida.

¡Mariana!

-Mira, este anillo te dará la fortuna.

-Ofrezco la fortuna de Richard Blake a cambio de su vida.

¿Dónde lo tienes?

Dile que lo voy a encontrar.

-Cumple con tu cometido, Blake.

-Volveré.

-¿Esto es para mí?

(GRITA) -¡Comisario, soltadme! ¡Yo no he hecho nada, lo juro!

¡Abridme la puerta!

¡Yo no he violado a esa chica!

¡Madre, yo no hice nada, por favor!

Golpes. ¡Madre!

¡Madre, yo no hice nada, por favor!

Golpes. ¡Madre!

¡Madre!

Golpes. ¡Madre!

Qué se le dice a un hijo...

...cuando sabes que lo van a matar.

Golpes. -¡Madre!

¡Madre!

-Comisario, ¿podríamos hablar?

Habla.

-El duque ha anunciado que Nuño será ejecutado pasado mañana...

...en la Plaza de la Justicia.

Deberá permanecer arrestado hasta que le decapiten.

-Anímese, amo,...

...que ya sé que no hemos descubierto nada en ese torreón,...

...pero ya sabe que siempre que se nos ha cerrado una puerta...

...se nos ha abierto otra. Ya lo sé, Sátur, ya lo sé.

Estoy bien, no te preocupes.

-Aunque no lo estuviera tampoco me lo diría.

En esta cosa de los sentimientos. es más de meseta que los molinos.

Si es que hay que joderse con el fraile...

Con el cariño que le tenía usted al tal Agustín.

No es fácil asimilar que estuvo a punto...

...de darle matarile a usted y a toda su familia...

Mire lo que me ha hecho Alonso para mi Gabi.

(RÍE)

Aunque no sé para qué.

Porque por una parte me gustaría dárselo para que el chiquillo...

...no se olvide de mí, como hizo su madre con usted,...

...pero creo que al final no voy a hacerlo.

¿Usted qué opina?

Está bien.

-Que es poca cosa, ¿no?

Claro, comparado con el pedazo de medallón que le dio su madre...

...no me extraña. Déme un trago.

Sátur, Gabi nunca se va a olvidar de ti.

Nunca. -Bueno, eso ya lo veremos.

Si la mente es muy traicionera...

Toma.

-¡Vaya, hombre!

Bueno, déjelo, si total no se lo iba a dar.

Ya te lo cojo yo, anda. -Déjelo.

Un héroe no está para cosas domésticas, déjelo.

Ya está, ya lo tengo.

¡Ah!

¡Ah!

Sátur, corre...

Corta la circulación.

-Ay, Dios, amo...

Que es la mano derecha.

¡La mano de la catana!

Buenos días.

-¡Margarita!

Sí, soy yo.

¿Qué?

Que si no vengo a buscarte no te veo.

Ayer me dijiste que ibas a ir a recogerme a palacio...

...pero no fuiste.

-Vaya, lo siento.

Hoy lo voy a intentar, ¿de acuerdo?

Que lo vas a intentar. -Ajá.

Juan, no puedes trabajar tanto,...

...que te va a dar algo.

Además tenemos que empezar a organizar la boda.

Ay... Juan...

Como tienes todo lleno de cachivaches...

...se me ha mojado la carta.

-Deja eso.

No toques nada, ¿bien?

Perdóname.

Es que tengo mucho trabajo, ¿tú crees que tengo tiempo ahora...

...para organizar una boda?

Lo siento... Ya no digo nada.

-No, no dices nada pero bien que me lo echas en cara.

Yo no te soy echando nada en cara. Sólo te estoy diciendo...

...que si tienes tanto trabajo ya te ayudo a limpiar la alcoba.

Que sólo te quiero ayudar. ¿Eh?

Anda, trae.

(SUSPIRA)

-Tengo que irme a trabajar.

Cuanto antes empiece antes acabo.

Luego nos vemos.

Muy bien.

Que tengas un buen día.

(LEE) -Estoy deseando que lleguen tus padres para hacer oficial...

...nuestro compromiso. Te quiero con todo mi corazón.

Eugenia.

-Esa herida tiene muy mala pinta, ¿qué vamos a hacer?

Esperar.

-¿Esperar?

¿Cómo esperar? ¿Esperar a qué?

¡Si es que usted no me razona!

Creo que es el veneno que le está afectando al cerebro.

No podemos hacer nada más, sólo esperar a ver...

...cómo reacciono y confiar en que el veneno...

...no llegue al corazón. -¡Pero algo se podrá hacer!

Habrá algún remedio, alguna planta...

Claro, ya está.

Ya está, amo.

En mi pueblo se decía que la orina era mano de santo.

Y si usted no tiene inconveniente déjeme que le mee.

Yo le meo donde haga falta. No, Sátur, Sátur,...

...lo agradezco pero... pero no.

-Tiene usted razón, va a ser mejor que no.

Si es que la culpa es mía...

Me cago en el colgante y en la mala hora...

...en que se lo enseñé. Sátur,...

...no es culpa tuya, ¿de acuerdo?

-¿Y...?

Además, estoy mejor. -¿Cómo mejor?

¡Cómo mejor, que me tiene la mano que da miedo!

Y para más inri es la mano de la catana...

Porque si usted fuera sólo maestro pues mal, muy mal...

Es que además es el héroe de la villa.

Ya me dirá usted qué futuro tiene un héroe manco.

(GRITA) -¡Soltadme! ¡Por favor, soltadme!

¡Dónde está el comisario!

¡Pedro!

Pedro, tú me conoces, por favor...

-Levántese, señor.

¡Levántese!

Por favor...

-Está bien.

-Señorito Nuño...

-Anoche llegó la orden, Catalina.

Mañana lo decapitan.

(NUÑO GRITA) -¡Madre, yo no hice nada, por favor!

¡Madre!

-Señora,...

...ya han llegado los guardias a llevarse a Nuño.

Tengo oídos, Catalina.

¿Has venido a decir obviedades o quieres algo más?

-No, señora, pero... es que se lo están llevando ya.

Ya te he escuchado.

Quiero que limpies la plata, he visto un candelabro...

...muy ennegrecido.

-Señora, con todos mis respetos, disculpe, pero puede que hoy...

...sea la última vez que vea con vida a su hijo, ¿no cree...

...usted que debería...? ¡Fuera!

Sal de mi alcoba ahora mismo. Nunca más en tu vida te atrevas...

...a sugerirme lo que debo hacer, Catalina.

-Sí, señora.

Gritos.

-¿Alguien más quiere pelear con él? ¿Eh?

¡Cobardes!

¡No tenéis lo que hay que tener!

Vuestras mujeres tienen más redaños que vosotros.

¡Vamos, damiselas!

¿Quién quiere pelear con él?

¿Nadie?

-¡Yo!

-¿Tu nombre?

-No es de tu incumbencia.

-Bueno... ¡Que empiece el combate!

(EL PÚBLICO GRITA)

-No te conozco, ¿de dónde has salido?

-Eso no te importa.

-Esto es tuyo, te lo has ganado.

-No lo quiero.

-Oye, aquí hay más peleas, y mucho dinero para el ganador.

Volverá.

-Amo, ¿por qué no se queda usted aquí reposando?

Que por un día que no vaya a la escuela no pasa nada.

Mire, si quiere voy yo y doy por usted la lección. ¿Eh?

¿Darías tú la lección?

-¿Y por qué no?

Aquí donde me ve yo tengo mucho mundo interior.

Podría hablarles desde cuando ayudé a parir a una vaca...

...hasta que gracias a mí se publicó "El Buscón".

"El Buscón", sí, "El Buscón", no me mire así.

Estaba Quevedo que sí que no y le dije: "Mira, Francisco,...

...la novela es buena, así que confía en mí y publícala".

Y mire por donde...

Anda, deje, deje, que ya le visto yo.

¿Qué haces? -No sé, ¿cómo va esto?

No, así no es, colabore un poco que si no no puedo vestirle.

Tenga. Buenos días.

¿Qué hacéis?

-Nada, esto no es lo que parece, que estoy intentando...

¿Qué te ha pasado en la mano, Gonzalo?

Nada. -Cogiendo leña para la chimenea...

Una serpiente que le ha mordido. Cómo que una serpiente. ¿Venenosa?

No, nada, una culebrilla.

No, no es nada. Anda, ven. Ven, que te ayudo.

-¡Ahí va, la sopa!

Que se me va a evaporar y está ahí... Perdón.

Margarita, que lo que te dije la otra vez...

Gonzalo, no quiero hablar de eso.

Cada uno tiene su vida y...

Y así tiene que ser.

-¡Padre!

¿Qué te ha pasado en la mano?

Nada, una... una culebrilla que me ha mordido.

-¿Estás bien, no te duele? Sí, no me duele, no pasa nada.

¿Qué quieres, qué pasa? -Mira.

Han dicho que Nuño ha violado a una chica.

Y mañana le van a decapitar en la plaza.

-Ya era hora que también los nobles pagaran por sus delitos.

¡Viva la ley!

-Señor...

¿Está ya en el calabozo?

-Sí, señor.

¿En qué celda?

-En la ocho.

Señor, debe firmar la autorización para la ejecución.

El rey, que eres tú,...

...es la pieza más importante,...

...y la debes proteger a cualquier precio.

El resto de las piezas son sacrificables.

Los peones son muchos e insignificantes.

Las torres, los caballos, el alfil,...

...si llega el momento de sacrificar a la reina...

...sacrifícala con tal de salvar la vida del rey.

-Vale.

Pero nunca... nunca dejes al rey al descubierto...

...porque si no estarás muerto...

...y la partida se habrá acabado...

...como ahora.

Jaque mate.

Pero tú no te preocupes, Nuño.

Yo siempre estaré a tu lado para protegerte.

-Ya. Y nunca estarás solo.

Nunca.

-Señor...

Debe de firmar aquí, señor.

Pero, señor...

Debe dar su visto bueno.

El duque de Noreña no quiere retrasos con la ejecución.

-No deberías venir por aquí, Catalina.

Puedes tener a un guardia siguiéndote.

¿Sabes lo que pasaría si nos descubrieran?

-Que no me ha visto nadie, te lo prometo.

Tenía que venir a ver cómo estaba.

Martín...

-Tía...

-Ya casi no tiene fiebre.

-Venga, cariño, estamos aquí contigo.

Descansa. -Ahora lo importante...

...es que termines de recuperarte para que podamos sacarte de aquí.

-¿Cómo?

-No lo sé.

El comisario ha puesto guardias que vigilan la calle día y noche.

-Hay una forma.

Anoche les di todos mis ahorros a los monjes de San Damián.

Esta noche pasarán recogiendo muertos para darles cristiana...

...sepultura en su monasterio. -Y quieres que Martín...

-Es la oportunidad de salir de la villa,...

...nadie mirará entre los muertos.

Pero tú no debes acercarte más por aquí, Catalina.

Deja que yo me ocupe de todo.

Es lo mejor.

(LLORA) -Gracias por todo.

-Es lo que haría cualquiera.

-No me puedo creer que a Nuño le vayan a hacer algo tan horrible.

Es sólo un niño...

Ahórrame tus lloriqueos, Irene.

Ahora no sirven de nada.

-Marquesa, las ropas de su hijo.

Quemadlas.

-Pero, señora...

¡He dicho que las queméis!

-Lucrecia... Y tú no te metas, Irene.

¿Me vais a hacer quemarlas a mí?

Señora... Lucrecia.

Siento mucho lo de Nuño.

Dejadnos solos.

Lucrecia, ¿estás bien?

¿Cómo ha podido ocurrir algo así?

Imagino que Nuño se ha hecho un hombre...

...antes de lo que esperábamos.

¿Pero qué estás diciendo, Lucrecia?

Vas a tener un alumno menos, Gonzalo, pero no te preocupes,...

...voy a seguir financiando tu escuela.

No me mires así, Gonzalo.

Mi hijo ha hecho algo muy grave...

...y debe asumir su responsabilidad.

Lucrecia, tu hijo está a punto de morir...

...y tú ni siquiera pestañeas.

¿A quién quieres engañar con esta indiferencia?

(SUSPIRA)

¿De verdad tú crees que Nuño ha sido capaz de...?

¿De violar? ¿De violar a una niña?

Él dice que es inocente, que estuvo montando a caballo...

...cuando sucedió eso.

¿Y tú?

¿Tú qué crees?

Que miente, Gonzalo, que miente.

Todo lo incrimina.

Y a ti lo único que se te ocurre es quemar su ropa...

Lo mejor que puedo hacer por mi hijo ahora...

...es dejar que muera con la dignidad de un noble.

Esto no es un asunto de nobles o de plebeyos,...

...lo que importa es que a tu hijo le cortarán la cabeza...

...y tú no vas a mover un dedo para ayudarlo.

Eso es lo que importa.

Golpes.

-Este hombre nunca está.

No sé para qué tiene montada una consulta.

-¿Qué?

¿Unas hierbitas para soltarse el vientre?

-¿Qué dice del vientre? Si yo funciono como un reloj...

Estoy buscando algo para picaduras. -¿De qué, de araña, de mosquito,...

...de pulga...? -De serpiente.

-¿Pero qué tipo de serpiente? -De las que avían a uno.

-Uf... Pues eso... eso tiene mal arreglo.

-Algo tendrá usted aquí, hombre de Dios.

-Tengo esto. Es un ungüento traído...

...de las Indias, y ha salvado la vida a más de un explorador...

...del nuevo mundo.

Eh... Milagroso.

-¿Cómo de milagroso?

-Puede activar la circulación de cualquier parte del cuerpo.

-Me lo llevo. -Eh...

-¿Qué hace? Que le digo que me lo llevo...

-Ya, la mosca por delante, que son cincuenta reales.

-Siempre a vuelta con el dinero.

Es que... ¿sabe qué pasa? Que nos han robado hace poco.

Démelo usted y yo mañana se lo traigo.

No sea usted así... Que es un asunto de vida o muerte.

-Ya... Mañana.

-¿Va a dejar morir a un hombre por cincuenta cochinos reales?

Que insensibilidad...

-¡Eh, eh, al ladrón! ¡Al ladrón!

-¿Dónde vas? -¡Ah!

-Ahí, dale fuerte, así no volverá más.

-¡Ah! (SÁTUR TOSE)

-La próxima vez que vayas a robar a alguien...

...te lo piensas dos veces.

-¿Qué ha pasado?

-Cipri,...

...tienes que dejarme cincuenta reales.

(SÁTUR TOSE) -¿Cincuenta reales?

No puedo, ahora mismo no tengo dinero, Sátur.

-Tú tienes una posada. (TOSE)

Y otra cosa no, pero la gente se deja...

...los jornales en vino.

-Ya, pero ahora no tengo, te lo juro, Sátur.

-Mejor que no quieres.

(SÁTUR TOSE)

-¡Comisario!

Sal.

-No puedo, señor. ¿Cómo que no puedes?

-Nos han ordenado permanecer junto al prisionero...

...en todo momento. ¿Crees que se escapará?

¿Quién te ha dado esa orden? -El duque de Noreña, señor.

La puerta.

-Sácame de aquí.

Te juro que no lo hice. Sé que estabas enfadado...

...y que necesitabas un desahogo. -¡No!

Nuño, un hombre debe afrontar su errores.

-¡Pero yo no hice nada!

(LLORA) Estuve cabalgando por el camino del Campo Grande.

No me importa lo que hayas hecho.

No va a cambiar lo que siento por ti.

-Comisario, por favor, tienes que creerme.

¡Yo no hice nada!

Nuño, me he recorrido toda la zona con mis hombres...

...y nadie te ha visto montando. ¡Nadie!

-Comisario, te lo juro...

Yo no hice nada.

Por favor, tienes que creerme.

¡Por favor!

¡La puerta!

-¡Yo no hice nada! ¡No fui yo!

Id al Campo Grande y encontrar al alguien que haya visto a Nuño.

¡Vamos!

-Pero ya hemos estado allí y nadie vio nada.

¿Vas a cuestionar mis órdenes? -No, señor.

-No quiero que levantéis la cabeza de los libros...

...hasta que no llegue el maestro, ¿entendido?

Pues eso.

Al libro, al libro, Murillo, al libro, que no te veo...

¡Qué poco os gustan las letras! -Es que soy más de números.

-No repliques, muchacho. ¡Venga, a estudiar!

-¿Dónde está mi padre, Sátur? -¿Tú padre?

Ha tenido un problema con el caballo,...

...que no era capaz de sacarlo del establo y ha ido...

...a que le echaran un ojo.

Tranquilo, que en cualquier momento llega.

Vamos.

Buenos días. -Mira, ahí está.

Si antes lo digo... En cualquier momento.

¿Dónde se ha metido usted? Que me tenía preocupado...

¿Se encuentra bien?

Estoy bien, Sátur, estoy bien.

-Usted no está para esto.

Venga, chicos, vamos. ¡Vamos, vamos, vamos!

Un ratito fuera, a jugar mientras que el maestro prepara...

...unos asuntos de clase. ¡Venga, vamos, vamos!

¡Venga, a jugar!

-¿Dónde se ha metido usted, amo?

He estado buscando algún testigo.

Nuño dice que estuvo cabalgando la noche de la violación,...

...pero nadie le vio.

Padre, ¿tú crees que Nuño merece morir?

No. No creo que la muerte de un niño disuada a nadie...

...de cometer el mismo delito.

-Yo no sé, pero yo no me entero bien con es sí pero no que se trae.

Ese niño cometió un delito muy grave...

...con una criatura inocente. algún castigo merecerá.

Aceptando que Nuño sea culpable habría que aplicarle un castigo...

...acorde con su edad, pero desde luego nunca tan cruel.

-Muy bonito pero vamos... ¡Vamos, vamos, vamos!

¡A jugar! Cuando estemos listos ya os aviso.

Venga.

Golpe.

Amo...

Amo.

Amo, por Dios.

Amo...

-No tienes buena cara, hija mía.

-No es nada, padre,...

...es sólo que no consigo dormir bien por las noches.

-Beatriz, sé que todo esto está siendo muy doloroso para ti,...

...pero pronto podrás, olvidarlo.

Ponle agua a mi hija.

¿Quieres que mande buscar a un médico que te recete algo...

...para conciliar mejor el sueño? -No, no es necesario, gracias.

-Señor duque,...

...la señora insiste en hablar con vos.

-Dile que no recibo visitas.

¿Qué hace aquí?

Apiádese de mi hijo, por favor.

-Su hijo ha traído la desgracia a mi familia y lo pagará.

Sé que Nuño ha manchado vuestro honor.

-¿Honor? No hablamos de honor.

Su hijo ha destrozado la vida de mi hija y no descansaré...

...hasta que o vea su cabeza separa da de su cuerpo.

Y ahora váyase.

No tenemos nada más de qué hablar.

Máteme a mi.

Máteme a mí en lugar de a mi hijo, por favor.

-He dicho que se vaya.

Beatriz...

Beatriz, por favor...

Tenéis que perdonarle, es sólo un niño, por favor...

-Amo.

(CONTENTO) Amo... Gonzalo.

¿Cómo estás?

Bien.

¿Qué ha pasado?

Te desmayaste en la escuela y te trajo Sátur.

Gracias, Sátur.

Tráeme las botas. -No, no, estése tranquilo

...un rato por su padre. Que usted no está bien,...

...mire cómo lleva la mano. Estoy bien, de verdad.

Tráeme las botas, anda. -Amo, por Dios,...

...¿qué le cuesta quedarse un rato tranquilo en la cama?

Sátur, estoy bien. Tráeme las botas, anda.

No te preocupes tanto.

-Está bien, voy a por las botas.

Gonzalo... ¡Ah!

Gonzalo... Es un mareo.

Debería verte un médico.

Debería verte Juan, lo que pasa es que Juan no está...

¿Qué le pasa a Juan?

Nada que... que tiene mucho trabajo y le está empezando a afectar.

-Aquí tiene, sus botas,...

...pero que conste que contra mi voluntad.

¡Ah!

¿Qué te pasa, Gonzalo?

No puedo mover la mano. Gonzalo, por favor...

-Vuelvo enseguida.

(EL PÚBLICO GRITA ANIMANDO)

-Buena pelea, pero no quiero que me dejes sin espectáculo.

Como sigas con este ritmo vas a reventar.

-Es asunto mío.

-La madre que lo...

-¿Usted manda aquí?

-No se aceptan más apuestas hasta esta noche.

-Yo es que no quiero apostar, yo...

Yo quiero pelear.

-¿Tú? -Yo, sí, yo.

¿Pagan bien, no?

-Veinticinco reales por pelar, doscientos por ganar la pelea.

-Eso es una miseria...

-Es lo que hay.

-Está bien, apúnteme para esta noche.

Apúnteme.

-Vamos a ver,...

...¿pero tú has peleado alguna vez?

-¿Yo?

¿Que si yo...? -Sí...

-¿Usted cree que yo habría llegado hasta aquí con este cuerpo...

...sin saber pelear?

Mire, toda mi puñetera vida ha sido una auténtica pelea.

-Si quieres que te maten es asunto tuyo.

Nombre.

-Sátur.

-¿Cómo?

-Saturno García. -¡Más fuerte, coño!

-Saturno García, lo he dicho antes.

-Esta noche a las doce. -Sí...

Podía subir un poquito más hasta treinta, treinta y cinco...

-Veinticinco. -Bueno, ya está, ya le he oído.

Alto y claro.

-Dejadme, que peleo esta noche, ¿vale?

(RÍEN)

-Me ha dicho que llevará ese.

Sí.

No puedo imaginarme algo más doloroso que tener...

...que elegir el vestido para el funeral de tu hijo.

-Con permiso, señora. Vamos.

He buscado por todas partes.

No hay testigos.

Nadie ha visto a Nuño montando, nadie.

Hay que asumirlo, Hernán, lo hizo.

Sí, lo hizo pero es nuestro hijo.

Acepto que se merezca un castigo pero no que lo maten.

No estoy dispuesto a consentirlo.

¿Qué vamos a hacer?

Huir.

No volverás a ser la marquesa de Santillana nunca más.

Tendrás que volver a empezar sin... sin dinero, sin nada.

Sola.

(SUSPIRA)

(LLORA)

¿Cómo lo haremos?

Lo sacaré de los calabozos.

Tú espérame con dos caballos en la Puerta de Toledo,...

...sola.

¿Y tú?

Yo os voy a ayudar a escapar de la villa.

Puede que no nos volvamos a ver nunca, Hernán.

Si no vuelvo a las dos de la madrugada márchate.

Si descubren que nos has ayudado a escapar estás muerto.

-No se preocupe, padre, lo tendremos todo preparado...

...para cuando pase con el carro. -Bien.

-Cipri... -¿Qué haces? No puedes estar aquí.

Te dije que yo me encargaría de todo.

-Cipri, yo no sé si es buena idea.

Si cogen a Martín está perdido.

-Nada va a salir mal.

Ustedes cuidarán de él, ¿verdad, padre?

-No se preocupe. Ahora tengo que irme.

-Gracias por todo.

-Gracias, padre.

Cipri, entonces lo tendrás que amortajar...

-Sí. -¿Y vas a saber hacerlo?

-Tranquila, no va a ser la primera vez que amortaje a alguien.

-¿Quién ha muerto, padre?

-Un familiar del posadero.

Cipri. -Gonzalo...

Acabo de ver al monje. ¿Todo va según lo previsto?

-Gonzalo,...

...por Dios, dime que todo va a salir bien.

Todo saldrá bien.

Confía en mí.

-Con Dios... Venga.

-Posadero, otro vino.

-El dinero por delante, que llevas tres vasos...

...y no he visto ni un maravedí.

-Tengo esto, es de oro.

-Aquí sólo dinero, que no quiero líos.

¿Quién me dice que no es robada?

-Que esto no es robado, que es mío.

¿De dónde has sacado esto?

-Lo encontré anoche, en el camino del Campo Grande.

¡Ah!

-Amo, déjelo, por Dios.

Prepara los caballos.

Voy a salir.

-¿Que va a salir dónde?

Mira cómo me tiene la mano, si no va a poder coger...

...las riendas del caballo. Descanse un poco.

No, Sátur. -Descanse, hágame caso, descanse.

Tengo que conseguir hablar con la hija del duque.

He encontrado la espuela de Nuño.

Eso significa que fue a montar, que en eso no mentía.

-Amo, amo... Sátur...

-Si fueran otras circunstancias no me importaría...

...pero es que no puede salir.

Nuño es inocente, si no conseguimos hablar con ella no lo demostramos.

-Como si no conociera el percal. Seguro que llegamos y escalas...

...la ventana de la cría, luego aparece el padre,...

...detrás de él los guardias, y se lía como siempre.

No permitiré que lo ejecuten si es inocente. Si quieres...

...venir vienes, si no, voy solo.

-¡Ah...!

Terco... terco como él sólo.

¿A que no voy y le dejo solo?

¿Que no? Ya veréis.

-Alto.

Descarga la carreta.

-Son sólo muertos que llevo a dar cristiana sepultura.

-¿Sólo muertos, padre? -Sí, señor,...

...y a los muertos hay que dejarlos descansar en paz.

-Está bien.

Pues no perdamos más tiempo.

¡Ah! ¡Ah!

¡Ay! -No, no, espérate aquí.

Espera. Martín está a salvo.

Se fue.

-Amo, espere. Espere.

Deje que me ponga yo el traje de pájaro y entro a hablar...

...con la niña, así usted reposa. Tome, póngase mi capucha.

Sátur, estoy bien. De verdad.

-Eso igual le funciona con su hijo, y puede que con su cuñada,...

...pero yo le he visto en la guarida y no está bien.

Espera aquí.

-Usted está loco, ¿qué hace usted?

Tome, póngase estos guantes.

Así le protegerá la mano. Venga, vamos.

Gracias.

-¡Amo!

¿Cree que terminará a eso de la media noche?

Es que tengo un asunto ahí que... resolver.

Seré rápido. -Dese prisa.

¿Ese no es él? Sí, su padre, el duque.

-El duque, sí.

Dios santo...

Amo, no me diga que está pensando lo mismo que yo.

Pero esa chiquilla está preñada...

Con su propia hija...

Pero pedazo hijo de la grandísima...

¿Qué vamos a hacer ahora?

No pueden saber que les hemos visto.

-¿Qué?

Si nos ven huirán,...

...y los necesitamos para demostrar que Nuño es inocente.

-¿No pensará dejarles ahí que sigan a lo suyo?

Vamos.

¡Vamos! -Ay, Dios santo...

(RECUERDA) No volverás a ser la marquesa...

...de Santillana nunca más.

Tendrás que volver a empezar..

...sin dinero, sin nada.

Sola.

Ronquidos.

-¡Ah!

-Sácame de aquí.

Por favor...

Nuño es inocente.

Si lo sacas ahora tendrá que pasarse toda la vida huyendo.

Nuño no ha mentido, estuvo cabalgando.

La niña está embarazada.

¡Guardias!

-¡Ah!

¡Ah...!

Me van a reventar, voy a ser un amasijo de dientes,...

...de ojos y de huesos triturados.

-¿Qué haces, Sátur?

-No, nada, estaba...

Estaba... escribiendo mis cosas.

Estaba creando.

No pongas esa cara, la inspiración es así.

Llega cuando uno menos se lo espera.

¿No has oído que las grandes novelas las paren los escritores...

...cuando están haciendo de vientre?

Esto no se dice pero es así, Alonsillo.

¿Qué te pasa, sigues preocupado por lo de tu padre?

Tú no te preocupes, que yo lo voy a solucionar.

-¿Cómo?

Mi padre dice que no hay remedio para la picadura de serpiente.

-¿Te he mentido yo a ti alguna vez? No.

¿Te he mentido yo a ti alguna vez?

Pues confía en mí.

Perdón.

-Así que ahora os dedicáis a aniquilar a los subordinados.

Lo siento, eminencia, ahora no tengo tiempo.

-Sí lo tenéis, todo el del mundo. La pistola.

Comisario, el asunto de Nuño comienza a afectaros seriamente.

No estáis en condiciones de ejercer.

¿Qué estáis diciendo?

-A partir de este momento quedáis encerrado bajo vigilancia...

...hasta que no se ordene lo contrario.

La pistola.

Tengo que salir. Nuño es inocente y si no salgo...

...a demostrarlo lo matarán en unas horas.

-Podéis estar tranquilo, si tal fuera el caso Nuño tendrá...

...un lugar privilegiado en el reino de los cielos.

No se mueva de aquí.

Tengo que salir. Déjeme salir.

-A partir de este momento queda relegado de todas...

...vuestras funciones.

¡Tengo que salir!

¡Soltadme!

¡Soltadme!

Alonso,...

...¿no te puedes dormir?

-No, es que... ¿Qué te pasa?

-Nuño... que...

Bueno, que yo nunca me he llevado nada bien con Nuño,...

...hasta he deseado su muerte muchas veces pero...

Es que no me puedo creer que mañana ya no le vaya a volver a ver.

Alonso, mi amor, es normal que estés triste.

Lo que le va a pasar a Nuño es horrible, pero no puedes...

...sentirte culpable. ¿Eh?

-Es que yo no sé si quiero que lo maten o no.

Porque yo le puedo pedir al Águila Roja que le salve,...

...pero sólo salva a los inocentes.

Y si Nuño es culpable...

...tendría que querer que lo mataran, ¿no?

Nunca hay que desear la muerte de nadie, hijo.

Nunca.

Todavía puede pasar que se descubra que es inocente...

...y no le ejecuten.

Seguro que la marquesa y el comisario están haciendo...

...todo lo que pueden por él. No te preocupes.

Anda, y ahora a descansar, que es muy tarde. Venga.

-Padre,...

....que creo que Sátur está muy raro porque mira...

...lo que estaba leyendo.

¿Dónde está?

-No lo sé, se ha ido hace un rato.

-Bueno, qué... -¡Eh!

-¡Vale, vale! -Toma.

-Mi dinero. -¿Y las buenas maneras dónde están?

-Me paga por pelear, ¿o me dará más reales si le hago al rosca,...

...a que no? -Tu parte.

-¿Qué pasa?

-¿Qué?

¿No te fías?

-Me fío, sí.

-¿Qué buscas ahora? -El papel, que no sé dónde lo eché.

Igual lo he dejado en casa.

Déme uno de esos, que quiero apostar mi dinero.

(CARRASPEA)

-¡Eh! -¿Qué?

Ya está, mire, aquí.

¿Con quién lucho?

(RÍE) -Contra el guaje salvaje.

(RÍE A CARCAJADAS)

Apuestas contra ti mismo. -Sí...

-Es lo más inteligente.

¡Venga, a luchar!

No me roces, ¿eh?

(EL PÚBLICO GRITA ANIMANDO)

¡Ah!

¡Ah!

¡Ah!

¡Ah...!

¡Oh!

¡Ah!

Sátur, ¿qué estás haciendo?

-Amo...

Nos vamos a casa.

-Amo, no, tengo que acabar. Déjeme.

Hay un ungüento para su mano, muy caro. Déjeme.

No, no hay ungüento que valga, nos volvemos a casa.

-¿Qué hacéis?

No se puede ir, el combate no ha terminado.

Este hombre no está en condiciones de luchar.

-De aquí no sale nadie con vida hasta que termine el combate.

Lucharé yo. -No, amo.

No, usted no puede, no lo haga.

(EL PÚBLICO ANIMA)

¡Ah!

¡Ah...!

¡Ah!

¡Ah!

(GRITA DOLORIDO) ¡Ah...!

Lucrecia,...

...han detenido a mi marido.

No sé qué hacer.

Pues entonces no hagas nada.

(EL PÚBLICO GRITA)

¡Ah!

-¿Cómo se encuentra? Bien.

-Debe tener la mano destrozada.

Nos vamos a casa. -Sí...

Lo siento mucho.

Hoy me ha tenido usted que salvar el culo.

Me han dado un golpe en la cabeza o ese es...

(TOSE)

¿No?

¡Juan!

¿Qué haces aquí?

-¿Y tú, qué haces aquí?

¿Vas a pelear?

-Eso a ti no te importa.

Si afecta a Margarita me importa, y mucho.

-¿Por qué será que esa respuesta no me sorprende?

-¿Por qué va a pelear el doctor, amo?

Esto sólo se hace por dinero y precisamente no creo...

...que él lo necesite.

(GRITA ASUSTADA) -¡Ah!

-Soy yo, tranquila.

-Martín,...

...no puedes estar aquí.

-Me marcho de la villa.

Ven conmigo.

-No.

Sólo así hay una posibilidad de que sigas con vida.

Si me voy contigo te van a matar.

(LLORA) Martín...

-Te quiero...

-Nuño,...

...¿quieres confesar tus pecados?

-No.

(LLORA) Hijo...

(LLORA) -Madre, tengo miedo.

Mucho miedo...

Tienes que ser fuerte, hijo.

Fuerte, muy fuerte.

-Dime que me crees,...

...por favor...

Te creo.

Te creo, hijo.

Te creo.

-Te quiero, madre.

(LLORA DESCONSOLADO)

Estoy aquí.

Agárrame fuerte.

Estoy aquí.

-Es la hora.

-El Señor, nuestro padre,...

...nos dé infinita bondad...

...y sabiduría.

Aguanta.

-Te ha de guiar en el camino...

...que te lleve a la salvación.

-Madre, te quiero. Te quiero, hijo.

-Tranquilo, se va a poner bien, ¿me oye?

Se tiene que poner bien.

Hace horas que no siento la mano.

-No se rinda ahora, por Dios.

No siento nada, Sátur.

¡Nada!

-Es que no puede permitirse perder esa mano.

Si la pierde se acabó todo.

Será el final de su carrera como héroe.

Y lo que es peor, el pueblo no tendrá a nadie que lo defienda.

Tenemos que encontrar una solución.

Sátur,...

...pon agua a hervir y trae una olla con hielo.

-Ahí tiene.

¿Siente algo?

Nada.

-No deje la mano mucho tiempo metida,...

...que la va a sacar como un bogavante.

¿Qué haces, Gonzalo?

¿No debería verte esa mano Juan? No.

-Yo creo que es mejor no molestar al doctor,...

...que últimamente anda muy liado.

-¿Te vas a poner bien, verdad?

Sí...

Sí. Tú no te preocupes, en dos día estoy recuperado ya.

-Tú hazle caso a tu padre.

Ya verás como sí.

¿Nuca te he hablado de mi primo Teodoro,...

...que una vez le picó una serpiente en todo el mosquetón?

-¿Y qué le pasó?

-Pues nada, que había que chuparle el mismísimo para sacarle...

...el veneno y como nadie se prestó pues el pobrecillo feneció.

No pongas esa cara, que lo de tu padre no es...

...tan preocupante, ya verás.

¡Ah!

Sátur... Sátur...

-Está ardiendo...

Dios santo...

-¿Habéis desayunado?

Buenos días, Cipri. -Pues venga, que hay...

...desayunar como Dios manda. ¿Qué traes aquí?

-Hay que celebrar se ha hecho justicia.

-¿Qué dices? -A todo cerdo le llega...

...su San Martín. Han detenido al comisario...

...y le han suspendido del cargo. ¿Que lo han detenido?

-Sí, anoche. Parece que va probar de su propio jarabe ese malnacido.

(CIPRI RÍE)

-Es la marquesa, es la marquesa...

-Habrá venido a ver cómo matan a su hijo...

-Señora, por favor...

¿Qué hace usted aquí?

Déjame, Catalina, déjame.

Campanadas.

-Señora, por Dios, déjeme que la lleve a palacio.

(LLORA)

Pienso estar con mi hijo hasta el final, Catalina.

(GRITA) ¡Dejadme salir!

¡Dejadme salir!

¡Tengo que salir!

-¡Ah!

-¡Ah!

(GRITA) -¡Por favor, soy inocente!

(LLORA) ¡Soy inocente!

-Señora,...

...si se queda este momento borrará todos los buenos recuerdos...

...que tiene de su hijo.

Y cuando piense en Nuño no será capaz de verlo de otra manera.

-¡Lo juro!

No puedo dejarle pasar por esto solo, Catalina.

-Vámonos, señora...

(LLORA) -¡No, por piedad!

¡Por piedad, deje a mi padre!

¡Por favor!

Haz pública la relación que tienes con tu hija.

Confiesa que tú eres el responsable de su embarazo.

-¿Qué? ¡No, no, no...!

Él no es el padre de mi hijo.

Él sólo intentaba protegerme.

(LLORA)

Él...

Él es el padre del hijo que espero.

Padre,, que no fue Nuño.

Estoy embarazada de un esclavo.

Nuño...

Nuño...

¡Hijo! Nuño...

Nuño, ¿estás bien? (NUÑO LLORA)

¿Estás bien?

Estás bien...

-Beatriz confesó que yo no hice nada.

Lo sabía.

Lo sabía...

Catalina,...

...acompaña a mi hijo a palacio. -Sí, señora.

Nuño...

Descansa.

Felicidades, Hernán.

Un plan de huída sin fisuras, todo un éxito.

Ay...

Tienes un aspecto horrible.

¿Tú crees?

Anda, ve a darte un buen baño.

Vuelves a ser el comisario de la villa.

(SUSPIRA ALIVIADO)

-¿Me puede explicar qué demonios se nos ha perdido en la celda...

...de Agustín?

Necesito saber por qué nos encerró en ese torreón.

-Ya, si yo también comparto esa inquietud,...

...¿pero qué respuesta nos dará la celda vacía de un cura?

(SÁTUR RÍE)

Me tiene que explicar lo de la duquesita.

¿El bombo no era del padre?

No. -Ah...

La hija tenia relaciones con un esclavo africano.

-¿Cómo con un esclavo africano?

¿De Africania?

Entonces ese niño les iba a salir negro...

Probablemente, Sátur.

-Madre mía...

¿Qué iban a decir cuando apareciera el niño,...

...que se les había pasado de tiempo en el horno?

No lo sé. Sátur, aquí no hay nada. Vamos.

Sólo faltaría que nos descubrieran aquí.

-Se lo he dicho yo antes.

Vamos. ¡Ah!

-Lo siento...

Su mano, que... ¡Que siente dolor!

Sí. (SÁTUR RÍE CONTENTO)

-Ya sabía yo que se iba a recuperar.

Ya sabía yo que el altísimo no podía dejar a todo un héroe...

...con el muñón en ristre.

¡Virgen santa...!

¿Eso qué es lo que es?

-El único heredero al trono se muere.

Agustín la escondió por algún motivo.

Esos números tienen que significar algo.

Alguien buscaba venganza y la he encontrado.

-La madre Isabel de Montejo, recién llegada de las colonias...

...para serviros. ¿Qué pretendes?

-No sé de qué me hablas. Me enteraré, puedes estar segura.

-Tengo una atracción famosa en todo el reino.

-¡La bestia humana!

¿Por qué estás en esas peleas?

-No te metas en mi vida.

Lucrecia...

-¿Vas a liberarlo?

-Tenemos una cita con mis padres, ¿no te acuerdas?

(GRITA) -¡Ah...!

-¡Gabi!

Yo voy a encontrar a mi hijo, ¿me oye?

O su cuerpo al menos.

¡Gabi!

Águila Roja - T3 - Capítulo 36

19 sep 2011

 La Marquesa y el Comisario están desesperados. Nuño ha sido acusado de violar a la joven Beatriz y permanece encerrado a la espera de su ejecución. Por su parte, Águila Roja  intentará conseguir pruebas para demostrar la inocencia de Nuño. Águila es picado por una serpiente venenosa.

ver más sobre "Águila Roja - T3 - Capítulo 36" ver menos sobre "Águila Roja - T3 - Capítulo 36"
Programas completos (118)
Clips

Los últimos 1.509 programas de Águila Roja

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. LUIS

    CUANDO EMPESARA LA BENDITA 5 TEMPORADA,PONGANSE A TRABAJARRRRRRRR

    13 jun 2012
  2. 1000cacao

    No sé que le ocurre a este capítulo, no lo puedo ver, se para la carga en el minuto dos y no hay manera de que se cargue. Alguien sabe cómo resolverlo, gracias.

    15 nov 2011
  3. Alexandra

    no puedo ver el capitulo entero se para en el minuto 24 podrian decirme como puedo seguir viendolo

    04 oct 2011
  4. Laura C

    Es uno de los mejores capitulos que he visto en mi vida, hay que reconocer que Satur se ha lucido esta vez. que siga asi esta serie porque es una de las mejores series españolas que hay. :)

    30 sep 2011
  5. jamon serrano

    me encanta esta serie soy jamon serrano y haber si se pueden descargan

    30 sep 2011
  6. gonzalo rodriguez

    Buenísima esta serie. Es muy entretenida.

    27 sep 2011
  7. cristina

    pues a mi me encanta la serie, me encantan todos los personajes, me hace mucha gracia Satur, es mi personaje favorito, y claro David Janer como siempre impecable. Inma Cuesta ha mejorado mucho con esta serie, cuando salía en amar en tiempos revueltos era mucho menos suelta que ahora. y Guillermo Campra no lo hace nada mal para tener solo 13 años! Como siempre, Francis Lorenzo y Myriam Gallego lo bordan! también me encantan Cipri y Catalina, a ver si acaban juntos cuando se entere de que su marido en realidad murió! Un saludo a todos los fans y que la serie dure y dure!

    25 sep 2011
  8. Màrius 18

    buenisimo el episodio..

    25 sep 2011
  9. unamasdemas

    buenisimo el episodio.. magistrales actuaciones.. a destacar el cobrador de las apuestas.. satur con un guión muy ingenioso y con su puntillo gracioso.. que se le había pasado en el horno.. jajaj

    25 sep 2011
  10. cesar

    Para Marleny: existen neveros desde la época romana, que consistía en almacenar en el invierno nieve por capas y entre cada capa paja lo solían hacer en zonas sombrías y tenían hielo casi todo el año pero eso si solo podían acceder a ello los ricos un aldeano no se lo podía permitir

    23 sep 2011