Agrosfera La 2

Agrosfera

Sábado a las 09.45 horas

Agrosfera
Sábados, a las 9:40  
www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.9.0/js
3850549
Para todos los públicos Agrosfera - 31/12/16 - ver ahora
Transcripción completa

Hola. Bienvenidos a "Agrosfera". Termina el año

y hemos recuperado algunos reportajes de este 2016.

Y, como estamos en montanera, para nuestro paseo rural

volvemos a la comarca de Tentudía, en Extremadura.

Un enclave donde el paisaje de dehesas parece infinito

y el cerdo ibérico campea a sus anchas.

En Tentudía, pueblos como Monesterio viven del famoso jamón Pata Negra.

Un campeón nacional de cortadores nos enseñará a conocer los mejores.

La comarca también es famosa por un monasterio medieval

del siglo XIII y por ser la cuna del pintor barroco

Francisco de Zurbarán.

Uno de nuestros viajes fue a Colombia,

que está intentando recuperar el cultivo de café.

En 2015 la cosecha alcanzó los 14 millones de sacos,

una cifra que no se producía en 23 años.

El café está asociado al proceso de paz

como motor para el desarrollo rural; para crear áreas económicas

que permitan la reinserción.

Tomar café es una práctica que se ha duplicado

en los últimos 20 años.

Actualmente se consumen 150 millones de sacos

de café en el mundo.

Y según la Organización Internacional del Café,

seguirá aumentando.

Sin embargo, la producción está disminuyendo.

Las exportaciones de café de los países productores

han caído un 3% en 2015.

Y el año cafetero acaba con los precios más bajos

de los últimos 20 meses.

Y a las crisis de los precios hay que sumar

los fenómenos climáticos de Centro y Sudamérica.

Y todo ello afecta a los cafetales.

El problema es que si continuamos con el trayecto

que se ha venido haciendo durante tanto tiempo,

no se está ganando lo que se debería ganar.

Para asegurar un abastecimiento de café a largo plazo,

empresas torrefactoras de café han tomado la iniciativa.

Algunos proyectos se han puesto en marcha en Colombia,

el primer productor mundial de café Suárez.

Es un gana-gana. Ganamos teniendo un aseguramiento

de la materia prima, café y leche,

y ellos ganan teniendo una mejor productividad,

una mejor calidad, un mejor precio y unos mayores ingresos.

El proyecto empieza desde cero

con la entrega gratuita de 33 millones de plantas

que permiten renovar los cafetales envejecidos.

Y 13 000 agricultores reciben asesoramiento técnico

de un extensionista.

Buscan una mayor productividad y mejorar la calidad del producto,

sin olvidar la sostenibilidad del medioambiente.

Mis agricultores junto conmigo somos responsables del río Pijao

porque todas las fincas de mi distrito

drenan hacia ese río. Es nuestra responsabilidad

conservar la calidad del agua que llega a ese río.

La multinacional trabaja en Colombia

junto a la Federación Nacional de Cafeteros.

En los laboratorios de esta federación,

los biólogos han desarrollado una nueva variedad

resistente a la plaga de la roya.

Lo han conseguido a base de diferentes cruzamientos.

Son variedades producidas en el país

a través de un proceso de mejoramiento

con una principal característica: resistencia a la roya del café.

En el Centro Nacional de Investigaciones del Café,

a 1300 metros de altitud

y con una temperatura promedio de 19 grados,

las germinan a millares.

Actualmente, Colombia solo explota la mitad de las tierras

susceptibles de plantar café.

En Colombia, el 95% de las fincas dedicadas al cultivo del café

son pequeñas propiedades de menos de cinco hectáreas.

Incrementar la superficie destinada a cafetales

se ha convertido en interés estatal porque ven el café como motor

para el desarrollo rural de estas zonas.

Fueron unos municipios que en el peor momento

de la violencia, del narcotráfico en Colombia,

se vieron severamente afectados.

Por vocación, estas tierras siempre han sido cafeteras.

Pero mucha gente tuvo que desplazarse a las ciudades.

Más de medio millón de personas se dedican en Colombia

al cultivo del café.

El 28% son mujeres que se han convertido

en pequeñas empresarias.

Por lo que se apuesta por quedarse en el campo es por el sustento

y por el futuro de nuestros hijos.

Pensamos en un mejor mañana.

Y el único que nos da ese sustento es el campo.

El café es la segunda mercancía comercializada en el mundo

por detrás del petróleo.

Se estima que 125 millones de personas

viven del cultivo del café

en las áreas tropicales y subtropicales del planeta.

Gracias a su trabajo,

se consumen 400 000 millones de cajas de café al año.

El potente sector de los agroquímicos

está en pleno proceso de concentración.

La última fusión Bayer y Monsanto. Agricultores y ecologistas

temen una disminución y encarecimiento en la oferta

de productos esenciales para la agricultura,

como semillas, plaguicidas o fertilizantes.

La reciente compra de la multinacional estadounidense

Monsanto por parte de la alemana Bayer,

crea un gigante que dominará el 29% del mercado mundial de semillas

y el 24% del de plaguicidas.

La idea de esta unión nació del deseo de hacer que los agricultores

produzcan más con menos. La fusión con Bayer

nos permitirá ofrecer a los agricultores

mejores soluciones más rápido.

Ayudamos a producir alimentos de forma eficiente, segura,

sana y asequible. Y los agricultores tendrán mejores opciones

para aumentar las cosechas de forma sostenible.

A falta de recibir el visto bueno de los reguladores antimonopolio

de Washington y Bruselas, Bayer-Monsanto es la última

de las grandes fusiones del sector agroquímico.

La anterior fue entre la china Chemchina

y la suiza Syngenta. Y poco antes las de las americanas Dow y Dupont.

Esas tres fusiones dominarán el 85% del mercado agroquímico.

Lo que es muy asustador y es una amenaza

para la soberanía alimentaria y para el medioambiente.

El sector agrario ve una tendencia al oligopolio agroquímico,

reduciendo la competencia. Temen menos oferta

o que suban los precios de productos básicos

para la agricultura convencional.

Esperemos que esa fusión no implique

en ningún caso reducción ni de los productos

ni incremento de sus precios.

Es decir, que esa concentración tenga un efecto beneficioso

y que no sea lo contrario de lo que estamos buscando.

Nos preocupa porque igual que se montan las multinacionales

de fertilizantes, fitosanitarios o semillas.

Por una parte son los que nos venden y, por otra,

se juntan las multinacionales de la distribución comercial

que son los que nos compran.

La dependencia del sector agrario de los agroquímicos es muy elevada.

Fertilizantes, semillas, insecticidas, fungicidas,

herbicidas, etc., sin los que, aseguran,

sería imposible lograr las cosechas actuales.

El uso de fitosanitarios permite aumentar la productividad,

sosteniblemente, pero aumentarla. De hecho, se pierde un 40%

de la potencial cosecha con las soluciones actuales.

Sin ellos se perdería otro 40% de producción, de cosechas.

Para conocer el proceso del desarrollo de productos,

"Agrosfera" ha podido acceder al Centro de Investigación

y Desarrollo de otra multinacional alemana.

Sus responsables buscan soluciones para el sector:

semillas, suelos y tratamientos adaptados a cada zona del planeta.

Los métodos agrícolas son distintos entre regiones o países.

Por eso debemos desarrollar soluciones a medida

para las distintas regiones.

Esta multinacional trabaja tanto con productos químicos

como biológicos en su división de semillas.

Realizan coberturas para evitar enfermedades

incluso antes de la germinación.

Trabajamos en la aplicación de productos

que irán adheridos a la semilla. Los tratamientos clásicos de semillas

son ingredientes químicos activos; son escudos que luchan

contra hongos e insectos. Desde hace un par de años

los combinamos con productos biológicos

para el tratamiento de semillas.

Productos como esporas, bacilos o extractos de plantas

que luchan contra enfermedades y hongos que puedan hallarse

en la semilla o en el suelo.

Cada año y medio suele surgir una nueva plaga

y los tratamientos van a la zaga. Lanzar un nuevo principio activo

tarda dos o tres años de investigación

y siete u ocho en los procesos de registro.

Para desarrollar un nuevo fungicida se tarda unos diez años

y cuesta entre 200 y 250 millones de euros.

Hay que probar que cualquier producto que desarrollamos

es seguro para el medioambiente y para los humanos.

Tanto el sector de fitosanitarios como el productor piden celeridad

en los registros y que primen los criterios científicos.

Cualquier decisión de los productos que se puedan o no utilizar,

debe tener una base científica detrás para que las autoridades competentes

tomen la decisión.

En Europa pesa más el principio de precaución, el riesgo cero.

Es algo que no existe, pero que se está aplicando al sector

frente a los beneficios que aporta.

Los ambientalistas niegan dichos beneficios

y abogan por la supresión alegando efectos negativos

sobre la biodiversidad y la salud humana.

Recuerdan la directiva comunitaria de usos sostenibles

de productos fitosanitarios.

Desde enero de 2014 todos los operadores europeos

están obligados a usar la gestión integral de plagas

que dice que solo se deben utilizar productos químicos

en última instancia.

Se trata de un negocio que emplea el 94% de la agricultura en España

y que supone unos mil millones de euros,

cifra que en Europa sube a diez mil millones

y cinco veces más a nivel mundial.

Vimos cómo la gastronomía del futuro se cocina en el presente.

Chefs, científicos, médicos y consumidores

buscan nuevas recetas e ingredientes que den respuesta

a las demandas alimentarias de las próximas generaciones.

Un equipo de "Agrosfera" se desplazó hasta Bélgica

para conocer los pormenores de esta iniciativa.

Estas fresas son muy especiales. Mantienen la forma y el color,

pero saben a albahaca. Tienen textura gelatinosa

y son muy suaves. Las ha preparado en esta cocina-laboratorio

Gaetán Richard, chef y doctor en química,

que nos explica las ventajas de cocinar a baja temperatura.

Todo lo que son vitaminas son moléculas sensibles

a la temperatura. Si trabajamos a temperaturas altas,

las moléculas desaparecerán, por eso trabajamos a baja temperatura,

que nos permitirá guardar las propiedades nutricionales.

Gaetán es el responsable de esta cocina del futuro,

en donde, además de ollas, sartenes y cacerolas,

hay tecnología de laboratorio. Como este aparato,

que sirve para calentar líquidos a una temperatura constante.

O este otro, que procesa alimentos congelados.

En el aparato hay una cuchilla que desciende por el bol,

aquí está el bol.

En el metemos un producto congelado y la cuchilla lo raspa

haciendo microcristales que quedarán dentro.

El resultado es una crema fría, muy suave y cremosa

que conserva todos los nutrientes.

Lo último en tecnología culinaria es esta impresora tridimensional.

Es un prototipo desarrollado hace 15 meses

a partir de otra de plástico.

Nos cuentan que trabajar con alimentos es más complicado

porque cada uno tiene una composición química diferente.

Nos dicen que no todos los alimentos se pueden imprimir.

Aquí trabajan con chocolate, queso, paté, masa de pan y caramelo.

El límite es que el producto sea sólido a temperatura ambiente.

El interés de la impresión 3D es la creatividad

y dar nuevos usos al chocolate para hacer nuevas formas,

figuras personalizadas y rápidas de elaborar.

No sustituye el trabajo de los artesanos,

pero es una nueva e interesante herramienta.

Esta cocina vanguardista forma parte del laboratorio gastronómico

inteligente de la Universidad de Lieja,

un centro que se creó hace año y medio.

Su objetivo, innovar en la alimentación,

diseñando nuevos productos o recuperando otros en desuso;

en cocina, con recetas originales que cambien nuestra dieta.

La idea es poder desarrollar la alimentación del futuro.

Responder a la demanda para alimentar al mundo.

Pero una alimentación sostenible y que respete la salud de la gente.

Para conseguir estos objetivos, cocineros, científicos,

informáticos, nutricionistas, médicos y diseñadores

trabajan de forma coordinada. El consumidor es también

una parte fundamental de esta iniciativa.

El consumidor está presente en todas las fases de la innovación,

desde la concepción de la idea, diseño de prototipos,

hasta testar esas ideas.

Hoy, estos consumidores analizan las posibilidades de este producto.

Laurence Gay, responsable del proyecto "Fruikiss",

les explica que esta lámina flexible y fuerte, fácil de plegar y cortar,

está hecha de fresas deshidratadas a 42 grados bajo cero.

Entre todos reflexionan sobre los usos y el mercado potencial

del alimento.

En mi opinión, se puede comer crudo y mantiene toda la calidad.

Se puede ingerir en todas las estaciones

y, sobre todo, los niños se ven atraídos por la forma

y lo comen como si fuera un bombón.

El mercado dirá, pero pienso que todo es posible.

Las aplicaciones comerciales pueden ser interesantes

para la gran distribución y pueden aportar soluciones

para la gente que come mal o para los niños que no comen

frutas y verduras.

De esta forma, tienen un acceso fácil a los alimentos.

Investigación, formación, asesoramiento de empresas

son ejes de este laboratorio de experimentación gastronómica,

donde la creatividad culinaria no tiene límites.

2016 ha sido el Año Internacional de las Legumbres.

Semillas que destacan por sus valores nutricionales,

son ricas en proteínas.

Son un cultivo que fija nitrógeno y ahorra agua.

Bondades que, por encargo de la ONU, han recogido en un libro

dos españoles que destacan también su versatilidad en la cocina.

Elisa conoce el campo desde que nació.

Es la tercera generación en una familia de agricultores.

Hoy, junto con su tío, revisa el crecimiento de lentejas,

aunque ya no son tan populares como hace años.

La comida rápida ha desplazado a las legumbres

y, bueno, esperemos que cambie.

No solo por sus propiedades nutritivas,

sino también por ser respetuosas con el medioambiente.

Es una de las pocas plantas que no necesita abono.

Aquí tenéis las bolitas de nitrógeno que generan de forma natural

las legumbres, en este caso las lentejas.

Recogen nitrógeno de la atmósfera, lo sintetizan a través

de una relación simbiótica de unas bacterias

y con ello consiguen aportar nitrógeno al terreno y fertilizarlo.

Ahorran agua, necesitan 20 veces menos para crecer

que cualquier otro producto animal.

Tenemos mil millones de personas que sufren hambre crónica;

500 millones de personas que están sobrealimentadas

en países desarrollados. Las rutinas de consumo

de los países desarrollados no son sostenibles para el planeta.

La legumbre resuelve ese problema.

Es cocina vegetariana

y está nutrida de proteínas y de una cantidad de elementos

que favorecen la salud.

Baratas y ricas en proteínas.

La FAO calcula que para erradicar el hambre en el mundo en el 2050,

haría falta un 70% más de plantaciones de legumbres.

¡Qué delicia!

Dame un poco de perejil, niña.

Platos de legumbres que inspiraron a Cervantes

y también a cocineros contemporáneos.

La FAO ha nombrado a Abraham García su embajador

porque en la carta de su restaurante nunca falta un plato de cuchara.

Pocas cosas me gustan más que un buen potaje

con garbanzos y castañas. En mi carta hay lentejas con curry;

les cambio la guarnición; las sirvo con cangrejo ruso;

con albóndigas de jabalí. En "El Quijote", "La Biblia".

Para los cocineros hay múltiples referencias a las legumbres.

"Nos las comas con mucha cebolla y ajo", dice el hidalgo,

"para que no saquen por el olor tu villanía".

Productos más tradicionales para la elaboración de platos

más vanguardistas.

Este año conocimos un cultivo singular: el ginseng coreano,

una planta de extraordinarias propiedades

contra la fatiga y el estrés según la milenaria medicina oriental.

Estaba restringido a Extremo Oriente y América,

pero tras muchos años de esfuerzo, se ha logrado cultivar en España.

Y en otoño salió la primera cosecha de ginseng soriano.

Una empalizada oriental protege la delicadísima plantación

de ginseng coreano.

Solo admite sombra, nada de encharcamientos;

el suelo absolutamente neutro, de pH 7.

Es un cultivo muy sensible

aunque ha conseguido resistir el clima severo

de las llanuras de Garray, en Soria.

Una zona privilegiada

para el cultivo de las plantas vivaces.

Estamos a 1200 metros. Estamos en el techo de vida

o cerca del techo de vida de muchas plantas.

Cuanto más cerca esté de ese techo de vida la planta,

más principios activos acumula.

Experto en hierbas aromáticas y medicinales,

Antonio, que las cultiva desde hace 40 años,

reconoce que el ginseng coreano ha sido todo un reto.

Este cultivo tiene ya siete años.

Es una planta oriental que requiere paciencia oriental.

Llevamos diez años ya. Tres años estuvimos

en la parte baja de la finca, empezamos a hacer experimentos;

contactamos una familia de coreanos, nos traspasamos a esta parte.

El año pasado sacamos una primera pequeña cosecha

y este año saldrá otro poquito más.

Cuando visitamos la plantación, Huopa se ocupa del riego

mientras quita las malas hierbas.

Del ginseng solo se aprovecha la raíz

y le pedimos que nos enseñe una.

Arranca una planta de cinco años.

Su raíz es gruesa y carnosa.

Nosotros los levantamos con seis años.

En más rico en principios activos que el resto del ginseng

que se comercializa.

La recolección será en otoño.

El ginseng se cultiva en Asia y América,

pero para Europa este es el estreno de un nuevo cultivo.

No conozco que haya otro cultivo y mucho menos en sentido ecológico.

Si lo hubiera en sentido ecológico, estaría en el mercado

y no encuentras ginseng ecológico en el mercado.

A excepción del soriano, claro.

El ginseng fresco no suele consumirse en Occidente,

aquí se comercializa sobre todo en cápsulas,

a las que se somete a estrictos controles.

Es ginseng es un estimulante sexual; cuando estás decaído,

es una planta que te sube la tensión. Sirve para eso, para activar.

Cuando nos llega al laboratorio, hacemos un análisis

de unos compuestos que se llaman ginsenósidos.

Se separan y podemos cuantificar qué cantidad tienen

para asegurar la cantidad de principio activo

y así, la gente que consume ginseng tiene la seguridad

de que va a activar su metabolismo.

Para su consumo generalizado, el ginseng fresco

se deshidrata y tritura.

Una vez que tenemos el polvo, se emblista y se encapsula

y queda un producto como el que veis aquí, finalizado.

Hay que tomar entre una y dos cápsulas al día.

Así queda el producto final.

En este caso, como veis, va marcado con fecha de caducidad y lote.

El ginseng soriano estará en los herbolarios

el año que viene.

De momento, su cultivo se ha hecho ya un hueco

entre las plantas medicinales aromáticas

que crecen al pie de las ruinas de Numancia,

muy cerca de la ciudad de Soria.

Seguimos apostando por las razas autóctonas

y evitar su desaparición es una de las labores

del Centro Regional Agrario de Castila-La Mancha

en Marchamalo, Guadalajara. En esta provincia

se han reintroducido la cabra negra serrana.

Y han animado a los ganaderos a criar la blanca celtibérica

o la oveja roya bilbilitana.

Una labor de preservación que mejora el medio natural

y la economía de las explotaciones.

José Antonio tiene este rebaño de 200 cabras,

la mitad son blancas celtibéricas, una raza autóctona

con 9180 cabezas en toda España, según el censo de 2015

de la Federación de Ganado Selecto. Por debajo de 10 000,

se considera que están en peligro de extinción.

En mi casa siempre ha habido cabras de estas.

Pero a raíz de que la carne tardaba mucho en hacerse,

se fue cambiando,

mezclándola con otras razas rústicas en carne

y se fueron perdiendo.

Llevo siete, ocho o diez años intentando devolver la raza.

Un proceso lento y costoso.

Es más rústica, se adapta mejor a los terrenos pobres y míseros

y la carne es más sabrosa.

Tarda más en hacerse, pero coge más sabor.

Las autóctonas son razas que se adaptan mejor

a climas extremos, como el de Alcolea del Pinar,

y son más resistentes a enfermedades.

Lo saben en este Centro Regional Agrario de Marchamalo, Guadalajara.

Aquí trabajan con los ganaderos para evitar que se extingan las razas

de oveja roya bilbilitana, alcarreña y ojalada,

y las cabras negra serrana y blanca celtibérica.

Ponerse en contacto con las asociaciones

para ayudarles y decirles cómo transformar un ganado cruzado

en uno puro. El primer año se compran unos 80 ejemplares

de una raza, hembras y machos que necesite el rebaño;

el segundo año se vuelven a comprar otras 80;

el tercer año ya se cría de lo que tenemos.

Y así hasta tener un rebaño de 500 o 600 cabras.

Una raza pura vale dinero,

para vender en vida.

Una raza cruzada para vender en vida no vale dinero,

solo vale para matadero.

Eso lo tiene que tener en cuenta los ganaderos.

En Guadalajara se ha reintroducido la cabra negra serrana.

Y se trabaja con otra raza autóctona,

la gallina negra castellana, de la que se han entregado

más de 2500 pollos y 800 huevos engallados

con el compromiso de en tres años tener esta gallina en el corral.

También se estudian sus características.

Queremos comprobar, primero, la puesta que hace

en un estudio de puesta y, segundo, la dureza

y los años que resiste a enfermedades y a todo.

Todo para que estas razas las puedan disfrutar también

las nuevas generaciones.

2016 ha sido un buen año para los criadores

del gallo del Penedés, una raza autóctona

recuperada con mucho esfuerzo y a la que se dedican

16 criadores de esa comarca de Tarragona.

Desde junio tiene el sello IGP europeo,

una distinción que la Comisión Europea

les ha otorgado por la singularidad de su carne fresca.

El registro IGP aprobado por la UE protege la carne fresca

de la variedad Penedesenca negra, mejorada de la raza tradicional,

cuya carne se caracteriza por su color rojizo

y su calidad gustativa. El secreto está en su cría al aire libre

entre los viñedos de la comarca del Penedés y en su alimentación,

basada en el maíz y una aportación del 5% de pepita de uva.

Después de muchos estudios, pues,

intentamos poner en la dieta un 5% de pepita de uva.

Después de unos estudios tanto químicos

como organolépticos, nos dio la gran sorpresa

que químicamente aumentaban los ácidos grasos saturados,

que son los sanos.

Hay 16 criadores asociados de las comarcas del Penedés,

Segarra y Anoia que se han unido para preservar esta raza

de la que se han conseguido cuatro variedades:

la negra, la aperdizada, la trigueña y la barrada.

Todas presentan unas características muy diferenciadas en su anatomía.

La característica más importante sería el clavel,

la oreja blanca también y la pata negra sobre todo.

Su plumaje negro azabache

también es característico de la raza.

El gallo del Penedés es una raza autóctona

que ha sido recuperada gracias a un trabajo realizado

desde finales de los 80 por el genetista Amadeu Francesch,

un gran biólogo que murió a principios de junio

sin poder contemplar el reconocimiento de su tarea

por parte de la Unión Europea.

Era el padre de la raza y nos ha dejado huérfanos.

Es un poco así aunque hablemos de animales y personas a la vez.

No hay nadie como él.

El reconocimiento europeo tardó tres años en llegar

y ha sido un proceso plagado de documentos, informes técnicos

y análisis organolépticos. Todo para conseguir la pervivencia

de una raza que existía en la Edad Media.

La Feria del Gallo de Vilafranca del Penedés

ha sido durante ocho siglos el núcleo comercial

a partir del cual la gallina y el gallo negro han sido conocidos

y consumidos en el área de Barcelona.

La Feria del Gallo, que se remonta el siglo XII,

era el espacio más importante donde se vendían estas aves.

Estas aves y los huevos. Los huevos de las cuatro variedades,

o algunas de ellas, de esta raza,

hacían unos huevos rubios, o sea, marrón oscuro,

que estaban muy preciados en el mercado.

La presentación en sociedad de las nuevas IGP

del gallo negro del Penedés se prepara para la próxima

Feria del Gallo en Vilafranca del Penedés

a finales de diciembre.

Durante este año hemos mostrado muchas iniciativas

para reactivar la economía en zonas que se despueblan.

Allí donde la inercia conduce al abandono,

hay agricultores y ganaderos que le han dado una vuelta

a productos tradicionales. La clave está en innovar

y en diversificar actividades para mantener estas zonas vivas

e impulsar su cultura.

Reinventarse desde la tradición para ganar el futuro.

Las pequeñas industrias y la innovación son una alternativa

en zonas donde el abandono del campo es una realidad.

Verónica, con su marido Adolfo, nos muestra

cómo han ampliado su negocio de venta de miel con un aula apícola

en La Carrera, Ávila.

En este aula lo que se hace, o lo que intentamos hacer,

es transmitir lo que ha sido la apicultura

a través de los tiempos. Empezamos desde la Prehistoria,

con una representación de una pintura rupestre,

y vamos haciendo un recorrido de todas las civilizaciones.

Una visita que nos muestra los diferentes tipos de colmenas.

Los corchos serían las primeras colmenas que se usaban

y luego haríamos un recorrido de las que se utilizan actualmente.

Esta, por ejemplo, es la que más se trabaja ahora en España,

que es la trashumante, la colmena de malla.

Se explica cómo se distribuye la colmena; cómo trabaja la abeja.

Es una de las joyitas del museo, es un extractor de muchos años.

Una vez que estaban los cuadros dentro,

lo que se hacía es, con la polea,

esto coge mucha velocidad.

La miel sale despedida hacia los laterales,

luego quitaríamos el tapón y de ahí saldría la miel.

Verónica, tenemos uno de los sitios que llama más la atención

a los visitantes, ¿no? -Es una parte que gusta mucho.

Aquí podemos ver una colmena, cómo trabajarían de forma natural.

Impresiona el sonido y el olor.

Con cuidadito.

(Zumbido)

Aquí se explica cómo es la vida interior de la colmena;

las diferentes castas. La reina, cómo organiza la colmena.

La Picorea toma su nombre de la abeja

que extrae néctar de las flores y elabora la miel.

Adolfo nos cuenta el proceso de fabricación.

Cuando observamos que el cuadro tiene

más de tres cuartas partes desoperculado,

con el cuchillo quitamos los opérculos.

Esto es cera que han generado las abejas

para que la miel no se derrame

y se conserve perfectamente.

Cogemos el cuadro y lo metemos en estas máquinas.

Son centrifugadoras y a la vez que coge velocidad,

sale despedida. Y cuando la cubeta tiene bastante agua,

abrimos el grifo y lo pasamos a unos filtros

para quitar los restos de cera.

El resultado lo vemos al final del proceso.

Es una miel de bosque, de esta zona.

El 90% de ella es o de roble o de encina.

Es una miel pura, natural.

Son mieles más escasas porque es de la melaza de la bellota,

pero mieles de muy buena calidad.

Para que la bellota se mele,

tiene que llover y hacer unas temperaturas,

a finales de primavera, principios de verano, determinadas.

Si no, no se mela.

Esteban también trata de innovar su negocio de la sidra

para dar salida a los excedentes en una zona

que tuvo una importante producción de manzana.

Los pomares de Gredos están en esta comarca,

la comarca de El Barco de Ávila.

Tejares, Nava del Barco, Tormellas,

hace aproximadamente 30 o 40 años,

aquí se sacaban unos 20 millones de kilos.

En estos momentos, un año bueno de cosecha de manzanas

viene a ser alrededor de unos 2,5 millones de kilos.

La originalidad de Esteban es que la suya

es la única sidrería de la provincia.

Casi toda la variedad de manzana que se produce en esta zona

es la variedad reineta blanca del Canadá.

Cuando te estés bebiendo un vaso de sidra natural,

que te dé la sensación de que te bebes una manzana reineta.

Pero Esteban apuesta por la innovación

con nuevos productos.

Cada año tener algo nuevo, innovar algo,

aunque fuese un detalle mínimo.

Hay un proyecto que ando detrás de él desde hace varios años,

que es producir la "manzanada".

Es la sidra que no sobrepasa los dos grados de alcohol.

Seríamos los únicos en España en producirlo.

Proyectos futuros y otros en marcha partiendo de la sidra,

como el vinagre.

Da un sabor y un aroma muy peculiar

a los platos en los que se emplea.

O también la sal.

Es un producto nuevo que acabo de descubrir este año.

Y esto es escama de sal o flor de sal.

Es la primera sal que se queda evaporada

cuando ha estado macerada con la sidra.

En estas bandejas deposito, en este caso, sal fina.

Si fuera sal gruesa, la pongo a macerar con sidra dulce

y, simplemente, lo dejo que se evapore.

Este es el producto final:

sal gruesa con sidra y snack de manzana

y sal fina con sidra preparada para aliñar

ensalada de higos y queso del Tiétar.

En este recorrido no podemos olvidar el producto estrella de la zona,

las judías de El Barco.

José Miguel ha sabido encontrar un punto original.

En 2014 recibí un premio a nivel nacional

como Joven Innovador.

Básicamente, porque soy el primer joven

que envasa las judías de El Barco de Ávila al vacío.

Envasamos en cajita, saco de medio kilo y saco de kilo.

La cajita viene para ciegos. Y trae una receta dentro

de cómo prepararlas de diferentes formas.

Fórmulas para renovar con pequeñas industrias

unas actividades agrícolas que en esta comarca

están en retroceso.

Teruel es uno de los territorios que sigue perdiendo población,

sobre todo el Maestrazgo, con tan solo tres habitantes

por kilómetro cuadrado.

Un caso extremo lo encontramos en La Estrella de Mosqueruela.

Hace 40 años se marcharon sus más de 300 habitantes,

todos menos un matrimonio, hoy octogenario.

Esta es la historia de Sinforosa y Juan.

Llegar hasta los últimos supervivientes de La Estrella

es serpentear por pistas peligrosas cercando barrancos

para vislumbrar este barrio de Mosqueruela

que alberga una historia de amor, la que protagonizan Juan

y una Sinforosa tímida que alimenta su única compañía.

81 y 82 años, la mitad de su vida en soledad.

En soledad llevamos 40 y pico de años.

En ocho o diez años se fue toda la gente.

No había manera de vivir tampoco.

Había maestro, maestra, cura, alcalde, alguacil.

No tenían casa cuando se casaron, todas estaban llenas.

Recorre Juan en penumbra la que les prestó el obispado,

hogar de condesas, de curas y donde todos, en turno,

se hacían su pan.

Esta era la escuela de la maestra.

Aquí tenía la mesa, las sillas y dos o tres bancos allí.

Con achaques, pero solo hace cinco años que se iluminan

cuando brilla el sol fuera.

Ahora con las placas solares tenemos luz, nevera y congelador.

Sin reloj, se guían por los dos del pueblo

con el tiempo que les marca el sol,

uno para la mañana, otro para la tarde.

Si hay gente, cambia. Pero si estamos los dos,

cuando hay hambre pues...

Y cuando tienen sueño, duermen. Y saben de lo que ocurre

más allá de su reino... "La Guardia Civil..."

Por la radio. El móvil no funciona.

Desde la curva, que hay allí unas matas de hierba,

hay buena cobertura para llamar.

Los viajes a la fuente les permite beber, comer y lavarse.

Esta es la lavadora de Sinforosa,

que lava aquí. A veces yo también lavo.

También sé lavar.

Hace años que abandonaron el huerto y se quitaron los animales.

Sin pastos, con viajes con cubas interminables para regar,

van todas las semanas a comprar al pueblo más cercano,

donde vive su hijo.

El río seco, el cauce de su soledad.

Y en el río este había barcos, de eso me acuerdo yo.

Y ahora se ha perdido. Si no hay agua, no hay vida,

ni plantas ni personas ni animales.

No vendrán porque no hay comida para comer ni vida.

Viene gente. A lo mejor vienen a la semana los sábados y domingos.

Una riada acabó con la mitad de las casas del pueblo, 26 muertos.

De aquello hace más de un siglo.

Algunas se están restaurando, otras se hunden, como este lugar.

Se asoma Sinforosa sabedora de que marcharán con su hijo

cuando ni la salud les acompañe.

Sacarla de aquí es matarla, como digo yo,

no quiere salir de aquí.

Porque no he cogido ganas de marcharme.

Muchos pueblos del Maestrazgo siguen la estela de La Estrella.

La Cuba el año pasado vio marchar a ocho vecinos.

Dos familias, cuatro niños y son 37 habitantes.

O Tronchón, que el año pasado vio marchar a 14 de sus 68 vecinos.

Lo llaman "el reino del silencio" y no es poesía,

es una enfermedad que está matando poco a poco

al Maestrazgo.

Monesterio, así se llama uno de los nueve pueblos

que componen la comarca de Tentudía, al sur de Badajoz.

Un territorio donde se suceden las dehesas

de encinas y alcornoques. Y el guarro, 100% ibérico,

es el eje de la economía. Les invitamos a disfrutar

de otras joyas de la comarca, como el monasterio del siglo XIII

o la Casa Museo de Zurbarán.

Nosotros aquí, guarro. Guarro, cochino.

Cerdo no se suele decir mucho.

Mimamos mucho al guarro.

Lo importante es que el guarro coma bellota; que esté "campeao",

que se mueva. Y vamos viendo la cerca esté mejor de producción;

que tengan verde, que tengan sus charcas.

Al guarro le encanta todo eso.

En Extremadura hay unas dehesas preciosas.

Tienen una arboleda espectacular.

Bueno, La Purificación para nosotros es nuestra vida.

Esta era la ilusión de mi padre, mi padre falleció hace ocho meses.

Y ahora es la ilusión de mi madre, de mi hermana y mía.

Tres mujeres para La Purificación,

una dehesa al sur del sur de Extremadura,

en la frontera con Sierra Morena y Huelva.

Son 500 hectáreas. De regadío hay algunas

y lo demás todo es encinar.

Una finca a disposición del rey de la dehesa,

el cerdo ibérico.

Nuestro guarro es 100% ibérico. La madre es ibérica

y el padre, el berraco, el macho, es 100% ibérico.

Da mucha dulzura al jamón. El guarro ibérico es como más mimoso.

Rústicos, oscuritos, pelones,

muy andarines bajo las encinas rebuscan las últimas bellotas.

Están al final de la montanera y ya rondan las 17 arrobas,

los 200 kilos.

A estos les quedan unos días de vida.

Ha salido una normativa nueva que es una hectárea por guarro,

un guarro por hectárea más o menos.

Y eso está bastante bien porque hay mucha gente

que quizá cría 100 guarros en 20 hectáreas,

eso es una bellota engañada.

En La Purificación se crían al año 400 guarros.

Siguiendo las leyes de la dehesa, respetuosa con la naturaleza,

que implantó el desaparecido Juanín Hernández,

afamado ganadero del pueblo de Monesterio.

Monesterio: 4300 habitantes.

Pueblo de carretera en plena Vía de la Plata,

camino de Santiago.

Rodeado de dehesas,

es uno de los principales focos productores de jamón ibérico

de toda España.

Para Monesterio es todo.

Incluso tenemos un museo dedicado al jamón,

al producto más emblemático de la localidad.

El Museo del Jamón de Monesterio abrió sus puertas en 2012

y es un museo muy interactivo.

La gente cuando viene, hay recursos que le llaman mucho la atención,

como la báscula, en la cual te puedes pesar en arrobas,

que es como se pesan a los cochinos.

Un museo para resolver dudas y recuperar antiguas escenas

de matanzas tradicionales.

En Monesterio, el 40% de las familias

viven del cerdo ibérico.

Por la zona hay un microclima

que le da una intensidad y un sabor y, sobre todo, un aroma peculiar

o diferente, lo que le da esta zona al jamón.

En Monesterio un campeón nacional de cortadores de jamón

nos ayuda a conocerlo.

Para diferenciar un buen jamón, más que fijarnos en la carne,

hay que fijarse en la grasa:

la fluidez, la textura de la grasa, el color.

El ibérico tiene que tener grasa.

Y más el ibérico de aquí, 100%; cuanto más grasa, mejor.

Aquí tenemos una loncha perfecta de grosor, de tamaño

desde la parte de la carne a la parte de la grasa;

con la grasa bien filtrada y muy finita, transparente.

Con 28 años, Jesús produce sus propios jamones

siguiendo el método artesanal de la dehesa.

Como se hacía antiguamente, tradicionalmente,

sin darle grandes achuchones, secaderos artificiales,

para sacar el producto, para llegar a una calidad muy buena,

sin prisas.

Yo siempre digo que sin prisas,

si no se hace en tres años, pues cuatro.

Luego lo vamos a disfrutar más.

Monesterio está en la comarca de Tentudía,

una demarcación joven, con mucho pasado,

pero con apenas 40 años de historia comunitaria.

Esta tierra se constituye por este pantano,

el pantano de Tentudía. Muchas veces presentamos la comarca

como una comarca con historia y agua.

Es el origen de la unión de los pueblos.

Los territorios de la comarca de Tentudía

han estado históricamente vinculados a la Orden de Santiago.

Para los nueve pueblos que forman parte de esta comarca,

el Monasterio de Tentudía es, sin duda,

el símbolo histórico y cultural más importante.

Hubo una batalla cuando Fernando III el Santo

estaba avanzando en su reconquista de la zona hacia Sevilla.

Mandó a Pelayo Pérez Correa, maestro de la Orden de Santiago,

a que limpiara de moros todas estas sierras.

En 1247 se libra esta batalla y al ver Pelayo Pérez Correa

que se acababa el día y no conseguía vencer en la batalla,

hincó rodilla en el suelo y suplicó clamando al cielo:

"Santa María, detén tu día".

Cuenta la leyenda que apareció la Virgen,

detuvo el día, avanzaron y consiguieron ganar el terreno

y ganar la batalla a los moros.

En agradecimiento, la Orden de Santiago

levantó en el siglo XIII una ermita en el punto más alto de la sierra.

Con el paso de los siglos,

se amplió hasta convertirse en monasterio.

Tiene su pequeño claustro mudéjar,

que fue lo último que se edificó a principios del siglo XVI.

Y después tiene la iglesia, que tiene dos capillas

adheridas en los laterales del altar.

Aquí descansan varios maestres de la Orden de Santiago.

Lamentablemente, el valioso retablo del azulejero Niculoso Pisano,

del XVI, no puede apreciarse bien al quedar oculto

tras la imagen de la Virgen.

Desde el Monasterio de Tentudía se alcanza a ver

otra arquitectura monumental de la comarca,

el Conventual Santiaguista de Calera de León.

Es la joya del pueblo. Es un pueblo muy chiquitito,

de 1000 habitantes. Se construyó como una ampliación

del Monasterio de Tentudía. En 1528 comienzan a edificarlo

para que los monjes que residían en Tentudía se trasladaran aquí,

por las malas condiciones climatológicas de la sierra.

El Conventual es un edificio que puede ser visitado,

tiene un horario de visitas, igual que el Monasterio de Tentudía,

y alberga las instalaciones del ayuntamiento del municipio.

Más atractivos culturales en Tentudía.

En el pueblo de Fuente de Cantos,

la casa museo del pintor del Siglo de Oro español,

Francisco de Zurbarán.

Se mantiene la estructura de la casa original de como era.

Cada una de las zonas representa una parte

de una de las obras.

En la casa de Zurbarán uno se reencuentra en vivo

con su famoso "Bodegón con cacharros".

Se intenta representar lo que se utilizó:

los pinceles, los pigmentos de aquellos tiempos.

Los pinceles son de verdad, un palo con pelo de verdad

y amarrado con una guita.

SY por los rincones: panes, objetos cotidianos de la época.

Un repaso a la vida y obra del maestro

y una copia de su partida de bautismo

fechada en Fuente de Cantos.

Fuente de Cantos es su pueblo.

A nosotros, pues sí, nos recuerda todo a Zurbarán

porque tenemos todo de Zurbarán: calle Zurbarán, museo de Zurbarán;

Centro de Interpretación de Zurbarán; parque de Zurbarán.

Es nuestro hijo más importante.

400 años atrás, Zurbarán crecía por los campos de Tentudía.

Con la misma luz, con los mismos sonidos de la dehesa

que se repiten en las mañanas de invierno.

Es una naturaleza en armonía,

en paz.

Ensimisma a los nuevos ganaderos de la comarca.

Yo nací en la dehesa, hasta los diez años

estuve con mi padre en el campo y era mi ilusión.

La verdad es que estoy encantado.

Aquí tenemos cerdos, vacas.

Y es el complemento para que sea medio rentable

con un alojamiento que hemos hecho dentro del cortijo.

Hace cinco años que Manuel se hizo dueño de Las Dehesillas,

una finca de 100 hectáreas con cortijo del siglo XX

en el municipio de Monesterio.

El edificio lo acondicionó para alojamiento rural

con capacidad para 19 personas.

Queremos llevar lo que es turismo rural

agarrado de la mano de lo que es explotación ganadera.

Es para lo que es.

Vienen, pueden visitar los cerdos; se integran entre las vacas;

pueden arrimarse a un becerrito; pueden montar a caballo,

tenemos caballos que son una maravilla.

La diferencia cuando la gente viene de la ciudad

y los niños se meten entre las vacas, entre los cerdos, pues alucinan.

Una arcadia feliz representativa del ecosistema de la dehesa

en la comarca de Tentudía.

Bosques de encinas y alcornoques con abundante pasto,

donde ganaderos y naturaleza

han encontrado su equilibrio perfecto.

(MUGEN)

La semana que viene nuestro turismo rural

pasa por La Gomera, la isla colombina

que ha conservado hasta nuestros días

la forma de comunicación que utilizaban

los primeros habitantes de las islas: el silbo.

Los primeros pobladores vienen desde el norte de África,

del Magreb, y con ellos viene el silbo a la isla.

(SILBA)

Rastros de una forma de vida que desapareció con la conquista

y que se reconstruye en centros

como el Museo Arqueológico de San Sebastián.

Un museo que habla de la vida de los antiguos gomeros.

El mundo prehispánico dejó otras muestras de su cultura

que han llegado a nuestros días, como la cerámica

de las últimas artesanas de El Cercado.

Voy a hacer una bandeja de carne que se hacía antiguamente.

La Gomera atesora endemismos como la laurisilva

en el Parque Nacional de Garajonay o sus lagartos gigantes.

Se distingue por la garganta blanca, un collar natural que tienen.

De su tradición cultural vienen alimentos como el gofio.

Es un producto natural: cereal tostado y molido.

Y recetas que son la carta de presentación de su cocina,

como el almogrote.

El queso y ahora ponemos el mojo.

Un recorrido por La Gomera y sus mundos

la semana que viene en "Agrosfera".

Hoy terminamos con imágenes de los Dólmenes de Antequera,

que desde este año ya forman parte del Patrimonio Mundial de la Unesco.

Unas construcciones megalíticas de más de 6000 años

levantadas por los primeros pobladores de Andalucía.

Ya estuvimos allí para mostrárselas. Y nuestro cierre sale

desde esa propuesta de turismo rural.

Nos vemos en siete días. Hasta entonces,

buena semana a todos.

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Agrosfera - 31/12/16

Agrosfera - 31/12/16

31 dic 2016

Programa informativo agropecuario y de turismo rural, de actualidad, semanal

ver más sobre "Agrosfera - 31/12/16" ver menos sobre "Agrosfera - 31/12/16"

Los últimos 892 programas de Agrosfera

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos