Toma uno Radio 3

Toma uno

Sábado y domingo de 13.00 a 14.00 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • De las Dixie Chicks a Warren Zevon

Toma Uno - De las Dixie Chicks a Warren Zevon - 07/09/19

07 sep 2019


Las Dixie Chicks nunca han pasado inadvertidas y han dicho casi todo sobre ellas. Alguien llegó a escribir que son “un tesoro del punk rock”… y seguro que duerme tranquilo. El último día del mes de Agosto de 1999, hace 20 años, se publicaba Fly, el álbum que marcó la carrera de las Dixie Chicks, un grupo de referencia para nuestro programa y por ello hoy queremos recordar las esencias de aquel disco definitivo escuchando algunas de sus canciones más significativas y escuchando también las primitivas versiones originales de aquellos temas que el trío eligió para incluir en aquel registro. Fly debutó directamente en el No.1 de las listas y ha vendido más de 10 millones de copias. Lo abría "Ready To Run", una invitación a abandonar tu propia boda que formó parte de la banda sonora de la película Novia a la fuga, que protagonizaron Julia Roberts y Richard Gere.

“Goodbye Earl” trataba de forma divertida, algo impensable en la actualidad, sobre la violencia machista. La víctima de los abusos pide ayuda de una antigua compañera de ha high school para acabar con su marido maltratador. La canción fue compuesta por Dennis Linde, autor de temas tan populares como “Burning Love”, y aunque el hecho ha quedado prácticamente olvidado la primera versión de la canción la realizaron Sons Of The Desert para un segundo álbum del grupo para el sello Epic que nunca fue publicado. Epic y Monument, la compañía por entonces de las Chicks, son subsidiarias de Sony y esta no quiso que hubiera competencia con el trío que estaba triunfando con su primer álbum Wide Open Spaces.

El resultado de mezclar el country con la guitarra de rock dio un cierto éxito en Australia al neozelandés Keith Urban, donde consiguió que tres de sus singles llegaran al primer puesto y pudo lanzar un álbum en 1991, con su nombre como título, que tuvo un gran éxito y que fue reeditado en el 97. Pero él sabía desde el principio que para triunfar en el country tendría que ir a América. Hizo varios viajes a Nashville pero era consciente de que debía instalarse allí definitivamente. Una vez instalado, formó el trío The Ranch con su compañero australiano el batería Peter Clarke. El bajista original volvió muy pronto a las antípodas, pero el virginiano Jerry Flores encajó rápidamente como nuevo miembro. Sus actuaciones en directo llenas de energía y con Keith como guitarra solista les consiguieron un contrato para grabar en Capitol Nashville, publicando su álbum de debut, The Ranch en 1997. En aquel único trabajo del grupo apareció por vez primera “Some Days You Gotta Dance”, donde se ejemplariza que el amor es una carga temporal.

En su álbum Fly, las Dixie Chicks incluyeron originalmente "Cowboy Take Me Away", una canción con el deseo de una relación romántica y emotiva, llena de alegría, cuyo título estaba tomado del eslogan de un anuncio de productos de belleza y baño de la marca Calgón. Además de ser No. 1 en las listas de country, pasó a ser uno de los temas fundamentales de su gira Fly Tour. Como en el caso de “Ready To Run”Martie compuso la canción junto a Marcus Hummon. En "Cowboy Take Me Away" se siente la soledad liberadora que puede encontrarse en el oeste, dando más al escenario que al propio vaquero protagonista.

Your Love and Other Lies, editado en 1995, es el álbum de debut en solitario de Buddy Miller, uno de los referentes más sólidos de la Americana music. El artista de Ohio compuso "Hole in My Head" junto a Jim Lauderdale para aquel trabajo y contó por supuesto, con su maravillosa mujer, Julie, en los coros. Las Dixie Chicks supieron encontrar entre maravillosas canciones grabadas en el salón de la casa de Buddy la deliciosa “Hole In My Head”, que se añadió a Fly hace ahora 20 años.

Suzy Bogguss grabó “Cold Day In July” siete años antes de que lo hicieran las Dixie Chicks, ya que formó parte de su cuarto álbum en Capitol,Voices in the Wind, en 1992. Preparada para dar el paso definitivo, se reafirmó con aquel registro poco después de conseguir el Horizon Award de la CMA. Había trabajado de camarera y de forma eventual llegó a grabar un disco de ínfimo presupuesto con Wendy Waldman que intentó vender durante el tiempo que estuvo en Dollywood, donde fue descubierta por Jim Foglesong, por entonces presidente de Capitol Nashville, con quienes consiguió firmar un contrato de grabación.

En la primavera de 1996, debutada Patty Griffin con el álbum Living with Ghosts que era en realidad volver a grabar en el estudio las canciones que la artista de Maine había entregado en una maqueta al sello A&M que lanzó el disco. Solo encontramos una guitarra y su voz, impactante de verdad. Tiene un tremendo rango emocional, parece frágil y vulnerable, pero posee una intensidad apasionada. A partir de “Let Him Fly”, las Dixie Chicks eligieron un par de temas de Patty Griffin para su disco de continuación, Home, como fueron "Truth No. 2" y "Top of the World".

“Sin Wagon” formó parte del álbum Fly de las Dixie Chicks, allá por 1999 y su título hace referencia a una escena de la película Grease, en la que Sandy llama al coche de Danny “sin wagon” tras ir al cine al aire libre. La canción animaba a dejar salir de vez en cuando la imagen menos recogida de la mujer contra el estereotipo de quedarse en casa, muy habitual por entonces en la música country.

Nacido en Chicago a comienzos de 1947, Warren Zevon tuvo una madre mormona y un padre relacionado con un gángster de Los Ángeles. La pareja se separaba y reconciliaba con facilidad y, por ello, él pasaba de una a otra casa cuando la familia (o lo que fuera) se mudó a California. Era consciente de que lo bueno y lo malo coexisten y están omnipresentes. Hoy recordamos que murió hace 16 años y rememoramos algunas de sus canciones más reconocidas en otras voces.

Warren Zevon empezó cantando a dúo con una compañera de colegio, lideró la banda de acompañamiento de los Everly Brothers, compuso para los Turtles y grabó con Manfred Mann. En sus comienzos llegó a editar un par de álbumes y, ante la falta de cariño de sus paisanos, se vino a España a mitad de los 70, fijando su residencia en Sitges hasta que decidió poner rumbo a Los Angeles. En una California efervescente se encontró con personajes del calibre de Stevie Nicks y Lindsey BuckinghamJackson Browne, que produjo su disco de 1976, los Eagles, o Linda Ronstadt. Fueron sus mejores momentos. Linda, que no podrá volver a cantar a causa del Parkinson, interpretó distintas canciones de su amigo Warren Zevon, llegando a utilizar “Hasten Dawn The Wind” como título de su álbum de 1976. El tema se refiere a los últimos días de una relación amorosa.

El canadiense Murray McLauchlan fue el primero en “Carmelita”, pero es mucho más fácil de recordar que Linda Ronstadt la cantó en Simple Dreams y Dwight Yoakam la versionó en el álbum que Flaco Jiménez grabó con el nombre de Partners. Pero para escuchar la historia de un escritor heroinómano enamorado de una chica mejicana, aunque se refiere más a la ciudad de Los Angeles que a los personajes. nos hemos acercado a Cross Canadian Ragweed y su álbum Happiness And All The Other Things, editado hace 10 años para conmemorar el décimo quinto aniversario de la banda. Esta versión fue el corte escondido de aquel trabajo del grupo de Oklahoma.

La única canción de Warren Zevon que estuvo en el Top 40 es “Were Wolves Of London”, un divertimento sobre los lugares del área de Los Ángeles que frecuentaba de noche. Con la base ritmo de Fleetwood Mac (John McVie y Mick Fleetwood) en la versión original, la letra era tan macabra como divertida. Su buen amigo Jackson Browne produjo aquel disco con él. El californiano David Lindley publicó en 1988 su álbum Very Greasy, el último con El Rayo-X, la banda de enormes amigos músicos formada en 1981. Y en este caso encontramos a Linda Ronstadt como productora.

En Excitable Boy, el tercer registro de la discografía de Warren Zevon, que vió la luz en 1978, estaba "Poor Poor Pitiful Me", una canción muy del estilo con el que el artista encaraba la vida. Después de que pasaran 22 años y tras una excelente recreación de Linda RonstadtTerri Clark, una artista canadiense muy relacionada con las tradiciones del country realizaba esta versión en su segundo álbum, Just The Same, que venía a poner en tela de juicio a quienes solo relacionan ese género musical con el conservadurismo recalcitrante. La canadiense estaba cantando sobre un suicidio fallido, violencia doméstica y sadomasoquismo. Era “Poor Poor Pitiful Me”, es decir Warren Zevon en estado puro.

ver más sobre "Toma Uno - De las Dixie Chicks a Warren Zevon - 07/09/19" ver menos sobre "Toma Uno - De las Dixie Chicks a Warren Zevon - 07/09/19"

Los últimos 988 programas de Toma uno

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios